God of War 3: Mis impresiones sobre la beta

El otro día entré a mi correo y, para mi sorpresa, un mensaje de Sony me invitaba a descargar mediante un código la demo del God of War 3. Como fan de la saga no lo dudé un instante, claro está, y tras jugarla creo que ya puedo compartir con todos vosotros mis impresiones sobre el que está llamado a ser uno de los grandes de Sony y su PS3 para 2010. Seré breve.

Lo cierto es que tras los vídeos que llevamos meses viendo, tenía el temor de que el juego fuese demasiado conservador, demasiado parecido a las anteriores entregas, ya que eso es lo que me parecía. Tenía la esperanza de que al jugarlo, el juego tuviese algo que me hiciese decir… esto es infinitamente mejor que God of War 2. Pero no ha sido así, la verdad.

God of War 3 (o al menos lo visto en la demo) sigue tan de cerca la estela de sus antecesores que, la verdad, tengo la impresión de estar jugando a lo mismo de nuevo. Mismo sistema de lucha, armas parecidas… está claro que veremos armas y magias nuevas, pero esto no es algo que sirva para renovar un juego. Ya sé que es un esquema que funciona, pero la verdad, resulta poco emocionante jugar a un juego que no ofrece en esencia nada que no tuviesen las dos entregas anteriores (y el capítulo de PSP).

Gráficamente es muy bueno, sí. Pero a no ser que el juego definitivo sea mejor que la demo, tampoco me parece el mejor juego gráficamente hablando de PS3, pues creo que Uncharted 2, por ejemplo, es bastante más alucinante. Además, tras el alucinante God of War 2, que llevaba el potencial de PS2 al límite y casi parecía un juego de la actual generación, los gráficos de God of War 3 ya no tienen esa capacida para impresionar que cabría esperar. En cuanto a la espectacularidad de título lo mismo digo, sin duda las situaciones y la acción serán increíbles, más que en entregas anteriores, pero tras lo visto en el segundo capítulo… dudo que alguien se sorprenda muchísimo.

En definitiva, que nada nuevo en la demo de este God of War 3, que mucho me temo que acabará siendo un gran juego, sí, pero lejos de ser la obra maestra que esperamos. Hay más sangre, más acción, bestias más grandes, y seguro que escenarios más grandiosos, pero no estoy seguro de que todo eso consiga evitar la sensación de "yo ya he jugado a esto varias veces". No soy de los que exige grandes cambios en una saga cuando la fórmula funciona, pero sinceramente, creo que God of War 3 va a pecar de excesivamente conservador. Ójala me equivoque.