Personajes del Antiguo Egipto: Tut anj imen (Tutankamon)

La entrada original se publicó en: http://la-ultima-etapa.blogspot.com.es/2016/08/personajes-del-antiguo-egipto-tut-anj.html

 

Tutankamon,o como en la antiguo lengua de Kemet era Tut anj imen es una de lasfiguras más famosas hoy día. Le preguntes a quien le preguntesacerca del Antiguo Egipto le nombrará seguro. Todo gracias aldescubrimiento de su tumba intacta a mediados de siglo XX, porquerealmente fue un rey de trayectoria muy corta y escasa repercusiónen la sociedad de su época.

Fueun rey al que los estudiosos de hoy sitúan en la llamada XVIIIdinastía. Hijo de Ajenaton (Meri iten anj iten) el rey hereje quecambió todo el sistema de creencias y dioses por un único dios:Iten.Originalmente fue nombrado como Tut anj iten, pero modificó sunombre cuando la religión que su padre impuso al país volvió asustituirse por la de toda la vida. Fue coronado cuando tenía soloentre 8 y 10 años de edad. Murió con tal solo 17-18 años por loque no consiguió dejar una impronta visible en el país.
Lo másdestacado de su reinado fue la restitución de la religión de Kemety el abandono de Amarna en favor de
Uaset(Tebas)como capital del país. Este cambio sucedió durante su cuarto añode reinado y se le debe atribuir más merito al clero que siempreestuvo en contra de la reforma de su padre que al rey mismo.

Trassu muerte se produjo un cambio de reinado ya que no dejó vástagosque continuar con la linea familiar. Desde entonces los encargados dereinar en el país fueron sus generales Ay, primero y Horemhebdespués.

 

Sino hubiese sido por el descubrimiento de su tumba en el Valle de losreyes sería un rey más en la historia de la Egiptología comotantos otros que reinaron poco tiempo y no dejaron nada especialmentereseñable. Sin embargo, que de entre todas las tumbas del Valle delos reyes que fueron expoliadas la suya fuese la única que seencontró intacta contribuyó enormemente a crearle una fama quepermanecerá para siempre.

Fueel británico Howard Carter y su expedición los queencontraron la tumba. El motivo de que se encontrase intacta esporque la tumba permaneció sepultada desde la antigüedad impidiendoa los ladrones no solo de acceder a la misma, sino a no sabersiquiera que se encontraba allí. Gracias a esto el interior de latumba estaba lleno de tesoros. Todos los objetos que se depositabanen las tumbas para la otra vida, todo el oro fue encontrado intacto.Nunca se había encontrado tal cantidad de tesoros por lo que surepercusión fue increíble y dio la vuelta al mundo. Aun a día dehoy se considera el descubrimiento más importante en la historia dela Egiptología.

 

Otrohecho que le hizo todavía más famoso, aunque no de la mejor formaposible, fue la leyenda que se formó acerca de la maldición de sutumba. El hecho de que varios exploradores que participaron en eldescubrimiento de su tumba murieran poco tiempo después, algunos enlo que los tabloides señalaban como circunstancias extrañas, hizoque se crearan muchas historias y leyendas acerca de ello. HowardCarter murió años más tarde por causas naturales, pero lamaldición estaba en el aire y numerosas películas y libros seapoyaron en ella para crear historias sobre momias vengativas quebuscaban asesinar a todos los que habían asaltado su tumba.

Dioses del Antiguo Egipto: Jer (Horus)

La entrada original fue publicada en: http://la-ultima-etapa.blogspot.com.es/2016/09/jer-horus.html 

Jer(Horus) es uno de los neter más importantes de la historia de Kemet(Antiguo Egipto). Tiene una de las historias más complejas de laantigüedad y representa un gran número de conceptos.

 

Jeres ante todo un neter celeste, representa el cielo. Es uno de losneteru más antiguos pues ya hay conocimiento de su existencia en elKemet predinastico. Desde entonces hasta el fin de la historia deKemet ha estado asociado a los reyes ya que el rey es lamanifestación de Jer en la tierra. Es el señor de la montaña porla que Ra asoma cada mañana. Su nombre se usó como uno de lostítulos que el nesut ostentaba desde el momento de la coronación.

