Máquinas de Matar 01:

Saludos:

Máquinas de Matar es una sección que se dedicará a hablaros de robots, cyborgs o inteligencias artificiales que quieren hacer a la humanidad la vida un poco más dificil. Os hablaré de esos chismes malvados, provengan del cine, del mangánime, de los videojuegos o de los cómics, como los bichos de los que os hablaré ahora, los…

MANHUNTERS.

Los Manhunters, originariamente, son organismos cuyo mundohogar es Biot, en el sistema Orinda. Sin embargo, los Guardianes de Oa se fijaron en ellos para aprovechar su organismo tecnoorgánico para usarlos como su gran policía espacial, es decir, los homo antecessor de los Green Lantern Corps que conocemos. Tomando como referencia las pautas de investigación y de análisis de los Detectives Marcianos de Marte, los Guardianes se las aplicaron a los Manhunters con esperanzadores resultados, hasta que decidieron matar a los posibles culpables en vez de hacer la justícia requerida. Ello les hizo rebelarse contra los Guardianes, y éstos decidieron darles caza y eliminación, llegando a usar a sus primeros Green Lantern Corps para ello, cuando no podían implicarse personalmente. Ésto sucedió hace miles de años.

Sin embargo, los Manhunters, pese a ser diezmados, decidieron tramar venganza contra los Guardianes, y contra los Green Lanterns, sus reemplazos. Así, se infiltraron en planetas, camuflándose entre sus habitantes, inclusive a la Tierra llegarían. En Marte, llegarían a tener un templo con la efigie que les representaría, llegando a tener seguidores de sus credos, y en la Tierra, varios humanos seguirían sus enseñanzas, ignorando que dichos credos y normas eran dictados por extraterrestres. De hecho, varios hombres, como Paul Kirk en los 40, lucieron sus colores y su nombre, haciendose un pequeño hueco en el mundo de los superhéroes emergentes por entónces. En los 70, la Liga de la Justícia de América derrotaría al Gran Maestro de los Manhunters, menos a Mark Shaw, que se haría pasar por un héroe llamado Privateer, hasta que se supo su pasado criminal.

Sin embargo, un nuevo Gran Maestro haría activar el Proyecto Manhunter en Nueva Orleans, movilizando a todos los humanos que han sido agentes de Manhunters, siendo sombras de buena parte de los superhéroes. Ello obligó a que un Guardián y una Zamarona se fusionasen para dar vida a los nuevos héroes del Milenio, héroes capaces de parar a los Manhunters. Con ayuda de los héroes, sean los recientes o los existentes, la Tierra fue salvada, y el nuevo Gran Maestro, destruido, así como su mundohogar. A modo de curiosidad, Shaw se redimió, dejando atras su papel como Privateer, volviendo como Manhunter.

Cuando parecia que la amenaza Manhunter había desaparecido, un inexperto Green Lantern, Kyle Rayner, se encontró con varios Manhunter, algo más desarrollados de lo habitual en ellos. Según parece, en Biot había un nuevo Gran Maestro, siendo el que fuera Superman Cyborg, quien ha dotado a los Manhunters de las ventajas de la tecnología Kryptoniana… y la tecnología de Oa inicialmente destruida por un Hal Jordan poseido por Parallax, entidad bioorgánica corruptora. Eso hizo que los Manhunters incorporaran sistemas de captura de Green Lanterns, manteniéndolos presos dentro de ellos mediante suspensión criostática, o absorber las energías de sus anillos de poder, dando energía a anillos amarilos de los Sinestro Corps, que funcionan con el miedo.

Inicialmente, los Manhunters usaban una pistola de rayos esmeralda, que recargaban con las baterias de poder, de la misma manera que los Green Lanterns recargan su anillo.

Aún no se han dejado ver por el reseteado Universo DC, pero si vuelven a aparecer, se oirá el grito que les ha hecho terriblemente célebres:

¡NINGUN HOMBRE ESCAPA DE LOS MANHUNTERS!