Liebe und Fels

Una espesa niebla se cernía sobre Berlín aquel 3 de noviembre de 1938. Era una mañana gélida, el viento mecía violentamente los árboles de las principales avenidas de aquella urbe pétrea y gris, y una intensa borrasca atenazaba desde hacía una semana la zona este del país. Sin embargo, la ciudad intentaba seguir con su característico devenir diario, tratando de sobrellevar aquel temporal intenso que había bloqueado numerosas vías de acceso de la región.

Los tenderos se afanaban por barrer y limpiar de nieve las aceras que daban a sus establecimientos. Pese a ello, en la mayoría de casos, su esfuerzo era en vano, pues lo que antes había sido una nieva blanca apta para el disfrute de los pequeños eran ahora densos bloques de hielo, que para ser quebrados, requerían de todo el esfuerzo e ímpetu de los malhumorados tenderos, que debían desatender por un instante a su clientela más fiel. A su vez, la armoniosa melodía interpretada por el transcurrir de las aguas del Spree había cesado, y el ruido del agua había sido sustituido por las risas de los jóvenes berlineses que cruzaban la superficie helada del río en sus recién estrenadas botas.

Por otro lado, en el cielo sólo se podía observar aquella espesa niebla, pues las grandes humaredas surgidas de las industrias siderúrgicas y metalúrgicas, motores de la nación alemana, eran llevadas al lado opuesto de la ciudad por el implacable vendaval. A si mismo, Berlín no rugía con su fiereza habitual, pues muchos de los automóviles que generalmente inundaban la ciudad con sus densos gases y orgullosos rugidos de motor no habían podido siquiera arrancar, ni muchos menos mostrar un ápice de su perfecta ingeniería, rendida ante la fuerza superior de la madre naturaleza.

Pese a todos los inconvenientes que estaban acaeciendo aquel 3 de noviembre del año 1938, Víctor Kupfer debía encontrar un regalo cuanto antes. Tras buscar en las principales establecimientos de su barrio, se sentía exhausto y sin ánimos para seguir buscando. Cuando creía haberlo visto todo, desde el perfume de cebra del señor Schneider, pasando por un collar de perlas falsas y llegando incluso a un perro con más pulgas que pelo, fue abordado por su vecina, la señora Perl. Rita Perl, con su escaso metro cincuenta, sus múltiples capas de abrigo constituidas por trozos de viejas mantas y su rostro surcado por numerosas arrugas y adornado siempre con una sonrisa maliciosamente forzada, representaba de manera prácticamente arquetípica a la vecina fisgona metomentodo para la que la única música bella era aquella producida por las monedas en los bolsillos ajenos.

Víctor trató por todos los medios de zafarse de su presencia, pero fue en vano, pues la vieja ya había oído el dulce agitar del bolsillo de su chaqueta. Así pues, a Víctor no le quedó otro remedio más que el de escuchar la, seguramente, proposición comercial de aquella avariciosa. Rita tomó la palabra antes de que Víctor pudiera tan siquiera saludar con la debida cortesía:

– Buenos días, querido Víctor, maldito día el que tenemos hoy…- Dijo la vieja maldiciendo para si misma. Víctor intentó responder, pero nuevamente Rita lo interrumpió y siguió hablando:- Veo que estás buscando algo especial y que por desgracia no lo encuentras, ¿acaso es un regalo para esa jovencita de ojos azules? ¿Cómo se llamaba…? ¡Ah, sí!, ¡Ana Shein! – Apenas podía disimular su falso tono de sorpresa.

– Pero, ¿cómo lo ha sabi…? –- El señor Schneider me ha dicho, no sin antes ocultar su decepción, que le ha ofrecido un magnífico perfume de cebra que avivaría el lívido hasta a un muerto ¡Jijiji! – esa risa forzada e histriónica hizo que a Víctor se le pusieran los pelos de punta, y por lo tanto, se decidió a zanjar la conversación cuanto antes:- ¿A qué quiere llegar con todo esto, señora Perl?

– No sea usted tan grosero, no siempre busco mi propio beneficio, Víctor, sólo soy una devota más del dios Amor que quiere… digamos que ayudar…- ¿Y a qué precio exactamente?- Me ofende usted, yo venía a ofrecerle este precioso collar de plata de ley, símbolo de mis deseos de ver cómo usted y la señorita Shein forjan un nuevo amor…

– ¿Cuánto, señora Perl?- Víctor se estaba impacientando.- Me bastaría con eso que lleva usted en el bolsillo…Víctor hurgó en su bolsillo y sacó todas las monedas del mismo. Luego se las dio a la señora Perl, la cual le entregó rápidamente el collar para centrar su mirada viciosa en las monedas, a las cuales comenzó a sacar brillo con el dobladillo de su falda, para sentirse hechizada por su goloso brillo.

Víctor, asqueado ante tal muestra de avaricia, aceleró el paso y se despidió:-Hasta la próxima, señora Perl-.- Ha hecho un buen trató, Víctor. Esa chica caerá a sus pies -. Acto seguido, la vieja desapareció entre la espesa niebla frotando nerviosamente el tesoro adquirido.

 

Realmente el collar era precioso. La cadena estaba finamente elaborada, y no resultaba demasiado llamativa. Estaba adornada con una pequeña perla encerrada en una filigrana con forma de corazón, nada hortera, sino todo lo contrario, era un adorno de un gusto exquisito que a buen recaudo se amoldaría a las mil maravillas al cuello de Ana, que era blanco como el almidón y suave como el algodón. Víctor prefería no saber de dónde provenía el collar, pues estaba claro que la señora Perl no poseía herencia alguna que no hubiera sido cambiada por las pertinentes monedas, y tampoco habría recurrido al trueque para hacerse con el objeto. Lo más normal es que procediera a la exhumación de algún cadáver de la clase alta, puesto que eran muchos los aristócratas que daban a sus muertos un entierro sólo digno de los antiguos faraones, y al igual que en tiempos de éstos, siempre había alguien que se aprovechaba de la “pasividad” del fallecido.

Víctor trató de alejar todas esas ideas de su cabeza. Pero no pudo evitar pensar en la miseria que llevaba subyugando a Alemania desde el desenlace de 1918. Pensó en el hambre, que tan presente estaba en aquella nación, y en cómo ésta puede ser una mala compañera, porque aunque sea verdad que sana el apetito, también es cierto que para saciarla los hombres recurren a su instinto más básico. La miseria era otra constante en muchas zonas de Berlín, y arrastraba a muchos hombres buenos a cometer pecados contra sus propios compañeros, a renunciar a cualquier atisbo de humanidad y civismo por un pedazo de pan que llevarse a la boca, aunque esto supusiera eviscerar al primer desdichado que se cruzase en su camino.

Tampoco podía ignorar el creciente clima de tensión y odio que había arraigado en la sociedad alemana en los últimos cinco años, y dejó vía libre a su imaginación –esto no le era difícil, pues le encantaba escribir-: le preocupaba el reciente germinar de una semilla en lo más profundo de la psique de la sociedad de postguerra, que se alimentaba del odio y del rencor de ésta, y que había encontrado un fertilizante idóneo hacía ya casi dieciocho años, fruto del cual surgió un gran árbol engendrado a partir de malas intenciones. Ya sólo hacía falta un agricultor que lo podara, enderezara y dirigiera, y realmente lo encontró…Claramente, Víctor tenía una mente literaria y prosaica propensa a la imaginación. Era algo así como su mecanismo de defensa ante el mundo que le rodeaba.

Ciertamente, Víctor odiaba todo cuanto conocía, y pese a ser un estudiante, trataba de evadirse de todo y de saber cuanto menos mejor. Podía describírsele como un joven sin valores ni metas. Sí, ciertamente así se le podía describir. El por qué del comportamiento de Víctor podía deberse a que incluso él no se tenía en muy alta estima. Carecía de talento alguno, era incapaz de mostrar o de sentir emoción alguna debido a su indiferencia por el mundo, y por último, no creía en seres humanos bondadosos porque ni él mismo sabía qué era la bondad y qué significaba. Realmente, Víctor sabía a ciencia exacta que era un compendio de malas virtudes, empezando por su cobardía –jamás se atrevía a responder a los insultos que le proferían – y terminando por su indiferencia -era de aquellas personas que repentinamente se volvían ciegas cuando veían alguna injusticia-. Podía decirse también que enarbolaba dichas cualidades con plena consciencia de si mismo, y no lo veía como algo negativo, sino como algo normal.

Entre divagaciones y pensamientos fútiles llegó al Parque del Kaiser. Era éste un gran recinto repleto de árboles de las más diversas especies, inundado por un césped de un verde intenso que era regado con esmero todos los días y sobre el cual tenían lugar acontecimientos de todo tipo: desde timbas estudiantiles y juegos infantiles hasta encuentros pasionales y acalorados debates políticos y filosóficos, todo ello bajo el amparo de las flores más bellas y embriagadoras. Su forma era bastante común: tenía cuatro accesos principales regentados por sendos carteles con alegorías de temática mitológicas, tales como quimeras, hipogrifos, bestias aladas… Los cuatro accesos confluían en una gran plaza, que estaba coronada por una bellísima fuente de mármol, en cuyo centro se alzaba, con pose gloriosa y gallarda, una gran estatua que representaba a un caballero de reluciente armadura que con una mano sostenía su larga espada que apuntaba al cielo y con la otra enarbolaba una bandera que parecía ondear y que destacaba sobre el resto del conjunto. Justo ahí había quedado con Ana, su pareja desde hacía ya unos cuantos meses.

Finalmente, y tras soportar numerosos insultos por su evidente fisionomía judía, se encontró con Ana en la parte frontal de la fuente. Hacer un retrato preciso de Ana Shein era algo harto complicado. Víctor solía fijarse en sus pies, pequeños y ciertamente graciosos debió a su rechonchez. Era de complexión delgada, y en cuanto a la estatura, ésta era muy similar a la de Víctor, que no era demasiado alto. Pero lo que realmente era digno de admiración era su rostro, el cual parecía esculpido en el más puro de los mármoles siguiendo los cánones helenísticos. Poseía una nariz pequeña que se arrugaba levemente cuando sonreía, lo cual hacía con asiduidad. Sus ojos eran dos fulgurantes estrellas que hubieran iluminado el espacio más oscuro. Eran de un marcado tono azul, y siempre que los mirabas te perdías en la inmensidad de su expresión. Unas perlas blancas y pulidas asomaban por su boca, la cual (por norma general) estaba adornada por una sonrisa tierna y cómplice. Aquellos labios gruesos y sugerentes eran de un color rojo tan intenso, que se podría decir que parecían que acabaran de dar un mordisco a la manzana del Árbol del Bien y del Mal. Asimismo, una tupida melena negra como el azabache recorría todo su cuerpo y se perdía más allá de su espalda. Ana Shein se asemejaba más a una discípula de Afrodita que a una mera mortal.

Víctor conoció a Ana mientras trabajaba en los almacenes de su padre. Al ser la hija del propietario, se dejaba ver con cierta frecuencia tras sus clases de violín -el cual, sea dicho de paso, tocaba espléndidamente- y con el tiempo surgió una relación de amistad, que poco a poco, y debido en gran parte al empeño del joven Víctor, se tornó en algo más profundo. Realmente, Víctor parecía otra persona cuando estaba junto a ella. Su carácter agrio y huraño era sustituido por el de una persona vivaracha y dichosa. Su rostro, generalmente serio y triste, lucía una sonrisa de oreja a oreja, y su indiferencia daba lugar a un interés sincero y desmedido por todo lo que afectara a Ana. Aquel estudiante cobarde y retraído pasaba ser, por un instante, el joven más apuesto y refinado de todo Berlín, y el amante más fiel y devoto desde que el hombre conoció a la mujer. Por su parte, Ana no podía ocultar su pasión por aquel chico que, día tras día, custodiaba su corazón. Su expresión, siempre sincera, reflejaba toda la virtud y belleza que un humano podría expresar, y resultaba infinitamente más creíble que la más apasionada de las Julietas.

Los besos y las caricias que se prodigaban dejaban entrever una pasión irrefrenable que parecía querer disipar la niebla que cubría toda la ciudad.Finalmente, y tras más de una hora de confidencias, acordaron reunirse cinco días más tarde, pues el padre de Ana estaba teniendo muchos problemas con las autoridades alemanas, que no cesaban de amenazarle con quemar su tienda si no la abandonaba, y su padre la había obligado a no salir de casa hasta nuevo aviso, debido al creciente ambiente de crispación en contra de los judíos. La cita sería en el Salón Tanzen, donde tendría lugar un baile de gala, y adonde acudirían las parejas más apasionadas en busca de evadirse de aquel ambiente enrarecido.

– Entonces, nos vemos el viernes ¿no?- Dijo Víctor mientras con su dedo surcaba la suave tez de Ana.

– Sí, va a ser maravilloso -. Ambos se fundieron en un tierno abrazo antes de despedirse, e intercambiaron miradas cómplices.

 

Berlín estaba cubierta por el manto celestial, que brillaba con especial intensidad aquel 9 de octubre de 1938. La luz de la Luna se reflejaba en las aguas del Spree, haciendo creer que existían dos satélites y no uno: el de la bóveda celeste y el del componente líquido. Había llovido durante todo el día y aún quedaban restos de la intensa tormenta en las calles: pequeños riachuelos que surcaban las aceras e iban a parar a la alcantarilla más cercana, canalones goteando, el olor a césped humedecido, las terrazas de los cafés perfectamente recogidas…. Berlín había resistido un intenso chaparrón, pero pronto sería víctima de una tormenta de acontecimientos que la harían estremecerse.El ambiente estaba enrarecido. Un inquietante silencio predominaba en las calles berlinesas. Sin embargo, este silencio fue roto por un estruendo que, poco a poco, se hizo notar en las principales avenidas de la ciudad. Dicho estruendo hizo que se iluminaran muchos bloques de viviendas, de los cuales empezaron a salir los primeros curiosos, y también provocó un gran caos en los barrios de mayoría judía. Este espantoso ruido era producido por el caminar de cientos de botas negras como el carbón, que, con sus suelas reforzadas de metal, golpeaban con gran estrépito el suelo adoquinado.

Cientos de hombres uniformados avanzaban en perfecta formación, con postura erguida y rostro impasible, hacia las juderías y demás negocios. Poco a poco, y como si de una colonia de hormigas se tratase, la gran formación se fue disgregando progresivamente en pequeñas formaciones que tomaron distintos rumbos.Explicar el caos y el sufrimiento que sobrevino a este desfile militar haría estremecerse al más rudo de los hombres. Tiendas destrozadas, objetos y mobiliario esparcidos por el suelo, sueños y recuerdos quemándose en una pila que se alzaba sobre la Puerta de Brandeburgo… Las sinagogas fueron profanadas, y sus escritos, violados. Todos aquellos que opusieron resistencia alguna a aquellos hombres de frío rostro y mirada terrible terminaron observando el discurrir de su sangre por los huecos de los adoquines ennegrecidos por el humo. Mujeres, niños y ancianos fueron amarrados y llevados en fila india. Los cadáveres de padres, hermanos e hijos eran argumento suficiente para no desviar la mirada ni mucho menos mediar palabra alguna.

En medio de toda aquella destrucción, en un pequeño teatro de paredes de madera y suelo recién encerado, Víctor y Ana bailaban con gran precisión y ritmo al son marcado por el maestro Beethoven. Sus joviales rostros emanaban una felicidad sincera, y sus miradas cómplices dejaban entrever el amor más puro e inocente que se pueda imaginar. El cuello de Ana lucía el plateado collar de Víctor, el cual no mintió al decir que éste se amoldaría a la perfección al cuello de Ana. Entre pieza y pieza, ambos jóvenes se besaban apasionadamente sin pudor alguno, y en la pista dominada por tres grandes lámparas de araña eran los reyes del baile.Entre carcajadas y caricias, valses y polkas, se produjo un gran golpe justo fuera del recinto para que, acto seguido, irrumpieran por la puerta una veintena de uniformados. Al instante, uno de ellos –probablemente el que estaba al mando-, se puso delante del resto y sacó una larga lista de nombres de origen judío, obligando a identificarse a cada persona del salón. Si una persona respondía a algún nombre de la lista, inmediatamente dos soldados le apresaban y llevaban fuera.

Víctor reconoció a quien sostenía la lista, Peter Keller, uno de sus amigos de la infancia. Sin embargo, cuando leyó el nombre de Ana y Víctor, ambos fueron apresados. Víctor le miró fijamente, pero en aquellos ojos verdes no reconoció al joven delgado que siempre lucía una sonrisa en su pálido rostro. Víctor intentó llamar su atención:

-Peter, ¡Soy yo, Víctor!, ¡solíamos jugar juntos en el descampado de la fábrica de tu padre! ¡Peter!, ¡Peter!-..

 

Peter miró a otro lado. Víctor siguió gritando e intentando captar su interés. Su grito quebrado y desconsolado hizo que Ana comenzara a llorar. Víctor gritaba y gritaba, pero los dos soldados que le arrastraban con gran fuerza no mostraron sentimiento alguno. Finalmente, la histeria de Víctor fue aplacada con un golpe de fusil que le dejó inconsciente.

Campo de Sachsenhausen, 1939. Un nuevo día más amanece, ofreciendo como de costumbre un cielo gris y encapotado que augura una tormenta inminente. Víctor carga a duras penas la leña para la cabaña de los oficiales. Sus pies desnudos apenas pueden resistir el peso de su esquelético cuerpo como consecuencia de las múltiples llagas sangrantes que hacen que para Víctor cada paso sea la mayor de las torturas. Hace tiempo que no siente las manos, ya sea por el frío o por las heridas ocasionadas por el transporte de material. Sus pulmones se mueven frenéticamente y sacuden su tórax con violencia en busca de una bocanada que les insufle algo más de vida. Sus ojos, antaño dotados de una gran expresión, se hunden en sus cuencas, tristes y apagados. Donde antes existieran dos mofletes sonrosados ahora sólo quedan dos colgajos de carne arrugada. Su cabeza ya no alberga aquella tupida melena que tanto se afanaba por limpiar diariamente, en su lugar, queda una cabeza desnuda recorrida por una larga herida originada por la fricción del gorro que les obligan a llevar.Víctor, cuya mente ha sido desprovista de toda esperanza, ilusión o atisbo de humanidad a base de torturas y linchamientos, hace tiempo que se distanció aun más de este mundo. Sus treinta kilos de peso y su mirada perdida lo atestiguan. Ya sólo le mantiene en pie un sentimiento, una idea a la que aferrarse: Ana.

