This is JAPAN :: Costumbres .: VOL.1 :.

   Antes de viajar hacia Japón es imprescindible aprenderse (o al menos conocer) las costumbres de estos. Realmente son muy distintos a nosotros: cosas que para nosotros no tienen importancia para ellos es esencial. A continuación un resumen de las costumbres mas cuotidianas de estos japoneses.

 

Picnic alrededor de cerezos en flor (Hanami)

 

   Cuando te encuentres con una mujer, mejor no le digas “Las damas primero” porque no hay costumbre como si la hay aquí. Allí la caballerosidad destaca por su ausencia. Eso sí, si tienes una cita (y mas si es de negocios) más te vale llegar a tiempo. Los japoneses quieren hacer funcionar todo como un reloj. Por esta razón los medios de transporte nunca se retrasan si no es por una causa mayor.

    Al mantener una habla con un/a japonés/a evita un excesivo contacto visual y físico. Mirar directamente a los ojos de la otra persona se entiende como una provocación hacia esta. Dar la mano, como contacto físico, es totalmente raro para ellos. Lo mejor es hacer la típica reverencia para saludar. Al hablar, vigila en no mover las manos porque los japoneses lo entienden como una intención de agresión. 

   Si ves a algún conocido o quieres señalar a alguien, no la señales con el dedo. Si estas obligado a señalar a una persona, extiende al máximo los dedos (sí, todos) y mantener la palma de la mano hacia arriba. Solo se señalan a objetos o animales.

    Si tu interlocutor se queda callado, tranquilo, es más que normal en Japón. Ellos usan mucho el silencio como habla. Utilizan las expresiones faciales y/o corporales en tal caso. 

   Sobre la hora de empezar el trabajo, si empiezan a las nueve de la mañana, ellos EMPIEZAN a las nueve de la mañana. Ni un minuto más ni un minuto menos. ¡Importante! No mastiques chicle si trabajas o estas en una situación formal. Se considera de mala educación.

 

Trabajo a las 9.00 am. Nosotros aún estaríamaos durmiendo…
.

    Evita llevar gran cantidad de joyas y accesorios así como ropa muy colorida y mucho perfumen (y con más razón en una situación formal). Si fuera el caso, os considerarían personajes del “Bajo Mundo”, así que ya sabéis…

    Al terminar el horario laboral, no te vayas de seguida como sí harías aquí. Espera que acabe tu superior y que se vaya. Luego tú y tus compañeros ya os podréis ir.

    ¿Que necesitas trabajo? Es necesario conseguir una tarjeta de presentación que se entregará en la reunión extendiendo las dos manos, con la tarjeta del derecho y que se puede leer perfectamente tu nombre. Empezarás con buen pie.

    Es costumbre alargar los nombres de pila para aumentar el nivel de dicha persona. Por ejemplo, para decir Sr. o Sra. se utiliza “…San”. Si la mujer es joven, “…Chan” o “…Kun” para muchachos o subordinados. Nunca lo utilices para el nombre propio. 

   No es normal que la gente se queje de lo que haga personas desconocidas. Si te molesta el humo de un bar, por ejemplo, no es de costumbre quejarse con el responsable del bar o con el autor de los hechos. Por cierto, cuando hables no lo hagas en voz muy alta para no llamar la atención de los demás.

 

Consigue una tarjeta de presentación y el trabajo es tuyo

 

   Uno de los puntos que me llamó más la atención. Si quieres mocarte no te moques en presencia de personas. Si estas en una habitación con alguien más, sal de ella y mócate. Es impensable mócarse en la mesa. Si es imposible salir, gírate y que nadie te vea. Ah, y nunca uses mocador de tela sino siempre de papel desechable.

 

   Necesitas urgentemente ir al lavabo y te encuentras con que no hay papel. No es que los japoneses sean unos guarros sino que los servicios públicos se utilizan como emergencias. Siempre llevan encima papel de lavabo por si acaso.

    Si estas subiendo por unas escaleras mecánicas (de las muchisimas que hay en Japón) y estas en el lado derecho y oyes alguien que te grita, tranquilo, es porque le estas taponando. Ese lado es solo para las personas que tengan prisa. Todos los demás tienen que ir por el lado izquierdo.

