Hentai Story 85: La enfermera, mi hermana, y la jefa de mi hermana… en mi cama.

Kuobea no se lo podía creer:

Una pierna fracturada por varios sitios, la otra por otros dos… y encima, por un despiste al volante de su hermana Boakoi, que conducía una furgoneta de reparto de quesos con su jefa de copiloto, nada más y nada menos que en su primer día de trabajo. Tal fue el afán de saludarle, que no reparó en que iba a gran velocidad… y le atropelló en plena calle.

-De parte de la empresa, queremos disculparnos por el accidente sufrido. No te faltarán quesos de la empresa durante un año.

-Gracias, Sra

Sra. Neigoe. En cuanto a tu hermana…

Sra. Neigoe, lo siento mucho, aceptaré el despido como responsable del accidente.

Antes de que la representante de la empresa pudiera decir algo, entra una enfermera, de cabellos castaños y gran busto, sirviendo la merienda.

-¡Hora de merendar, Kuobea, y no, no tienes queso, nada de productos ajenos a la comida del hospital!

La enfermera retira de la mesa una cesta con productos de la empresa de quesos, y le deja una bandeja con un misero bollo con pinta de ser seco, y un vaso de algo parecido a cacao batido, por el color, no por el olor. Sin embargo, el peor momento para Kuobea es cuando, delante de la hermana y de la Sra. Neigoe, la enfermera le baja los pantalones para ponerle una cuña en su pene.

-Bueno, asi, si tienes ganas de orinar… puedes ir llenándola. Pulsando un botoncito, subiré para cambiartela.

La cara de Kuobea es de bochorno total, mientras que la Sra. Neigoe mira con gran detenimiento el miembro viril del hermano de su exempleada.

-Vaya, Boakoi, ésto si que es algo para ver y no dejar de mirar.

Sra. Neigoe…

Kuobea, qué opinas tú de ésto.

Para asombro del chico y su hermana, la mujer enseña sus pechos a los ojos del chico, mientras con una mano, ella retira el pene de la cuña con su mano, comenzándoselo a tocar.

-Son… son… preciosas, Sra. Neigoe, aunque me está tocando mi…

-Oh, vamos, no me digas que Boakoi no…

La cara de la chica es de rojo tomate al oir a la Sra. Neigoe.

-No, ella nunca me…

-Ven, Boakoi, seguro que no podrás negarte a recuperar tu empleo.

-Sí.

Boakoi acude a donde está la Sra. Neigoe, y tímidamente, acerca su mano a donde Kuobea tiene el pene erécto por la labor manual de la Sra. Neigoe, la cual deja de acarciarle el pene para que Boakoi sea quien lo acaricie. Con sus pechos aún visibles, va desabrochando parte del uniforme que lleva Boakoi, quitándola hasta el sujetador, dejando los pechos de la hermana también al descubierto.

-Mira, son igual de bellos que los míos, ¿verdad?.

La Sra. Neigoe comienza a lamer y chupar los pezones de Boakoi, la cual tiene la cara roja, y su mano agarrando firmemente el pene de su hermano, el cual por accidente, pulsa el botón de la enfermera, la cual acude a los pocos minutos de haberlo pulsado.

-¿Ya has llenado la… cuña?

La cara de la enfermera casi es del color de sus cabellos ante lo que vé, y presa de una excitación creciente, cierra la puerta de la habitación, y decide quitarse su uniforme mientras tira la cuña que llevaba en la mano al suelo, uniéndose a las otras dos, con besos con lengua multiples entre las trés. Así, la enfermera ayuda a las otras dos a despojarse de húmedas bragas, para que así, Kuobea, con sus dedos, pueda dar placer doble a su hermana y a la jefa de su hermana en sus sexos, mientras la lengua de la enfermera se ocupa de su duro y firme falo.

-Ufff… que gusto… dioss… que dedos tienes, hermanito…

-Vamos, Kuobea… date mas briooooooooo…..

