ESTA ES MI HISTORIA: SONIC THE HEDGEHOG

En una época en la que Mario dominaba el mundo de los videojuegos y en la que nadie se atrevía a hacerle sombra, un erizo azul estaba destinado a cambiar la historia…

Así es, estoy hablando de Sonic, ese erizo que cautivó a toda una generación y cosechó tanto éxito en Estados Unidos y en Europa. Estoy seguro de que de este juego se ha hablado mucho, pero da la casualidad de que el juego Sonic the hedgehog fue el primer juego con el que inicié oficialmente mi viaje al trepidante mundo de los videojuegos (los juegos que regalan en las tómbolas todos los años no cuentan).

Debo decir que comencé en este mundillo muy joven (tendría aproximadamente unos 4 o 5 años), y sin duda este juego fue un gran comienzo.

En Sonic the hedgehog controlamos a Sonic, un erizo supersónico que debe recorrer trepidantes mundos en los que la velocidad es vital para lograr su objetivo, que es enfrentarse al loco Dr. Robotnik (o Eggman). Por el camino debe recoger los preciados anillos dorados que le protegen en caso de ser atacado, además de que son vitales si se quieren conseguir las esmeraldas del caos. También contará con la ayuda de diversos objetos y habilidades que se encuentran en una especie de televisores, como escudos, invulnerabilidad, zapatillas supersónicas…

Por supuesto, además de todo esto Sonic se enfrenta a numerosos peligros: trampas ocultas, enemigos mecánicos…

En resumen, un gran juego que impulsó a Sonic al Olimpo del entretenimiento electrónico, una de las joyas más valiosas de Sega. De haber una lista de los mejores juegos de los años 90, sin duda este juego estaría entre los primeros.

Y eso es todo por hoy, ya os he contado mi comienzo en este mundillo de los videojuegos, espero que os haya traído buenos recuerdos de vuestras primeras experiencias en este universo tan extenso. Pero esto es sólo el principio, porque la semana que viene habrá más y mejor.

Próximamente

STREETS OF RAGE