Tras dejar la madera en la cabaña, Víctor se dirige al “comedor”, donde le espera Ana. Cualquier atisbo de belleza que pudiera detectarse en aquel rostro joven e inocente se esfumó hace mucho tiempo, y con él, la felicidad y alegría de aquella joven. Ana era ahora lo más parecido a un cadáver viviente. Tenía la mandíbula algo desencajada, el pelo gris y lacio cubierto por un pañuelo, y su sonrisa había sido sustituida por dos pedazos de carne seca y quebradiza. Se le podían ver todos y cada uno de sus huesos, así como una incipiente joroba en su espalda.

Aquellos dos jóvenes que se intercambiaban confidencias, besos y caricias; que bailaban polkas y valses ; que se besaban apasionadamente a la luz de la Luna; que no creían que existiera un mañana mejor, se miraron por última vez. Cuatro ojos carentes de toda expresión se llenaron de lágrimas que surcaron sus maltrechos rostros, y los dos comprendieron al instante que sólo existía una salida posible. Decidieron correr hacia la salida, escapar de aquel mundo cruel que se lo había arrebatado todo. Sus frágiles cuerpos pronto fueron pasto de los proyectiles, que quebraron sin piedad aquellos huesos calados y roídos. Ambos cayeron al suelo. El cuerpo de Víctor quedó tumbado boca arriba, con los brazos extendidos y ensangrentados. Ana cayó de rodillas, y su boca expulsó la última sangre proveniente de su corazón.

Los cuerpos inertes de los amantes descansaron al fin de aquel suplicio. Sus rostros reflejaban una leve sonrisa, la única en prácticamente un año. Los ojos quedaron abiertos, e incluso podría decirse que se miraban el uno al otro. Comenzó a llover intensamente, y el agua difuminó la sangre entremezclada de ambos, limpiando aquellos cuerpos mutilados y corruptos.

En el rostro de Víctor ya no había señal alguna de preocupación. Los ojos de Ana parecían brillar con una nueva intensidad. Ambos jóvenes descansaban al fin. La expresión de sus rostros era relajada, reposada. Sus cuerpos, cubiertos por una espesa capa carmesí, estaban tan juntos que era difícil distinguir dónde acababa uno y dónde empezaba el otro. Aquel par de jóvenes se habían unido en la tristeza y en la desolación que al igual que el cielo gris de Berlín había predominado sobre ellos. Ahora, se habían unido juntos en el amor, en un amor carmesí liberador que recorría los canales de aquel campo de muerte, pero quizá también de liberación.

Grandes Momentos del Cine (vol. I)

 

El Cine es una de las mayores formas de manifestación artística que haya existido a lo largo de nuestra historia. Desde que surgiera el primer proyector de imágenes en movimiento, muchos son los usos que se le han dado a este arte: propagandísticos,comerciales, científicos,didácticos y artísticos. Esto viene decir que el Cine, al igual que otros tantos medios de expresión, no tiene un solo uso, sino muchos y muy variados. El Cine no nació con un único propósito. Puede que los hermanos Lumiere tuvieran en mente una única función para su invento -que originaría el Cine- pero al igual que suele pasar con los grandes inventos, el proyector fue fruto de la interacción humana y pronto se fue mucho más allá en cuanto a sus posibilidades reales, dando lugar a la paraición del llamado 7º Arte.
 
A lo largo de estas entradas, haré un recorrido a través de la historia del Cine no como un analista, ni como un historiador, ni mucho menos como un redactor de artículos. Haré un recorrido desde un punto de vista muy personal y subjetivo , esto es, mi propio punto de vista. No habrá largas descripciones ni artículos, simplemente hablaré a través del Cine, intentando capturar una milésima parte de ese arte insondable e inexplicable en forma de fotogramas dignos de ser vistos y recordados,  provenientes de los hijos de esa gran madre artística con más de un siglo de vida.
 
Así pues, dejaré que el Cine hable por si mismo, pues este humilde servidor sostiene que no existen palabras para describir estos instantes de puro arte cinéfilo. Disculpadme eso sí, el realizar un superfluo y mínimo  comentario a cada vídeo, pues es una debilidad que no puedo evitar
 
 
(ATENCIÓN SPOILERS)
 
 
El Gran Dictador –Escena del Globo
 
 
Una de las escenas más famosas del Cine. Chaplin en estado puro. De El Gran Dictador, uno podría quedarse con todas y cada de sus escenas, desde ésta que nos ocupa hasta aquel mítico discurso final que traspasó la pantalla de cientos de cines y televisores en un momento trágico de nuestra historia. Una coreografía perfecta, un impecable manejo de cámara, y uno efectos sorprendentes para la época configuran un momeno irrepetible propio de un genio irrepetible. 
 
 
 
Blade Runner – Final 
 
Escena imborrable e imperecedera. La primera vez que la vi, sentí cómo un escalofrío recorría todo mi cuerpo. Por aquellos tiempos mozos, era un gran aficionado a la Ciencia Ficción, y Blade Runner supuso para mí una huella marcada a fuego en mi memoria. Cada escena, cada momento, cada diálogo… Esa atmósfera futurista , oscura, bañada por una lluvia insondable… Ese Harrison Ford irrepetible, ese Scott que jamás volvió a dejarme sentado en el sofá, y esa historia de vida y destrucción, de destino insalvable y de lucha contra lo prefijado. Rutger improvisó este monólogo final que suponía un broche de oro a tan magna obra cinematográfica.
 
 
 
Casablanca – Tócala , Sam 
 
 
Como iréis viendo a medida que vaya colgando críticas de películas, no soy un gran aficionado de llamado “Cine Clásico”. Sin embargo, y sin ser un gran conocedor de este tipo de cine, debo reconocer, aunque suene ciertamente tópico, que Casablanca me encantó. Ese aroma a película clásica, a cine bien hecho sustentado por un guión perfecto -algo inexistente hoy día en Hollywood-, y esa dupla protagonista que a muchos nos encandiló. Podía haberme quedado con ese final legendario, pero prefiero seleccionar esta vez esta escena que ya reside en el Panteón Cinematográfico.
 
 
 
Tiempos Modernos – Entre las Máquinas 
 
 
¿Qué se puede decir de esta escena? Creo que es uno de esos momentos míticos de la historia del Cine que quien mas o quien menos ha visto y sabe situar en él a ese gran genio que tanto aportó al cine y al que jamás le podremos devolver toda las risas y sentimientos que lograba despertar en esas piezas inolvidables que son todas sus películas.
 
 
 
Taxi Driver – Frente al Espejo 
 
 
Scorsese es uno de los pocos directores que dejarán tras de sí tal brillante legado cinematográfico. Taxi Driver, Casino, Infiltrados, El Cabo del Miedo, Toro Salvaje, Shutter Island -por citar algunas- son PELÍCULAS en mayúscula, obras que han contribuido a engrandecer la figura del director neoyorkino. De toda su obra, me quedo con Taxi Driver. No sólo por su polémico mensaje y su crítica ácida, sino por ese Robert de Niro , que al igual que Harrison Ford, se ha ido desinflando con el paso de los años. Quiero recordar a este De Niro, a esta bestia interpretativa que nos dejó en Travis su mejor personaje hasta la fecha. Esta escena inolvidable, de diálogo improvisado por el propio De Niro, no hace sino engrandecer la figura del protagonista, uun antiguo soldado que ve cómo todo cuanto le rodea se halla sumido en una espiral de vicio, corrupción, maldad y degeneración humana.
 
 
 
El bueno, el feo y el malo – Duelo Final
 
 
No soy un gran aficionado al género western. John Ford jamás ha despertado pasión alguna en mí, y no soy de los que consideran a La Diligencia o Centauros del Desierto grandísimas películas. Por eso, cuando me dispuse a visionar la denominada Trilogía del Dólar lo hice con la única intención de pasar un buen rato y entretenerme con historias de rudos y alcohólicos pistoleros sin escrúpulos ni motivación alguna salvo el dinero. Pero he de reconocer que esta trilogía, aparte de dejarme pegado al sillón con los ojos abiertos escudriñando cada escena, me fascinó por esa ambientación única y esos personajes tan típicos pero a la vez tan carismáticos. Las dos primeras partes son lecciones de cine , grandes películas, pero he de rendirme ante El bueno, el feo y el malo. Morricone compuso la B.S.O de las tres películas, demostrando su talla de genio y maestro del género. Y es en la última película de la trilogía cuando firma con su divina batuta una de las mejores bandas sonoras de la historia del cine, como el tema que suena a lo largo de la escena.
Una escena impresionante, un plano que recorre el rostro de de cada personaje y que nos muestra la viva expresión de la tensión y del instinto de la supervivencia, salvo el rostro de frío e impertérrito de Eastwood. Un escenario único, cinco minutos de cine que te harán olvidar que estás en tu propia casa. Para mí no hay más Eastwood que éste, muchos le criticarán por no haber mostrado su faceta de director antes, pero para mí podría haber seguido regalándonos esos personajes fríos y rudos que todos recordamos.
 
 
 
2046
 
 
Sí, tan sólo pongo 2046. Y es que soy incapaz de decantarme por alguna de las escenas que componen este cuadro audiovisual. Una de las películas más jodidamente -con perdón- hermosas y poéticas que he visto. Cada secuencia, cada escena…. esa música, mezcla de orquesta y de temas míticos, muchos de ellos cantados por esa voz acogedora de Nat King Cole. Una historia de amor y desamor, de pasión ciega, de frenesí emocional entre dos personajes completamente opuestos. Una película firmada por ese gran maestro, por ese poeta de lo audiovisual que es Wong Kar Wai, al cual le dedicaré un día de estos un justo homenaje.
 
Eyes wide shut
 
La última película del genio Kubrick y la más incomprendida por la crítica y el público. En mi opinión, quizá sea su película más arriesgada y a la vez, más valiente. Eyes Wide Shut se atreve a mostrar lo que muchos generalmente no quieren ver o desconocen. Profundiza en las relaciones matrimoniales y en los impulsos irracionales que mcuhas veces sacan a relucir nuestra faceta más oculta. ¿Qué es el matrimonio? ¿Acaso es una relación de amor y respeto mutuo?, ¿dejamos por ello de sentir algo por otros , de sentir impulsos sexuales y cegarnos por fantasías remotas? ¿o tan sólo es un contato terrenal que nos asegura el placer?  El personaje protagonista -interpretado por un soberbio Tom Cruise- descubrirá que quizá el matrimonio no es lo que él había pensado. Un sentimiento de celos aflorará repentinamente en él tras una conversación con su mujer, y a partir de entonces se verá inmerso en un proceso donde los celos -que hasta entonces jamás había sentido- le llevarán a dejarse llevar por sus más ocultos deseos. Primero intentará vengarse de su mujer y su confesión, esto le llevará a un extraña fiesta y ritual. Después sentirá remordimientos y se verá en medio de una situación en la que jamás debería haber entrado.
 
Lástima que muriera tras haber hecho esta película. El mundo del cine perdió a uno de sus mayores maestros, dando lugar a multitud de rumores. Uno de ellos era que quizá Kubrick hubiera mostrado demasiado sobre esos supuesto rituales sexuales en los que participan los grandes controladores del mundo. Un rodaje conflictivo -Kubrick se negó a censurar su película pese al sello X que habría supuesto un fracaso en taquilla y aceptó distribuir dos versiones- y una leyenda urbana que engrandecieron esa faceta misteriosa del realizador. 
 
 
***** 
 
Y hasta aquí este primer volumen de Grandes Momentos del Cine. Seguiré recopilando grandes escenas que creo deben ser visionadas por todos para futuras entregas. Y respecto a ti, querido lector, ¿cuáles son esas escenas que se quedaron grabadas a fuego en tu cabeza y que te hicieron sentir la magia del Cine? 
 
 

Las Drogas y los Jóvenes : Krokodil, la nueva droga surgida en Rusia

 
No es agradable hablar de temas como del que hoy nos ocupa. Las drogas quizá sea uno de los temas más conflictivos en nuestra sociedad actual, y uno de los que más sensibilidades levanta. Ya no sólo por la diversidad de debates que pueda originar -legalización o prohibición, similitudes con el consumo de alcohol y tabaco-, sino por lo cerca que puede llegar a estar esta realidad de nosotros. Las drogas son ya una realidad prácticamente cotidiana, quien más o quien menos conocerá a personas que se hayan visto arratradas a esa espiral de autodestrucción física y psicológica que comienza a darse con la adicción a una determinada sustancia. No podemos obviar su evidente impacto en todos los ámbitos sociales, no sólo en los mal llamados marginales -drogodependientes, personas sin recursos-, sino también -y quizá esto sea lo más alarmante- en los jóvenes de a pie.
 
Los jóvenes son el grupo social más susceptible al consumo de drogas, y esto es algo que debería preocuparnos. Está claro que la mera prohibición de las sustancias consideradas como dañinas no es suficiente, y que por mucha labor de concienciación que se lleve a cabo, el consumo entre jóvenes sigue estando ahí. Y lo más preocupante de este asunto es la normalidad con la que los jóvenes ven las drogas. Éstas ya no son percibidas como un elemento peligroso al cual no acercarse, sino como una opción tentadora, un instrumento de diversión y evasión a través del cual saciar ese peligrosísimo sentimiento de rebeldía e independencia que todos hemos experimentado alguna vez, pero con todas las consecuencias que acarrera el consumo de ciertas sustancias. 
 
 
 
Es por ello por lo que se antoja necesario un cambio de rumbo en las campañas antidroga, un giro radical en cuanto a cómo debe ser educada la juventud en relación a las drogas. En mi humilde opinión,  el manido argumento de << Hijo, tú no te drogues, que eso está muy mal y puede dañar tu salud >> está ya obsoleto, pese a ser cierto. Las campañas de sensibilización de las drogas no funcionan, porque a estas alturas decir que las drogas existen y que están al alcance de cualquiera es un argumento tan convincente como los consejos de Pocoyo a un adulto. Tan poco surte efecto esas campañas que tratan de avisarnos sobre el peligro de las drogas, esas campañas que se lanzan con anuncios que parecen películas, con carteles que parecen propaganda de una ficción que vemos muy remota.
 
Todas esas campañas de sensibilización ya no sirven, porque los jóvenes ven las drogas como algo normal.  Nos hemos criado en una generación donde la violencia, la muertes, las drogas y otros comportamientos son vistas como algo cotidiano. La juventud se muestra indiferente ante asuntos que en la realidad son bastante graves. Muchos apuntarán a que la causa de esta insensibilidad juvenil proviene de la televisión, el cine y los videojuegos, y puede que en parte sea así, pero en otra gran parte no es culpa suya. Los videojuegos y el Cine, como formas de entender el arte que son, no son los únicos responsables.  A todos aquellos que se llevan las manos a la cabeza cuando un joven disfruta al ver una película donde mueren personas o al matar enemigos en un videojuego habría que recordarles que gran parte de los jóvenes que ven esto no son los mismos que posteriormente se dedican a matar, asesinar o recrearse en la torutra de otros seres vivos.
 
Primero, porque el verdadero cinéfilo y videojugador sabe que lo que ve es pura ficción, y que todo eso trasladado a la vida real sería una auténtica barbarie. Segundo, porque muchos de esos contenidos educan de forma más profunda a la juventud que mil campañas o consejos tópicos -películas como Johny cogió su fusil, Senderos de Gloria ,Platoon o Requiem por un Sueño,  con su realismo puro y duro nos estremecen  hasta tal punto que lo último en lo que pensamos es en liarnos a tiros con el primero que pase. Y tercero, porque el cine y los videojuegos forman parte de la educación que un padre debe dar a su hijo. Son los padres los que deben mostrar a su hijo las cosas tal y como son, los que deben controlar qué contenidos quieren que vean sus hijos -y para ello existen sistemas de calificación y métodos de control parental en consolas y televisores, que muchos fanáticos suelen obviar-.
 
 
 
 
Pero me estoy apartando del tema, tan sólo quería dejar claro que la insensibilidad que presentan los jóvenes ante situaciones tan graves debería empezar a preocuparnos. Pero, si estas campañas no funcionan, ¿a qué deberíamos recurrir?. Siempre bajo mi humilde punto de vista, es necesario mostar a los jóvenes la más cruda y dura realidad. Las campañas que nos muestran son percibidas como algo ficticio y televisivo, y parece ser que muchos sólo reaccionan cuando lo tienen delante. Mi experiencia -como joven entre jóvenes que soy- es que cuanto más real presentes algo, más lo sienten. Es necesario mostrar la realidad sin cortes, tal cual es. Sin anuncios que muestren a una pobre chica adicta desde meses pero con un rostro de extrema pulcritud y belleza. Sin carteles artísticos que sólo muestren una estadística, sin conferencias presentadas por voluntarios y gente que se sacrifica por ayudar a otros pero que sólo pueden hablar, y no mostrar los efectos -he hablado con algunos de estos voluntarios que realizan charlas, y creen que mostrar imágenes de la realidad apoyarían mucho más sus comentarios-.
 
Obviamente, no hablo de educar de este modo desde la más tierna infancia, ni de crear traumas a niños pequeños que apenas sabrán de lo que estoy hablando. Estas campañas deben ir dirigidas a los adolescentes, a todos esos que se muestran insensibles, a todos esos que dicen en medio de una conferencia << Vaya mierda, esto ya lo sé yo sin que nadie me tenga que decir nada >>, << Digan lo que me digan yo seguiré fumándome (bebiendo….) lo que me salga de los …. (gónadas) >>. La realidad no debe ser sesgada ni censurada, la realidad es el espejo donde todos debemos mirarnos y donde todos debemos aprender a reconocer nuestros males como seres humanos e intentar enmedarlos.
 
 
 
Leches, que gran metáfora, qué gran diseño, pero ¿de verdad a alguien le impacta esto?
 
 
Con todos mis respetos a esa gran asociación que es el PNSD y sus diseñadores, pero ¿alguien se queda mirando estos carteles en la calle? 
 
