Telefonía, amiga mía.

De cómo el mejor amigo del hombre, el móvil, a veces seconvierte en nuestro peor enemigo.

 

 

Un buen día melevanto,

pasan las horas ymientras tanto

el móvil quiero usar,

comienzo a cavilar..

 

 

Número PIN mesolicita,

número PIN que norecuerdo,

rápidamente micorazón palpita

por no saber salirdel entuerto.

 

 

Tres veces mal lointroduzco,

me echo las manos ala cabeza.

Situación que es uninsulto

para la raza humanaentera.

 

 

Ahora el código PUK,

ese que nadie sabe.

“Querido móvil azul:

¡Espero que no seatarde!”

 

 

 

Así es mi móvil, máso menos. De ultimísima generación.

 Más sencillo queMaría Isabel. 

 

 

 

Encuentro latarjetita

y pongo el númerointerminable.

Esbozo una sonrisita

porque el código esviable.

 

 

Los problemas noterminan,

no se acaban aún.

El PIN again mesolicita,

¡qué pesadilla, ojú!

 

 

Miro otra vez latarjeta

e introduzco el PINmostrado,

pero el móvil, conmucha jeta

no me lo ha aceptado.

 

 

Tengo ganas de gritar

como una niñaencabronada.

En la pantalla pone,sin más:

“Tarjeta SIMrechazada”.

 

 

 

 ¡¡¡NOOOOOOOOO!!!¡¡MÁS MUERTO QUE MARÍA ISABEL!!

 

 

 

“Tecnología, amigamía,

¿por qué me hasabandonado?”

“Perdónales, Jobs ycía.,

no saben lo que hancomprado”.

 

 

 

E imploras a losdioses

que te puedan ayudar.

Por dentro tedescoses.

“¿Cómo ha podidopasar?”

 

 

Vas a la tienda

y la tía, flipá:

“Oye tío, no hayquien te entienda,

¿te fue el PUK bien yel PIN mal?

 

 

Un duplicado por 5€,

económica solución.

Poderoso caballero

Don Dinero, sí señor.

 

 

 

 

Y que lo digas,chavalote, y que lo digas. 

 

 

 

A partir de ahora

puedo prometer

y prometo que estascosas

volverán a suceder.

 

 

Si el ser humano estonto

y ésta es sucualidad,

demostrarla a costade todo

será su finalidad.

 

 

 

Buenas suertes, ymucha noche.

 

Los misteriosos duendecillos de Gamefilia.

Sí, los duendes existen. Sí, yo tampoco creía en ellos,hasta que desde hace tiempo se vienen sucediendo (“se vienen sucediendo”, quéfrase más cool-pable) una serie de fenómenos inexplicables aquí mismo, enGamefilia. Algunos han sido testigos directos de sus tejemanejes. Yo,desafortunadamente, no he tenido el placer y la desdicha de poder observarlosen libertad, campando a sus anchas por la comunidad gamefiliana, ávidos dedestrozar todo rastro de vida existente.

 

 

 

¿Me miras a mí? ¿Me estásmirando a mí? 

 

 

Seguro que muchos de vosotros necesitáis algo más que unpárrafo mal escrito (y maquetado, y maquillado también) para creer de verdad enestas cosas. Pero tranquilos, que con unas breves preguntas conseguiré que osobsesionéis con su existencia al igual que yo:

 

– ¿Alguna vez se te ha colgado el ordenador mientrasescribías una entrada?

– ¿Por casualidad y ciencia infusa (referido a “infusión oderivado de ella”) en alguna ocasión te has deslogueado accidentalmente deGamefilia?

– ¿Alguna vez has maquetado el texto de una entrada, lasimágenes y todo con un cuidado enfermizo por las medidas correctas y al finalse ha quedado con todo descompensado y con las imágenes a un tamaño que jamáscreíste que pudiera existir?

– ¿Alguna vez has pasado todo el puto día haciendo/pasandola mejor entrada de tu blog para que no la visite, comente ni vote ni Dios,Cristo y todo el belén entero?