    No uses comentarios sarcásticos. Además que no lo entenderán, no se usa para nada en Japón. El interlocutor muy probablemente lo entenderá como un error gramatical. 

   Si te llaman y quieres hacer un gesto para decir “yo”, señálate la nariz y no con el pecho como harías aquí. El gesto japonés para llamar a alguien es con la mano de lado. Con la palma hacia abajo o hacia arriba se utiliza solo en el caso de animales. El gesto para decir “no” es mover la mano frente la nariz como si apestaras. Si te encuentras con personas por delante y quieres pasar, pon las manos por el medio y haz como si cortaras.

 

Colas en una de las escaleras mecánicas de un centro comercial
.

    Las paredes de los edificios suelen ser muy delgadas. Por lo tanto, intenta poner el volumen de la TV no muy alta y habla con voz moderada para no molestar a los vecinos. Si llegas de fiesta por la mañana, intenta ni hacer correr el agua del inodoro.

    Utiliza zapatos cómodos para sacar y poner si se visita a alguien. En su casa te tendrás que sacártelos para entrar. Nunca, además, lleves calcetines agujereados. Que pensarán de ti, sino, estos japoneses… El anfitrión te tiene que proporcionar unas sandalias para entrar. Eso si, si la sala tiene tatami (esteras de paja) quítatelos y entra descalzo. Solo usa esas sandalias por la casa, ni por la entrada ni por el jardín. En el baño encontraras otras sandalias especiales (por dios, como son!).

    Si te preguntan para ayudarle a hacer algo, tienes que rechazarlo! Es de costumbre no ayudar al anfitrión a hacer cosas como el te, la comida,… Es normal que te rechacen tu ayuda, incluso si fuera realmente necesaria. Si quieres que te ayuden, lo tendrás que pedir al menos tres veces. Si quieres que te ayuden inmediatamente, pídelo con una orden.

    Las mujeres al reírse se tapan la mano. Si tu eres una mujer no hace falta que lo hagas pero ya veras como se te contagia…

    Cuando visites a alguien, lleva parte de la comida o bebida. Es costumbre hacerlo, o sea que no quedes mal. Por cierto, si recibes un regalo, es típico devolvérselo con un regalo de igual o mayor valor al recibido. Eso si, evita regalar regalos demasiado caros. Ah, y es normal que tu digas que no es nada del otro mundo el regalo. 

   En las bodas y funerales se da como costumbre dinero. Tienen que ir en un sobre que se pueden adquirir fácilmente en las estaciones de autoservicio. Los billetes, además, tienen que ser nuevos. En caso contrario, se considerará una falta de respeto.

 

¡No entres aquí con sandalias!

 

   Si te vas de vacaciones, compra detalles a todos tus compañeros de trabajo, incluso si te caen mal. Es de costumbre hacerlo aunque sea de poco valor.

    En circunstancias más formales es de mala educación desenvolver inmediatamente los regalos que uno recibe. La costumbre es preguntar a la persona que se lo ofrece si lo puede abrir en ese momento.

    Es una expresión de cortesía el acompañar a la persona que te ha visitado hasta el exterior.

    Curiosa costumbre es la de dejar sentar al huésped mirando hacia la salida o hacia la parte principal y la persona de más rango o edad delante de él. Otra costumbre es la de dejar la parte de detrás de un taxi para la persona de más rango mientras que la otra tiene que ir delante con el taxista.

    Cuando llegues a Japón y pidas un taxi, espérate y se abrirá la puerta por arte de magia. Es un sistema tecnológico, que no te sorprenda (aunque no serias la primera…). 

   Es costumbre entre los japoneses alabar el buen dominio del idioma japonés (entre otras cosas, apariencia ,etc.) de cualquier extranjero. Pero también es la costumbre que lo niegues (aunque sea cierto). Todo esto como una forma de poder demostrar tu buena voluntad.

 

No te asustes, no ha sido un fantasma
.

     Bueno, hasta aquí llegamos con las “originales” costumbre de los japoneses. En el próximo Volumen podréis ver las curiosidades más extravagantes del país nipón, que son igual de raras o más que las costumbres que acabáis de leer. Ya lo veréis…