 
Pero seguir comentando este tema daría lugar a una larga disertación escrita. Tan sólo quería dar un toque de atención sobre este tema que en mi opinión resulta cada día más preocupante. Y un último comentario, por mucho que podamos debatir sobre ciertas sustancias, su uso y su legalización ; estaréis conmigo en que existen otras tantas sustancias no naturales que deberían desaparecer de este mundo, y como ejemplo la droga de la que voy a hablar a continuación: el Krokodil.
 
 
 
¿Mi consejo? No caer nunca en ella, ni por probar ni demas bobadas.
 
 
 ¿Qué es el Kokodril?
 
El kokodril es una nueva droga surgida recientemente en Rusia, y que se ha expandido rápidamente por todo el país. Actualmente, se afirma que entre el 10-15% de los drogadictos de dicho país son adictos al kokodril. Sin embargo, esta cifra puede aumentar ostensiblemente, ya que su parecido con la heroína y su asequible precio -una dosis de heroína ronda los 40 dólares, mientras que una de krokodil, 4 dólares- la convierten en una sustancia de gran riesgo.
 
 
¿De qué está hecho el Krokodil?
 
El kokodril se compone -cito literalmente- de “ codeína, mezclado con gasolina, thinner, ácido clorhídrico, yodo y fósforo rojo. Los usuarios suelen morir dentro de los 3 años, pero no antes que su carne se pudra ” . Cabe destacar. que el efecto producido por esta droga es superior al de la heroína, y que provoca gangrenas en las zonas afectadas.
 
 
¿Qué efectos produce?
 
Cuando el kokodril es administrado, en  la zona de la piel donde la droga haya sido administrada comienza a aparecer escamas. Dichas escamas irán extendiéndose, y posteriormente, la droga comenzará a carcomer todos los tejidos (carne e incluso músculo) dejando el hueso al descubierto. Además, mientras los efectos de la heroína se prolongan unas cuantas horas, el krokodil actúa durante “sólo” 90 minutos o dos horas como máximo. He aquí el testimonio de alguien que ha estado en contacto con la droga:
“Si le fallas a la vena te sale un absceso inmediatamente”, dice Sasha, quien ha dejado de inyectarse, no así su amiga, cuya situación describe: “No quiere ir al hospital, solo se inyecta. Su piel se está desmoronando y casi no se puede mover”
 
 
Repercusiones del Kokodril sobre la persona
 
Como ya hemos dicho antes, el kokodril escama la piel y posteriormente, comienza a eliminarla afectando incluso al tejido muscular. A continuación adjunto un par de vídeos donde se puede ver los efectos de esta droga.
 
FUENTE (Contiene una imagen del efecto de la droga)  
 
 
¡¡ AVISO AL LECTOR !!
 
Los siguientes vídeos contienen escenas de cierto impacto y crudeza, pues son afectados reales por dicha droga, y los efectos 
son más que visibles. Ver bajo su propia responsabilidad
 
 
 
 
 
 
MÁS INFORMACIÓN 

Curiosidades del Alemán

 
A continuación voy a repescar una idea que tuve para crear una serie de entradas que giraran en torno al idioma alemán. El objetivo de estas entradas es el de descubriros mínimamente esta lengua, la cual llevo estudiando ya desde hace unos cuantos años -aunque no me consideréis ni mucho menos un entendido del idioma xD-, y el de demostrar que todo los mitos y  leyendas urbanas que giran alrededor de esta lengua son en su mayoría argumentos sin sentido, y que con un poco de interés, ilusión y dedicación uno puede aprender una de las lenguas más bonitas y complejas que existen (Morgennes dixit). Comenzaré por rescatar la primera de las entradas de esta serie que intenté publicar en el blog de un amigo.

 

El alemán, al contrario de lo que muchos piensan, no es una lengua fea, vulgar, enrevesada o “agresiva”. Bien es cierto que este idioma sufre la acción de cientos de tópicos, al igual que el resto de idiomas de este mundo. Generalmente, si preguntáramos a alguien que no habla alemán qué le inspira este idioma, rápidamente nos contestaría que éste le evoca orden, rigidez o  agresividad…. La rotundidad de su pronunciación,  sus diferencias respecto al inglés, y su fama de lengua compleja hace que veamos este idioma como una lengua difícil de escribir y hablar, y también de entender. Esto provoca que lo veamos como algo inaccesible para nosotros, un idioma difícil que jamás dominaremos. Sin embargo, esto no es verdad. El aprendizaje del idioma alemán puede ser igual de accesible y divertido como el de otras lenguas más extendidas entre aquellos que aspiran a dominar algo más que el castellano, tales como el inglés o el francés.
El alemán resulta una lengua apasionante, de gran complejidad -que no dificultad- y riqueza. Mi recomendación es que aquellos que queráis aprender un nuevo idioma, os decantéis por el alemán. No tengáis miedo alguno, pues es un idioma que ha sido estereotipado en exceso, y la mayoría de vuestros miedos no tienen fundamento. No voy a negar que es mucho más complejo que el inglés -algo que no dice mucho, pues el inglés no destaca por su dificultad-, pero os sorprenderá saber que no es tan distinto como creéis.  Veréis que comparte numeroso vocabulario con el idioma francés y que al igual que nuestro castellano, se ha dejado influir por los vocablos ingleses. Asimismo, aquellos que estudiéis Latín, veréis que al igual que éste, presenta diversas declinaciones en palabras como los sustantivos, adjetivos, determinantes, preoposiciones etc… que además comparten nombre y significado – Acusativus = Akkusativ, Dativus = Dativ, Genitivus =Genitiv,  Ablativus =Ablativ…- Con lo cual, los estudiosos de Latín encontrarán un idioma que comparte mucho con el Latín (los alemanes suelen dominar a la perfección el Latín, pues parte de su idioma se basa en el mismo), y que a buen reacudo les encantará por este motivo.
 
 
 
 
 
El aprendizaje del alemán quizá requiera de mayor tiempo y esfuerzo que el de otras lenguas cercanas, pero no por ello resulta más difícil, sino más rico y complejo. Os puedo asegurar, que si desde un primer momento os atrae el alemán y estáis dispuestos a aprenderlo, su aprendizaje y los esfuerzos que conlleva el mismo os parecerán sencillos y naturales, pues es una lengua que una vez le coges el gusto, te da igual lo que te toque aprender. Exige sacrificio y dedicación -más que el inglés, como ya he dicho-, pero ir aprendiéndolo y manejándolo reporta una satisfacción mucho mayor que el idioma de Shakespeare, debido a que el alemán, en mi humilde opinión, es mucho más rico en vocabulario y expresiones que otros muchos idiomas. Es decir, el alemán escrito permite expresar ideas y sentimientos con gran precisión y profundidad , siendo uno de los idiomas más ricos y variados.
Además, en los tiempos que corren, podéis ver cómo se está convirtiendo en un idioma muy importante de cara al futuro debido a su peso en las relaciones internacionales. Un buen nivel de alemán os abrirá muchas puertas, amén de que es una lengua bellísima. Yo no soy un gran conocedor del idioma, apenas llevaré cultivándolo cinco años -la mayoría con el escaso nivel escolar, salvo este último que lo estudié mucho más a fondo- , y poseo actualmente un nivel intermedio, pero con esfuerzo y dedicación voy mejorando día a día,, pues cada vez que profundizo más en esta lengua, más cuenta me doy de su belleza y profundidad.
 
 
 
 
 
Hecha esta introducción y opinión personal, comentaré de que va tratar esta serie de entradas de Palabras Alemanas. No voy a enseñaros alemán, ni a impartir nociones básicas ni a explicar gramática. Sólo pretendo descubriros una pequeña porción de este gran idioma. Os desvelaré palabras que personalmente me encantan por su su forma o por su significado, os mostraré la riqueza oral de este idioma con ejemplos, mostraré algo de historia de esta lengua, o simplemente os desvelaré los lugares donde se habla, mediante entradas breves pero -espero- interesantes. Eso sí, si algunos de vosotros tenéis curiosidad por saber algo de gramática, o conocer algo de este idioma, no me importaría explicaóslo.
 
Hoy empezaré mostrando algunas palabras “curiosas” del alemán:
 
  • Aussteiger –> En castellano significaría algo así como la persona que vive apartada de la masa social, es decir, que no sigue sus costumbres, ideas y comportamientos y que por ello vive una vida generalmente apartada de la sociedad.
  • Schadenfreude –> En mi opinión, una de esas palabras alemanas mágicas y especiales, pues con una sola palabra expresa una idea que en castellano requiere de una frase explicativa. Significa alegrarse por las desgracias de la persona ajena.
  • Augenblick –> Una palabra bonita en mi opinión, resultante de la unión de Augen (ojos, plural, neutro) y Blick (mirada, vista…). En castellano daría la palabra momento, instante.
  • Heimat –> Una palabra muy usada en este idioma. Literalmente, patria.
  • Rathaus –> Unión de Rat (consejo) y Haus (casa, neutro <<Danke Itnios>>). Como veis, es un idioma muy propenso a la combinación de palabras. Literalmente sería casa de consejos, pero en castellano da Ayuntamiento.
  • Spiegel –> Fue una de las palabras nominadas a “palabra más bonita del alemán”. Ciertamente, su pronunciación es bastante sonora . Significa espejo
  • Firma –> Más que curiosa, la pongo porque es de las pocas palabras alemanas que es escriben igual en castellano -aunque no recuerdo ninguna otra-. Sin embargo, su significado es completamente distinto al español, ya que signifa empresa
  • Geborgenheit –> También es una palabra que a muchos gusta, en castellano significa sentimiento de seguridad.
  • Habseligkeiten –> Oficialmente, la palabra más bonita del idioma alemán, aunque signifique algo tan común, esto es, trastos, cosas…, o también propiedad.


Y antes de que venga algún gracioso a soltar palabras alemanas de gran extensión, voy a trollear un poco mostrándoos cuál es la palabra de este idioma de mayor extensión -superadla si podéis, quizá en extensión, pero oíd cómo se pronuncia e intentadlo Twisted Evil– :  
 
Rind­fleisch­etikettierungs­über­wachungs­aufgaben­übertragungs­gesetz 
 
Aunque en el Libro Guinness la palabra más larga del mundo es ésta -también en alemán, la trampa es que es una palabra compuesta-:
 

Donaudampfschiffahrtselektrizitätenhauptbetriebswerkbauunterbeamtengesellschaft

                                                                           Para Escucharla

 

Hay cosas que jamás se olvidan

 
Hace ya unos cuantos meses me despedí para siempre de esta Comunidad que me vio nacer como bloggero, y que me abrió los ojos al descubrirme que en un lugar tan vasto e inhumano como puede ser Internet, uno se puede sentir como si estuviera en su hogar, sentirse parte de una comunidad. Verdaderamente me arrepepiento de haberme marchado de Gamefilia, pese a que muchos diréis -y quizá es lo que  doy a entender pese a que no sea mi propósito – que lo hago porque mi anterior o nuevaaventura bloguera no cuajó -nuevamente abandoné un proyecto, qué novedad xD-. Sin embargo, dejaré de hablar y lamentarme, ya que tres terceras partes de las escasas entradas de este blog son despedidas o vueltas a la actividad; son hechos que nunca llevé a cabo y por eso me disculpo por faltar a mi palabra en tan repetidas veces. Como veréis, he borrado todas esas entradas de regreso y de marcha, porque quiero olvidarme del pasado y de mis ya exiguas faltas de compromiso conmigo mismo -eso sí, todas las muestras de cariño e interés que mostrastéis en esas entradas están recogidas a buen recaudo-
 
Podría decir muchas más cosas, pero incurriría en la pedantería y en errores pasados. Mi única prioridad ahora es volver a sentirme parte de Gamefilia, conocer a nuevos bloggeros -en vista de que son muchos los compañeros que se han marchado- con los que compartir nuestras experiencias bloggeras, y quizá insuflar a este blog una nueva vida. Pero lo tomaré con calma.  A lo largo de la semana que viene trataré de rediseñar el blog – chapuceramente, ha pasado más de un año y sigo sin saber ni papa de Photoshop xD- y dejar claras las metas del mismo. Pero poco a poco, cerrando la boca -pues parezco un político que habla y no actúa xD- e intentando retomar esta nueva etapa con calma.
 
Asi que ya nos iremos viendo, aunque me parece que con la cantidad de bloggeros nuevos que hay es como si empezara de cero.
 
Un saludo 
 
 

La Sinfonía olvidada: Un relato para Destiérrame

 

 

 

Ya no hay música en este mundo, la Naturaleza ya no ha vuelto a interpretar su magnífica sinfonía de cuatro movimientos, el mar no ha vuelto a percutir la tierra con sus olas, la tierra se olvidó de acompañar al viento y de hacer sonar la música entre los barrancos. Los árboles y las flores se olvidaron de toda aria, de toda oda a la primavera… El diapasón solar marca un ritmo lento y exiguo, carente de todo ritmo, mientras que la coda lunar de esta olvidada sinfonía carece de toda intensidad.

Ya no hay música en este mundo… Los largos prados repletos de follaje verde aguardan, impacientes, que la música vuelva a surcar entre sus flexibles cuerpos. Las aves anhelan volver a afinar sus dulces voces y a recorrer con ellas los escenarios de todo el mundo. Las grandes montañas miran hacia abajo, esperando la llegada de algún virtuoso que vuelva a afinar su órgano, y así poder volver a mostrar al mundo su poder amplificador.

Ya no hay música en este mundo… Las rozas que surcan los tostados campos esperan que alguien las vuelva a tensar y a hacerlas marcar esos solos que tanto gustan al labrador. Los vastos desiertos de color mármol hace tiempo que dejaron de danzar, suave y sutilmente.

Glaciares que ya no sienten el calor del público, selvas y manglares que perdieron todo espíritu genuino, lagos que desconocen toda baqueta…. La espléndida sinfonía natural dejó de interpretarse, cesó poco a poco su ritmo, y, finalmente, se silenció para siempre. Todos los músicos de esta lúcida ópera prima abandonaron su talento al azar, y lo depositaron en pequeñas representaciones carentes de poder persuasivo.

Hoy ya no quedan partituras ni libretos que recuerden que la música embriagaba los sentidos más elevados, y los elevaba un plano más allá de toda comprensión posible.

Me levanto y veo escenarios destrozados o surcados por filas de ingentes bloques grises y negros. Miles de venas negras bombean una sangre putrefacta que todo lo quema y todo lo arrasa; pulmones  mecánicos suplantan a los orgánicos, y decenas de miles de alvéolos eléctricos iluminan las pétreas y decrépitas vísceras que manchan  el paisaje.

Soy un músico que no hace música, un tambor hueco, una guitarra sin cuerdas… Mi patria es la Música, y mi bandera, el pentagrama. Soy un exiliado, un ciudadano sin patria, un refugiado sin hogar. Con voz rota y desgarrada entono mi himno, un himno de notas graves y fúnebres.

Mi alma es un viejo piano negro, astillado por la censura y desafinado por la indiferencia. Este piano -que en otros tiempos hacía sonar su voz por encima de mares repletos de partituras- es ahora un niño sin madre, un pozo de desconsuelo. Día tras día cargo con él, lo limpio, lo acaricio, pero sus heridas ya no tienen cura, y su orgullo hace tiempo que se marchitó. Atrás quedan esas largas veladas donde el público guardaba silencio y, observando con rostro maravillado,  se dejaba llevar por aquel ente vestido de negro que, por un leve instante, les hacía pensar que el mismísimo Chopin había bajado de su coro celestial a ofrecer una última sesión.

Pero el tiempo, al igual que las grandes sinfonías, perdura por encima de todo y deja una señal latente de su presencia. Mi compañero es fehaciente muestra de ello. Con trémula voz trata de alargar los sonidos, y las corcheas y silencios son ya su mayor calvario. Sus dientes –antaño color leche- son ahora manchas amarillentas cuyos nervios apenas pueden sujetar. La tapa que lo cubre no puede evitar evidenciar su mal estado.

– Un poco más, amigo… Un poco más, compañero… Démosles  un último gran concierto… – Le digo entre susurros, alentándole. Pero veo en su plomizo caminar el ferviente deseo de la marcha definitiva, un deseo que incluso en mí despierta ahora simpatías.

Somos dos estrellas errantes en el cosmos, astros a punto de apagarse, dejando un hueco que será rellenado, en un ciclo inmutable y perpetuo. La lluvia cae impasible sobre mi rostro, mezclándose con mis lágrimas, las cuales nunca sacian el mar de amargura que recorre todo mi cuerpo. Clavo la mirada en los altos bloques grises de techos ennegrecidos, que, proclamando al cielo su orgullo, dejan que el agua arrastre el negruzco hollín de sus fachadas, dando paso a un tono grisáceo metalizado tan oscuro como las nubes que sobre mí se alzan.

Escudriño cada palmo de terreno, buscando algo que rompa esta asfixiante geometría de paleta oscura. No hay tonos vivos, en el horizonte se desdibujan incontables hileras de paneles grises y negros, que recrean la más oscura de todas las pinturas; tan carente de vida que incluso el arco iris ha dejado de lucir su colorida majestuosidad. El decrépito artista de esta obra ha diseñado el cielo a base de brochazos pastosos y desdibujados de fuerte tono carbón, confiriéndole un aura de proterva indiferencia.

En vano intento disimular esta grisácea estampa con mi amplia camisa de algodón de manga vuelta y con mis pantalones estampados. Cubro mi cabeza con un tocado de tono verduzco –que a duras apenas logra disimular sus múltiples manchas- adornado por una pluma de faisán. Tiempo hace que no inclino mi sombrero en señal de admiración, de ahí su aroma a sudor seco.

Prosigo con mi marcha, recorriendo las simétricas calles con la inestimable compañía de mi compañero. Ambos nos miramos con desgana al encontrarnos, frente a nosotros, los últimos vestigios de una zona verde que antaño fue una plaza adornada por una estatua, y que ahora, cede su sitio a un nuevo antro grisáceo. Pisamos con una mezcla de repulsión y miedo los nuevos trazados, y miramos, súbitamente, cómo a los lados de dichos trazados se levantan más de esos alvéolos eléctricos. Creo que sobra decir que nuevamente la geometría ha influenciado a los artífices de tal dantesco proyecto.

