SOY MASOCA. Disfruté jugando al Punisher de Mega Drive.

Siguiendo con la iniacitiva que propuse el otro dia, la iniciativa: "SOY MASOCA. Disfruté jugando al…", cuyas bases para participar podéis leer pinchando aquí, hoy escribo con algo de retraso mi propio artículo dentro de esta iniciativa en la que ya preveo que la participación será desgraciadamente nula dada la cantidad de cosas que hacer que tenemos todos en estas fechas. No obstante la iniciativa seguirá abierta para todo aquel que, como yo haré ahora mismo, quiera sincerarse y reconocer que disfruté jugando a algún juego bazofia con un artículo de humor. Así que allá voy.

Amigos, SOY MASOCA. Disfruté jugando al Punisher en su versión Mega Drive…

Para empezar hay que aclarar que Punisher es un pedazo de beat´m up de Capcom (de la época dorada, junto con otros como Captain Comando, Knights of the Round, Final Fight…) de una calidad considerable que gozó de gran éxito y reconocimiento en su versión recreativa. El problema es que a Capcom le dio por hacer una versión para Mega Drive, la consola de 16 bits de Sega, y la verdad, no parece que la gente de Capcom tuviese realmente un gran interés en hacer una conversión digna.

La carátula ya era un presagio de lo que íbamos a encontrarnos en el juego. ¿Estais preparados para verla? Pues venga.

 

 

Jajaja, qué fuerte. Increíble el careto del pavo, ¿no?  Menos mal que estábamos hablando de Punisher, un personaje de cómic para cuya portada podrían haber utilizado más de una ilustración de calidad de algún dibujante bueno. Pero, ¿para qué? esta portada refleja mejor el auténtico motivo de la mala leche de Punisher, un estreñimiento crónico. Pero bueno, una portada es solo una portada, y en aquella época las portadas en muchos casos y salvo honrosas excepciones no eran precisamente una demostración de arte, pero hablemos del juego en sí.

La versión de Mega Drive del Punisher de Capcom parecía estar basada en cualquier juego menos en el Punisher de Capcom. Los personajes eran enanitos, los escenarios tenían menos colores que el parte del NODO, la música era un castigo para los oídos. Aquí os dejo unas imágenes para que comparéis la versión original de la recreativa con la versión Mega Drive. ¿Adivináis cuál es cuál?

 

 

Difícil, ¿verdad? Y más sin comodines. Si no acertáis ahora podéis recuperar en Septiembre.
 
Para más guasa, la versión estaba capada. Se eliminaron algunos tipos de enemigos, las malvadas féminas aparecían considerablemente más tapadas que en la versión original, el resultado era que te pasabas todo el juego matando a los mismos 4 o 5 enemigos una y otra vez. Además, los enemigos finales venían a tener el mismo tamaño que los enemigos normales, por lo que sólamente sabías que estabas en el jefe de final de fase porque el enemigo no era uno de los 4 o 5 de siempre y porque la música se ponía más pesada y cargante si cabe intentando crear atmósfera de tensión.
 
Pero entonces, ¿por qué me pasé tantas y tantas horas con este juego? A ver, analizaré este fenómeno. Lo cierto es que, pese a sus múltiples y variadas carencias en el fondo tenía una mecánica similar al original (mecánica consistente en machacar enemigos a lo Bud Spencer no muy dificil de copiar, por otra parte), por lo que jugablemente no estaba taaan alejado. También hay que tener en cuenta que a mí este tipo de juegos me gustaban mucho, y que daba la casualidad de que no tenía ninguno para mi Mega Drive de este tipo, porque los Street of Rage nunca estuvieron en mi estantería. Así que un día me regalaron este juego y me lo pasé tropecientas veces. Además, enganchaba más si jugabas con alguien (el segundo jugador llevaba a Nick Furia, personaje de idéntico manejo), y en mi caso me lo pasé muchas veces o bien con mi hermano o bien con un colega que también se lo compró (para que veáis que hay más de un masoca en el mundo).
 
En fin, ahora que he reconocido esta pequeña  mancha en mi expediente me siento mucho mejor. Os animo a todos a escribir sobre ese pequeño bodrio de juego odiado por todo el mundo y por la crítica pero que ha conquistado o conquista actualmente vuestro corazón y vuestras horas de ocio.
 
¡Ah! Y si tenéis tiempo pillad este Punisher en algún emulador de Mega Drive y lo veis, y si podéis pillarlo en emulador de recreativa y en el de Mega Drive comparad y veréis qué cambio, jajaja.  Pues nada, a ver si hay más gente que se sume a la inciativa… ¡SOY MASOCA!