El pobre muchacho se entregaba arduamente con sus dedos para satisfacer las demandas de aquellas dos viciosas, soportando además la fenomenal mamada que la enfermera le está realizando.

-Creo… creo… que me voy…. me voy a…

La enfermera deja de chupar para apartarse el pene de sus labios, y recibir directamente una gran descarga de esperma en varios chorros, dejando su cara y buena parte de sus pechos cubiertos por semejante cremosidad blanquzca y caliente. Al verla con eso encima, Boakoi y la Sra. Neigoe dejan de ser masturbadas para irse a ver a la enfermera y lamerla mejillas y pechos, dispuestas a limpiarla del esperma de Kuobea. Al terminar, Boakoi, no sin ayuda, se coloca encima del pobre Kuobea, con su sexo rozando el pene flaccido de su hermano.

Hermanito… me gustaría que…

Boakoi

La enfermera lame los pezones de Boakoi, mientras la Sra. Neigoe besa con lengua a la hermana de Kuobea, que va colocándose el pene de su hermano dentro de su vagina virginal, y comienza a moverse arriba y abajo, de manera suave. El pene de Kuobea va recuperando poco a poco su dureza, al topar con el himen de su hermana, la cual tiene ya pezones duros como rocas, lamidos por las dos viciosas que se acarician sus sexos húmedos.

Kuobea, por favor… desvírgame.

Boakoi… sí.

El jóven desvirga a su hermana con una certera embestida, haciendola jadear con fuerza y vigor, contenida a veces por las lenguas de la enfermera y su jefa, acelerando sus entradas y salidas del coño de su hermanita. La enfermera no puede contenerse más, y estalla en un chorro de jugos vaginajes que empapa las sábanas de la cama, mientras Boakoi no aguanta mas, y cae presa de un orgasmo que la deja casi inerte sobre su hermano, el cual eyacula dentro de ella tras bombear a un ritmo frenético. La Sra. Neigoe tampoco aguanta y suelta otro buen chorro de jugos que llegue hasta el pecho de Kuobea.

-Gracias, hermanito.

Boakoi, con ayuda de la enfermera, se levanta del cuerpo de Kuobea, permitiéndose ver como va saliendo el semen de su hermano mezclado con la sangre del desvirgamiento de Boakoi. Agotado, Kuobea pide una cosa a la enfermera:

-Enfermera, creo… creo que… necesito la cuña.

 

 

 

 

 

Frente a Frente 24:

Saludos a todos/as en una nueva entrega de Frente a Frente:

En vista de la nula participación, he sacado mi dado de 10 caras y ha dictado sentencia en el combate entre Cammy y Terrax, el cual podéis leer a continuación:

"Pese a que tenía todas las de perder, la agente Cammy se lanza a la desesperada y tras una tenaz defensa, consigue hacer una presa que deja debilitado al que fuera heraldo de Galáctus, tumbándolo. Gracias a su acción, Cammy fue ascendida, y se la concedió el permiso para ir a representar a Inglaterra, en aquel torneo de lucha callejera"

Ahora, tenemos a dos personajes de cómic, uno de Marvel, y otro de DC en pleno reinicio de su universo. Uno se distingue por ser buen amigo y compañero del Capitán América, y el otro, se distingue por haber sido un héroe cercano al pueblo, con una vida algo complicada, y eso que fue inspirador de cierto arquero de Marvel el cual aparece en el film de los Vengadores. ¿Intrigados? Os presento pues el combate entre…

HALN vs GREEN ARROW:

Star City es una ciudad normal, salvo por su bosque enmedio de la ciudad, en forma de estrella. Además, la ciudad tiene un héroe, un héroe color verde esperanza, como el bosque de la ciudad, que no rehuye la luz, ni se hace amigo de la oscuridad, ayudando a la ciudad con sus flechas. Ese héroe es Green Arrow… y está en una misión.

