¿Por qué siempre negativo?

El titulo parece hacer referencia a la famosa frase de Van Gaal, y, aunqueno es así, por ahí van los tiros ya que como decía el entrenador Neerlandés:Siempre negativo, nunca positivo.

 

¿A qué me refiero con esto?. A que, hoy día, lamentablemente, la gente solobusca cosas negativas, solo ve los peores aspectos de las cosas en lugar de verla cara amable de todo. Me explico:

Si una mujer ve a una actriz muy hermosa su primer comentario será"está operada". Si un tío ve a un hombre muy atractivo que vuelvelocas a las mujeres pensará "es gay". Si nos piden la opinión acercade un libro o una película y no lo hemos leído, ¿cuánta gente te dirá que esuna mierda sin haberlo visto, leído?. Me encanta el comentario que se puedeescuchar a veces cuando dos personas hablan y que es más o menos así:

-¿Qué te parece la última película de xxx?.

-Es una mierda.

-¿La has visto?

-No, pero he visto el trailer

¿Por qué siempre se busca el lado negativo de las cosas?. ¿Es porque nosjode que haya alguien más guapo que nosotros, porque no podemos reconocer queno sabemos de algo porque no lo hemos visto, o porque nos duele reconocer quenos gustan cosas delante de otras personas?.

Si el Real Madrid no aplasta a sus rivales en todos los partidos la gentedirá: Si, ha ganado pero su juego no convence. ¿Qué tiene que hacer, metersiete goles cada partido o malabares?. Si una película es muy buena y nos hagustado, ¿por qué tenemos que poner la puntilla con comentarios como: está bienpero la iluminación es muy mala, está bien pero falla tal detalle?.

Dejad de buscar las cosas negativas de la vida, porque a lo único queconduce es al odio, la hipocresía y la indiferencia. Si una mujer guapaconsigue un buen puesto de trabajo enseguida pensáis que se ha tirado al jefe,si un hombre recibe más sueldo que una mujer enseguida pensáis que es porque eshombre. NO digo que no existan casos así pero no podemos ir por la vida pensadoasí, siempre negativo, siempre pensando mal de los demás porque lo único queconseguiremos es ser unos amargados y que nadie nos quiera a su lado.