Análisis dlc: Skarlet (Mortal Kombat)

Skarlet ya está aquí. Tras poder jugar con ella intensamente me propongo analizar el dlc para ayudar a todos los indecisos en su compra y poder ver que aporta el personaje.

A pesar de que a primera vista se pueda pensar que es “otra” Ninja femenina más, la verdad es que Skarlet tiene personalidad propia no pareciéndose en nada a Kitana, Mileena o Jade. Su repertorio de movimientos es el más extenso de la plantilla y le abre multitud de opciones y de oportunidades para luchar así como muchas variantes para poder jugar con un estilo u otro de lucha.

Tiene proyectiles tanto terrestres como aéreos ayudándole al zoneo, pero sus principales armas con sus ataques con arma a corta distancia que nos permiten jugglear al rival y conseguir sus mejores combos. Lo mejor de estos ataques es el delay natural que tienen pudiendo engañar a ciertos jugadores que no conozcan bien el timing de los mismos.

Su teleport es muy peligroso. Muy rápido y con la posibilidad de ejecutarlo en el aire, no obstante es castigable si es defendido pero es un arma anti zoners y proyectiles de primer nivel. Su ataque de sangre (con el cual pierde algo de vida) en principio parece el peor de sus ataques pero habrá que dar tiempo a que se explote el personaje a fondo para juzgarlo más apropiadamente.

Sus combos siguen un patrón básico de movimientos y, a pesar de que son largos y parecen muy dañinos, no lo son más que los de otros personajes y, en mi opinión, el personaje en este apartado está muy equilibrado.

Su precio de 400 puntos o 5 euros (si no se usa el Seaton pass) es realmente interesante ya que Skarlet no solo es un personaje totalmente nuevo en la franquicia con un gameplay único, sino que además incluye la posibilidad de jugar con ella en el modo arcade y de disfrutar de un final totalmente personalizado.

Para todos aquellos que juegan diariamente al juego sin duda una compra obligatoria, un gran personaje que dará mucho juego.