Hace casi 10 días, una sospechosa oficina de reciclaje está haciendo misteriosas obras cerca del bosque. Teóricamente es para salvaguardar el perímetro del bosque, pero no hay resultados ni datos que avalen o se conozcan de realizar dichas obras. Es mas, se ven obreros, pero no se ven muchos a tenor del ruido que se forma y se escucha. Ollie se infiltró en las obras, descendiendo por una rampa que baja al subsuelo de Star City, viendo que hay completas galerías excavadas… y varios operarios vestidos con extraños ropajes amarillos y cascos como en forma de papelera, también amarillentos. Además, algunos de esos hombres llevan armas de fuego.

Movéos, debéis de llevaros esos residuos fuera para el análisis.

Ollie ve varias piedras fosforescentes que hay cerca de unos sacos, sin duda el objetivo de aquellos hombres amarillos, pero para su sorpresa, uno de los operarios se dirige hacia uno de esos hombres.

Señor, creo que hay un problema en el sector M-8.

-¿M-8? No hay ningun…

Green Arrow se sorprende al ver que bajo los ropajes de obrero que golpea al hombre de amarillo sin ningun complejo, son visibles los colores del traje de uno de los superhéroes más conocidos de Nueva York, el Halcón. Viéndose acompañado de un colega, Ollie decide quitarse su camuflaje y disparar a más hombres amarillos con su arco y flechas.

Halcón, me gustaría haberte dado la bienvenida a mi ciudad, pero te me has adelantado!

Disculpa que no te avisase, Green Arrow, pero podemos acabar ésto juntos. Huele a I.M.A. por todas partes.

-¿I.M.A.?

Idéas Mecánicas Avanzadas. Son esos con cascos de papelera amarilla. Buscan algo aquí abajo, algo para M.O.D.O.K.

-Ese M.O.D.O.K. debe ser su líder.

-Normalmente no suele estár cerca, aunque es un peligro si lo estuviera.

-Nah, entre tú y yo le haríamos picadillo.

-Si tú lo dices… ¡Cuidado!

Gracias al Halcón, Ollie es salvado por varios disparos de los agentes de I.M.A. a los que dispara con sus flechas, dejándolos muertos. Sin embargo, Ollie descubre para su sorpresa… que no se puede mover.

"¿Hola? ¿Puedes oirme en tu mente, Oliver Queen, más conocido como Green Arrow? Seguro que no te puedes mover, ¿Verdad? No eres el único, mira"

Para su sorpresa, Ollie ve como el Halcón hace ademán de moverse, sin conseguirlo.

Quién…. eres…. y por qué… nos haces… esto.

"Oh, pensé que Sam Wilson, el Halcón, te lo habría comentado. Soy M.O.D.O.K., y los dos sóis una molestia en mis planes y los de I.M.A."

Baja… a por… nosotros… si tienes… lo que…. hay… que tener.

"Lo haría encantado, pero tengo cosas más importantes y útiles que hacer, amén de más divertidas, como la de haceros matar entre vosotros, lo cual no sería ningún problema… para mí. Sería tan sólo un disparo, Ollie, dirécto al corazón de un negro, seguro que no te afectará mucho"

Que… te… jodan.

"Valientes palabras que pondrán en tu tumba, me encargaré de ello. Ahora terminemos con ésto"

Ollie ve como sus brazos se mueven sin poderlo evitar, cogiendo una de las flechas del carcaj, mientras oye el sonido de un halcón que va directo hacia él. Con la flecha preparada para disparar, Ollie recibe picotazos y arañazos del halcón en su rostro, del cual, al igual que el del Halcón, salen lágrimas.

¿VENCERÁ GREEN ARROW? ¿LO HARÁ EL HALCÓN? VOSOTROS, SI QUERÉIS, PODÉIS DECIR EL COMBATE. SI NO… MI DADO DICTARÁ SENTENCIA.