Finalmente llego a mi destino. Mi compañero parece respirar tras el largo trayecto, e intenta ofrecerme un par de notas afinadas para mostrarme su alegría. Nos encontramos en un gran cruce, más concretamente en uno de los perfectos recodos formados por la perpendicular de dos enormes venas negras. Aquí el paisaje es todavía más desolador, cientos de y cientos de puntos luminosos cruzan frenéticamente las dos grandes venas. Éstas dos grandes recta parecen las gruesas líneas de un pentagrama, y los puntos son las negras, meticulosamente ordenadas, cada una en su propio espacio. Sin embargo, pronto deshecho tal observación, ya que tal partitura no merece ser llamada música, es más una sinfonía al ruido molesto.

En esta zona los edificios son más altos y puntiagudos, y están repletos de círculos iluminados, todos del mismo color. – Aquí deben vivir los importantes y sus gustos cuadriculados. Ojala apareciera un Debussy que todo lo alterara…- digo con sorna para mis adentros. Sin embargo, hace mucho tiempo que el término compositor se desligó de todo diccionario y enciclopedia. Y heme aquí, reclamando el regreso de una revolución mientras cargo como puedo, con un viejo piano astillado.

Me gusta –o mejor dicho, me gustaba- este sitio por lo que transmitía. Cuando la música era música y cuando yo era un joven con cierta habilidad compositiva, visitaba con frecuencia este lugar, ahora convertido en cruce infernal, pero antaño lugar donde se levantaba un inmenso parque con sus respectivos bancos adornando y proporcionando cobijo. En dicho parque –poblado de hayas, sauces y altos arbustos- podía observarse el trasiego continuo de la gente, la cual muchas veces se juntaba en torno a una pequeña plaza, donde discutían y mantenían acaloradas tertulias sobre la importancia de este literato sobre ése otro, sobre el último concierto de la Filarmónica, donde la sección de viento erró su entrada, o simplemente, sobre aquel sauce que estaba a punto de venirse abajo.

Parecía en aquellas calurosas tardes; en las que yacía  sobre el húmedo césped,  que el tiempo se había detenido, como peregrino agotado, a contemplar todo aquel trasiego humano y toda aquella armónica naturaleza. Yo por mi parte hacía lo propio, ya que mientras  descansaba sobre el césped, no podía parar de crear nuevas composiciones en mi cabeza. Me imaginaba que los niños eran corcheas -rápidas y breves-, que las madres eran blancas –pacientes y prolongadas- y que los mayores eran redondillas –las cuales gustan de alargar su presencia-.

Muchas y muy distintas eran las composiciones que de mi cabeza brotaban. Cuando aquella melodía humana no me colmaba, centraba mi visión en el pardal y su canto; y cuando quería más, centraba mi música en todo cuanto me rodeaba: en el agua cayendo suavemente por el estanque, en el movimiento impredecible de las lagartijas, en el sobrio vuelo de la avispa –cual valkiria surcando el cielo- o en el dócil movimiento de las ramas del viejo sauce llorón, que parecía desear acunar a toda criatura que se prestase a ello.

Aquel rincón era todo mi deseo, más bello que cualquier fémina, pues reunía todos sus encantos y además, siempre permanecería inmutable al tiempo –o al menos eso creía yo-.

Al recordar tiempos pasados la seda de mi pañuelo acude a mis ojos para compartir su carga. Mi rincón de inspiración se difuminó y perdió en el mar de mis recuerdos, y ahí reposará para siempre, intentando esquivar las olas que intentan hundirle. Me demostré a mí mismo que la belleza no es eterna, y que cuando has probado sus mieles, dependes completamente de ella. Por esta razón me arrastro cada día, intentando buscar algún resquicio que alberge algo bello, para así saciar mi sed. Pero se lo llevaron todo y lo suplantaron por una belleza fría y autómata que jamás me colmará.

Ya no me quedan fuerzas, mi inspiración se perdió junto con mi musa, y día tras día apuro mis últimas notas, reflejo del canto de un ave herida. Centro mi piano y lo oriento en dirección al antiguo parque, dando la espalda a aquella espantosa obra metálica. Retiro las sábanas que protegen los últimos trozos de madera sin astillar, abro la tapa y fijo el soporte de la misma a una altura media –buscando un sonido débil-. Los 88 dientes de mi compañero parecen sonreírme, incitándome a que los use como en los viejos tiempos. Reviso los pedales, y echo un último vistazo al interior –mi compañero se ruboriza por un instante-. Todo está listo. Cierro los ojos y me concentro. La gente –a la cual siempre ignoro- me mira extrañada. Algunos levantan su dedo y en tono burlesco se mofan de mi vestimenta, otros ríen y buscan la aprobación de sus compañeros, como dóciles corderitos. Trato de distanciarme de sus reproches y voces, me traslado a un escenario. Dos grandes focos iluminan el centro del mismo y ahí estamos mi compañero y yo.

Huelo el parqué recién encerado, me reconforta. Clavo mi mirada en el horizonte, no sin antes echar un vistazo a mi derecha y ver como la gente ocupa los últimos asientos. Suelto una larga bocanada de aire y sonrío a mi amigo –el cual se alza orgulloso-. La gran orquesta que me rodea está preparada, y aguarda mi confirmación. Veo un gran cartel luminoso que pone “Concierto número 1, Tchaikovsky”. Sonrió otra vez, y me digo a mí mismo que vamos a dar un último gran concierto. Me dirijo a la sección de violines –la que se halla más cerca de mí- y asiento con la cabeza: el espectáculo puede empezar.

Comienza el concierto… los primeros compases se deslizan suavemente entre las cuerdas de los violines, una melodía suave surge de ellos mientras toco mis primeras notas. A continuación me ceden la voz cantante, y yo la tomo encantado. Deslizo mis dedos rápida y fugazmente por la dentadura de mi compañero, acaricio cada tecla con suma cautela, descargo con énfasis cuando la partitura lo marca y relajo cuando el silencio asi me lo pide. La melodía me acuna y me balancea, yo sólo me dejo llevar por su ritmo creciente. Intento complacerla con mi ternura y con mi amor, siento el calor de su regazo, es inspirador, y sigo su marcha, entregándome por completo a sus encantos.

La orquesta y yo somos uno, nos fundimos, nos sentimos acogidos por una madre musical que jamás nos abandonará. Nosotros somos su fruto, somos su espejo, reflejamos toda su belleza y hermosura y la plasmamos para que el mortal se maraville ante ella. Yo soy el corazón, marco su ritmo y expreso su emoción; y mis compañeros son sus extremidades, interpretan sus gestos y evidencian su belleza corporal. ¡Oh mi musa!, ¿¡Por qué me has abandonado!?, ¿¡ por qué has dejado que el mortal corrompiera tu belleza!?. Yo soy tu fruto, tu vástago, y lo seré siempre. ¡Yo marcaré el ritmo de tu corazón, yo contemplaré tu belleza y la esculpiré en tallas de mármol si es necesario!, ¡pero no abandones este mundo!, ¡tu belleza es la fuerza creadora de este mundo! Yo soy tuyo, tuyo y de nadie mas.

Una vez más, siento que ella se apodera de mí, es su último obsequio a su vástago errante. Un frenesí recorre todo mi cuerpo, se fija en mi cerebro y me produce escalofríos. Descargo dicho frenesí con ímpetu sobre mi compañero, mi cerebro es ahora una enorme partitura… Blanca-negra-silencio-corchea-redondilla-subir el tono-apoyarse… todos los elementos recorren fugazmente mi cabeza, todos ellos pasan ante mis ojos, los interpreto y me dejo llevar. ¡Sí! ¡Yo soy tu sirviente!,¡nadie podrá separarnos nunca!, ¡nadie podrá arrebatarte de mi cabeza, mi musa!.

Abro los ojos, grito al cielo y descargo la última nota. Me siento liberado, completo, mi agotamiento no es nada comparado con mi felicidad. Pese a ello, el público no aplaude, los pájaros no me han acompañado con sus voces, los árboles no han movido sus ramas… la Naturaleza no ha reaccionado ante la llamada de la Música. ¿Seré indigno de ella?, ¿por qué me ha abandonado?.Pensé que siempre estaríamos juntos…

Me cubro la cabeza con las manos, negándome a creer que lo que ven mis ojos es completamente cierto. Todos me miran atónitos, como si fuera un lunático, un loco que ha perturbado su paz matemática y mecánica. No veo en sus ojos ese brillo especial y embriagador, nunca lo he visto. Ya no hay música en este mundo…

Lloro desconsoladamente, mi llanto es irregular, mi voz, quebrada. Ya no sonrío, ni intento hacer música con mi voz. Ya sólo hago ruido y más ruido. Mi compañero guarda un silencio sepulcral, ya no habla ni canta, ya no le quedan fuerzas. Hemos agotado nuestro arte, y entonamos el plañidero canto del artista hueco, del artista sin genio.

Pronto llegan más puntos negros, mientras que los otros siguen mirándonos, cuchichean entre ellos, sienten lástima y pena por este pobre desquiciado. Algunos puntos negros se me acercan, son más negros que los otros puntos negros –por difícil que sea- y visten elegante trajes con un pequeño adorno plateado en la pechera. –Estos puntos negros no son normales- me digo, deben ser silencios, pues desde que han venido el resto de las notas negras han cesado su actividad.

Me montan en una de esas notas negras que se mueven –cuya única diferencia con las otras negras es que se desplaza más rápido- mientras conversan. Hablan de ejecutarme por escándalo público, de sanatorios mentales, de hospitales, de terapias, de no se qué cosas en el hipotálamo… Se deciden por lo primero, para abaratar costes según ellos. He de decir que en ningún caso opondré resistencia, pues la música era mi único método de defensa, y ya no gozo de ella.

Finalmente me bajan del camión mientras esperan la confirmación de mi sentencia –con suerte me ejecutarán ahí mismo y no tendré que ver más placas metálicas grisáceas-. Poco a poco los negros van abandonando el lugar, y vuelven a reanudar esa marcha fúnebre y arrítmica que todos comparten. Sus rostros se contraen y adoptan una expresión inexpresiva, deseando volver a disfrutar de su monótona rutina. Todos adoptan el mismo semblante y comienzan a andar en perfecta línea recta. Cada uno por separado, pero de igual modo, marchan –cuales glóbulos por las venas- hasta el negro corazón de aquella insonorizada metrópolis.

Pero de repente algo se eleva en el aire, algo despierta mi sentido más oculto y lo vuelve a alimentar. Los pájaros –los pocos que quedan- alzan sus voces, y el par de árboles que restan en el cruce mueven sus agonizantes ramas. Mi compañero empieza a entonar una nueva melodía, completamente desconocida para mí. Entonces le veo, veo a ese nuevo vástago que ha hecho despertar a la Naturaleza. Los tirabuzones dorados que cubren su pálido rostro parecen albergar las más bellas melodías. Dos grandes perlas azules desafían a las nubes de tormenta, y de la boca de aquel artista surge un canto de esperanza.

Ese rostro pálido surcado por diminutas manchas de apariencia frágil alberga más música de la que jamás yo he tenido. Esos deditos rechonchos se deslizan con tal suavidad sobre mi amigo que éste vuelve a soltar notas tan altas como en sus tiempos de gloria. La voz suave y aterciopelada y esa ternura interpretativa se funden en una única y magnífica melodía que abre todos mis sentidos. Vuelvo a sonreír, me secó las lágrimas, y acompaño a ese ángel en su celestial canto.

No tardan de arrancarlo de mi amigo. Le reprenden muy duramente y le dan un bofetón. Acto seguido prenden fuego a mi amigo. El niño llora desconsolado por la pérdida de su nuevo amigo, pero yo no. Mi amigo muere llevándose mi alma con él, pero ese último canto le ha vuelto a hacer sentirse como en los grandes escenarios, lo veo en su sonrisa, aún conserva ese orgullo… ¡Gracias, mi musa, por dar un entierro tan digno a tan fieles servidores!, ¡gracias por no dejar a este mundo huérfano de tu inigualable belleza!, ¡gracias por este nuevo vástago tuyo!

Miro al cielo, sigue completamente encapotado, sin embargo, puedo ver cómo algunos rayos de luz intentan filtrarse  a través de él. Miró a mi rincón, y a mi cabeza vuelve la imagen del parque florecido, del constante trasiego de la gente, y veo al mismísimo tiempo sentado al lado de mi musa, contemplándola, extasiado.

Ya no me importan los puntos negros ni los edificios metálicos, mis recuerdos musicales son imperecederos, y jamás me podrán desposeer de ellos. Oh, mi musa… ¿cómo he podido dudar de ti?. Jamás abandonarás a todos aquellos que miran tu hermosura y componen música para ti, embebidos del eterno néctar de tu divina inspiración.

Todos me apuntan con sus máquinas de hacer ruido. El niño me mira mientras llora desconsoladamente, sin embargo, esbozo una gran sonrisa y busco su mirada. Clava sus perlas sobre mí, y como artistas embriagados de belleza que somos, comprendemos que nunca deberemos llorar mientras ella esté con nosotros.

Entono un réquiem mientas sonrío. –Eres demasiado hermosa para ellos…- digo en voz alta. El pequeño ríe, yo río con él, los silencios mantienen ese rostro severo e inexpresivo y disparan sus máquinas de hacer ruido…. Mi canto cesa, y caigo sobre el verde césped de mi rincón olvidado…

Ahí está ella, tan hermosa y evocadora… Me acoge y arrulla y comienza a entonar una nana por su hijo caído mientras descanso en su regazo. Estoy seguro, siento el calor de sus palabras, y noto que poco a poco todo se va apagando. Ahora sólo escucho su voz, la cual me guía en la oscuridad insondable. Esa calidez se transforma en sueño, y voy cediendo el peso de mis párpados; sin embargo, ella prosigue con su dulce canto. Finalmente, siento cómo me elevo y exhalo una última bocanada de aire, para dar paso a un estado de serenidad y calma perpetuo…

Ella es el mar, moviendo mi cuerpo dócilmente entre sus olas. Ella es el árbol que me mece entre sus ramas y me protege del Sol. Ella es la tierra, que hizo que germinara mi fruto, las aves, que con sus cantos me acompañan allá donde vaya, el viento que me guía por los caminos…

 

Ella lo es todo…

 


 

 

 ¡Saludos, compañeros de Gamefilia! Tras otro largo paréntesis en mi actividad bloggera regreso con ilusión renovada debido a la reciente inauguración de Destiérrame, un nuevo y novedoso dominio cuya máxima en la difusión de la Literatura en todas sus vertientes. Como supongo que todos conoceréis ya mínimamente nuestro proyecto, no voy a andar explicando lo que pretendemos, pues para eso tenéis la entrada presentación -enlazada debajo de este texto-. Nuestra idea es hacer de la Literatura un bien común, del cual todos podamos gozar y compartir. Para ello, nos hemos propuesto la creación de 3 webs -Noticias,blog y foro- que desprenden ilusión y entusiasmo por los cuatro costados.

 Con esta promoción pretendo animaros a todos a que visitéis las webs y descubráis el alma del proyecto. En ella estamos trabajando viejos gamefilianos con todo nuestro amor y pasión literaria, y pretendemos crear un rincón humilde donde todos podáis aprender algo más y conocer a nuevos literatos. Destiérrame es la prolongación literaria de Gamefilia, y queremos contar con la misma base humana, esa base de usuarios que ahora puedo llamar amigos y compañeros. Destiérrame pretende imitar el espíritu de cordialidad y amistad que hemos forjado en Gamefilia, y llevarlo al plano literario, y para ello, os necesitamos a vosotros, queridos amigos.

 Gamefilia era y seguirá siendo un hogar para mí y para otros tantos, hagamos de Destiérrame una morada literaria que difunda el compañerismo y el aprendizaje literario.  Os puedo asegurar que no os defraudará, y os invito formalmente a que os unáis -varios amigos ya se han unido a la causa-. No busco promocionar la web, sólo deseo formar una comunidad integrada por gente maravillosa como la que he conocido por aquí -pese a mis continuas ausencias, las cuales no he podido evitar-.

 Asi que sin más, y esperando que hayáis disfrutado del relato, me despido dejándoos esta proposición de amistad. Eso si, esto no significa que abandone Terminus ni Gamefilia, sólo me traslado a un lugar que no deja de ser una prolongación de estos dos (aunque obviamente me pasaré por aquí a colgar entradas y comentar como en los viejos tiempos)

Un cordial saludo a todos.

 

Enlaces de interés 

 

> Entrada Presentación 

> Destiérrame Noticias

> Destiérrame Blog

> Destiérrame Foro

> 1º Concurso Destiérrame & Revista Literaria, por Erikadams 

 

David Lynch: Vida y Obra

La entrada de hoy tiene un carácter especial, por un lado se trata de un homenaje a uno de mis directores favoritos, el cual, a través de sus películas únicas me ha sabido transmitir emociones y contrastes quecasi ninguno más ha logrado, David Lynch es un genio, un maestro de la filmografía que se ha consolidado como una de las figuras más celebres del panorama cinéfilo actual, y que sin duda pasará a la historia del 7º arte como uno de esos realizadores pródigos que ha logrado elevar al cine a la máxima expresión del arte, y eso esl algo de lo que muy pocos pueden presumir. Stanley Kubrick, Ingmar Bergman, Andrei Tarkovsky, Luis Buñuel, Jacques Tati… grandes figuras de la historia del cine que le sirvieron de inspiración para sus magnificientes films.


El otro lado que confiere a esta entrada un significado tan especial es a la persona que va dirigada este regalo, Zerael. Cuando me enteré vía MP de que él sería el destinatario de mi regalo no pude sino esbozar una sonrisa cómplice, creo que estoy en lo cierto cuando digo que ambos compartimos a grandes rasgos (siempre habrá desavenencias) nuestra pequeña alma de cinéfilos. Al principio no tenía ni idea de que regalarle, un relato sería algo muy superficial, una entrada cinefila no demostraría mi aprecio hacia su persona y cualquier entrada experimental y sentimental que realizara carecería de mi sello personal. Pero revisando su Top Cinéfilo me percaté (aunque ya lo sabía) de que tanto para él como para mí las películas de David Lynch ocupan un lugar especial.

Y me dije a mi mismo que un homenaje a la figura de este director colmaría mis expectativas y exigencias ,y también creo que Zerael disfrutará leyendo el texto que viene a continuación tanto como yo redactándolo. Este regalo está destinado a que lo disfrutes, y sobretodo, espero que te agrade este humilde homenaje.

