Jewel 03: Carreras muy, muy jugosas

Capítulo 03:

Davenport Country es un lugar al que han llegado corredores de casi todo EEUU para correr ilegalmente en sus calles, lo que se denomina"Juiced Race": varios coches tienen líquido en las ruedas que en función del contenido que se derrame, puede provocar diferentes reacciones en el vehículo que está detras. Ningun conductor sabe si su coche tiene esas capsulas, hasta que se vé en el asfalto. De los participantes, destacar a uno al que se le llama"007"por su vehículo, un Aston Martin tuneado y grisáceo, cual coche homónimo de los films de la saga Bond, las"Penélope Glamour", o cuatro chicas que conducen un Nissan, Dodge, Rover y Subaru respectivamente de color rosáceo, un"Knight Rider"con luminoso en el morro, todo un Pontiac Trans-Am con matrícula"Knight", pero no habla que se sepa, y una inscripción de ultima hora, un Alfa Romeo de colores violaceos y grana cuya conductora es una tal Patricia, que llama a su coche"Jewel".

Al día siguente, todos los participantes reciben las coordenadas gps del lugar de la salida de la"Juiced Race", absteniéndose de mirar los neumáticos para saber si tienen o no las cápsulas, bajo pena de descalificación automática. Uno a uno, van reuniéndose en una nave vacía y con multiples salidas alrededor de 27 vehículos participantes, con un rugido de motores a cual más ensordecedor. Una damisela con megáfono, avisa de la ruta a seguir:

-"¡Bienvenidos y bienvenidas a la Juiced Race! El objetivo de la carrera es conseguir los coches de los demás rivales… si los rivales siguen en pie tras la carrera. Hay coches que tienen en sus ruedas una especie de jugo, el cual no suele ser el mismo en los coches que lo llevan. Unos pueden ser inofensivos… y otros armas mortales. ¡El ganador a una vuelta, se lleva todo un concesionario!"

En los gps de los 27 participantes aparece la ruta a seguir, un recorrido parcial por Davenport Country, con unicio y final en la nave abandonada. Una luz verde grande se enciende… y los bólidos comienzan a salir por todas direcciones: el"007"toma iniciativa y sale por una de las salidas hacia el norte, mientras que una de las"Penélope Glamour"toma la salida oeste. Mientras otros les siguen, Patricia y su"Jewel"toman la salida sur, mientras que el"Coche Fantástico"va por la éste. Mientras van coincidiendo todos a la carretera principal, ocurre lo esperado: el"007"comienza a soltar de sus ruedas una especie de líquido que es como sellante, lo cual elimina los dibujos de las llantas de todo aquél que pasa cerca, dejando el neumático liso.

Todos se acercan al primer puerto de control, y de repente, aparece la policía local detrás de una de las"Penélope Glamour", concretamente la que conduce un Subaru. Otra de las"Penélopes", la que conduce un Nissan, comienza a conducir de manera muy agresiva junto al coche policial, derramando sus neumáticos líquido inflamable, provocando que sus ruedas traseras y delanteras comiencen a arder, consiguiendo que las ruedas delanteras del coche patrulla sean alcanzadas por las llamas… mientras el Nissan derrapa con un giro que le hace chocar con 9 coches, 8 de ellos participantes en la carrera ilegal.

Mientras, el coche de Patricia,"Jewel", se pone en cabeza, seguido por la"Penélope Glamour"que lleva un Rover, que tiene sus más y sus menos con el Pontiac Trans-Am. Tras sucesivos giros y curvas, amén de sirenas de coches policiales locales que se han sumado a la carrera, el Alfa Romeo de Patricia pasa el siguiente paso de control, y varios segundos después, el Rover. El Pontiac de matrícula"Knight"suelta de sus neumáticos un líquido de tipo disolvente que va deshaciendo las ruedas, no solo las propias, sino también las de los coches de policía que tienen la desdicha de pisarlo. El resultado: un choque en cadena que bloquea el paso a muchos vehículos y una vuelta de campana de otro de los participantes que destroza una parada de autobús.

La meta está cerca. La nave de la cual salieron todos los participantes de la carrera ilegal, cada vez se ve más cerca… con dos coches en carrera: el Rover ha activado nitropropulsores que la ponen en cabeza de manera temporal… hasta que Patricia activa el combustible especial que hasta ahora no había sido utilizado, una amalgama de carburantes experimentales de alto octanaje. Conclusión, definitiva:"Jewel"pasa cerca del Rover por poquítos milímetros, viendose virutillas de la pintura y carrocería desprendiéndose del coche, ganando así la"Juiced Race".

Pocos días más tarde, en un lugar de Indochina, los 26 vehículos que participaron junto al"Jewel" de Patricia en la carrera, o al menos algunos excelentes duplicados exactos, son llevados a un garaje a nombre de un tal…"Lupin"