F-zero

Nintendo

Conducción

Jugadores: 1

Continuaciones: 0

Fases: 15

Dificultad: Difícil

Introducción

Seguro que más de uno se ha preguntado alguna vez, como serán las carreras del futuro. Pues bien, los sabios programadores de Nintendo encontraron la respuesta y la plasmaron espectacularmente en este poderoso y alucinante cartucho llamado F-Zero.

 Graciosa portada japonesa

Este juego futurista nos traslada al siglo 26, exactamente al año 2560, época en la que el imperio terrestre está en manos de ricos comerciantes que rigen en plena armonía, a las masas pobladoras del planeta.

 El cartucho era algo más sosete.

En una reunión de estos altos cargos, se planteó la posibilidad de crear un nuevo deporte que sustituyera a la anticuada fórmula 1.

Todos se pusieron de acuerdo y empezaron a crear lo que sería las reglas de lo que sería este futuro deporte nacional.

Los circuitos se construyeron a más de 300 metros de altura, sobrepasando al más alto rascacielos que jamás había sido creado.

 En la caja (creo que en la americana sólo) se nos explica todo este rollo.

Gráficos (71)

El impacto que tuvo el Modo 7 y la sensación de velocidad y fluidez destacan demostrando el salto generacional.

Sonido (71)

Podemos destacar la calidad de la banda sonora, con melodías muy cañeras que encajan bien con la velocidad del juego y que ayudan a meter más emoción.

Jugabilidad (71)

La energía que alimenta a nuestro bólido, irá disminuyendo a medida que choquemos contra la carretera u otros vehículos.

Si no queremos que nuestra nave estalle en mil pedazos, tendremos que recargar el desgastado “Power” en una zona del circuito marcada con rayas verdes.

Cuando pisemos esta zona, una nave de recarga aparecerá y rellenará nuestro depósito mientras estamos en marcha.

Para pilotar en los circuitos de la Fórmula Zero hacen falta vehículos espaciales realmente especiales. Y nada mejor que estas cuatro naves:

Blue Falcon: La nave del capitán Falcon. Sus características son notables. El único punto débil es la maniobrabilidad. Alcanza los 457 km/h.

 Golden Fox: Pilotado por el Doctor Stuart. Esta aeronave es la más potente en temas de aceleración aunque esta cualidad le resta un poco de fiabilidad a la hora de tomas las curvas. Su velocidad máxima es de 462 km/h.

Wild Goose: El intrépido piloto de esta potente nave, es el reptil Tico. La resistencia de esta nave es su mayor cualidad. Otro de sus puntos fuertes es su agresiva conducción en pista y su gran facilidad de manejo.

Fire Stingray: Esta nave esta provista de dos potentes turbinas, lo cual la convierte en la más veloz de todas y posee la vuelta más rápida de todos los circuitos. No obstante es la más lenta en cuanto a la aceleración.

Antes de pasar a la dura competición el juego te ofrece la posibilidad de practicar el tiempo que quieras. Además, puedes elegir tu vehículo, la categoría y el nivel de dificultad.

Y todo esto a través de quince enormes circuitos llenos de peligros como rampas, carreteras cortadas, minas, zonas de ralentización, curvas de 360 grados, flechas aceleradoras y un sinfín más de elementos dispersores.

Lo Mejor

La perfecta sensación de velocidad.

La increíble tridimensionalidad de los decorados

Lo Peor

Que no te regalen cinturón de seguridad.

Total (71)

Olvida todos los juegos de coches y similares que hayas visto hasta ahora, porque este F-Zero es totalmente diferente.

La velocidad a la que se desplaza tu nave sólo es comparable a la mejor de las máquinas recreativas y el increíble desplazamiento tridimensional es tan suave y realista que convertirá tus competiciones en auténticas pruebas de fuego.

Buenos gráficos y un sonido de fábula sinfónica redondean todo un cúmulo de cualidades que se convierten en pura diversión y súper adicción.

Puntuación Hobby Consolas: 90

Puntuación VicioJuegos: 89