Suhistoria es una de las más complejas y es la continuación de lahistoria de su padre Usir. Tras la muerte de este y que Astconsiguiese recomponer sus pedazos con excepción del falo que lohace a través de la magia, consigue concebir a Jer que se convertiráen el nesut (rey) de Kemet al derrotar a su tío Suti desterrandoleal desierto. Usir, Ast y Jer son la triada de neteru más importantede la historia de Kemet. La historia de Jer se va complicando segúnlas épocas transcurren y se disgrega en diversos cuentos e historiasno ofreciendo ninguna, por lo general, una visión completa de lahistoria. Según la mayoría de ellas en la batalla con su tío Sutipierde el ojo izquierdo, que representa la luna, y le arrancó lostestículos a Suti. Suti se sirvió de su transformación en un cerdopara arracarle el ojo por lo que este animal tiene connotacionesnegativas. Recuperó el ojo y se lo entregó a su padre Usir comotalismán para curarle la vista. Segúnlos relatos de Kemet recogidos en los textos de las pirámides losucedido es muy diferente. Ast queda embarazada por Usir una vezresucitado dando a luz a Jer al que alimenta y protege hasta que estálisto para enfrentarse a Suti. Usir regresa de la Duat y le enseña asu hijo todo lo necesario para llevar a cabo su venganza. Cuando estálisto se enfrenta a Suti, que le saca un ojo, pero Jer consiguearrancarle los testículos a su tío y recuperar su ojoofreciéndoselo a su padre como talismán. Geb preside un juicio enIunu que establece a Jer en el trono y expulsa a Suti a gobernar enel desierto.

  

Surepresentación es con cuerpo de hombre y cabeza de halcón que llevala corona doble del alto y bajo Kemet como signo unificador. Tambiénse le representa solo como un halcón con la corona doble o inclusocomo disco solar con las alas desplegadas como protector de laspuertas y las salas interiores de los templos.

Suculto duró toda la historia de Kemet y se extendió a lo largo detodo el país. Fue adoptando diferentes nombres y formas según laépoca y la región llegando a ser denominado también como Jer emajet (el cielo en el horizonte), Jer ajti (el sol de la mañana quees a la vez una forma de Jer y de Ra), apareciendo representado comoun niño especialmente en épocas tardías que representa al herederoreal. Adoptó muchas más formas y nombres y fue venerado endistintas ciudades con formas y nombres distintos. Los griegos leidentificaron con Apolo como señor de los cielos.

 

Jerse asoció también con el ojo sanador que se usó incontables vecescomo amuleto y que a día de hoy es tan popular que la gente se lotatua. Podéis encontrar el significado y la historia de este aspectodel neter en la entrada que le dediqué al respecto aquí.

Jertambién tiene asociados cuatro neteru denominados como los hijos deJer que sirven para proteger al difunto. Debido a su carácterfunerario se les utilizó para guardar las vísceras del difunto conel fin de protegerlas en el paso a la otra vida. 

Unrelato que nos ha llegado hoy día es la venganza de Jer, adaptaciónde la obra “De Iside et Oriside” de Plutarco y los textosgrabados en el templo de Edfú, que pertenecen a época posterior ala historia de Kemet. Es por tanto un relato influenciado por losgriegos en los que se mezclan la leyenda real de Kemet y elementosajenos a la misma cultura. A continuación podéis leer el relato:

Jerfue creciendo y a menudo era visitado por su padre, desde la Duatenseñándole todo lo que necesitaba conocer para derrotar a Suti yvengar su muerte. Cuando Usir consideró que su hijo estaba preparadole preguntó cuál de todas las acciones consideraba la más bella, alo que Jer contestó: Vengar al padre y a la madre cuando han sidoindignamente tratados. Usir nuevamente preguntó, esta vez por elanimal mas útil en la batalla. Jer respondió que el caballo,contestación que dejó perplejo a Usir, que no se explicaba por quésu hijo no había mencionado al león, y le interrogó sobre estepunto. Jer contestó “porque el león es sumamente útil enacciones defensivas, pero el caballo lo es en acciones ofensivascuando queremos dispersar al enemigo y perseguirle en su huida”.Usir tras esta lección de su hijo consideró que Horus se encontrabapreparado para combatir a las fuerzas de Suti. Jer formó unejercito al que se unieron muchos habitantes de Kemet y la reina Aso.

 

Ra,que podía ver el futuro reflejado en los ojos de los hombres,mirando fijamente el Ojo de Jer vio el color del gran mar verde, peroSuti estaba observando y tomó la forma de un gran cerdo, que pasópor donde se encontraba Ra, distrayéndole. Ni Ra ni Jer loreconocieron, y Suti, en su forma animal disparó un soplo de fuego alo ojos de Jer, haciéndole emitir un gran grito de dolor. En esemomento averiguó que el jabalí no era otro que su tío.. Ra sellevó a Jer, que pudo recuperarse de la perdida de visión y reunióde nuevo un ejercito con el que luchar contra Suti.

Seprodujo un gran combate entre los ejércitos de ambos combatientesque duró varios días, tras el que Suti fue vencido, arrestado yatado. Ast le concedió la libertad, tras lo cual Jer indignado learrebató a la diosa la diadema que llevaba en la cabeza. Yejuti lepuso a Ast un casco con la forma de una cabeza de vaca en el lugar enel que había estado la diadema. Stui inició un proceso contra Jerdeclarándole bastardo, pero este, ayudado por Yejuti consiguióvencer en el juicio y en otras dos batallas mas.

