My City: Alboraya.

¡Muy buenas a todos! Hoy, 5 de septiembre, los participante del proyecto My City propuesto por Indhira GH11 debemos publicar una entrada. Ésta debe ser, más o menos, una especie de guía turística sobre la localidad donde el/la blogger@ vive. En mi caso, os hablaré de una localidad llamada Alboraya (Valencia). Espero que paséis un rato agradable.
 
 
 
Ubicación de Alboraya (y Almàssera, Tavernes Blanques…)
 
 
 
Alboraya (o Alboraia, en valenciano) es un municipio de la Comunidad Valenciana, que pertenece a la provincia de Valencia. Principalmente es una localidad de huerta y campo, aunque en los últimos años la población ha crecido y ha habido una considerable urbanización, lo que casi la convierte en una ciudad.
 
 
 
 
Instantánea de una típica huerta de Alboraya
 
 
 
Aun así, Alboraya sigue valiéndose de la huerta, que aporta a la ciudad productos frescos y de calidad. Los platos más típicos son las variantes del arroz (paella, arroz con alubias y nabos, arroz con acelgas, al horno…), pero sin duda, lo más característico de este lugar es la chufa mediante la cual se obtiene su famosa horchata.
 
 
 
  
El símbolo de Alboraya (gastronómicamente hablando)
 
 
 
El municipio cuenta con la zona más actual, donde abundan las tiendas, restaurantes y las viviendas (pisos y adosados) y con el casco antiguo, que hará las delicias de aquellos que vengan a conocer un poco de la historia de la localidad. Hay varias iglesias y otros monumentos históricos.
En la zona urbanizada nos encontramos con colegios, tiendas, el metro, restaurantes (os recomiendo el jamón de "Pa i Pernill", aunque también hay un "Burger King"), centros de alimentación, un ambulatorio, el hotel Olympia de cuatro estrellas, que cuenta con gimnasio y una piscina cubierta para no dejar de nadar sólo porque sea otoño o invierno, etc.
 
 
 
 
La acogedora piscina cubierta del hotel Olympia (que no es olímpica)
 
 
 
 
 
A las afueras de Alboraya, cerca de la gran rotonda que da la bienvenida a los visitantes y/o habitantes, se encuentra el centro comercial "Arena", donde los ávidos de compras podrán calmar su sed. También hay un polideportivo donde se pueden practicar deportes como el fútbol y el baloncesto, además de otros como el esquí, el kárate y el kobudo (práctica marcial con herramientas tradicionales).
En cuanto al clima, yo siempre digo que hay, como mucho, cuatro meses fríos (noviembre, diciembre, enero y febrero) y todos los demás son de calor. Quizá (o con toda seguridad) es una exageración, pero el problema del municipio es el calor sobrenatural que hace en meses como octubre y el que los habitantes padecen en los meses veraniegos. No es un desierto, por supuesto, ni se llega a los grados de Andalucía, pero la alta humedad crea la sensación de que la temperatura sea superior a la real. Por fortuna, la playa sólo dista a 10 minutos en coche como mucho.
 
 
 
Precioso atardecer veraniego en Alboraya
 
 
 
En los meses "fríos" hace un clima más agradable, menos extremo que en verano, salvo las ocasiones en las que llueve con fuerza, a veces con granizo. Llueve con una frecuencia media-baja. A veces puede desatarse alguna que otra tormenta, pero no suele suceder.
Un aspecto curioso es el olor no muy agradable que a veces aparece por la localidad, debido al abono de la huerta. Pero si vives allí, te acabas acostumbrando…o no.
Bueno, espero que os haya gustado y que algún día os paséis por aquí. Personalmente me encanta este lugar, pero supongo que no soy objetivo al ser un habitante.
Un cordialísimo saludo a todos y gracias por leer esta entrada.
Hasta la próxima.
Nota: disculpad por la presentación. He tenido muchos problemas que espero resolver para futuras entradas. Si alguien está dispuesto a echarme una mano se lo agradecería.