«Batman: Capucha roja», una gran película animada.

¡Saludos, amigos! Si hace un tiempo dediqué una entrada a la película animada “Batman: Año uno” (cuya entrada podéis leer pinchando aquí), hoy quiero hablaros de otra película animada del murciélago que me dejó mejor sabor de boca, una película que todo aficionado al héroe de Gotham debería disfrutar. Me refiero a “Batman: Capucha roja”, para mí de las mejores películas de Warner Bros Animation. ¿Queréis saber por qué? Ahora os lo cuento.

 

No quiero entrar demasiado en la historia de la cinta. Basta decir que la película comienza con el asesinato de Jason Todd (el segundo Robin) a manos del Joker, hecho que sucedió en el arco argumental del cómic “Una muerte en la familia” en 1989 y adapta un arco argumental de la serie de cómics publicado en 2005 con el mismo nombre que la película, “Under the red Hood”, en el que un misterioso personaje llamado Capucha Roja aparece en Gotham para castigar a los criminales  de un modo mucho más salvaje que el utilizado por Batman. Cuando el hombre murciélago investigue el origen de este nuevo personaje se llevará más de una sorpresa y se verá obligado a recordar uno de los momentos más duros de su vida.

La película que nos ocupa es, para mí, todo un ejemplo de cómo contar de forma excelente una historia en poco más de una hora. Al contrario de lo que sucede en “Año uno”, película en que la obsesión por adaptar el cómic original al milímetro estropea el ritmo, en “Capucha Roja” tenemos una película perfectamente compensada, equilibrada, con un ritmo narrativo adecuado. Vamos, lo que suele ser habitual en las producciones de Warner Bros Animation. ¿Qué es entonces lo que la hace para mí una de las mejores? Varias cosas.

 

En primer lugar técnicamente está ya a un nivel altísimo, ronzando ya casi el fantástico nivel que veremos en la posterior “Año uno” y que nos da una clara muestra de que las producciones de WBA son cada vez más ambiciosas. Pero es que además la historia tiene momentos realmente geniales, especialmente hacia el final, consiguiendo un clímax realmente satisfactorio.

Por otro lado, siempre opino que estas producciones animadas son mil veces más respetuosas con los personajes y el universo de Batman que cualquier otra adaptación al cine de las que se han hecho. Ni Tim Burton, ni por supuesto Joel Schumacher y ni siquiera Nolan han conseguido llevar al cine al murciélago de Gotham con la fidelidad que encontramos en las películas animadas de la Warner. Porque las películas de Nolan están muy bien como películas, incluso excelentes, pero en muchas cuestiones reinterpreta el mundo de Batman muy libremente, especialmente en la tercera película (la faceta de detective de Batman no aparece, su Gotham no tiene personalidad, la ambientación es muy diurna, los vehículos son un armatostes horrorosos, etc.). Pero en todo caso esta no es una crítica a la trilogía de Nolan, así que mejor no me desvío (idea: haré una entrada para meterme a fondo en eso).

 

Concluyendo, que si queréis ver una excelente película animada de Batman una de vuestras mejores opciones es, sin duda, “Batman: Capucha Roja”. Una película técnicamente excelente que deja atrás aquellos años en que la animación americana para televisión era tan floja y que nos cuenta una historia muy recomendable con algunos de los mejores villanos del universo Batman y grandes sorpresas en la trama. ¿Qué más se puede pedir?  ¡Un saludo, amigos!