Mis series favoritas: Spartacus

Tengo muchas series favoritas, meencantan las series de tv, pero hay algunas que están por encima de otras.Ahora mismo Spartacus se encuentra en un punto en el que ninguna otra serie lasupera en mis preferencias, como máximo la igualan.

 

Porque desde que empezó hace tresaños he esperado con ansia cada capítulo. La primera temporada la vi yaterminada y me fulminé tres capítulos cada sábado y tres cada domingo paraverla en dos semanas y desde entonces la he seguido al ritmo Usa.

 

La primera impresión que daba esser el 300 de la televisión, pero va mucho más allá. Hasta ahora la únicarecreación decente de Roma había sido la serie homónima de hbo y Spartacus sesube al carro de las mejores representaciones de la época jamás hechas en televisión.

 

Eso no quiere decir que no tenganfallos históricos o licencias, acerca de lo cual escribiré en la próximaentrada en un artículo muy extenso, pero sin duda son los únicos que han sabidoretratar la violencia y el sexo de la época de una forma muy natural, sinconcesiones ni medias tintas.

 

El cambio de actor fue unaputada, por la muerte del principal, y al principio no me convencía el nuevoSpartacus, pero he de decir que al final se ha ganado su puesto en mi corazón,igual que el mejor persona de toda la serie, Gannicus.

 

Porque la temporada cero es unade las mejores cosas que le ha podido suceder a la serie, quitando cómo sellegó a ella, al introducir a Gannicus como personaje y ampliar la mitologíadel ludus.

 

Lo único que me chirria de laserie y como pasa con toda representación de combates y batallas es la inútil maníade hacer chocar las espadas cuando luchan. Con una espada no puedes chocarlaporque la partes y la mellas rápidamente, menos con un Gladius que es un armadiseñada para clavar, no para cortar, pero bueno, aún estoy por ver unarecreación fiel al respecto.

 

Spartacus ha sido una seriegloriosa. Durante 39 capítulos he gozado como nunca ante un pantalla de tv, sibien no porque la historia no fuese conocida, así como su desenlace, si por laforma de llevarla a cabo, por la adrenalina que dispara y por despertar eselado salvaje y autentico que todos tenemos dentro y que la sociedad nosmantiene dormida.

 

En los próximos días lanzaré unaentrada sobre toda la historia real de Spartacus y las diferencias con laserie. A todos aquellos que les gusta la historia o quieren conocer lasdiferencias les prometo una entrada muy extensa y repleta de información.

Redundancias

Hoy quiero hablar de un aspecto de nuestra lenguatal como la redundancia que se aplica y se escucha y lee por doquier. Merefiero a ciertos ejemplos muy usados pero que son del todo incorrectosgramaticalmente. Pongamos ejemplos que si no no me hago entender.

 

¿Cuántas veces hemos escuchado que de lo que sehabla es una utopía inalcanzable? ¿Por qué se dice así cuando estamosredundando en el significado?. Es decir, si es una utopía, por definición esinalcanzable, sino no sería una utopía. Más ejemplos.  

 

Cuando alguien habla varios idiomas en ocasionesoímos decir que "fulanito" habla tres idiomas diferentes. Obvio, nopuede hablar tres idiomas iguales pues no existen. Esta redundancia es un fallomuy habitual. Se puede esgrimir que se usa para enfatizar el contexto, el hechode que hable tres idiomas, pero gramaticalmente es una incorrección bastantegrande.  

 

Cuando nos encontramos en un camino con unabifurcación no debemos decir "el camino se bifurca en dos partes"pues dentro de la palabra bifurcación ya se encuentra implícito el sentido dedos partes. De la misma manera no podemos decir cosas como lleva una pelucapostiza (si es peluca no es su propio pelo) o lo he visto con mis propios ojos.¿Con que lo vas a ver si no? ¿Con los pies?, ¿con los ojos de otra persona?  

 

Estos son solo algunos ejemplos que se oyen en lacalle, en la televisión, que se leen en los periódicos, pero obviamente haymuchas más (subir arriba, bajar abajo). Quizá yo no sea la persona más adecuada para señalar este tipo decosas en el blog, pero creo que aprender a usar mejor el lenguaje redunda enbeneficio de todos.

