Leia Organa, Princesa Rebelde 14:

Episodio 14: El Asunto de los Wookies.

El Gran Moff Tarkin no solía tener mala cara, pero al entrar por la Academia Imperial de Pilotos, cualquiera osaría a tener un mal gesto contra él. Con paso firme y rápido, Tarkin es recibido por el oficial de alto rango de los pilotos imperiales.

Gran Moff, es un honor recibirle.

Necesito que convoque a todos los pilotos. No me importa si alguno está enfermo o moribundo. Quiero ver a todos los pilotos en la sala imperial de instrucción.

Como ordene, Gran Moff.

La sala imperial de instrucción es algo más pequeña que una sala de reuniones, donde los pilotos tienen holopaneles que representan los indicadores de radar de cualquiera de los Tie del Imperio, ya sean Fighters, Bomber, o Interceptor. Pronto la sala se llena de pilotos, ya sena hombres o mujeres, esperando a que Tarkin aparezca. Pasados unos minutos, la figura de Tarkin aparece por una de las entradas a la sala, mostrando a todos su frío semblante serio, incapaz de reflejar rabia o cualquier otra emoción.

Saludos. No estaría aqui de no ser por graves notícias que nos han llegado desde el planeta natal de los wookies. Hace ya bastante tiempo enviamos varios destacamentos imperiales para conseguir datos sobre el armamento y las tácticas de los wookies en ataque y defensa para poder aplicarlos en nuestras tropas… con desastrosos resultados. Pese a nuestra superioridad tecnológica y disciplina militar, los ataques de los wookies nos provocan costosas y desagradables bajas de soldados de asalto y oficiales.

Sin embargo, hemos dado con la clave que puede darnos con la victoria sobre dichos seres, y es su idioma. Sabemos que varios pilotos que hay aquí conocen el idioma wookie. En el caso de decidir participar, irian asignados al próximo Destructor Imperial rumbo al planeta, siendo ascendidos diréctamente al grado de Capitán. Sus hazañas sobre los wookies serían referencia para futuras generaciones imperiales, con la bendición y apoyo del Emperador.

En el salón los murmullos aparecen y crecen debido a las dudas de algunos pilotos sobre tamaña misión. De repente, uno de ellos, viejo conocido del Gran Moff, hace callar murmullos:

Moff Tarkin, conozco desde hace tiempo el idioma de los wookies. Iré a ese Destructor Imperial a prestar mis servicios al Imperio.

-Diga su nombre y planeta de procedencia.

Han Solo, Corellia.

-Desde ahora queda ascendido al grado de Capitán. Se incorporará a la tripulación del Destructor Imperial dentro de dos días, situado en el hangar 1138.

-Sí, señor.

Con el mismo gesto serio e indenme, el Gran Moff Tarkin sale de la sala, mientras que el recientemente ascendido Han Solo hacía cábalas sobre lo que le reportaría ser Capitán.

"Capitán… más créditos para mí… y para pagar a Jabba lo que debo. Será sencillo con los wookies."