Enla guerra hubo muchas batallas, pero la última y más grande fue enEdfú, donde se encuentra el gran templo que recuerda ese día. Lasfuerzas de Suti y Jer se encontraban cercanas entre las islas yrápidos de la primera catarata. Suti, ahora en forma de un granhipopótamo rojo, fue a la isla de Elefantina y profirió unamaldición contra Jer y su madre Ast: “Desátese una tempestad y undiluvio poderoso contra mis enemigos”. La tormenta se desatócontra las naves de Jer, quien consiguió sujetar las barcas. Jer setransformó en un hombre de más de cuatro metros en cuyas manossostenía un gran arpón. Suti entonces abrió sus poderosasmandíbulas de hipopótamo para devorar a Jer, momento que esteaprovechó para lanzar su arpón que golpeó la cabeza del granhipopótamo atravesándola hasta el cerebro y matándolo. Suti sehundió en Japy, en la isla de Edfú. La tormenta amainó y laspersonas de Edfu salieron a recibir al gran Jer entonando el himnoque después los sacerdotes cantarían en la fiesta anual en honordel dios de Edfú.

“¡Siéntasealegre, aquel que habita en Edfú! ¡Jer el gran neter, el señor delcielo, ha matado al enemigo de su padre! ¡Tome la carne de losvencidos, beba la sangre del hipopótamo rojo, queme sus huesos confuego! Córtese en pedazos.¡ Que los trozos sean dados a los gatos ylos desperdicios a los reptiles!

“¡Gloria a Jer el poderoso, elvaliente, el único hijo de Usir, Jer de Edfú, Jer el vengador!”

La difícil interpretación de la mitología egipcia

La entrada original se publicó en: http://bit.ly/2d8aYCk  

Unade las culturas y de las mitologías más complicadas que existen esla egipcia. Cuando hablamos de mitología griega, nórdica o inca nosencontramos con multitud de historias y relatos, pero todos unidospor una coherencia interna y una serie de fuentes orales o escritasque han hecho que su conocimiento nos sea muy cercano. Eso no sucedecon Kemet (Antiguo Egipto). A continuación vamos a estudiar el porqué e intentar explicar los difíciles mecanismos que rigen lacoherencia interna de una religión que se mantuvo durante más dedos milenios.

 

Alacercarnos a la mitología egipcia nos encontramos con una multitudde dioses que adoptan diversas formas. Un mismo dios puederepresentarse de formas muy distintas, como animal y como hombre omujer con cabeza de animal por ejemplo, puede unirse a otros diosesdando lugar a nuevos dioses y representaciones y puede adoptardiferentes funciones. De la misma forma los mitos acerca de lacreación del mundo difieren dependiendo de la ciudad de procedenciade los mismos y lo protagonizan unos dioses u otros.

Antetal panorama es complicado conseguir una idea única y cerrada acercade un dios o de un mito. Simplemente, es algo que nos es posible enla mitología egipcia. Tenemos que empezar asumiendo esto. No vamos aser capaces de encontrar un solo libro o una definición única ytotalitaria acerca de un solo concepto, porque no existe. A pesar deque con otras mitologías podamos encontrar una entrada o referenciapara un dios con toda su historia y cualidades, esto no puede sucederen el mundo de Kemet sin nombrar todas sus diferencias y diversasversiones del mito o dios no pudiendo nunca llegar a una conclusióndel tipo: Jer es el dios de… y representa…

¿Porqué sucede esto? Por diversos motivos. A pesar de todo hay unacoherencia en la incoherencia de los mitos egipcios y lo veremos todoal final de la entrada tras explicar por qué nos encontramos antesemejante y aparente caos.

 

 

Enprimer lugar hay un factor temporal. Hablamos de una sociedad que haexistido durante más de dos mil años bajo una civilizaciónavanzada. Hoy en día no somos capaces de comprender en su totalidadlo que significa este factor tiempo porque nuestras referenciasmodernas son muy escasas. Para hacernos una idea debemos pensar entodo lo que ha sucedido desde la revolución industrial hasta ahoraen la “vieja” Europa para ver cómo, a pesar de haberexperimentado multitud de cambios y evoluciones y dos guerrasmundiales, solo es un pequeño espacio de tiempo en comparación conla sociedad egipcia.

Lomismo sucede con otras sociedades que se encuentran más cercanas anosotros por cultura y localización. El imperio romano, inclusocontando la república, no duró ni un tercio que la sociedadegipcia. Los griegos no se perpetuaron más que los romanos ycivilizaciones como la vikinga apenas duraron más de 300 años. Encomparación, estas civilizaciones son una anotación dentro delespacio de tiempo que abarcó la sociedad egipcia, y sin embargo, nosparece que duraron mucho y permanecieron mucho más tiempo del querealmente hicieron.

