Regreso al pasado: Controles

Hoy día en España se ha vuelto normal jugar a juegos de lucha con arcade stick. En el pasado, a principios y mediados de los 90 cuando el genero comenzó a pegar fuerte en nuestro país, la única manera de jugar con sticks era en los salones recreativos. Debido a la edad que teníamos muchos de nosotros por entonces y que las consolas de la época no lo permitían o, al menos, no conocíamos esa opción, debíamos jugar a juegos de lucha con distintos controles con mayor o menor fortuna.

 

El principal problema era la disposición de botones así como el número de los mismos. Las consolas más habituales por entonces eran la mega drive y super famicom. La neo geo estaba en poder de muy pocos y, ahí si, podias jugar con arcade stick si lo deseabas o importabas. En mega drive y super famicom teniamos que jugar con mando y no los mejores precisamente.

En mega drive contábamos con tres botones y una cruceta que dejaba mucho que desear (los que se quejan de la de 360 deberían volver a aquella época) por lo que en juegos que usaban seis botones como street fighter o eternal champions debíamos pulsar Start para cambiar de puños a patadas y viceversa. Sin duda una molestia demasiado grande que impedía jugar a los juegos de manera eficiente.

Este fallo fue subsanado con la salida del mando de seis botones y mejor cruceta, que, sin ser la solución perfecta, al menos nos permitia tener todos los botones alineados sin tener que recurrir a atajos o desmembrarnos buscando botones superiores.

 

En Super famicom contabamos con cuatro botones frontales más los superiores, y, aunque muchos alegaban que era el mejor mando para jugar a juegos de lucha, el hecho de contar con solo cuatro botones (aunque la colocación era mejor que la de mega drive) no facilitaban la tarea demasiado haciendo que mucha gente optase por no usar un puño y una patada en lugar de pulsar los botones superiores.

La costumbre y que por entonces ninguno éramos entendidos en la materia nos hizo jugar durante años de esta manera llegando a habituarnos a todas las dificultades. La salid de nuevas consolas como psx o saturn no mejoró mucho la situación. Saturn usaba el mismo mando de mega drive de seis botones y psx prácticamente el de super famicom pero de un tamaño superior.

 

Muchos hoy día defienden que el mando de psx/ps2 es el mejor para jugar a juegos de lucha y quizá lo sea debido a la fiabilidad de su cruceta pero aún así no es lo más cómodo del mundo y los callos en nuestras manos tras horas de juego se hacen sentir.

Así con la salida de nuevas consolas hemos debido adaptarnos a nuevos mandos (los de nintendo post super famicom ni hablar con tamaños exagerados y botones en colocaciones nefastas) hasta que los arcade sticks se han normalizado en nuestro país y la importación nos ha permitido entrar en ese mundo para nuestra comodidad dentro de los juegos de lucha.

Aún hoy muchos jugadores prefieren el pad para jugar a juegos de lucha, bien porque ya se han habituado o bien porque no quieren perder tiempo aprendiendo a jugar en stick, siendo aún normales las quejas por las crucetas o necesarios los atajos y botones x3 para poder jugar decentemente.

Sin duda los mandos para juegos de lucha han ido evolucionando con el tiempo aunque nunca han sido la solución ideal para este tipo de juegos. El hecho de que en los 90 la gran mayoría de nosotros no profundizábamos en las mecánicas como ahora ayudaba a que la diferencia respecto a los arcades no se notase tanto.