– ¿Es que acaso no te ha pasado que en alguna ocasión haspensado “Hoy sí que aparezco en portada” y ha acabado acaparándola undesgraciado con su inútil “Libro de Visitas” (cof cof, silbido de disimulo) uotra entrada mierdera?

– ¿Por qué crees que los blogueros veteranos y famosos semarchan (o marcharon) en manada? ¿Por motivos personales u otras razoneslógicas? Ni de broma.

 

Todos estos hechos inexplicables tienen su origen en ellos…sí..losDUENDES. Los misteriosos duendecillos de Gamefilia. Nacieron de la más oscura yprofunda oscuridad…del bosque más bonito del mundo. Su único objetivo eshacerles la vida imposible a aquellos ilusos que aún siguen publicandoentradas, con la estúpida esperanza de que este sitio vuelva a brillar comobrilló hace años. Pero no se dan cuenta de que estos maliciosos y malignos seresno les dejarán, harán lo que sea para evitar que llegue ese día. Convertir cadablog en una isla, desconexiones, cortes de luz, comentarios no correspondidos yredesconexiones..Todo un armamento de frustración para acabar con la ilusión delos que moran por estos lares a duras penas.

¿Cuál creéis que será su próximopaso? Exacto, lo habéis adivinado, porque yo no lo sabía.

 

 

 

¡Eso es, chico!¡Préndele fuego a Gamefilia! ¡Fueeego a todo!

 

 

Se cree que los mismos duendes estarían dirigiendo lapropia Meristation bajo la carcasa de unos pobres infelices cuyos cuerpos hanservido para todo este complot internautal. Por eso, hermanos, hemos de serfuertes y exterminarlos a ellos antes de que nos liquiden a nosotros. Ya no porel futuro de la Humanidad, que me la pela, sino por el futuro de Gamefilia. Ysi alguna vez tenéis la grandiosa suerte de encontraros con alguno, ya sabéis,no dejéis escapar la fugaz ocasión y no les deis de comer después de las 12.

 

 

 

 ¡Muerte a los duendes YA!

 

 

Bueno,y ahora lo más importante, la forma de mandarles al bosque oscuro negrísimopero preciosista de donde vinieron. Bien, hay varias maneras, pero la másefectiva es (¡Riiiiiiiiiiing!¡Riiiiiiiiiiiing!), huy, esperad, suena el teléfono. Me cuesjta esribirmintras inteto alcalzarlo…

-¿Sí? (……) ¡Hombre, Iker Jiménez, de Cuarto Milenio! ¡Qué coincidencia! Justoahora te iba a llamar. Oye, ¿qué me dices de los duendes como tema principalpara tu próximo programa?

 

 

 

 

[Macro]Entrada explicativa: Análisis de videojuegos.

¿Qué tal, merigamefilianos? Antes de comenzar, debo informaros de que antela gran castaña de entrada que se os presenta, he decidido remarcar y subrayarcon negrita la información más importante de la misma. Así, aquel que quierapasar de tonterías varias y leer sólo lo que se debe de este atentado contralas literaturas de bolsillo, lo puede hacer. Y si eres un zampatochos que creeque puede llegar vivo al final sin morirse del asco (y así tener el mayornúmero de argumentos para despotricar luego contra la entrada), pues…bueno,inténtalo si puedes. Aunque recomendaría leer la entrada en 2 ó 3 partes paraque no se haga pesado.

Desde hoy me voy a animar a hacer uso de una prosa muy arriesgada:

 

 ¿OTRA ENTRADA EXPLICATIVA SOBRE ANÁLISIS DE VIDEOJUEGOS?

 

Por favor… 

 

 

Así es, y aunque este tipo de entradas puedan ser un muermazo creo oportunocomentar ciertos aspectos de cómo analizaré videojuegos. En primer lugar, deboadvertiros: no soy un experto.  Es más que probable que consideréis que noanalizo un juego correctamente, que hay ciertas excentricidades o incoherenciaso que los análisis andan cojos en alguno o varios aspectos, pero como ya he dicho,soy un novato a punto de iniciarse en el delicado mundo del análisisvideojueguil. No seáis muy duros conmigo, “plis”.