Sin más que añadir, todo esto es para ti, compañero Zerael, es el regalo que te mereces después del año que te has marcado ^^

> Biografía

David Keith Lynch nació en Missoula, Montana, el día 20 de Enero de 1946. Se crió en el seno de una familia de clase media estadounidense y muy tradicional. Su madre era una profesora particular que se pasaba el día en un constante trasiego de domicilio en domicilio, y su padre era un investigador que trabajaba para el Departamento de Agricultura, lo cual le obligaba a desplazarse por los parajes naturales de muchos Estados. La vida del pequeño Lynch, por lo tanto, se tornó solitaria y vacía en sus primeros años, ya que apenas tenía amistades debido a que su familia se trasladaba de cuando en cuando entre distintas ciudades por el trabajo de su padre.

En el año 1961, Lynch y su familia se mudan a una gran ciudad, la cual el propio cineasta define como una ciudad grande donde había mucho miedo. Pero pese a estos cambios de domicilio y esta ausencia de amistades, Lynch guarda un grato recuerdo de su infancia, la cual no considera especialmente traumática y/o negativa:

"Creo que era un chico completamente normal. Porsupuesto, a todos nos gusta pensar que uno es diferente y único… Segúnmis recuerdos, tuve una infancia feliz, sin demasiados problemas. Pero los chicostienen los sentidos particularmente alerta, los ojos muy abiertos, las orejasmuy atentas, y el mundo les manda una catarata de informaciones y sensaciones…Los chicos perciben las cosas de manera muy fuerte, pero tienen tambiénuna imaginación que puede amplificar los acontecimientos más insignificantes,los detalles más ínfimos. Agrandado por la imaginación deun niño, un pequeño acontecimiento puede convertirse en la másbella o la más horrible de las historias ´´

No fue hasta ya avanzada su adolescencia cuando el director se percató de sus dotes artísticas para la pintura, y fue en el año 1965 (cuando tenía 20 años) cuando ingresó enla Pennsylvania Acadamy of Fine Arts, hasta aquel entonces Lynch definía su vida así:

"Cuando era un adolescente, intentaba divertirme24 horas al día. No empecé a pensar hasta que tuve 20 o 21. Hacíacosas estúpidas y comunes. […] No sucedió mucho en el piso dearriba hasta los 19. Mi madre se negó a darme libros para colorear cuandoera niño. Probablemente me haya salvado, porque si lo piensas, lo quehace un libro para colorear es destruir completamente la creatividad."

En ese mismo año Lynch y un amigo suyo, realizaron un viaje a Europa junto con un pintor que realizó la labor de mecenas, este viaje les llevó por París, Austria y Grecia. Sin embargo, no son buenos los recuerdos que guarda de dicho viaje:

"Pensaba todo el tiempo, aquí es dondevoy a pintar. Y no había ningún tipo de inspiración allí parala clase de trabajo que quería hacer. […] Tenía la intenciónde quedarme tres años. En cambio, ¡me quedé 15 días!

Cabe mencionar que el año 1965 fue uno de los más importantes para el prestigioso cineasta, fue cuando destapó por completo su vocación por la pintura, su ingreso en la Academia le reportó un sinfín de beneficios a nivel personal e interior,y comenzó a moldear su personalidad artística que empezó a plasmar en pequeños cortos donde ya se podía vislumbrar esa estética tan marcada e íntima. Su afinidad con el cine iba en aumento, y pese a que la pintura era su máxima predilección, poco a poco se percató de que la fusión de imagen y sonido le permitiría alcanzar nuevas cotas para poder expresar por completo su torrente creativo.

A finales de los 60 y principios de los 70 Lynch elabora numerosos cortos que define de muchas maneras distintas, estos cortos terminan por destapar su vena cinéfila. Estas pequeñas obras ya muestran un estilo rompedor , tal y como ocurre en Six Men Getting Sick (1966) un corto que tal y como afirma el título muestra a 6 hombres enfermos a través de fotogramas con una estética visual pocas veces vista, con una serie de montajes indescriptibles que confieren al conjunto un aura siniestra y oscura con una música repetitiva:

Six Men Getting Sick (1966)

Posteriormente, en el 1968 realiza The Alphabet, un corto que nuevamente sorprende y deja una sensación fría en quien lo ve. Nuevamente apuesta por montajes extraños, de una naturaleza mística, con escenas porque no decirlo ciertamente inquietantes y perturbadoras que causan un gran impacto visual, en este corto se puede apreciar el gusto por la pintura de Lynch con escenas del surrealismo. Un corto macabro, más propio de un perturbado que de un brillante cineasta, pero que destapa el lado más caótico de la personalidad de Lynch, y es que la estética siniestra resulta tan misteriosa como atrayente, no puedes apartar la mirada de la pantalla ante una recreación tan abstracta. Este corto recibió un galardón.

The Alphabet (1968)

Posteriormente, en 1970 Lynch dirige y crea The Grandmother el primer corto que exhibe de manera oficial y organizada ante un público. El corto describe a un niño que planta una semilla de la cual germina su abuela. Creo que ya sobran comentarios para describir la ya casi formada estética única lynchiana, un corto precioso y evocador para algunos, y para otros una rareza de naturaleza indescifrable. El fantástico y extraño mundo onírico de Lynch termina de destaparse en este cuanto menos, experimento visualmente cautivador.

The Grandmother (1970)

Ya en el año 1971 Lynch se traslada a Los Ángeles, concretamente al American Film Institute Conservatory para proseguir con sus estudios artísticos y seguir puliendo y perfeccionando sus dotes para el cine. Es en esta época cuando Lynch abraza definitivamente al cine como su medio de expresión predilecto, se produce una maduración en su estética, y logra desplegar al fin toda su personalidad fílmica. En el año 1973 comienza a rodar Eraserhead (Cabeza borradora) su primer film profesional, el cual no estrenaría hasta 1977.A partir de aquí Lynch inicia su carrera como director profesional , esa que nos ha dejado films tan rompedores y que nos han cautivado con su siniestra pero a la vez magnética personalidad.

Del documental Los 10 Magníficos (MUY Recomendable)


> Estilo e Influencias

"Preferiría suicidarme a hacer una películaen la que yo no tenga la última palabra sobre el resultado final. Yo empecé comopintor, en la escuela de Bellas Artes, pero un día estaba delante de uncuadro y me pareció ver que algo se movía en él. Desde entoncesintento combinar sonido e imágenes de la mejor manera posible".
"Hay quien dice que el público no quierepensar, sino que prefiere que le den las cosas ya masticadas. Eso son chorradas.A la gente le encanta pensar. Todos somos detectives, tenemos capacidad paraprestar atención y sacar nuestras propias conclusiones. Y eso es francamentebueno".

Asi define a grandes rasgos David Lynch sus películas y la motivación que le lleva a imprimir en las mismas esas características tan personales. Cualquier filósofo, crítico profesional de cine o erudito podría teorizar y escribir cientos de líneas acerca de la estética, influencias y pensamientos que pululan por la prolífica mente de Lynch. Sin embargo, un simple aficionado al cine como yo puede teorizar e indagar de manera limitada en el pensamiento e ideas que reflejan los films de este cineasta. Entonces, os diréis ¿Por qué consideras a Lynch un gran director si no eres capaz de sacar todo el contenido de sus películas?

Mi respuesta se extrae de la 2º cita de este apartado, y es que para disfrutar del cine de Lynch no es necesario ser un parangón del saber ni un gafapasta con aires de artista ruso del XIX, para disfrutar del cine de David Lynch sólo hay que tener una mente lo suficientemente abierta para captar la esencia del film ,y a partir de ahí reflexionar y jugar con el contenido oculto que Lynch siempre deja en el aire para que nosotros empleemos nuestra capacidad de discernir, en resumidas cuenta, lo que Lynch pretende con sus films (aparte de expresarse) es jugar con la mente del espectador , que sea él el que a través del poder de su imaginación termine de tejer la siempre inconclusa trama.

Lynch propone un cine basado en la estimulación de lo más profundo del alma humana, sus emociones, a través de historias con una fuerte carga filosófica y moral, y nosotros, como filósofos improvisados, debemos emplear nuestra imaginación como fin y dejarnos llevar por nuestras emociones como instrumento para poder sacar conclusiones basadas en lo que nos dicta nuestro interior.

Lynch crea cine sacado de lo más profundo de su alma, sus historias son subjetivas y siempre abiertas a interpretaciones, y nosotros, como si de lírica se tratase, las interpretamos y completamos a nuestra elección.

El cine de Lynch promueve el subconsciente y el uso de la imaginación, es un cine muy distinto al actual, que busca divertir e impactar de manera más superficial en el espectador. Esta teoría propuesta por mí sería aplicable a otros directores mentados al inicio de la entrada. Como ya he dicho antes, no es un cine para minorías intelectuales, es un cine que requiere capacidad de abstracción y una mente abierta, a partir de ahi cualquier conclusión que saques podrá ser mínimamente válida.

Por regla general se tiende a decir que Lynch es un personaje perturbado y enigmático, cuando en realidad esto dista mucho de la realidad, él se describe como un hombre normal, con esposa y dos hijos, un apasionado de lo oculto y de la naturaleza humana, y crea historias (normalmente dramas salvo una salvedad) que tratan sobre eso mismo, sus películas son una reflexión de lo que esconde el interior del hombre. Sus obras retratan ciertos lugares de su país natal, Estados Unidos, y ciertas zonas geográficas, al igual que hacen otros muchos realizadores. No es de extrañar, por tanto, que el centro de su reflexión se suela centrar en la sociedad estadounidense.

Otro de los aspectos que definen el estilo de David Lynch es su pasado como pintor, este factor se puede apreciar en sus planos , minimalistas y bastante innovadores, y en su uso de la cámara. También se demuestra en lo que concierne al atrezzo de los personajes (vestuario…) y en su prácticamente obsesión por recrear atmósferas deprimentes , agobiantes y macabras mediante el empleo del blanco y el negro , y el uso de técnicas ya vistas en su obra (Cabeza Borradora y El Hombre Elefante) o por retratar ambientes y parajes visualmente cautivadores y de tonos vivos vistos en films como Una historia verdadera o Corazón Salvaje.

Otro de los detalles que se deben mencionar para terminar de entender ciertos rasgos de las películas del realizador es que él mismo reconoce abiertamente su afición al dadaísmo. El dadaísmo es un movimiento artístico del 1916 creado por Hugo Ball que consiste en la rebelión contra las convenciones literarias y artísticas preestablecidas, es decir, se opone a cualquier modelo literario y artístico convencional y busca nuevas formas de expresión rompedoras.

Asimilando este dato se puede comprender el por qué de esa estética tan visualmente rompedora y esa narración que rompe con los esquemas básicos dados en el cine. Y es que el poder expresivo de los films del director no sólo se basa en un guión sólido, consistente y con una trama repleta de metáforas y misterios ,sino que cede gran parte del poder expresivo en los gestos de sus actores y en el poderío visual y musical, Lynch es capaz de traducir hojas y hojas de guión en una escena de poderoso nivel expresivo (algo que sin duda aprendió de Tarkovsky y su archiconocida escena del túnel en Stalker). Esta alteración de los esquemas afecta en gran medida al desarrollo de sus películas, ya que la mayoría poseen una estructura narrativa y una narración de hechos con un orden muy distinto, Lynch sabe cómo alterar el orden de las cosas y convertirlo en algo caótico pero a la vez fascinante.

Para acabar con este apartado, no se puede obviar cuáles han sido las fuentes de inspiración del cineasta para sus películas. El cine de Lynch comparte muchos rasgos de su estética y narración revolucionaria con los films del mismísimo Stanley Kubrick, el guión denso y repleto de alusiones filosóficas y metáforas es más típico de Ingmar Bergman mientras que ciertas escenas y planos de fuerte carga simbólica y expresiva son herederas del genio ruso Tarkovsky. El propio Lynch ha reconocido varias veces que literariamente bebe de Franz Kafka y artísticamente de Francis Bacon (pintor estadounidense).

En el terreno cinéfilo se considera un gran amante del cine de Kubrick, profundo admirador de Fellini y se siente influenciado por Ingmar Bergman, Jacques Tati y Luis Buñuel ( es innegable la influencia de este último en su film Terciopelo Azul) . Lo que está claro es que con tales influencias el resultado de sus films sea tan distinguido y peculiar.

> Filmografía

La filmografía de David Lynch es cuanto menos peculiar, cada film suyo es una experiencia completamente distinta a la anterior, bien es cierto que el campo de reflexión del mensaje que transmite en cada una de sus obras parte de la misma base, pero lo transforma y convierte en algo especial e inimitable. Lynch es capaz de abarcar muchos géneros y formas de expresión distintas, ya sea contando una historia de corte y forma clásica y reinvéntandola (El Hombre Elefante) ahondando y perfeccionando el cine negro (Terciopelo Azul) , o sentar cátedra con películas que no se pueden clasificar según una escala clásica, como es el caso de Cabeza Borradora, la cual innova y rompe en su época, y hoy en día se pueden observar films con claras reminisciencias de la misma (¿ he oído Pi del emergente Aronofsky?).

Lo que está claro es que Lynch no es un artista de costumbres, tan pronto narra una historia realista con fuerte carga sentimental (Una historia verdadera) o se sale por la tangente con obras inclasificables e incomprensibles en ocasiones (Carretera Perdida o Mullholland Drive).

A continuación ofrezco un listado de su obra, como veréis en algunas películas me detengo más que en otras (como veréis en Corazón Salvaje o Inland Empire y secuela apenas me detengo porque no he tenido tiempo para poder revisionarlas, y sobre Carretera Perdida y Mulholland Drive ya fue todo dicho de manera perfecta y muy clara en el blog de Zerael ^^)

Asi pues, comencemos con el listado:

* Cabeza Borradora (1976)


TÍTULO ORIGINAL Eraserhead
AÑO 1976
DURACIÓN 90 min.
GUIÓN David Lynch
MÚSICA Peter Ivers
FOTOGRAFÍA Frederick Elmes (B&W)
REPARTO John Nance, Charlotte Stewart, Allen Joseph, Jeanne Bates, Judith Anna Roberts
PRODUCTORA David Lynch / The American Film Institute for Advanced Film Studies

Cabeza borradora es el primer film profesional de David Lynch, su grabación duró cerca de 4 años, y el propio director asumió los roles de realizador y guionista, contando con la financiación de la Academía donde por aquel entonces estaba. La trama gira en torno al personaje de Henry, un joven asustadizo y con una fuerte depresión que sufre una serie de pesadillas de manera constante. Henry intentará ahuyentar estos males y tormentos que le rondan por la cabeza mediante le poder de su imaginación, sin embargo estos males vuelven cuando ve como su hijo resulta ser una abominación.

Las pesadillas y ensoñaciones de Henry suponen el eje sobre el cual se narran las escasas líneas de diálogo que aparecen durante el film. Tratándose del primer film de Lycnh se puede apreciar con claridad que sigue la linea estética y expresiva de sus primeros cortos, una ambientación distinta y oscura, basada y recreada según la mente transtornada de Henry. Lynch reutiliza y perfecciona los medios expresivos empleados en sus cortos y los eleva un paso más, terminando de destapar al espectador esa personalidad e imaginación tan peculiar y atrayente de la cual hace gala.

Los entornos y personajes son realzados por el uso del blanco y el negro, lo cual dota al conjunto de un trasfondo más macabro y agobiante, las pocas líneas de guión ceden el protagonismo a imágenes de fuerte impacto visual, con una caracterización de personajes y escenarios sublime que componen una de las atmósferas más raras vistas en el cine de aquella época.

La película causó un gran revuelo y escepticismo entre el público y la crítica, muchos profesionales del sector la criticaron por su naturaleza mística y perturbadora, argumentando que el film era demasiado extraño y enigmático como para entenderlo, mientras que otras minorías le auparon como obra de culto imperecedera. Lo que está claro es que no es una película normal, la mente prodigiosa de Lynch teje fotogramas de un fuerte simbolismo y los dota de una naturaleza estrambótica, al igual que ocurre con el personaje de Henry.

Es una de sus obras más confusas y difíciles de interpretar, tal y como él mismo afirma, pero supone el estandarte más visible de los amantes del cine de Lynch. Podría explayarme intentado analizar cada escena, pero es un film de obligado visionado, a algunos les parecerá un sin sentido mientas que otros lo adorarán,lo que está claro es quehay que verla y sacar cada uno sus propias conclusiones.

Con este inicio, Lynch gana a una minoría de seguidores y se rodea con un halo de director independiente que hará que cobre interés cada material que cree.

Nota media en IMDB –> 7,4
Nota media en Filmaffinity –> 7

* El Hombre elefante (1980)

TÍTULO ORIGINAL The Elephant Man
AÑO 1980
DURACIÓN 125 min.
GUIÓN David Lynch, Eric Bergren, Christopher De Vore
MÚSICA John Morris
FOTOGRAFÍA Freddie Francis (B&W)
REPARTO Anthony Hopkins, John Hurt, Anne Bancroft, John Gielgud, Wendy Hiller, Freddie Jones
PRODUCTORA Paramount Pictures. Productor: Mel Brooks

Uno no puede sino sentir tristeza y asco a partes iguales cuando lee que esta película está basada en hechos reales. El Hombre elefante cuenta la historia de John Merrick, un hombre con serias malformaciones en su cuerpo que penalizan su forma de vida y le convierten en un supuesto monstruo insultado, humillado y marginado por una sociedad egoísta y ruín, a la vez que es explotado para el beneficio de comerciantes sin escrúpulos. Sin embargo, el doctor Treves se interesa por su historia, y decidirá investigar su caso para intentar mejorar sus condiciones de vida y hacer ver tanto a la sociedad como al propio Merrick, que es un hombre como cualquier otro, con sus mismos derechos y sus mismas necesidades.

Con El Hombre elefante Lynch se labra una alta reputación entre crítica y público, rodando una película radicalmente distinta a Cabeza borradora y a la mayoría de sus obras. A través de un guión elaborado y redactado con gran maestría, Lynch rueda una película de fuertes contrastes emocionales con un mensaje lo suficientemente profundo como para dar rienda suelta a todo su poder creativo. Y así lo hace, El Hombre elefante saca a relucir las características fílmicas que definen al director, un manejo de la cámara innovador, con planos íntimos que muestran muy bien cada gesto de los personajes y que prestan atención a todos los detalles que con mucho celo Lynch distribuye en pantalla, y una gran preocupación por el montaje y recreacuión de personajes y atmósfera.