Mis juegos favoritos: Doom/Doom II

Doom y yo somos uno. Así declaro. No solo es uno de mis juegos favoritos (incluyo los dos primeros en elmismo pack) sino que es uno de esos juegos que pongo por encima de casi todoslos demás. Uno de esos juegos que, de una manera u otra, vuelvo a jugar todoslos años, y que nunca deja de gustarme.

 

Cada cierto tiempo me entra monode Doom y entonces me vuelvo a pasar ambas entregas de principio a fin. Meencanta su mecánica, sus niveles, sus enemigos, la inteligencia con la que estádiseñado el juego. Siempre se le glorifica por ser el primer gran bombazo delgénero, pero es mucho más que eso. Doom es fps por excelencia, el juego quenunca me aburre.

 

La banda sonora es de las mejoresque he escuchado en un videojuego, sus temas han servido para darme decenas de melodíasinolvidables. El diseño de sus armas es algo que muchos juegos de hoy díadeberían aprender, existe un perfecto equilibrio entre todas ellas. Los enemigosson los más brutales que te puedas echar en cara, especialmente en la segundaentrega donde el nivel pesadillesco crece.

 

La dificultad de los juegos esalgo digno de mención, es otro de los elementos que te pica a rejugarlo yhacerlo cada vez mejor. El primer juego es difícil pero pasable (siemprehablando en ultra violencia), pero el segundo es toda una oda a la locura, alos ejércitos del mal enviándote hordas una tras otra para joderte bien.

 

Porque cuando salió el juego nose podía grabar partida como se hace ahora en los ports. Si te mataban en unnivel te jodias y volvías a empezarlo teniendo solo la pistola, todo lo demásconseguido anteriormente lo perdías. Había passwords para empezar en cadanivel, pero empezabas siempre pelado. Porque cada nivel está tan bien planteadoy estructurado que puedes hacerte con armas y munición suficiente paraterminarlos.

 

Doom es uno de los juegos que másme gustan, está entre mis favoritos porque consigue lo que pocos juegos puedenhacer: dejarme siempre con ganas de seguir jugando, aunque el nivel me loconozca de memoria, y eso es lo máximo que se puede pedir de un videojuego.

¿Echar o no el balón fuera?

Si un jugador cae al césped, con los consecuentes gestos de inenarrable dolor que le suelen acompañar, y el equipo contrario no solo no echa el balón fuera sino que anota la que se arma al día siguiente en la prensa de la ciudad del equipo "ofendido" es tremenda. Analicemos la situación:

 

Hasta hoy se da por hecho que cuando un jugador se encuentra tendido en elcampo ha de echarse el balón fuera para atenderlo. Luego el equipo beneficiadodevolverá la pelota al contrario. Muy bien, pero, ¿por qué esta ha de ser la decisiónque ha de tomarse? ¿Y quién es cada uno para obligar al contrario a acatar esanorma no escrita?

Es decir, si yo no quiero que echen el balón fuera si un jugador mío cae enel campo ¿por qué tengo que hacerlo yo con el contrario? Máxime teniendo encuenta que en los últimos minutos de un partido que van ganando los rivalessuelen caer lesionados con inusitada frecuencia convirtiendo la"deportividad" del otro en un atraco descarado.

Me parece muy bien que se opine que lo correcto es echar el balón fuera perodebería haber constancia en alguna norma, o, como mínimo debería ser discrecióndel árbitro decidir si se detiene o no el partido. Nunca puedes esperar que elrival tire el balón fuera para no perjudicarte. Si quieres parar el juegorealiza una falta con la consecuente cartulina amarilla pero no puedespenalizar al equipo atacante por algo que posiblemente no sea su culpa.

Este es mi punto de vista, está el otro, claro, y me parece bien. Ahorabien, pienso que cada uno puede actuar como le da la gana pero ni mucho menosse le puede reprochar al rival si no echa el balón fuera. Si no hay una normaclara o el árbitro no se moja no es problema del equipo rival. Esto es un juegosí, pero también una batalla, no podemos andarnos con chorradas como esta. No aeste nivel de profesionalidad. ¿Acaso en baloncesto se deja de jugar si unjugador queda tendido en la canasta contraria? La jugada siguiente se realiza yluego el equipo perjudicado pedirá un tiempo muerto.

