Vídeo de la redacción, Como se hizo

por: Anna Ramírez 

 

Después de ver el recibimiento que se ha tenido con el  vídeo de la redacción se nos ha ocurrido contaros como se hizo. Porque… parece fácil pero NO.

 

Empieza como empiezan las grandes cosas, con una gran idea. Desde el principio de la sección de vídeo, teníamos en mente hacer algo así. Juntar a todo el equipo y montar un vídeo divertido. Y una tarde, se nos encendió la bombilla. Reunir a todo el equipo en un mismo sito era casi imposible pero eso no quería decir que no nos pudiéramos reunir virtualmente. Y ahí empieza la aventura.

 

Cada uno de los redactores de esta casa debía: decidir su juego del año, hacer un guión, mandarlo a todos, leer los guiones de todos, hacerle la réplica a alguien, buscar una cámara, un buen sito para grabar, grabarse, salir guapo y mandarlo. Ole y todo eso en el tiempo record de una semana y media!.

 

Todos, o casi todos, decidieron jugar. Después de decenas de mails, conseguimos tener un guión cerrado. Todo el mundo sabía que tenía que decir y a quien.

Cada uno se busco la vida como buenamente pudo para sacar un vídeo decente. La mayoría decido sacar su parte más friki y sus maravillosos templos cargados de juegos y de cosas por el estilo. Si os fijáis, algunos ya lo habrán hecho, podréis ver estanterías repletas de juegos, objetos y merchandaising, postres, camisetas… un poco de todo este universo videojueguil que invade a nuestros redactores.

 

Ahora llega la parte final del proceso. Todos se habían grabado y habían mandado sus trocitos. Ahora tocaba montarlo todo y dejarlo bonito.

Después de casi tres días de trabajo, entre recompilar, montar, corregir y retocar todos los vídeos conseguimos crear uno solo, coherente y uniforme.

 

El resultado final es el que podéis ver en la web. Un vídeo divertido y con la voluntad de mostrar nuestras opiniones, esta vez dando la cara de verdad. Parece que la idea a gustado y que interesa, seguramente por lo guapos que son todos, así que a día de hoy creo que nos podemos atrever a asegurar que esto se va a convertir en una tradición, el año que viene volveremos a dar la cara.