Mentiría si no dijera que en mi opinión El Hombre elefante es su mejor obra junto con Mullholland Drive, y es que esta historia logra conectar con ellado más íntimo de nuestro corazón.

Un guión superlativo y unas escenas y momentos para el recuerdo que penetran y juegan con nuestras emociones,son su principal baza, resultando casi imposible no emocionarse con el personaje de Merrick y su constante lucha contra la sociedad. Y es que esta obra centra su crítica en muchos aspectos de nuestra naturaleza, pero antetodo critica al conjunto de la sociedad en general, la cual humilla, discrimina y manipula a todas las personas que sean distintas de la regla general. También es un retrato de lo más profundo del alma humana. John Merrick es un personaje que pasará a la historia del cine, demostrando que las apariencias engañan, y es que pese a ser un ser abominable en apariencia, su interior esconde un corazón repleto de buenas intenciones y sentimientos pese al daño sufrido, y además es un hombre culto e inteligente al cual le encanta disfrutar de una compañía agradable, tal y como describe su mejor amigo, el doctor Treves.

Este criterio es aplicable de forma inversa a otras personas de su entorno, que sacan a relucir lo negativo de la naturaleza humana, una discriminación y odio injustificables que canalizan en contra de Merrick, del cual todo el mundo se ríe y burla o aparta de él debido a su aspecto. Una historia clásica que saca a relucir el lado más crítico de Lynch, un alegato brutal en contra de una sociedad autodestructiva y una metáfora bien representada de que el exterior no lo es todo.

El ritmo de la película no decae en ningún momento, y nos deja escenas que nos dejan el corazón en un puño, deseando antetodo el bien de Merrick, un personaje que no olvidaremos y que con su casi inapreciable sonrisa nos envuelve en su historia, una historia de tormentos, abusos y humillaciones de las cuales intenta escapar, con una escena final que terminará por emocionarnos.

Un Jonh Hurt que capta a la perfección el personaje y un Hopkins electrizante que cauitva en cada plano nos guiarán por este drama único e inigualable que atesora las mayores virtudes de Lynch. Nuevamente apuesta por el blanco y el negro para resaltar lo oscuro de la trama, y logra sumergirnos en un decadente hospital, en la habitación de Merrick (donde realmente se muestra cómo es)o en los distintos lugares de pesadilla donde Merrick es el blanco de todas las miradas y críticas.

Una historia muy real, una crítica feroz, y una dirección compusieron un film que se graba a fuego en nuestras memorias, Lynch se encumbra con una película que sólo él pudo rodar.

Nota media en IMDB –> 8,4
Nota media en Filmaffinity –> 8,2

* Dune (1985)

TÍTULO ORIGINAL Dune
AÑO 1984
DURACIÓN 145 min.
GUIÓN David Lynch (Novela: Frank Herbert)
MÚSICA Brian Eno & Daniel Lanois
FOTOGRAFÍA Freddie Francis
REPARTO Kyle MacLachlan, Sting, Francesca Annis, Jürgen Prochnow, Brad Dourif, José Ferrer, Kenneth McMillan, Linda Hunt, Max von Sydow, Silvana Mangano, Freddie Jones, Dean Stockwell, Sean Young, Virginia Madsen
PRODUCTORA Universal Pictures. Productor: Raffaella De Laurentiis

La saga Dune es una obra de sci-fi conocida mundialmente, escrita originalmente por Frank Herbert y en tiempos posteriores retomada por su hijo y un compañero, ocupa un puesto de honor en las mejores novelas de sci-fi. La trama del 1º libro narra los acontecimientos que se desarrollan en Dune, un planeta árido y de climatología extrema donde la Casa Real de los Atreides (una de las tantas casas reales que forman el Consejo) se asienta. Sin embargo, la Casa de los Harkonnen, liderada por el Barón Harkonnen, desea también dominar y controlar dicho planeta ya que éste es el único que posee reservas de especia, un material que es empleado como droga y como única alternativa para poder realizar viajes interestelares.

Asi pués, la Casa Harkonnen, con la inestimable colaboración del Emperador (máximo poder político) deciden realizar una invasión a gran escala sobre Dune para destruir a los Atreides y controlar el suministro de especia. Tras la invasión, el Duque Leto de Atreides y la mayoría de tropas y consejeros de la Casa Atreides son capturados y ejecutados, a excepción de unos pocos, entre los cuales se encuentran la esposa del Duque y el hijo del mismo, Paul, el cual intentará reunificar a las tropas y plantar cara a los Harkonennen y tropas Imperiales. Paul irá descubriendo que alberga un gran poder, a la vez que se percata de que para su venganza necesitará la ayuda de los introvertidos Fremen, un pueblo nómada indígena con costumbres y ritos muy marcados que conocen y veneran a Dune desde tiempos inmemoriables…

Este es el comienzo y sinopsis a grandes rasgos tanto de la novela como de la película en cuestión. El argumento de Dune siempre fue muy apto para una adaptación cinematográfica, y Lynch se percató del enorme potencial de aquella historia, además tras el éxito mundial de taquilla y crítica que supuso Alien, y teniendo en cuenta que era una época muy inclinada por la fantasía (posteriormenete se estrenarían Enenemigo Mío, Brasil o Blade Runner entre otras) el panorama no podía ser más favorable.

Y llegó el ansiado día de su estreno, con un presupuesto holgado y con grandes expectativas depositadas en ella, Dune se presentó ante crítica y público como un film de ciencia ficción basado en el universo literario que por aquel entonces imperaba en todas las estanterias. Sin embargo, Dune supuso un fiasco sonado, y recibió numerosas críticas negativas tanto de público como de crítica, además de que su recaudación tampoco fue buena (algo similar ocurrió con Blade Runner, pero la calidad superior de este film hizo que con el tiempo se convirtiera en un clásico de la ciencia ficción en el cine).

Dune era un producto que calcaba e imitaba en muchos aspectos de la novela, su historia y escenarios fueron llevados a la gran pantalla de manera fideligna, sin ningún cambio en la historia ni en el guión. Además, el film recreaba de manera notable los entornos descritos en la novela, los decorados seguían a la perfección lo descrito en el libro y los personajes y

su atrezzo estaban perfectamente caracterizados y calcados, con lo cual en el aspecto visual la versión cinematográfica recreaba con gran acierto y belleza todo lo visto en el Dune literario.

Lo mismo ocurrió en término argumentales y de guión, la trama , diálogos y escenas de la película también estaban sacadas tal cuales del libro, Lynch sólo tocó nimiedades y pequeños momentos, pero por lo demás a nivel argumental seguía la niovela al pie de la letra. Esto supuso un acierto, ya que a Lynch le atrajo la idea de Dune tal cual era, y según su criterio no era necesario cambiar nada, lo cual fue un acierto teniendo en cuenta que el libro es una auténtica obra maestra del género.

Entonces ¿por qué Dune fue tan criticada en su día? Bien es cierto que la esencia de la novela permaneció intacta, y también es cierto que el presupuesto dio como resultado unos efectos visuales rompedores y una selección de actores idónea. Teniendo estas ventajas, Lynch sólo tenía que desplegar su talento como director e imprimir su sello personal para aupar al film a obra de culto, y lo hizo y es más, de haberlo hecho todo como él deseo hoy día Dune pelearía con Blade Runner como mejor película de sci-fi de la época.

El motivo del batacazo crítico fue que el producto final que se mostró al público de Dune no es sino una película que se basa en en una sucesión de escenas superpuestas una sobre otra, debido a los numerosos recortes de material, Dune perdió toda su esencia, y parecía más un conjunto de videoclips que adaptaban momentos de la novela en vez de un todo que formaba la película.

Y es que la versión íntegra de Dune aprobada por Lynch era una cinta de aproximadamente 5 horas donde sí se recogía toda la historia de la novela, ese auténtico metraje no contenía brutales recortes de guión y de escenas, y contaba la historia de manera íntegra y clara (no como en la versión vista en cines, que salvo que leyeras la novela te enterabas de la mitad de las cosas). La idea de Lynch fue proyectarla tal cual, o como mucho dividirla en dos partes, sin embargo, los productores, el señor y señora Laurentiis decidieron que era necesarior recortar el material para ver si pillaban beneficios, conviertiendo al film en un buen producto pero totalmente inconexo.

Nota en IMDB –> 6,5
Nota en Filmaffinity –> 6,4

* Terciopelo Azul (1986)


TÍTULO ORIGINAL Blue Velvet
AÑO 1986
DURACIÓN 120 min.
GUIÓN David Lynch
MÚSICA Angelo Badalamenti
FOTOGRAFÍA Frederick Elmes
REPARTO Isabella Rossellini, Dennis Hopper, Kyle MacLachlan, Laura Dern, Dean Stockwell, George Dickerson, Jack Nance
PRODUCTORA Metro-Goldwyn-Mayer

Terciopelo Azul supuso la oportunidad de redención de Lynch tras el sonoro fracaso de de Dune. Y esta oportunidad fue magníficamente aprovechada por el realizador para crear una de las películas más intrigantes que reinventó el género del cine negro mezclándolo con el inconfundible estilo de Lynch. Terciopelo azul supone un ejercicio de estilo del maestro Lynch, que crea una trama densa y compleja a partir de un hecho sin relevancia alguna para convertirlo en una historia de enredos y enigmas que afecta a más personas y lugares que se puedan imaginar.

El film es protagonizado por Jeffrey Beaumont, un joven que visita un día decide visitar al hospital a su padre. A la salida del hospital Jeffrey se topa con una oreja humana, y decide presentarse en la Comisaría para entregársela al agente más cercano. Sin embargo, a partir de este punto de partida se desarrollará una trama de crímenes por resolver, enigmasy asuntos turbios que nos envolverán desde el primer momento, Lynch crea un argumento perfecto para mantenernos pegados a la pantalla sin olvidar sus metáforas y misterios ocultos que nosotros mismos deberemos de intentar explicar.

Desde el momento de su estreno, Terciopelo azul cautivó a crítica y público por su guión enrevesado y por su estilo y aroma inconfundibles, un clásico del cine moderno que todos deberíamos de ver, con claras reminisciencias del cine de Buñuel, Lynch vuelve a salirse de la norma general sorprendiéndose a si mismo con una película que dista mucho de sus primeros trabajos, en un género poco dado en él, pero donde demuestra que se desenvuelve a las mil maravillas.

Nota en IMDB –> 7,8
Nota en Filmaffinity –> 7,5


* Corazón Salvaje (1990)

TÍTULO ORIGINAL Wild at Heart
AÑO 1990
DURACIÓN 125 min.
GUIÓN David Lynch
MÚSICA Angelo Badalamenti
FOTOGRAFÍA Frederick Elmes
REPARTO Nicolas Cage, Laura Dern, Willem Dafoe, John Nance, Crispin Glover, Diane Ladd, Isabella Rossellini, Harry Dean Stanton, J.E. Freeman, Calvin Lockhart, Sherilyn Fenn, David Patrick Kelly, Freddie Jones, Pruitt Taylor Vince, Frances Bay
PRODUCTORA PolyGram Filmed Entertainment / Propaganda Films

Corazón Salvaje es el film con el cual Lynch inicia sus peripecias por los años 90, unos años cinéfilamente inferiores a los magníficos años 80 y a los grandes 70. Corazón Salvaje cuenta la historia de Sailor, un preso que sale de la cárcel con un permiso carcelario en busca de su esposa Lula, tras su encuentro deciden huir a California, pero la madre de Lula se opone a dicho plan (básicamente poruqe asesinó a su marido en presencia de Sailor) y contrata a un asesino a sueldo que seguirá a la pareja por medio país.

Nota en IMDB –> 7,1
Nota en Filmaffinity –> 7,1

* Twin Peaks (1990)

TÍTULO ORIGINAL Twin Peaks
AÑO 1990
DURACIÓN 113 min.
GUIÓN David Lynch & Mark Frost
MÚSICA Angelo Badalamenti
FOTOGRAFÍA Ron García
REPARTO Kyle MacLachlan, Michael Ontkean, Piper Laurie, Joan Chen, Lara Flynn Boyle, Dana Ashbrook, Sherilyn Fenn, Warren Frost, Troy Evans, Peggy Lipton, Jack Nance, Russ Tamblyn, Sheryl Lee, Mädchen Amick, Everett McGill, Ray Wise
PRODUCTORA Lynch Entertainment / Worldvision

Tras el éxito de crítica que suspuso Corazón Salvaje y con una posición de privilegio en la industria del cine de aquellos años que le permitió granjearse una más que merecida fama entre crítica y público, Lynch decidió lanzarse al mundo de la TV de manera definitiva (previamente ya lo había hecho antes, pero el apartado de series ocupará un lugar mucho más reducido) y lo hizo con una serie que marcó un antes y un después en la TV. La serie en cuestión tomaba influencias de todas las obras anteriores de Lynchy las elevaba al cuadrado, además el director contó con la inestimable ayuda de Mark Frost, una de las figuaras más relevantes del panorama televisivo americano.

La serie constó de un apoteósico Capítulo piloto y 13 capítulos distintos que tejían una de las historias más apasionantes vistas en la pequeña pantalla. Hablar y desglosar cada capítulo me llevaría varias entradas analizando los componentes de la trama y detallando cada parte que constituye el enigma, asi que haré un comentario breve y muy general sobre el episodio piloto.

La primera duda que nos asalta sobre Twin Peaks es si en realidad se trata de una película o de una serie de TV, Lynch grabó 13 capítulos, pero no dejaban de constituir un todo común , una única historia que profundizaba y sorprendía capítulo a capítulo pero que sólo tenía un hilo argumental, el principal. Lynch tomó el formato de serie, pero no sería para nada descabellado afirmar que se trata de una película de larga duración partida en fragmentos, dado que la trama es la misma tanto en el 1º capítulo como en el último (no como ocurre en las series normales como House, Bones o X series)

Dejando a un lado esta divagación, Twin Peaks puede considerar como una serie pionera y única que marcó y creó el camino para que las actuales series sean como son ahora mismo, dado que es innegable la influencia de ésta en obras posteriores como Expediente X o sin irme más lejos la mundialmente idolatrada Lost, ambas comparten y heredan muchos rasgos de Twin Peaks, el baluarte de la serie moderna por asi decirlo. Hoy día está considerada obra de referencia y de culto.

Lo que hizo especial a Twin Peaks es fruto nuevamente de esa mente pródiga que tiene Lynch, su historia de misterio y homicidios apasionante y enrevesada como si sola que nos deja enganchados hasta su conclusión, su sublime ambientación y contexto, transportándonos a un tranquilo pueblo de la América profunda donde sus habitantes son más de lo que parecen y su poderío visual (escenas e imágenes impactantes y atrevidas y unas interpretaciones de gran nivel) confirieron a Twin Peaks el inalienable derecho de serie de culto y probablemente obra maestra de la pequeña pantalla.

Y es que nuevamente Lynch teje una trama profunda y aborbente, con diálogos y escenas puramente lynchnianos que narran un misterio sin resolver donde todo (inluido las personas) esconde un misterio oculto dentro de si.

Una historia de misterio e intriga bien narrada y mejor llevada que nos engañará de manera constante y que nos mantendrá pegados a la TV hasta su increíble desenlace. La historia gira en torno al presunto asesinato de Laura Palmer, una joven adolescente que residía en lelidílico pueblo de Twin Peaks. El agente Cooper del FBI es designado para la investigación, y una vez en el pueblo deberá resolver el caso de la joven en un entorno de apariencia tranquila que oculta más de lo que parece.

¿Quién asesinó a Laura Palmer?

Nota de media en IMDB –> 9,4
Nota media en Filmaffinity –> 7,8

* Carretera Perdida (1997)

TÍTULO ORIGINAL Lost Highway
AÑO 1997
DURACIÓN 134 min.
GUIÓN David Lynch, Barry Gifford
MÚSICA Angelo Badalamenti
FOTOGRAFÍA Peter Deming
REPARTO Bill Pullman, Patricia Arquette, Balthazar Getty, Robert Blake, Natasha Gregson Wagner, Jack Nance, Richard Pryor, Gary Busey, Robert Loggia
PRODUCTORA Ciby 2000

¿Quién mejor para hablar sobre la película que el propio Zerael? En su Top 10 hallaréis una breve reseña y luego también podéis ver otra opinión suya en una colaboración para Racoon Hill.

Nota de media en IMDB –> 7,5
Nota de media en Filmaffinity –>7,5

* Mullholland Drive (2001)

TÍTULO ORIGINAL Mulholland Drive
AÑO 2001
DURACIÓN 147 min.
GUIÓN David Lynch
MÚSICA Angelo Badalamenti
FOTOGRAFÍA Peter Deming
REPARTO Justin Theroux, Naomi Watts, Laura Elena Harring, Ann Miller, Robert Forster, Brent Priscoe, Jeannie Bates, Melissa George
PRODUCTORA Coproducción USA-Francia; Les Films Alain Sarde / Asymetrical Production

Betty es una joven que prepara sus estudios para ser actriz, y decide mudarse a Los Ángeles, yendose a casa de su tía. En dicha casa también convive Rita, otra joven que perdió la memoria en un accidente. Betty, intrigada y a la vez fascinada por tal suceso, decidirá investigar junto con Rita quién es en realidad…

A continuación transcribo íntegramente la reseña que Zerael le dedicó en su blog (no he perdido permiso para copy-pastear pero supongo que esta me la pasas por ser tu regalo ¿no? xD):

"" Soy consciente de que mucha gente considera que Lynch tiene otras grandes películas que merecen más reconocimiento que Mulholland Drive, y de que su estilo críptico y pretencioso es desconcertante…pero la verdad, me da igual.

Tan extraña y enigmática como Carretera perdida, su argumento es algo más conciso y completo -que no comprensible-. Mulholland drive es más emotiva, mucho más cercana con el lado oscuro de las relaciones humanas -sobre todo, del amor-, y no tanto con el despiporre visceral de los tejemanejes mafiosos que se intuyen en Terciopelo azul o Carretera perdida.