 

Por lo tanto, "La Taberna de Mou" y sus integrantes no se responsabilizan de los posibles sentimientos de decepción/repulsión/vergüenzaajena/humillación/desesperación/asco/ suicidio que puedan surgir en loslectores que se esperen algo mejor. Se agradece también que ante los impulsosde lanzamientos de piedras, éstas sean del menor tamaño posible (ángel).  Recordad que soy un rookie en esto.

Por supuesto, estoy abierto a cualquier crítica constructiva o consejo quese quiera dar, todo ello siempre con respeto, aunque ya sé que esto último nohace falta ni decirlo, pues es algo que ya llevan de serie la gran mayoría degamefilianos, o merigamefilianos, o bloggeros de gamefilia, o como sea.

Bien, hechas ya las primeras declaraciones, pasemos al punto crucial de laentrada:

 

 

ANÁLISIS DE VIDEOJUEGOS

 

A continuacióncomentaré qué aspectos analizaré de cada videojuego, y qué importancia daré acada uno.

 

Gráficos (20%). Lo primero que se palpa de un juego y lo queal final suele ser más secundario. Casi todos los juegos de la por poco tiempopresente generación buscan llamar la atención con un apartado visualespectacular, especialmente los triple A. Y no me desagrada, pero sí lo hace elhecho de que se le dé una excesiva importancia. A un amigo le presté elMedievil de PSone y me dijo tras jugarlo un poco que le costaba algo mantenerel interés. ¿Problemas de control? ¿Aversión de la historia o de la mecánicajugable? No, confesó que era porque, claro, estando en la gen en la queestamos, un juego así, pues…no le entraba por los ojos. Vamos hombre.

Aquí os hablaré de lo que se ve y cómo se ve, entornos, tamaño de losescenarios, trabajo artístico, físicas, iluminación, efectos de partículas yotros aspectos a destacar.

 

 

  Gráficos…sí. Alégrate, estás de enhorabuena, acabas de encontrarte con elchiste más malo de la Historia.

Bueno, mira, puedes verlo como un gráfico de cómo los gráficos han idosiendo cada vez más importantes

con el paso de los años a la hora de atraer a un jugón…¿Un gráfico de gráficos?Creo que he batido el récord de

chiste malo. Y también el de longitud de un comentario a pie de foto.

 

 

Por muy guay que haya sonado lo de antes de la foto (si es que ha sonadoguay), realmente este es el apartado del que menos idea tengo. Pocas veces meha parecido que un juego tenga unos gráficos desagradables (tampoco es quetenga toda una enciclopedia de juegos en mi expediente), y lo mismo puedeparecerme un magnífico apartado visual algo de lo más normal como ensalzar eseaspecto en un juego que no lo merece. Es, por tanto y quizá, el apartado del quemenos caso me tenéis que hacer.

 

Debo comentar también que aparte de lo que son los gráficos en sí tendré encuenta si resultan agradables o no. Es decir, puede que un juego tenga en esteapartado su punto más flojo, pero para suspenderle o aprobarle por los peloséste tendrá que ser tremendamente horrendo. No soy exigente en este tema y creoque se notará.

 

 

 

Sonido (15%).  Sé quemuchos pensaréis que deberían contar lo mismo que los gráficos, mi razón es quecreo que de un juego se recuerda más lo que se ve que lo que se oye,especialmente en productos tan visuales como el que nos ocupa, aunque oscomprendo perfectamente y entenderé que este razonamiento no sea compartido.Además, personalmente es un apartado que tengo muy en cuenta a la hora de valorary opinar sobre un juego y matemáticamente sólo cuenta un 5% menos.

Comentaré si está doblado al español o no, los efectos de sonido, cómo esla interpretación de los actores, la banda sonora y otros aspectos queconsidere importantes.

 

 

 Bienutilizado, el sonido puede hacer alarde de buenas melodías que enriquezcan laexperiencia de juego.

 

 

Jugabilidad (25%). Un juego puede ser una obra audiovisualbastante notable, pero no será suficiente si no presenta una férrea mecánicajugable. De los tres aspectos hasta ahora es sin duda el más importante a lahora de calificarlos como buen o mal juego, o ni fu ni fa.

