Opinión: Entonar el mea culpa

Para alguien habituado a navegar en foros y páginas online de juegos de lucha es normal encontrar multitud de mensajes con contenidos muy dispares. Hoy quiero resaltar una serie de ellos que hacen más mal que bien a la comunidad.

¿Cuántas veces vemos mensajes de gente que se queja por enfrentarse a noobies o scrubs? ¿O de aquellos a los que les abandonan en mitad del combate? ¿Cuántas veces leemos criticas a formas de jugar y a guarreo por parte del rial? ¿Y cuantas veces nos falla el mando o el stick y nos hace algo que no queremos?.

Este tipo de mensajes han existido y existirán siempre solo que desde hace tiempo, con la explosión de Internet y las redes sociales, es más fácil poner cosas en la red y que las lea mucha más gente. Por todos es sabido que cuando algo está bien no se dice nada pero cuando algo nos cabrea lo aireamos a los cuatro vientos en cada foro y blog que encontremos. Tiene su lógica, pero lo raro es que, para alguien de fuera de la comunidad de los juegos de lucha que se detenga una tarde a leer varios foros, lo único que verá serán quejas y lamentaciones de buenos jugadores, de jugadores muy éticos y de grandes personajes pero nunca de ragequitters, perdedores o gente picada.

Es como cuando se muera alguien famoso y vemos en televisión como todos dicen que era una gran persona. Siempre se mueren los mejores, los malos deben vivir para siempre. Lo mismo sucede en Internet. Parece que todo el mundo juega bien, no se pica jugando ni abandona partidas y son siempre los demás los que nos tocan la moral. Ni tanto ni tan calvo.

Todos en algún momento nos hemos picado, hemos rehusado jugar contra alguien o salido de su sesión o nos hemos cabreado por su, a nuestro entender, “juego sucio” llegando a hacer nosotros lo mismo. Todos lo hemos hecho pero nadie parece querer admitirlo.

Esta entrada tiene como único objetivo pararnos a pensar en este detalle, en darnos cuenta, si no somos conscientes ya, de que todos hemos pecado en algún momento y que la red y la comunidad no está llena de grandes jugadores y competidores incluidos nosotros mismos. Por supuesto el ideal es llegar a jugar de forma sana y competitiva pero eso no quita para que tengamos nuestros defectos, por lo que deberíamos pensarnos dos veces antes de echar mierda sobre los demás, y recapacitar en aquello que hacemos.

Si conseguimos este objetivo la comunidad será más sana y jugable y, aunque siempre existirán jugadores que no respeten a nada ni a nadie, sabremos que hacemos todo lo posible para no caer en sus mismos errores.