Historia y ficción (Especial Samurai Spirits)

Samurai Spirits fue uno de los primeros juegos en tomar como trasfondo una fecha histórica real así como adaptar sus personajes a personas conocidas del pasado de Japón. Este contexto histórico y el hecho de adaptar ciertos personajes como Musashi Miyamoto confirieron al primer juego y, a la saga en general, un aire distinto, más profundo e interesante que muchos fighting games de la época. Veamos con un poco más de detenimiento cuanto hay de historia y cuanto de ficción en Samurai Spirits:

Los primeros cuatro juegos de la franquicia tienen lugar entre 1788 y 1789, periodo en el cual Japón se encontraba en pleno periodo Meiji, con el país abierto a Usa y los bushi (samurai) en peligro de extinción debido a la expansión de las armas de fuego y la prohibición de llevar armas blancas.

En este contexto encontramos como varias amenazas atentan contra el mundo por lo que guerreros de varios países (no solo Japón), se unen para derrotarlas (Amakusa fue el primer gran boss). Entre estos protagonistas encontramos muchos basados en figuras historias. Echemos un vistazo individualmente a todos ellos:

-Haohmaru: Basado ligeramente en el más grande Bushi de todos los tiempos Musashi Miyamoto. Al contrario que este lucha con espada real (no de madera) y con una sola. Musashi se caracterizaba por llegar tarde a sus combates para poner nervioso a sus rivales por lo que en este caso la referencia histórica  es más ligera que otra cosa.

-Hanzo Hattori: Basado en el personaje del mismo nombre. Hattori fue un ninja del clan Iga durante el periodo Tokugawa.

-Shiro Tokisada Amakusa: Basado en la figura del mismo nombre. Shiro fue un cristiano rebelde en la rebelión de la región de Shimabara contra el Bakufu. Fue ejecutado. Otro personaje cuya contrapartida coincide únicamente por el nombre.

-Nakoruru: No está basada en un personaje real sino en los Ainu, un pueblo que habitó en Japón realmente.

-Kyoshiro Senryo: Basado en esta ocasión en un personaje de una película, Nemuri Kyoshiro que viaja por todo el país.

-Ukyo Tachibana: Basado en el personaje real Sasaki Kojiro, el más famoso rival de Musashi Miyamoto. Por eso ejerce su papel de rival de Haohmaru en la primera entrega hasta que es sustituido en este rol en la segunda por Genjuro.

-Yoshitora Tokugawa: Basado en la figura real de Tokugawa Ienari, el undécimo shogun de la era Tokugawa. Aparte la mención historia el personaje no comparte ninguno de los rasgos de su contrapartida real.

-Jubei Yagyu: Interpretación del bushi romántico homónimo.

Son más las referencias que podemos encontrar pero personajes con el mismo nombre tenemos los mencionados anteriormente. También encontramos menciones al reino de los Makai (demonios) y otros aspectos de la mitología japonesa, así como personajes basados no en figuras reales, sino en estereotipos, o vestimentas típicas de un determinado país como Tam Tam o Wang Fu. De la misma manera algunos están basados en personajes de novelas o films como Charlotte o Genan confiriendo un aspecto único y homogéneo a la plantilla.

En definitiva, un juego que busca dotar a su historia de un contexto real, que, aunque sea en ocasiones solo una inspiración o pretexto, dota al trasfondo de una magia que atrae a muchos jugadores. Si esto se sabe conjugar adecuadamente con unos escenarios y una banda sonora acorde al periodo que trata, tenemos, como es el caso, una de las más famosas y mejores franquicias del género.