Si yo fuera presidente..

 

Bueno, pues ya está. Ya soy presidente. El lunes fui nombrado, con todos los honores, presidente de mi escalera. La verdad es que era el gran favorito. Más que nada porque me tocaba este año. Accedí al cargo menos de 24 horas después que Zapatero. Bien es cierto que la comunidad de vecinos que preside ZP es mucho más numerosa, pero la mía acojona más. O si no, suba usted a decirles a los del tercero que por favor, dejen de pasear el mobiliario por toda la casa.. Que no es un arrastrón, que es que parece que se esten echando unas carreras de muebles, joder!

 

 

Qué raros son los del tercero! Recuerdo el día que les instalaron el aire acondicionado. Lo querían colocar colgado en el patio interior. El instalalador tuvo que picar en la pared para colocar la máquina o para pasar los tubos, o qué se yo. Lo más sorprendente es que, mi vecina le dijo al instalador: eche, eche usté los escombros al patio de abajo, que ahí no vive nadie. ¿COMOR? Y yo qué, no soy nadie HOYGAN?

 

Luego están los que viven detrás de mi, pared con pared. Si los del tercero son raros estos son ya para echarles de comer aparte. Puedes pasar la tarde sin necesidad de poner la tele, simplemente escuchándolos. Y no hablo de pegar un vaso a la pared y poner el oído, no no, con no ponerte tapones ya tienes la radio-novela sintonizada. Se cruzan perlas tales como: “Aquí había 20€”, “HIJODEPUTA!!!” (visualícese a la criatura con voz de NIÑA del EXORCISTA cascadita y con piños tipo abrebotellas). Él, (voz de oso YOGUI con afonía porrera, chándal y deportivas J’hayber blancas, de las de toda la vida): “QUE YO NO HE COGÍO NAAA!”. Ella: “ME CAGÜEN TU PUTA MADRE!”. El: “VETE CON TU PUTA FAMILIA DE MIERDA YA, HOMBREE..” o reprendiendo al niño: “TE CORTO LA PICHA!!” Unos angelitos, vaya.

Hace 4 ó 5 años se dejaron la comida en el fuego, los niños durmiendo y se fueron. Eso sí, tuvieron la precaución de cerrar la puerta de la calle con llave para que los niños no pudieran salir. Por lo visto la comida se quemó, y ante la humareda que salía por la ventana y los niños desnudos llorando en el balcón, cundió la alarma en el vecindario. La Policía tuvo que entrar a rescatar a los niños saltando de mi patio (sí, el de los escombros) al de ellos. Quizá alguno lo visteis en TV, salió en todos los noticiarios. De hecho, una amiga de Barcelona me llamó por teléfono porque había visto mi piso por la tele!! En fin..

Y qué decir de las reuniones de comunidad!! Qué catálogo de personajes! Tenemos el gracioso, que no aborda ningun tema pero que da la réplica a todo el que habla. El protestón, que no está de acuerdo con nada: “Yo pienso que contratar un administrador es tirar el dinero..” , “Vale, a ver, ¿voluntarios para llevar la comunidad?” Tos callaos. El protestón, el más callao de todos: con la cabeza en un ángulo imposible mientras estudia los zapatos de todos los asistentes. También está la señora de edad que se hace la tonta para que no le toque a ella: “Yo es que ya estoy mayor”, “pero si sólo tiene que llamar al administrador si se rompe el ascensor..”, “no pero, yo es que no sé de esas cosas..”.

Luego está el electricista-fontanero-electrónico-carpintero-albañil-antenista-técnicodeimagenysonido-arquitecto-herrero-cristalero-ebanista-aparejador-pintor-técnico del plus/ono/TDT. No se qué sería de una comunidad de vecinos sin este personaje. Porque sabe de todo. “¿Os habeis fijado en la interferencia que sale en la tele?”, Él: “Sí, eso es por alguna mala conexión que teneis alguno y se vuelve la señal p’atrás.” Es el que manipula los temporizadores de las luces, la bómba de agua no tiene secretos para él, el que sabe por dónde bajan las tuberías, los cables, dónde anidan las cucarachas y cómo ajustar la antena. Se conoce todos los módulos del TDT. Es más, si viene un antenista a instalarlo discute con él y le lleva la contraria. Y lo mismo con el pobre ingénuo profesional que venga. Luego está el de los presupuestos. Ante cualquier reforma o modificación siempre hay uno que conoce a uno que lo puede hacer y queda encargado de traer un presupuesto. Y luego estoy yo, que lo único que quiero es que acabe la reunión para subirme a mi casa y sentarme a ver la tele con mis vecinos de banda sonora. Buenas tardes.

MOSKEETO