Mis series favoritas: Spartacus

Tengo muchas series favoritas, meencantan las series de tv, pero hay algunas que están por encima de otras.Ahora mismo Spartacus se encuentra en un punto en el que ninguna otra serie lasupera en mis preferencias, como máximo la igualan.

 

Porque desde que empezó hace tresaños he esperado con ansia cada capítulo. La primera temporada la vi yaterminada y me fulminé tres capítulos cada sábado y tres cada domingo paraverla en dos semanas y desde entonces la he seguido al ritmo Usa.

 

La primera impresión que daba esser el 300 de la televisión, pero va mucho más allá. Hasta ahora la únicarecreación decente de Roma había sido la serie homónima de hbo y Spartacus sesube al carro de las mejores representaciones de la época jamás hechas en televisión.

 

Eso no quiere decir que no tenganfallos históricos o licencias, acerca de lo cual escribiré en la próximaentrada en un artículo muy extenso, pero sin duda son los únicos que han sabidoretratar la violencia y el sexo de la época de una forma muy natural, sinconcesiones ni medias tintas.

 

El cambio de actor fue unaputada, por la muerte del principal, y al principio no me convencía el nuevoSpartacus, pero he de decir que al final se ha ganado su puesto en mi corazón,igual que el mejor persona de toda la serie, Gannicus.

 

Porque la temporada cero es unade las mejores cosas que le ha podido suceder a la serie, quitando cómo sellegó a ella, al introducir a Gannicus como personaje y ampliar la mitologíadel ludus.

 

Lo único que me chirria de laserie y como pasa con toda representación de combates y batallas es la inútil maníade hacer chocar las espadas cuando luchan. Con una espada no puedes chocarlaporque la partes y la mellas rápidamente, menos con un Gladius que es un armadiseñada para clavar, no para cortar, pero bueno, aún estoy por ver unarecreación fiel al respecto.

 

Spartacus ha sido una seriegloriosa. Durante 39 capítulos he gozado como nunca ante un pantalla de tv, sibien no porque la historia no fuese conocida, así como su desenlace, si por laforma de llevarla a cabo, por la adrenalina que dispara y por despertar eselado salvaje y autentico que todos tenemos dentro y que la sociedad nosmantiene dormida.

 

En los próximos días lanzaré unaentrada sobre toda la historia real de Spartacus y las diferencias con laserie. A todos aquellos que les gusta la historia o quieren conocer lasdiferencias les prometo una entrada muy extensa y repleta de información.