 

 

Hablaré aquí de cuál es el objetivo a batir y lo quedebemos hacer para ello, cómo y de qué manera (me repito diciendo lo mismo dediferente forma LMAO). Resaltaré los aspectos jugables que mejor definen a unjuego y el esquema a seguir durante el mismo (otra vez LMAO). Hablaré poco sobreel multijugador, ya que no suelo hacer uso de él, pero trataré de informarsobre ese modo lo mejor que pueda. También comentaré acerca de la duración, lahistoria y si es más o menos rejugable. Sobre la duración en muy pocasocasiones diré lo que me ha llevado terminar el juego, porque daría un datoinútil. ¿Por qué? Porque soy de los que pierden el tiempo en mirar detallitos yprobar cosas, experimentar y disfrutar pausadamente de los juegos. Como undulce caramelo. Lo de ir a saco no va nada conmigo. Por ello frecuentementetrataré de informarme sobre la duración que la prensa y el público suelenatribuir al juego. Sin más, porque poner la mía como referencia seríadesvirtuar la realidad. Aunque quizá también la confiese sólo para que se veala gran diferencia que hay entre una y otra.

 

 

 Jugabilidad, una palabra que sólo he tenido el placer

de percibir en el ámbito de los videojuegos. Es algo que nos

absorbe como si fuéramos gotitas de agua sobre un papel Scottex. 

 

 

Diversión (40%). Lo más importante. Si un juego divierte, tienecasi la mitad del trabajo hecho. Bien, este apartado puede que no parezca tenermucho sentido, pues es lógico pensar que si un juego tiene unos buenos gráficosy sonido y sobre todo si tiene buena jugabilidad, divertirá seguro. Normalmenteeso será lo que reflejen mis análisis, pero bueno, mi intención es constatarque, por encima de todo, lo más importante de un juego es la diversión queofrece.

 

Esto más que un apartado a analizar del juego (que también) será unconjunto que engloba todo lo anteriormente analizado. Así pues, este bloquehace las veces de conclusiones finales. Esencialmente se incidirá en el núcleode la diversión pura del juego. Se comentará si engancha y qué es lo quedivierte. Como ya habréis imaginado, lanota final será la suma de las notas ponderadas.

 

 

 

Un buen juegoserá realmente divertido si la diversión termina al finalizarlo.
 
 
 
 
He de comentar que, en unprincipio, los análisis constituirán un texto uniforme en el que sehablará de todos los apartados mencionados, y al final de los mismos se realizará un pequeño resumen de cada unode ellos junto a la nota adjudicada, muy al estilo de cómo Meristationanaliza juegos actualmente. Vuelvo a recalcar lo de “en un principio”, quiénsabe si luego se me irá la olla y haré algo radicalmente diferente a lomencionado aquí.

 

Estas ponderaciones harán casiimposible que algún juego se lleve un 10, pues ya será difícil que se lo ponga a alguno de sus apartados. Aunque,quién sabe, quizá algún día..

Soy de los que piensan que ningún juego es perfecto objetivamente, pero sípuede haber juegos que la gente o yo mismo considere perfectos, siempre en unsentido sentimental y subjetivo. Entendiéndose “perfecto” subjetivamente comoun juego excelente ante el cual el jugador se siente fascinado, que está acordecon los gustos de uno. Asimismo, no creo en eso de “Si un juego es de 10, hasde tenerlo”, pues si pertenece a un género o saga que de por sí no nos llama,tampoco lo hará esta vez aunque sea uno de los mejores exponentes.

Ahora, una lista de la escala de notas con una pequeña descripción personalde ante qué juego nos encontraremos según el caso.

0: Ni te molestes en recordar el nombre de este juego. No merece ni eso,como tampoco el calificativo de “juego”. Preferirías morir a tener que completarlo,créeme.

1: Es imposible que este juego guste siquiera a los que lo han hecho.

2: Demasiados fallos y malo por donde se mire. No vale ni como demo.

3: Un producto a medio acabar. No aporta ningún aliciente para jugarlo. Nose puede aceptar ni como regalo.

