Historia de los juegos de lucha (I): Pioneros

En los años 90 el género llegó a convertirse en el preferido por muchos jugadores, aquel que nos arrastraba a los salones arcade y en el que gastábamos nuestras monedas sin descanso. Street Fighter II supuso el gran golpe, el hit que ayudó a que muchas compañías se sumasen al carro y aportasen su grano de arena. Pero no fue el juego de Capcom el pionero, o el primero que se atrevió con el género. Este nació mucho tiempo antes:

En 1979 un juego llamado Warrior llegó a los arcades. Basado en vectores se puede decir que es el primer juego de lucha de la historia. En él se pretendía manejar a dos caballeros con espada vistos desde arriba. Sin embargo, desde el punto de vista del jugador, parecía que controlábamos a dos masas con palos.

El objetivo era acercarse al rival y atacarle con nuestra espada para derrotarlo. Así de simple. Acorde con los tiempos en los que llegó. No obstante increíblemente aburrido ya que se limitaba a andar hacia delante y hacia atrás intentando golpear al rival sin tener más posibilidad de defensa que la proporcionada por el movimiento de nuestro personaje. Además la espada del rival podía bloquear la nuestra haciendo muy difícil derribarlo.

Cuatro años después llego a Commodore 64 un nuevo intento de juego de lucha. Su nombre The attack of the phantom karate devils no hacia presagiar nada bueno. De hecho algunos podrían no incluirlo ni como juego de lucha, pero lo básico está ahí. Fue el primer juego que incluyó barra de vida para nuestro personaje, así como veíamos a los rivales de lado.

La historia refería a nuestro personaje enfrentándose a Ninja invisibles. Tras derrotar a uno de estos Ninja una puerta se abria para llevarnos a la siguiente pantalla. Probablemente el peor juego de lucha de la historia. Los gráficos, el audio y, sobretodo, el gameplay daban mucha pena. Conseguir que un movimiento saliese cuando nosotros queríamos era un autentico suplicio.

Nuestro personaje se mueve hacia delante automáticamente al realizar ciertos ataques y pierde vida por cada ataque así como por andar. Alucinante. Los controles hicieron que muchas personas llorasen por aquellos días. Un juego que no merece la pena probar hoy día ni por curiosidad.

El mismo año para arcades llegó el primer fighting game que consiguió relativo éxito. Su nombre era Karate dou (champú fuera de Japón). Sus meritos fueron introducir conceptos básicos para el género.

Se controlaba con dos sticks y ningún botón. El stick izquierdo era para el movimiento mientras que con el izquierdo realizábamos los ataques. El stick debía ser mantenido en una dirección o nuestro personaje volvería a posición neutral inmediatamente. Quizá aunque suene muy primitivo, podemos hablar del primer sistema de cancels de la historia.

Es el primer juego que nos permite bloquear también pero con gran dificultad debido al tiempo de reacción del personaje. En lugar de barras de vida cada ataque dañaba medio punto. El primer personaje que conseguía dos puntos ganaba la ronda. El primero en ganar dos rondas ganaba el combate.

Tras ganar al rival teníamos que pasar uno de tres desafíos diferentes. O bien debíamos evadir objetos que volaban hacia nosotros, o bien romper una serie de objetos, o bien noquear a un toro que viene a por nosotros. Así de increíble como suena.

Hay un tutoríal que nos mostraba los movimientos y nos permitía practicar un poco antes de que comenzase el combate. Los personajes son todos idénticos unos a otros distinguiéndose solo por el color de su gi (¿os recuerda a Street fighter?).

Los gráficos eran muy mecánicos y simplemente mostraban lo necesario para poder jugar. Fue también el primer juego de lucha con diálogos digitalizados. El juez nos instaba a luchar y declaraba al ganador de cada combate.

Podemos decir sin ningún temor que fue el Street Fighter II de la época. Muchos de los juegos que vinieron después tomaron sus bases y copiaron sus elementos para triunfar. Algunas versiones del juego permitían incluso jugar “a dobles”.

Hasta aquí la primera entrega de esta nueva serie sobre la historia de los juegos de lucha. El mes que viene abordaremos un periodo en el que se mostraron las primeras secuelas así como juegos para consola.