Además si nadie echase el balón fuera nunca se acabarían las actuaciones ylos lloriqueos de montones de futbolistas que, con tal de ganar tiempo, sepasan un minuto agonizando en el césped víctimas de una violencia tal que ni miprimo de cuatro años aguantaría.

O lo regulamos o dejamos que cada uno decida como actúa, pero no les echemosen cara que hagan lo que ellos quieren hacer.

Mis juegos favoritos: Plants vs Zombies

Plants vs Zombies, uno de losjuegos que más he disfrutado en mi vida como jugador, y ya son muchos años.Cuando salió disponible para xbox360 lo descargué y jugué hasta exprimirlo. Conla salida gratis para psn+ lo he vuelto a descargar y estoy de nuevocompletando todos sus modos de juego con la misma pasión como si fuese laprimera vez.

 

Plants vs Zombies es un juego enapariencia simple, de fácil comprensión, pero mucho más complejo de lo queparece en un principio. Sus distintos niveles con una curva de aprendizaje muybien estudiada en la que van introduciendo diferentes tipos de zombies y deplantas para irnos familiarizando con ellos es excelente. El modo aventura esun gran modo, largo y que no llega a aburrir en ningún momento, si bien escierto que su dificultad no es grande.

 

Pero lo mejor llega inclusocuando terminamos el modo aventura y acabamos con su originalísimo final boss.Una cantidad ingente de mini juegos y puzles se abre ante nosotros para quesigamos jugando de formas muy diferentes, ya sea sobreviviendo a oleadaszombies o completando niveles de bolos, romper los jarrones, convertirnos enzombie, etc…

 

Por un precio ínfimo en relacióncon lo que ofrece podemos tener este juegazo (gratis si lo descargamos en sumomento en psn+), una de las mejores inversiones que he realizado con un juegoen mi vida. Su relación calidad-precio es asombrosa y no conozco a nadie que lohaya probad, incluyendo gente poco jugona, que no le haya encantado.

¿Por qué siempre negativo?

El titulo parece hacer referencia a la famosa frase de Van Gaal, y, aunqueno es así, por ahí van los tiros ya que como decía el entrenador Neerlandés:Siempre negativo, nunca positivo.

 

¿A qué me refiero con esto?. A que, hoy día, lamentablemente, la gente solobusca cosas negativas, solo ve los peores aspectos de las cosas en lugar de verla cara amable de todo. Me explico:

Si una mujer ve a una actriz muy hermosa su primer comentario será"está operada". Si un tío ve a un hombre muy atractivo que vuelvelocas a las mujeres pensará "es gay". Si nos piden la opinión acercade un libro o una película y no lo hemos leído, ¿cuánta gente te dirá que esuna mierda sin haberlo visto, leído?. Me encanta el comentario que se puedeescuchar a veces cuando dos personas hablan y que es más o menos así:

-¿Qué te parece la última película de xxx?.

-Es una mierda.

-¿La has visto?

-No, pero he visto el trailer

¿Por qué siempre se busca el lado negativo de las cosas?. ¿Es porque nosjode que haya alguien más guapo que nosotros, porque no podemos reconocer queno sabemos de algo porque no lo hemos visto, o porque nos duele reconocer quenos gustan cosas delante de otras personas?.

Si el Real Madrid no aplasta a sus rivales en todos los partidos la gentedirá: Si, ha ganado pero su juego no convence. ¿Qué tiene que hacer, metersiete goles cada partido o malabares?. Si una película es muy buena y nos hagustado, ¿por qué tenemos que poner la puntilla con comentarios como: está bienpero la iluminación es muy mala, está bien pero falla tal detalle?.

Dejad de buscar las cosas negativas de la vida, porque a lo único queconduce es al odio, la hipocresía y la indiferencia. Si una mujer guapaconsigue un buen puesto de trabajo enseguida pensáis que se ha tirado al jefe,si un hombre recibe más sueldo que una mujer enseguida pensáis que es porque eshombre. NO digo que no existan casos así pero no podemos ir por la vida pensadoasí, siempre negativo, siempre pensando mal de los demás porque lo único queconseguiremos es ser unos amargados y que nadie nos quiera a su lado.