El videojuego y el arte

Desde la invención de la primera computadora o sistema, hasta los días del presente, con la nueva generación ya presente en nuestros domicilios, se ha ido creando un mundillo en torno a la afición de muchos de nosotros, el videojuego.

Durante la historia del videojuego ha habido muchos cambio a destacar, ya sean tecnológicos, en innovación, o en las ideas de los desarrolladores de videojuegos, que han hecho que el videojuego como tal nos haga vivir situaciones las cuales según avanza el tiempo se tornan más realistas. Y es aquí donde llega mi reflexión, ¿qué idea tenéis acerca del videojuego, es un arte o una experiencia a descubrir, o no es más que un pasatiempo o afición la cual se perfecciona con el tiempo debido a su mayor inmersión gráfica y demás factores?
Mi opininión es que el videojuego, desde un momento clave en su historia, es una experiencia única e irrepetible. Se me puede considerar novato en este mundillo, ya que los primeros juegos de los que pude disifrutar datan del 99 o 98(comencé tarde en el mundillo, aunque desde entonces no he perdido la oportunidad de jugar y catar todo lo que viniese a mis manos), por lo cual he de reconocer que me he perdido auténticas perlas jugables de las cuales algunas estoy disfrutando ahora.

Pero lo que puedo afirmar, es, que desde que introduje el primer disco en mi ordenador o consola, me sentí transportado a otro mundo, en el cual yo interactúo y me siento libre. Aquellos juegos de antaño, pese a su escasa tecnología, emanaban un frescor y espíritu únicos, que al menos a mí, me hacían disfrutar y en ocasiones vivir una experiencia única. Por ello puedo afirmar que los videojuegos siempre han tenido algo distinto que otro pasatiempo no te puede ofrecer. Siempre consideré a los videojuegos como una experiencia aparte, un lienzo en blanco el cual es pintado por la genialidad de ciertos desarrolladores, que, con sus ideas renuevan el mundillo día a día. Aunque haya una mayoría que antepongan todas esas experiencias e ideas a un bien económico, haciendo del videojuego un burdo pasatiempo para la gente, apartando a los grandes pintores que con sus obras elevan al videojuego a la categoría de arte.

El tiempo ha pasado en los videojuegos, estamos en pleno 2008, y en todos estos años se ha ido sucediéndolo que ya he comentado, tan sólo unos pocos se atreven con ideas innovadoras e historias inteligentes, hablo de esa gente que aún me hace experimentar esa sensación única que supone el videojuego, ellos lo convierten en arte. Por desgracia, son sólo unos pocos y no son suficientes para concienciar a la gente de que el videojuego no es una cosa de niños, una idea estúpida, y que aquellos que con cierta edad juegan a ello, son unos anti-sociales o inútiles, una idea generalizada totalmente errónea. El videojuego en sí es un arte, en el cual expones tus ideas o emociones, al igual que en el cine, creas un mundo alternativo e interactúas en el mismo, cosa que no pasa en el cine, e incluso lo modificas convirtiéndote en coo-partícipe de este. Todo esto, si está dirigido por un maestro o buen dirigente, es lo que me hace pensar que el videojuego es verdaderamente un arte, aunque como siempre, buena parte de las películas, sólo buscan un público comercial y simplón, mientras que el cine de autor en los videojuegos es una minoría a la cual pocos acceden.

Para terminar mi reflexión, hao un llamamiento a las desarrolladoras para que en esta next gen, los grandísimos recursos e innovaciones que esta posee, sean utilizados para elevar al videojuego adonde debería estar, a la categoría de arte, la cual podmos experimentar. Gracias por vuestro interés Kitten