Pervirtiendo Videojuegos: DIABLO

Para despedir bien pervertido el año, nada mejor que uno de los juegos que más ha dado de comer a Blizzard, tras Warcraft y Starcraft: DIABLO.

La verdad es que el nombre da pie para pervertirlo, desde luego: cuando éramos críos, se nos decía que el diablo era el mal personificado, aquél que venía a ofrecernos cualquier cosa a cambio de nuestra alma. Todo para meternos miedo, para no hacer maldades… hasta que nos dicen desde Roma… que el Infierno no existe. Se ve que no jugaron a éste juego…

El argumento pintaba bien: corrupción de cuerpos y mentes, angeles y demonios por ahí (Dan Brown, se te adelantaron..), un grupo variopinto de héroes por determinadas circustancias… Pero como en todo buen juego que se precie de lucha contra hordas demoníacas, se echaban en falta detalles como éstos:

.-Entes depravados: enemigos capaces de intentar matarnos… via sexual, ya sea en parejas o en grupo. Sodomizaciones, coito vaginal u oral (en función del personaje que manejemos…) y con atributos dignos del mejor animé hentai tenticular.

.-Entes conversores: enemigos capaces de corrompernos y de apuntarnos a sus filas, para asi, sumar un alma más al ejército de las tinieblas. Lo cual sería una putada para miembros del grupo.

.-Agua Bendita: sería como la bomba definitiva ante la saturación de engendros del mal, una especie de purificadora de mapas hasta que matemos al malo de turno, lo cual sería digno de agradecer.

.-Insultos: poder escribir o indicar palabras malsonantes a nuestras hostias contra los malos, demonio final incluido. Cuanto más duro el insulto, más daño haremos.

A todo ésto, el atrezzo de las fases debería de ser algo más… decadente: signos religiosos invertidos o con degenerados encima muertos tras tratar de hacer ciertas cosas indebidas (copular en cruces invertidas crucificados con manos o pies clavados…) niñas y bestias amandose en paz y armonía en cuerpo y alma, cuerpos grotescos, repulsivos y con rasgos demoníacos… y azufre por doquier, blasfemas satánicas escritas por el mapeado… brutal de necesidad.

(JUGANDO BIEN BONITO CON MOMONE os desea a todos/as los lectores/as y opinadores/as valientes, una feliz salida del 2008, y una no menos feliz entrada al balbuceante 2009 que está a punto de abrir los ojos. Feliz noche)