A pesar de contar con varias historias paralelas, la importancia recae sobre todo en la pareja formada por Naomi Watts y Laura Helena Harring. Interpretan a dos jóvenes unidas por extrañas circunstancias: Betty, una actriz debutante, y Rita, una desconocida con amnesia y asuntos turbios con la mafia. Recién llegada a la meca del cine, con la intención de forjarse un futuro, Betty se instala en casa de su tía, que amablemente le cede su hogar mientras logra hacerse hueco en el cruel mundillo del cine. Allí se encontrará con Rita, una mujer asustadiza y vulnerable con la que establece una relación muy íntima en pocos días. Juntas, tratarán de averiguar algo sobre su pasado.

Un misterio filmado con maestría y con una actuación de proporciones épicas; no en vano, Naomi Watts saltó al estrellato gracias a la interpretación de un personaje tan jodidamente complejo como el de Betty. Con dos cambios de registro radicales, y continuas situaciones surrealistas, la rubia australiana mantiene el tipo con una habilidad impresionante.

Prácticamente cada escena me parece digna de ser recordada. Desde el comienzo, de una cursilería y optimismo desconcertantes, hasta el final, pasando por su progresiva degeneración hacia la cruda realidad. Una película extraña, que le ha valido todo tipo de críticas al director americano, y que desafortunadamente no se ha mantenido en la fallida Inland Empire. Vedla entera antes de juzgarla.""

Nota de media en IMDB –> 8
Nota de media en Filmaffinity –>
7,1

* Una historia verdadera (1999)

TÍTULO ORIGINAL The Straight Story
AÑO 1999
DURACIÓN 111 min.
GUIÓN John Roach & Mary Sweeney
MÚSICA Angelo Badalamenti
FOTOGRAFÍA Freddie Francis
REPARTO Richard Farnsworth, Sissy Spacek, Harry Dean Stanton, Everett McGill, John Farley
PRODUCTORA Coproducción USA-Francia; Le Studio Canal+ / Les Films Alain Sarde / Picture Factory & Film Four

Antes mencioné que Mulholland Drive y El Hombre elefante me parecían los films más redondos de David Lynch, y no incluí esta cinta. El hecho de no incluirla no se debe a su calidad ni a que la considere inferior, todo lo contrario, Una historia verdadera tiene el honor de figurar junto con El Hombre elefante y Mulholland Drive en mi hipotético top cinéfilo, no la incluyo porque es un film radicalmente distinto al resto de obras de Lynch, tanto que si la ves sin saber quién la ha dirigido jamás deducirías que fue Lynch de no ser un gran fan suyo.

Y es que esta película supone un punto y aparte en la filmografía de Lynch, ya que se aleja y rompe totalmente con el estilo narrativo y visual de todos sus films. Una historia verdadera narra la historia de Alvin, un anciano que reside en un tranquilo pueblo de Iowa en compañía de su hija discapacitada, Rose Alvin tiene 73 años, es un fumador empedernido y no se preocupa ni por su alimentación ni por sus hábitos. Tiene un efisema, problemas de cadera y un claro deterioro en la vista. Decide acudir a regañadientes al médico, el cual le recomienda que empiece a cuidarse más y que deje de fumar para evitar una muerte próxima, sin embargo Alvin hace caso omiso de tales indicaciones.

Mientras tanto, recibe un mensaje, el cual le comunica que su hermano Lyle, con el cual no se habla desee hace diez años, se encunetra en un estado de salud bastante grave. Alvin, valorando la situación, decide viajar para poder reunirse junto con su hermano en Wisconsin, pero como es obvio no podrá conducir un coche, con lo cual decide viajar en una segadora reconvertida en minicaravana, a bordo de la misa emprenderá un viaje inolvidable….

Como habréis podido deducir a estas alturas, el argumento de esta obra nada tiene que ver con el de otras películas de Lynch, al igual que toda la película en si. Una historia verdadera nos plantea una historia sencilla, sin metáforas complicadas,reflexiones profundas, símbolos de difícil interpretación o trama densa y misteriosa. Es todo lo contrario, un relato sin ningún artificio, directo e íntimo, que conecta con el espectador de manera sincera desde el minuto uno. Una película en la cual Lynch se expresa como nunca antes lo había hecho, de manera comprensible y prosaica, narrando unos hechos que pueden ser reales de la manera más sencilla, estableciendo entre el espectador y la pantalla un vínculo de profunda empatía.

Una historia verdadera es el film más sencillo y corriente pero a la vez más conmovedor de toda la filmografía de Lynch, y es que el director logra emocionarnos y sacarnos una sonrisa con una historia común atípica en él. Pese a ello, la sencillez del guión no quiere decir que este sea negativo, todo lo contrario, el guión se antoja perfecto para lo que hay que narrar verdaderamente, no se requieren hojas de guión para expresar todo lo que Lynch ha hecho en esta película.

Y es que el guión se adapta al personaje, y no al revés, y en todo momento resulta creíble y verosímil, lo real y humanista de la película es su principal virtud, ya que es imposible no ver en Alvin a algún familiar cercano que de manera constante nos da lecciones a través de su experiencia, la empatía y cercanía caracterizan el film, y es que esta obra es Una historia verdadera.

A través del fascinante viaje de Alvin, el cual nos enternece con su pequeña segadora mientras recorre parajes rurales de gran belleza perfectamente plasmados en cámara, Lynch nos muestra situaciones y pequeñas historias en las cual Alvin es el protagonista. El papel de Alvin es primordial, él desencadenará múltiples encuentros con personas que le acogen durante su marcha, y en estos encuentros siempre hay un trasfondo y un problema que ronda en el círculo de quienes acogen al anciano. Y entonces se podrá en marcha la metáfora principal del film, será Alvin, quien a través de la Voz de la Experiencia, la cual le ha sido dada por años de una vida intensa y plena, solucionará dichos problemas, y los solucionará dando una lección de moral y ética ante cada situación.

La Experiencia , la plenitud y sabiduría de quien vive la vida plenamente es encarnada por Alvin, el cual aleccionará y dará ejemplo a través de sus testimonios y vivencias. Una Historia verdadera es una narración con pequeños relatos protagonizados por Alvin de los cuales siempre se sacará una moraleja basada en la experiencia única e intransferible de quien ha gozado de una vida feliz. Una estructura narrativa donde Alvin es un Pepito Grillo cascarrabias y gruñón consigo mismo pero que alberga un gran corazón siempre dispuesto a dar y enseñar.

Con esta película Lynch rompe con su estilo, un film único, precioso, cautivador, que emociona y enseña a partes iguales, una historia conmovedora sobre un personaje entrañable que se nos quedará grabado en la cabeza. Una historia verdadera es un alegato a favor de la vida, a favor del valor del perdón , ya que saber perdonar para seguir siendo felices es una de nuestras mayores virtudes.

Nota de media en IMDB –> 8
Nota de media en Filmaffinity –> 7,9

* Inland Empire

TÍTULO ORIGINAL Inland Empire
AÑO 2006
DURACIÓN 176 min.
GUIÓN David Lynch
MÚSICA David Lynch
FOTOGRAFÍA David Lynch, Odd Geir Sæther
REPARTO Laura Dern, Jeremy Irons, Justin Theroux, Harry Dean Stanton, Jan Hencz, Ian Abercrombie, Julia Ormond, Scott Coffey, Grace Zabriskie, Bellina Logan, Amanda Foreman, Karolina Gruszka, Diane Ladd

**********************************

Antes comenté que no iba a pararme en el trabajo televisivo de Lynch con la excepción de Twin Peaks, básicamente porque salvo esta excepción el resto de sus trabajos televisivos (salvando Rabbits y Hotel Room) han tenido una menor repercusión y no son vitales para su trayectoria fílmica. Aún así no está de más mentarlos, por si alguno no los conocía y desea ojearlos. Son los siguientes:

* Industrial Symphony No. 1 (1990) 50 Minutos –> Narra la historia de una mujer recién separada de su novio la cual se dedica a cantar canciones obre el amor.

* Hotel Room (1993) 30 Minutos –> Miniserie de 3 episodios que cuenta las historias acontecidas a los clienstes de una habitación de un hotel entre los años 1926 y 33 y los misterios ocultos que alberga dicha estancia.

* Rabbits (2002)
50 Minutos –> Proyecto experimental de Lynch dividido en 8 capítulos protagonizado por 3 personas disfrazadas de conejo situadas en una habitación destartalada y ruinosa. Muestra a través de una sola cámara algunos diálogos oscuros y misteriosos o simplemtne los movimientos de dichos personajes (parte de este material fue empleado en Inland Empire)

* The Shorts films of David Lynch (2002) 97 Minutos –> Recopilación de los primeros cortos de David Lynch (colgados en esta entrada) más otros 3 inéditos que muestran la auténtica personalidad del director , todos los cortos incluyen una breve explicación del propio Lynch.

* Dumbland (2002)
35 minutos –> Serie flash de ocho capítulos de duración que según el propio Lynch es cruda, estúpida, violenta y absurda.

> B.S.O

Tras el montón de texto crítico y descriptivo sobre la filmografía de Lynch, he querido realizar esta peuqeña selección de temas musicales de algunas de sus obras. Bien sabéis que la música no es mi punto fuerte, pero es innegable que parte del potencial expresivo del cine de Lynch proviene de la música que escoge para acompañar sus films, y es que, al igual que el resto de apartados, las B.S.O de las obras de Lynch también destilan ese aire de misterio y extraña personalidad que acompaña a todas sus películas. Os recomiendo muy encarecidamente que las escuchéis, algunas piezas son de una belleza considerable. Me dejo muchos grandes temas en el tintero, pero he preferido poner los más significativos.

De todas formas, si alguno de vosotros quiere incluir alguno más para engordar la lista estaría encantado de añadirlo.

Asi que, sin más, os dejo con esta humilde selección de temas que a muchos se nos han quedado grabados:

* In Heaven – Cabeza Borradora

* Main Theme – El Hombre elefante

* Main Theme OST – Dune

* Opening – Twin Peaks

* I´m Deranged – Carretera Perdida

* Laurens Walking – Una historia verdadera

* Laurens, Iowa – Una historia verdadera

* Love Theme – Mulholland Drive

* Ghost of Love – Inland Empire

* Rubber City – Corazón Salvaje


Hasta aquí este breve repaso a la figura de ese director y artista tan grande y con esa personalidad tan enigmática que es David Lynch. He de reconocer que he disfrutado como un enano con la redacción de esta entrada, dado que la he escrito con gusto y con la ilusión de que este humilde obsequio sea del agrado de mi amigo invisible, Zerael, ganas y espíritu no le han faltado a la entrada, es un Homenaje a David Lynch y a la vez a Zerael por deleitarnos con un blog tan personal y de tanta calidad como es La Ciudad Olvidada.

Debo excusarme por no haber hablado sobre films como Mulholland Drive, Carretera Perdida o Inland Empire pero debido a un fallo técnico perdí todo lo que había escrito sobre dichas películas y tuve que hacer un apaño improvisado. Bien es cierto que podría haber reescrito todo el texto perdido, pero la redacción de esta entrada se ha realizado a contrarreloj debido a que mi tiempo ha sido escas, pero sobretodo se debe a que en breve tendré que realizar un viaje que no me permitirá pasarme por aquí y mucho menos escribir, con lo cual he andado algo apurado y me he dejado muchas cosas en el tintero que espero ir añadiendo en forma de críticas individuales y mini-reportajes para terminar de completar esta entrada.

Pese a esto, espero que esta entrada haya sido de vuestro agrado y os haya divertido a la vez que ilustrado, tal y como ha hecho conmigo. Y también deseo que guste a Zerael, que para eso él es el destinatario del regalo (Nota mental: Morgennes ¿por qué has hecho una entrada más larga de lo normal? Ahora es probable que te demanden nuevas entregas sobre otros directores y tendrás que satisfacer sus necesidades * Morgennes exclama un sonoro Ouch *

Un saludo y espero que hayáis disfrutado de este humilde homenaje a esa inmensa figura cinematográfica que es Lynch

100 000 visitas y Navidad. Gracias…

La entrada de hoy tiene una carácter muy especial para mí, y es que el blog está de fiesta, lo 1º que se festeja es como bien sabéis todos, la llegada del Período Navideño y del Año Nuevo, concretamente el año 2010 (faltan dos años para redimiros) y como ya es costumbre, quisiera felicitaros a todos los lectores de este humilde blog. Y por otro lado festejo las 100 000 visitas ya pasadas del blog, hubiera deseado realizar la entrada antes, pero de este modo lo hago más a lo grande.

Recuerdo la entrada que realicé el año pasado, sin duda más inspirada que esta, en ella ya enumeraba las muchas virtudes que esta Comunidad y sus integrantes me habían reportado, y el discurso de este año es el mismo pero elevado a un grado superior. Voy a intentar no repetirme (como de costumbre) pero es inevitable no recurrir a un amplio glosario de calificativos positivos para dirigirme a cada individuo que se esconde detrás de la pantalla que muestra estas líneas. Me dirijo a vosotros, estimados lectores, a la persona y no al nick.

Decir que Gamefilia es una Comunidad donde habitan personas maravillosas y siempre dispuestas es un topicazo,pero también es quedarse corto para referirse a algunos de los bloggers que me han transmitido su apoyo y amistad desde que decidí abrir este blog, Terminus, hace más de año y medio. Y es que año y medio en Internet es mucho tiempo, y probablemente este blog habría caído en el pozo del olvido del que suscribe de no haber sido por el inesperado interés de muchos de vosotros a cada entrada que realizaba, y por vuestros ánimos para sacar adelante cierta Comunidad, pero sobretodo y antetodo, os doy las gracias por ofrecerme vuestra amistad y cooperación para que este maltrecho y desactualizado blog y Gamefilia hayan moldeado y fabricado una de las experiencia más gratificantes y beneficiosas de toda mi vida.

Bien sabéis que no soy una persona excesivamente calurosa y efusiva en su trato con los demás, quizá por mi personalidad o quizá por mi situación geográfica (no tengo ese arte y simpatía que desprenden los isleños Electroblog, Logan o Banke) pero aunque os cueste imagináoslo a este servidor le habéis levantado la moral y los ánimos en esos momentos más oscuros bien sea con vuestras entradas o con la calidez de vuestros mensajes en forma de apoyo, y en los momentos alegres me habés regalado experiencias tan intensas y ricas en sentimientos que ni Roy Batty hubiera pudido expresar en aquella escena legendaria de Blade Runner.

Las experiencias y emociones que me habés transmitido este año no se perderá como lágrimas en la lluvia, no tendrán una fecha límite en mi memoria, estas experiencias y emociones vividas prevalecerán y formarán parte de mí incluso cuando todo se desmorone a mi alrededor, porque cuando la oscuridad aceche en lo más profundo de mi corazón, siempre habrá una paloma de intenso color blanco de nombre Gamefilia que sobrevolará mi cabeza y me evocará momentos de plena y gozosa felicidad.

Probablemente este alegato pro amistad y felicidad de fuerte cursilería y carga emocional se pierda en el abismo insondable de Internet, al igual que este blog, pero como ya he dicho, vosotros ya formáis parte activa de una memoria histórica personal que guardaré celosamente. Soy una persona quizá algo crítica con nuestra más que imperfecta naturaleza, la cual nos lleva en ocasiones por caminos que ninguna ética ni filosofía pueden definir con su herramienta racional, pero la amistad y el compañerismo son de esos dones en peligro de extinción que en esta sociedad movida por el interés personal escasean. Este tesoro que he hallado lo cerraré y protegeré con el candado que mi humanidad me ha dado.

Sois algo grande, aunque no conozca en profundidad a muchos de vosotros, decir ahora que agradezco vuestras visitas y comentarios suena frívolo, pero es así, tal y como he reflejado, la pereza y desgana de Morgennes es tal que este blog ya llevaría mucho tiempo olvidado y su creador desaparecido de no haber sido gracias a vosotros. Soy consciente de que muchos que empezaron al mismo tiempo que yo e incluso despúes me lleváis muchas visitas más, pero también soy consciente de que muchos tienen más de 150 entradas, cuando mi contador apenas marca 70 en año y medio, es por eso por lo que estoy agradecido, ya que sin daros nada positivo ni actualizando me animáis y visitáis por vuestra cuenta, y eso me averguenza y alegra a partes iguales. Creo que no es necesario otra lista más de agradecimientos, la mayoría de vosotros ya sabéis cuanto os aprecio y os doy las gracias (mención especial a Logan por su doble regalo, una compañera que me ayude a empaquetar Very Surprised (emoticono used by xuloputas) y un diseño que al muy se le ocurre la idea después de meses y meses xD se agradece el gesto ^^)

Asi pues, nunca podré devolveros todo lo que le habéis reportado a este humilde, cansino,vago, verborrético agudo y pedante servidor.Gracias por vuestro apoyo diario, y por vuestros ánimos. Podría extenderme más, pero creo que este discurso aburrido lo refleja todo. Huelga decir que os deseo a todos unas muy Felices Fiestas y un Año Nuevo que colme vuestras expectativas personales y profesionales ¡¡ Felices Fiestas compañeros Gamefiliano !!

P.D: Mi falta de actividad se debe a cierta entrada homenaje que pronto veréis…






¡¡ F E L I C E S F I E S T A S !!

Neverwinter Nights 2: Mask of the Betrayer por Zerael

Durante muchísimos años, fui un ávido jugador de JRPGs. Las fantasías roleras (finales o no) tejidas por los orientales isleños, consumían la práctica totalidad de mi tiempo videojueguil. En esta vorágine que me llevó a recorrer multitud de sagas y estilos jugables, no podía evitar mirar con recelo a los principales representantes del rol occidental; las franquicias de Dungeons and Dragons, con Baldur’s Gate a la cabeza, me parecían experiencias vacías y carentes del encanto japonés. Las supuestas virtudes que sus defensores les pintaban, a mí me resultaban incomprensibles –libertad de acción, flexibilidad en la creación del héroe principal, argumento no lineal, sistemas de batalla en tiempo real, etc–.

