Caballeros de Leyenda 07

Saludos a todos/as:

Caballeros de Leyenda os ofrece un personaje que para muchos, os será conocido por esa lamentable adaptación cinematográfica de la primera de las teóricamente, trés entregas literarias (que al final serán cuatro, ya que ha salido el ultimo tocho, LEGADO…) escritas por un chaval llamado Christopher Paolini, que aprovechando lo que había escrito en cuadernos se lo llevó a su padre, dueño de una librería, y mediante correcciones y asesoramiento decidió comercializárselo en su tienda como una…"novedad exclusiva", gustando a gente devoradora de un libro que no encontraban en otra parte, comprándolo para parientes y amigos que no podían conseguirlo en otros sitios. Tal fue la popularidad del libro, que un tal Alfred A. Knopf convenció al padre de Paolini a publicar el libro bajo su sello a cargo de una gran editorial, forzando a Paolini a continuar las andanzas de… ERAGON.

VIDA DE ÉSTE CABALLERO:

Hijo de una mujer llamada Selena y de un padre del que no sabía nada, Eragon Bromsson quedó al cuidado de su tío Garrow y su esposa Marian, la cual murió años después de aquello. Así, Eragon ayudaba a su tío y a su primo Roran en la agricultura, y cazando en un territorio hostil conocido como las Vertebradas, lugar cercano a su aldea, Carvahall. Sin embargo, a los 15 años, la vida de Eragon cambiaría para siempre, al encontrar una misteriosa gema azulada, que para su sorpresa resultó ser un huevo de dragón… o más bien dragona, en éste caso.

Saphira, nombre elegido por si misma, toca al muchacho con su garra, convirtiéndolo así en su Jinete, algo que era sinónimo de nobleza antes de éstos tenebrosos tiempos, antes de… Galbatorix. El malvado rey de Alagaësia buscaba el huevo de dragón con ahinco, mandando a sus guardas, los Ra’zac, por todos los rincones, llegando hacia Carvahall… con desastrosas consecuencias para Eragon: su tío Garrow muere al incendiar los Ra´zac su granja. Eragon, desde ese momento, clama venganza contra Galbatorix. Antes de irse del pueblo, el muchacho habla con alguien que podría saber algo sobre dragones, alguien llamado Brom. El cuentacuentos borrachín sabe la verdad sobre la marca de Eragon en su mano, acompañando al muchacho a un lugar cercano donde puede ver con sus propios ojos a Saphira. Así, Eragon recibe entrenamiento tanto en lucha como espada como en la magia, usando el lenguaje antíguo, el que dominan los elfos. Parece ser que usando el lenguaje antiguo, se usan los verdaderos nombres de todo lo que hay en el mundo. Brom deja en manos de Eragon su espada, llamada Zar-Roc, la cual, según Brom, perteneció a uno de los Jinetes renegados de Galbatorix.

Tras varias peripecias y viajes, Eragon es decubierto por los esbirros de Galbatorix, y tanto él como Brom y Saphira, son capturados. Sin embargo, desde las sombras, alguien dispara con flechas a los Ra´Zac y les planta cara, pero no puede evitar que uno de ellos lanzase un puñal a Eragon que Brom intercepta con su cuerpo. Pese a los intentos por curarlo, Brom muere, no sin antes revelar a Eragon la verdad sobre su vida: él fue un Jinete del antiguo rey de Alagaësia, y su dragon murió a manos de Morzan, cuya Zar-Roc era su espada. Su misterioso benefactor resultaria ser Murtagh, que decide llevar a Eragon hacia donde se encontraban los Vardenos… siendo apresado en el camino por un"sombra", un ser llamado Durza. El muchacho descubriría que no estaba solo, sino que había una elfa llamada Arya, inconsciente por un veneno que solo puede eliminarse con un antídoto que se encuentra en las montañas Beor. Gracias a la telepatía de Arya, Eragon puede comunicarse con ella, y logra escapar de su prisión, al igual que los demás. Durza sigue a los fugitivos con su ejército de Urgalos, dándoles caza… y provocando al jóven una herida que no cicatrizará jamás, pero con la ayuda de Saphira y Arya, Eragon logra eliminar a Durza mediante un espadazo en el corazón.

Después de participar en la elección de la nueva líder de los Vardenos, Eragon acude a la tierra de los elfos, entrenandose duramente, junto a Saphira, en la mágia, aprendiendo así una nueva técnica que le hace convertirse en una especie de"semielfo". Sin embargo, rumores sobre Jinetes de Galbatorix hacen que el muchacho deje de entrenarse y vaya a luchar contra el nuevo Jinete, que para su sorpresa, resulta ser Murtagh. Pecando de inexperiencia, Eragon es vencido por él, dejándole vivo, no sin antes decirle que es hijo de Morzan, y de Selena, la misma madre de Eragon, lo cual les convierte en medio hermanos. En su marcha, el jóven se reencuentra con Roran, su primo el cual le pide que libere a su novia Katrina, raptada por los Ra´Zac. Tras una serie de aventuras, Eragon descubre que lo que dijo Murtagh era cierto, y que ademas, descubre de su maestro, que Brom fue su padre. Katrina queda libre y Eragon bendice la boda entre ella y su primo, cuando Murtagh aparece con sus tropas, siendo vencidos por Eragon y su dragona, mas la ayuda de 12 hechiceros. Murtagh cae, pero se lleva la espada Zar-Roc como legítimo poseedor.

Con tiempo para asimilar todo, Eragon adquiere espada propia, cuyo nombre hace que suelte llamas, y vive intensas aventuras, descubriendo la fuente de poder de Galbatorix, los eldunari, el corazón de corazones de los dragones. De hecho, el muchacho tiene el eldunari del dragón que su maestro en las tierras elfas le dió, al cual no pudo salvar del ataque de Galbatorix tras una intentona de Murtagh. Aparece un nuevo"sombra", pero es derrotado, y espera el momento de hacer pagar a Galbatorix… por todo.