Debidoa este factor en cuenta no podemos pretender que los dioses y mitosque se originaron durante los primeros pasos de la sociedad egipciafueran los mismos que al final de la misma dos mil años más tarde.Y a pesar de todo, no cambiaron tanto en un periodo de tiempo tanlargo como si hicieron las sociedades que hemos nombradoanteriormente. Por eso en La última etapa intentamos explicar dentrode cada dios la importancia que tuvo o las modificaciones que sufriódentro de las diferentes etapas por las que atravesó la sociedadegipcia.

 

Ensegundo lugar hay un factor documental. Todo lo que sabemos deantiguas civilizaciones lo hacemos gracias a los documentos y textosescritos que nos legaron. En Kemet existió la escritura desde losprincipios de su época civilizada por lo que podría parecer quedeberíamos saber tanto como de la cultura Romana o Griega. No esasí. El principal motivo es que la escritura se utilizaba casiexpresamente para asuntos sagrados o documentos civiles por lo quetodo lo que tenemos hoy en día son este tipo de escritos. La gentecomún no sabía leer ni escribir y además no existían muchosmétodos de grabar textos más que en papiro, piedra u ostraca.

Estohace que el conocimiento actual acerca de la civilización de Kemetesté influida por textos de carácter religioso o administrativo. Nodisponemos de muchas fuentes de particulares y gente común por loque la egiptología se basa en el conocimiento que tenemos paraintentar extrapolar hábitos, creencias y cultura a la gentecorriente. Por este motivo la visión de los mitos y dioses es lavisión que los templos y los textos sagrados transmiten, pero notiene porque coincidir con el acercamiento a los mismos que tenía lagente de a pie.

Unproblema que se suma son la multitud de fuentes que existen sobre lacivilización egipcia elaboradas con posterioridad. Especialmente losgriegos escribieron mucho sobre Kemet (Herodoto), sobre sus dioses ymitos. Al hacerlo con posterioridad a lo que contaban y desde unprisma griego muchos mitos se confundieron, modificaron o alteraronde tal forma que lo que nos llegó en ocasiones no se podíadistinguir si provenía de la fuente original o siglos más tarde. Elhecho de que algunos dioses se siguiesen adorando con otros nombres yfunciones tampoco ayuda a tener una visión exacta de cómo era elmito original al compararlo con las fuentes antiguas.

 

Entercer lugar tenemos lo que se conoce como la contaminacióncultural. Como hemos apuntado antes, griegos, romanos, árabes hantenido influencia y presencia en el país del Nilo a lo largo de lahistoria. Esto ha provocado que diversos aspectos culturales seconfundiesen entre ellos, se adoptasen en la nueva cultura o semodificasen de acuerdo a lo que la nueva sociedad está másdispuesto a aceptar o comprender. Los griegos cambiaron todos losnombres de dioses y ciudades, asimilando los mismos a sus propiosdioses para entenderlos lo que provocó una excesiva simplificaciónde los mismos.

Diosesgriegos y egipcios no son para nada similares. Forzar unaasimilación, en algunos casos excesiva como Serapis, solo provocaque la idea original se olvide o se vea sustituida. Contra estacontaminación cultural ha tenido que lidiar la egiptología desdesiempre y, si bien muchos no han sido capaces de salvarla, en sumayor parte ha sido posible gracias a las fuentes originales, porescasas que estás sean, y diferenciando claramente lo que vinoposteriormente de lo original.

Porúltimo tenemos las fuentes de la egiptología que permiten elestudio de la sociedad egipcia desde todos los ángulos posibles. Yahemos hablado de las fuentes escritas, pero tanto o más importantesque estas para poder identificar patrones de conducta, movimientosmigratorios o una evolución del lenguaje y las costumbres sonla Antropología física ypaleopatología que permiten el estudio de una culturadependiendo del lugar, desde el punto de vista humano analizandorestos, adn, objetos y comparándolos con resultados presentes en lamisma región en épocas diferentes.

¿Enqué tenemos que basarnos entonces para reconstruir el mito y lasfunciones originales de los dioses?. Desde La última etaparecomendamos que sea en las fuentes escritas originales, a pesar deque las mismas solo ofrezcan el punto de vista de la religión y laadministración. De la misma manera tenemos que abrir nuestra menteal afrontar la mitología egipcia teniendo en cuenta estos puntos quehemos tocado considerando que es imposible disponer de una únicadefinición para un concepto y que un dios puede tener diversasformas y funciones, a veces contrapuestas, y seguir siendo el mismodios y teniendo sentido en sí mismo.