Reseña comiquera: «Batman, Ciudad rota»

Amigos, hoy os traigo la reseña de una de las miniseries que más me gusta del hombre murciélago, me refiero a “Ciudad rota”. Y es que tras analizar otras obras de Batman como “El largo halloween”, “Año uno”, “Año cero”, etc (podéis leer estas reseñas pinchando aquí), me he propuesto continuar haciendo entradas sobre miniseries de Batman y así hablaros de todas las que me gustan especialmente. Y hoy le toca a esta cuyo gran atractivo se encuentra en su equipo creativo, Brian Azzarello y Eduardo Risso, los responsables de la prestigiosa serie “100 balas”. Veamos qué ofrece “Ciudad rota”.

 

Se trata de una miniserie de seis números en la que los dos artistas arriba mencionados nos cuentan una historia de Batman con su estilo particular. Es decir, que la trama no gira en torno a los grandes villanos de Gotham ni a una súper amenaza para la ciudad, sino que es algo más barriobajera, por decirlo de alguna manera. La historia da comienzo cuando Batman presencia una escena que le es familiar, un niño en un callejón junto al cuerpo sin vida de sus padres recién asesinados. La identificación que siente con el niño dará pié a una búsqueda obsesiva por parte del héroe, que durante los seis números rastreará los bajos fondos de Gotham siguiendo la pista del asesino. Clubes nocturnos, guerra de bandas, una peligrosa rubia que parece saber más de lo que dice… una mezcla perfecta del mundo de Batman con el mundo que mejor dominan estos autores, el cómic negro. Y sobre la historia un último apunte: guarda sorpresas hasta el final.

Brian Azzarello, el guionista, consigue una buena obra, aunque a mi parecer este hombre siempre utiliza el mismo truco para hacer que sus historias sorprendan y parezcan muy elaboradas, ser rácano en lo que cuenta. Me refiero a que los personajes hablan poco, lo que dicen es confuso, dan información a medias… y claro, cuando llegas al final evidentemente tienes que sorprenderte, porque era imposible que adivinases nada. Y con tanta confusión parece que está contando una historia súper complicada cuando en realidad no suele serlo tanto. Cuando has leído varios trabajos de Azzarello te das cuenta de que siempre utiliza ese truco, y “Ciudad rota” no es una excepción. No obstante, el cómic se disfruta y creo que es una buena historia.

 

Por su parte, Eduardo Risso es un dibujante que me encanta, aunque he de decir que en esta serie no consigue el nivel alcanzado en “100 balas” (quizás falta de tiempo, pues llevaba las dos series a la vez). Aún así está muy por encima de los dibujantes que solemos ver en las colecciones del murciélago, y en ocasiones consigue viñetas realmente espectaculares con dibujos de Batman geniales. Es un maestro utilizando las sombras, y eso a este personaje le va que ni pintado.

En las portadas también tenemos al mismo artista que en “100 balas” (el equipo completo haciendo una historia de Batman), Dave Johnson, cuyo estilo particular me parece estupendo, y en esta serie nos regala algunas portadas excelentes.

 

Yo tengo una edición con unos cuantos años de Norma editorial, pero actualmente podéis encontrar esta miniserie recopilada en un tomo que Planeta ha lanzado hace poco. Son 144 páginas a un precio de 14,95€, y la verdad es que creo que vale la pena, ya que la serie está bastante por encima de lo que solemos ver tanto en la serie regular como en las miniseries lanzadas habitualmente en tomo. Personalmente es de los tomos de Batman que más aprecio junto a otras joyas que ya he analizado en el blog. Pero aún me quedan algunas de las que hablaros. Dentro de poco publicaré al menos dos reseñas más sobre grandes cómics de Batman, así que estad atentos. Y mientras os recomiendo que os metáis en lo más profundo y sucio de Gotham, en esa ciudad rota, de la mano del equipo creativo de “100 balas”. ¡Un saludo, amigos!