Así pues, pasó mucho tiempo antes de que volviera a darles una oportunidad a los chicos de Bioware. Hará unos tres años (lo recuerdo muy bien, puesto que acompañaba a un amigo a hacer una de las compras más estúpidas de la historia de la humanidad; los detalles de esta batallita vienen gratis cuando se me invita a cualquier tipo de cerveza), vi casualmente un pack que contenía el primer Neverwinter Nigths y sus dos expansiones oficiales. La verdad, no sé si fue por su ridículo precio (10 euros), o porque era el último mono en una estantería llena de novedades de última generación… pero el caso es que me lo llevé a casa. Y a partir de entonces mi visión sobre el rol occidental para ordenador cambió radicalmente: completé toda la saga… y empecé a valorar las virtudes que anteriormente me parecían tan difusas.

Con todo, los años no habían pasado en balde; el primer Neverwinter tenía un motor gráfico muy resultón pero terriblemente arcaico. Por circunstancias que no vienen al caso, tardé bastante en adquirir la continuación, así que me contentaba con imaginar que desde Obsidian se habían dedicado a hacer un lavado de cara magistral al sistema de juego planteado por el original (más o menos, así lo señalaban los análisis).

Cuando por fin compré y completé Neverwinter Nights 2, me llevé una relativa decepción… relativa porque la jugabilidad, a grandes rasgos, se mantenía, pero obviaba algunas señas de identidad de su antecesor; porque a pesar de tener un motor gráfico a años luz de la primera parte, llevaba a cabo excesos absurdos que le restaban solidez; y sobre todo, porque la campaña principal era un ejemplo canónico de “pudo ser y no fue”.

Muchas cosas que se echaban de menos en la caída de Lady Aribeth se encuentran en la nueva aventura de Obsidian: escenas cinemáticas, diálogos más cuidados, guión más trabajado… pero incomprensiblemente, todas las grandes propuestas que plantea al comienzo se desinflan salvajemente a medida que se desarrolla. Y es una verdadera lástima, porque todo cuanto rodea a las premisas de la campaña oficial de Neverwinter Nights 2 rezuma talento… un talento mal aprovechado.

Quizá porque estuvieron atentos a todas estas críticas, o porque tuvieron más tiempo para trabajar en ella, la primera expansión no solo solventa estas deficiencias, sino que se permite el lujo de innovar en un terreno a priori poco dado a la experimentación.

Mask of the Betrayer (MOB) es, sin lugar a dudas, lo que Hordes of the Underdark supuso para el Neverwinter original: una aventura rolera occidental de calidad, a la altura de lo que se esperaba de ella.

Ambientada en las lejanas e inhóspitas tierras de Rashemen, la expansión comienza poco después de que finalice la campaña oficial. Sin saber cómo ni por qué, el protagonista ha sido transportado a un oscuro túmulo habitado por espíritus ancestrales. Lo último que nuestro alter-ego recuerda es la batalla contra el rey de las sombras (el malo malísimo final) y el derrumbamiento del templo en el que tuvo lugar el enfrentamiento.

Debilitado y confuso, imágenes inconexas se suceden en su mente; pero por encima de todo, siente un terrible vacío palpitándole en el pecho. ¿Cómo ha llegado hasta allí? ¿Qué son esos recuerdos difusos que le atormentan? Y lo más preocupante: ¿qué es lo que se agita en su pecho?

Afortunadamente, una misteriosa mujer aparecerá de la nada para arrojar algo de luz a su situación; se trata de una maga roja llamada Safiya. Su madre, la directora de una academia de magia arcana de Thay, le ha ordenado que le escolte hasta la localidad más cercana. Con la promesa de que una vez allí, una amiga de su madre podrá responder a todas sus dudas, nuestro héroe se pondrá en camino. Por delante le espera una lucha encarnizada por su supervivencia… y un viaje que se demostrará más épico y decisivo que nuestras anteriores peripecias.

Los primeros compases del argumento son sencillamente magistrales. La ambientación de Rashemen, un territorio muy alejado de Neverwinter y la Costa de la Espada, es sensacional. Aunque no hay tantas zonas como en el original, los paisajes y sus gentes están mucho más trabajados. Desde el túmulo en el que despertamos hasta la academia de magos rojos de la que proviene Safiya: a pesar de las muchas limitaciones del motor gráfico de Neverwinter Nights 2, los mapas de la expansión rezuman vida por todos sus poros.

Al propio trasfondo cultural (un elemento que siempre suele estar muy cuidado en la saga), se le añade, esta vez sí, un trabajo encomiable en el carácter de nuestros compañeros de viaje. En general, todos los diálogos están más elaborados y ofrecen más posibilidades de conversación que las repetitivas chácharas de Khelgar, Neeshka y la sosainas de Elanee. Aunque en el tramo final pierden algo de fuelle, a lo largo de la partida –gracias a un inspirado sistema de influencias– gozan de una profundidad que ya quisieran para sí otros RPGs de altos vuelos.

Aunque son menos de lo que suele ser habitual, el carisma que desprenden equilibra la balanza. A la mentada maga roja, Safiya, se le unirán Gannayev de los sueños, un chamán espiritual capaz de hablar con los incorpóreos que se deslizan por Rashemen; Kaelyn la paloma, una clérigo rebelde que ha abandonado el culto de Kelemvor a favor de Illmater; y dos compañeros más, excluyentes entre sí, y que prefiero no mencionar para no fastidiar posibles sorpresas.

Una de las ventajas de plantear una campaña para personajes con niveles altos (MOB está pensada para ser completada con el personaje que usamos en la campaña principal), es que sus creadores pueden introducir con naturalidad todo tipo de excentricidades. La compañía de aventureros que formamos es un claro ejemplo de ello. La única que posee un carácter más previsible es la buena de Kaelyn; pero tanto Gannayev como Safiya hacen gala de una complejidad sorprendente. Saber encajar sus disconformidades y ganarse su confianza es uno de los mayores alicientes de la expansión. Una pena que la trama romántica se limite a ellos dos.

Pero por muy interesante que sea todo lo que he comentado hasta ahora, hay un elemento decisivo que trastoca todo el devenir de nuestro viaje, tanto a nivel de historia como jugable. Es una traba argumental impuesta que no gustará a todo el mundo, pero que a mi modo de ver, mejora sustancialmente la experiencia de MOB en todos los frentes: el héroe principal es objeto de una maldición, conocida como “devoraespíritus”. Esto nos obliga a consumir los trazos fantasmales que pululan por las tierras circundantes de forma regular si no queremos morir miserablemente.

Antes de hablar de sus implicaciones jugables, no está de más señalar que nuestra postura frente a la maldición determinará radicalmente el transcurso de la partida. A grandes rasgos, sólo hay dos posibilidades: o nos esforzamos por dominarla, o nos dejamos seducir por sus poderes. De cualquier forma, el “ansia” de consumir espíritus siempre estará presente a partir del segundo capítulo.

Aunque un jugador de D&D experto no tendrá mayores problemas en completarla, lo cierto es que MOB ofrece un reto a tener en cuenta. Puesto que se nos presupone un dominio importante de las artes de repartir tortas, mandobles o hechizos, los enemigos tienen niveles astronómicos. Algunas búsquedas opcionales son ciertamente exigentes. Como siempre, por supuesto, tendremos muchas posibilidades para resolver los conflictos, tanto por la clase de personaje elegida como por la variedad de soluciones implícitas en la campaña –aunque inevitablemente nos tocará pelearnos con frecuencia, muchas veces es perfectamente posible recurrir a la labia en sus múltiples expresiones: diplomacia, engaño e intimidación–.

Pero con toda probabilidad, la maldición del devoraespíritus será la mayor de nuestras preocupaciones. Por lo menos en los primeros compases de la aventura. Una barra de energía inusual hará acto de presencia en cuanto comprendamos la naturaleza de la carga que nos ha tocado soportar. A medida que pase el tiempo, irá reduciéndose, y según alance ciertos niveles, sufriremos importante penalizadores. La velocidad a la que se vacía está determinada por el “ansia”, representada también por otra pequeña barra de energía y que ilustra algo así como el “hambre” de espíritus.

Hasta que logremos dominar cabalmente la maldición y todos sus entresijos (el desarrollo de la historia nos dará múltiples opciones para ello), nos veremos obligados a estar muy atentos a los intervalos de tiempo: acciones tan básicas como descansar o viajar de un emplazamiento a otro pueden ser mortales.

Como he dejado caer antes, creo que la inclusión de la maldición es todo un acierto, porque nos obliga a ver con otros ojos el trillado sistema de peleas de Dungeons & Dragons. Si además le sumamos el sensacional trabajo del resto de elementos jugables, tenemos entre manos uno de los RPGs más inspirados que se hayan desarrollado nunca bajo el estandarte de “Noches de Noyvern”. Quizá los más puristas se sientan traicionados por sus innovaciones, pero estoy seguro de que incluso ellos identificarán los trazos inconfundibles de otras grandes obras del calado de Planescape o Baldur’s gate.

Es una verdadera lástima que tenga algunas lagunas que le alejen de un hipotético olimpo de juegos de rol. Para empezar, el más obvio: MOB es una expansión, y a pesar de que viene con varios personajes listos para ser usados directamente en su aventura, se disfruta mucho más si manejamos a un personaje curtido por nuestra cuenta y riesgo en la campaña original. Y la campaña original de Neverwinter Nights 2 es demasiado mediocre y larga como para ser disfrutada por una gran mayoría. Además, el último capítulo es mucho más flojo que el resto de la expansión; esa sensación de que la historia se desinfla y de que sus personajes han sido desaprovechados vuelve a estar presente… pero afortunadamente es una sensación muy tenue al lado del despropósito anterior.

De cualquier forma, es un videojuego notable. Claramente superior a su antecesor y a la altura de las grandes expansiones de Neverwinter Nights 1. El misterio de su argumento, el carisma de sus personajes, las muchas ramificaciones de la histroria… todo envuelto en un esquema jugable que aunque no sorprenderá a los más duchos en esto de los juegos de rol, puede ser un soplo de aire fresco para todos aquellos que reniegan del RPG occidental.

Antes de terminar, me gustaría señalar el gran trabajo de doblaje que tiene a sus espaldas. Tanto voces como textos están en español. Las conversaciones con nuestros compañeros de viaje tienen gran parte de su encanto debido a la calidad de las interpretaciones. Es el caso de Gannayev, cuya voz pausada pero segura concuerda con su carácter cínico y huidizo; o el de Kaelyn, que recita sus líneas de diálogo con un tono dulce pero resignado. Algunos secundarios circunstanciales emborronan un poco este apartado, pero son muy escasos.

Así pues, os recomendaría encarecidamente que os hicierais con él. Desafortunadamente, el peso de la mediocridad del Neverwinter Nights 2 original me resulta excesivamente problemático. Es irónico que una joya de este calibre esté oculta tras una aventura tan prescindible. Si aun así estáis decididos a jugarla, os aconsejaría que lo completarais por orden; aunque si os resulta demasiado pesado, siempre podéis recurrir a los personajes pregenerados.

Sea como fuere… la tierra de Rashemen aguarda pacientemente vuestra llegada. Los espíritus que la habitan se agitan nerviosos… ¿seréis la causa de su resquemor?


Una colaboración que sólo puedo calificar de espléndida e inspirada,compañero Zerael. El 1º Neverwinter me encantó, y eso que reconozco que pese a gustarme el rol nunca he profundizado demasiado en el mismo, pero su historia acertada, sus personajes bien trazados y diseñados y un esquema jugable adictivo hicieron que disfrutara como un enano.

Neverwinter 2 es inferior, no sé si tanto como tú apuntas en tu análisis, es cierto que ni la historia ni los personajes le llegaban a la altura de los zapatos, pero como bien dices el motor gráfico y su jugabilidad destacaban por encima del resto. Pero la historia que en un principio apuntaba maneras quedaba convertida en algo que por momentos rozaba el despropósito, y los personajes no lograban desprender ese carisma que sí se logró con el 1º.

Un juego notable, pero que se quedó incompresiblemente por detrás, como ya pasó con KOTOR 2 (de Obsidian, y no Bioware) un juego notable pero que pierde mucho con su 1 parte (sobretodo por su historia prescindible por momentos).

Sobre la expansión, pues no he podido probarla, perdí la 2º parte, y no tuve alicientes en su momento para adquirirla ni para rejugar el NN 2, una lástima por lo que has comentado sobre ella, pero nunca es tarde para buscarla.

Una colaboración enorme, bien redactada como de costumbre y muy amena de seguir, un trabajo inspirado y muy bien realiado. Muchas gracias por tus molestias y rapidez, adorador de Excel, y sobretodo por tamaño currele ^^

Al resto, ya estáis taradando en visitar y comentar en su blog , a los que ya lo conozcáis, seguid adorando a Excel mientras podáis en su Templo, la Ciudad Olvidada.

Oscar Gamefilia 2009 : Votaciones a la Mejor Entrada

Tras el período de nominaciones concerniente a la categoría que dirige este blog, Mejor Entrada, toca abrir el plazo de nominaciones. Personalmente esperaba un mayor número de nominaciones, pero parece ser que una fuerza superior se ha apiadado de mí y me ha facilitado un poco las cosas, todas las entradas nominadas atesoran una enorme calidad y trabajo , y aunque quede muy bien decir que todas se merecen una recompensa, sólo una puede salir vencedora del proceso de limpieza y selección que son las votaciones.

¿ Proceso de selección ?¿No querrás decir proceso de eliminación y selección de entradas según el C.E.R.C.O.P.E.E.M.A.M.E.B (Criterio de Evaluación Raro de Cojones Organizado Por El Exigente de Morgennes Alias Morgennes El Breve) Sólo con un Lema así ya uno se soemte a tu estúpida Verborrea…

Es cierto amigos, yo antes me hacía llamar El Señor Rosa, escribía Evangelios apocalípticos, rivalizaba por ser el Anticristo con Dan Brown, esclavizaba a fanáticos a través de métodos de sumisión mental basados en juegos indescifrables e irrealizables e incluso coleccionaba cajas de cartón de Playmobil, las tenía todas pero….

Un día, mientras me acicalaba para marchar al Desfile del Orgullo de los extraños entes de inofensivo color rosa con pérfidas y maquiavélicas intenciones en su dulce interior ocurrió algo inesperado. Cuando entré en Gamefilia, mi Portal Oficial de Transmisión Doctrinal descubrí a un extraño ser de nombre Morgennes que se ausentaba de sus labores más que yo de mis responsabilidades como ser superior y que decía analizar películas que no conocía ni el omnipotente Carlos Pumares…

2001 es un film para gafapastas que cada vez que ven un seno femenino parece que han visto el dichoso monolito (que no sé que pinta ahí) y ponen la automática en su caja de cambios. Esta similitud entre ambas teorías que no hacen sino converger en una idea común, la cual no es otra que la ausencia de lo femenino pone canino, lo canino pone intranquilo, y lo intranquilo hace que te pesen un kilo y se te ponga más tiesa que un ultracongelado frigo.

He ahí la rayada de Kubrick explicada para el pueblo llano, no hacen falta dos horas y media para explicarlo,pero es lo que tiene creerse superior.

(Carlos Pumares fue hallado colgado sobre un inmenso bloque de piedra extraído de una de las pirámides con cara de asombro mientras chupaba un Frigo y le sobresalía un higo)

Bueno, extrañas aficiones aparte, ese extraño ser Morgennes, que ahora llamaré el Breve porque cuando te acostumbras a él ya ha desaparecido me fascinó desde el primer momento, sin embargo, me fue hablando de films desconocidos para mí, los cuales debía ver para aumentar mis horizontes megalómanos y comprender aun más la naturaleza de lo que había creado.

Tras verme la filmografía de Tarkovsky, Conchovsky, Pajakovsky y demás realizadores y escuchar la interesantísima crítica de Morgennes (me está espiando shhh…) comprendí que la existencia de seres tan sumamente inteligentes y pedantes suponía un riesgo para mí hegemonía, asi que decidí contrarrestar su efecto teórico.

Para ello, intenté reflexionar sobre sus temas y plantear una teoría que destruyese sus pensamientos, pero cometí un error, y es que no hay nada peor que 5 rusos eruditos y un verborrético intentado explicarte una metáfora sobre la naturaleza humana y un cacahuete flotando en medio de un cuenco de leche de mármol, el cual por sus propiedades se asemeja a la verdadera composición humana, y la leche supone una fina metáfora sobre el temperamento, siendo el cacahuete la mecha de todo…..

Entonces mi cabeza explotó, sufrí una amnesia total y tras varios viajes siderales intentado recobrar mi anterior estado, me metamorfoseé en este inocente animalucho con la idea de pasar desapercibido y no volver a cuestionar a un verborrético, pero caí en el influjo mental de Morgennes y aquí estoy, esperando a mi salvador, mientras tanto, presentaré las Normas de este mundano y rutinario concurso…


NORMAS
  • Cada voto constará de 3 puntos a repartir entre las entradas nominadas según tus preferencias. El voto se efectuará únicamente a través de MP, indicando claramente a qué entrada das 3 ptos, 2 ptos y un 1 ptos respectivamente.
  • Los 3 puntos de tu voto se repartirán entre 3 entradas (oséase, nada de 6 puntos, 5 y 1, 4 y 2 … son 6 puntos a repartir de la manera 3-2-1 ). No vale autovotarse (sí se puede autobotar si uno lo desea)
  • Vota según la Lista de Nominados, no vale la excusa de esta se lo merece más… Para algo habéis nominado leñe.
  • El Plazo de Votación estará abierto hasta el 12 de Diciembre (no de 2012, que entonces no hay gala por cuestiones de Apocalipsis)

Lista de Entradas Nominadas


1) Metal Gear Saga –> Ligrim

4) Metroid Prime Trilogy –> Franchuzas

5) Jartito de Rol japonés –> Ex Cowboy

6) Especial Final Fantasy VII –> Zerael

7) Aventuras de Meredith Grey La Fox II –> Bankeshinobi

8) Historia de Mario Parte I ; Parte 2 –> Cellsius

9) Gala Primer Aniversario de Gamefilia –> Shaiyia & Bankeshinobi

10) Baldur´s Gate II: Shadows of Amn –> Zappadown


11) Resident Evil 5: El final de una era –> Rikkuinthemiddle

12) Universo Spiderman Parte I; Parte II –> Kefka

13) Menoss Effect: Miel en los Labios-> Electroblog

14) El Uso de los colores en Cube –> Apohell

15) Nunca te olvidaré –> Ivanete84

 

Mucha suerte a los participantes y que gane el mejor ^^