4: Pudo haber sido y no fue. Con un poco más de mimo podría haber resultadoalgo aceptable al menos, pero varios errores importantes lo impiden. Mucho tetiene que atraer su temática para disfrutarlo sólo un poco.

5: Un título correcto, y ya está. No tiene ningún aspecto destacable y símuchas cosas por mejorar. Se salva por los pelos ofreciendo los mínimosrequisitos para considerarlo aceptable. Sólo apto para fans de la saga/género.Si te lo regalan puedes echarle un ojo a ver.

6: No está mal, pero tampoco es nada del otro mundo. Si eres fan de la sagay/o te gusta el género puede que hasta te parezca bueno y te lo pases. Si no,quizá al menos puedas pasar un par de horas divertidas. Sólo quizá.

7: Un juego a partir de 7 es bueno y recomendable. Apto para el disfrutedel videojugador. A algunos aspectos se les podría sacar más brillo, pero engeneral el juego es notable. Buena compra para los que les guste su temática.

8: Un juego muy bueno a tener en cuenta. Se nota un buen trabajo realizadoen prácticamente todos los aspectos y puede que incluya alguna particularidadque lo defina y distinga de otros títulos de la misma clase. Compra más querecomendable para los amantes de la franquicia/género.

9: Excelente videojuego. Lo disfrutarás de principio a fin. Sorprende ypresenta un trato sobresaliente en todos los sentidos. Los pocos apartados notan buenos son muy pequeños ante tal calidad general. Compra casi obligada paralos acérrimos a su temática.

10: Una obra maestra, toda una lección de arte videojueguil. El juegorebosa brillantez por los custro costados. Las cualidades mejorables que puedatener son comparables a dos simples motas de polvo dentro de un inmensocastillo. Es como Julio Verne, es la genialidad hecha videojuego. Adelantado asu tiempo, casi imperecedero, para recordar durante mucho tiempo.

 

 

¿Te parecebien esta cara para fingir lo mucho que me está gustando este tostón?

 

 

A la hora de valorar cada juegoy decidir qué nota ponerle seré más subjetivo que objetivo, pues mi intención no es realizar un análisiscomo los de la prensa especializada, los cuales siempre tienen en cuenta todolo que ha salido hasta la fecha. Mi propósito será el de reflejar miexperiencia con el juego, qué me ha parecido, y compararlo con otros sólo si loveo conveniente y sólo si los he jugado. Por ejemplo, cuando jugué al NarutoUltimate Ninja Storm en PS3, el primero, me pareció la puta hostia. Era elprimer juego de la serie al que jugaba. Pero ¿qué habría pensado del título sime hubiese pasado toda la tira de juegos de Naruto que salieron en la anteriorgeneración? Mi impresión de ese NUNS sería distinta y seguramente me hubieragustado menos. Entonces, ¿qué pondré en el análisis?  Intentaré investigar e informar si ha habidojuegos similares anteriormente, pero mivaloración personal será lo que de verdad sentí con el juego, y en elcaso de ese Naruto os podríais esperar una nota un poco elevada. Por lo tanto, no siempre mis notas coincidirán con laprensa o con la opinión general, a costa de convertirme (si no lo soyya) en un forever alone.

 

 

 

SPOILERS, SPOILERS EVERYWHERE

 

Llegamos quizá al punto más excéntrico y motivo de enervación global: mis análisis contendrán spoilers,sí, tanto de momentos jugables específicos como de la historia del juego.  

 

 

 

 

 

 

Entiendo que no es lo normal, y que es algo queconsideráis innecesario, pero a la hora de desgranar un juego siento que lo quedigo es incompleto y no he explicado todo lo que quería si no pongo ejemplosclaros de aquello a lo que me refiero y dichos ejemplos son spoilers (jugableso de la historia). Esto me permitirá, por ejemplo, comentar explícitamente quépartes de la historia o del juego en sí me parecen buenas o no. Y lo que espeor, estos spoilers no vendrán con aviso ni estarán en un punto concreto, sinoque pueden estar desperdigados por varios trozos del análisis y nunca puedessaber dónde habrá uno. ¿Y por qué no indicarlos? Porque rompe el ritmo delectura, tanto para el que se ha pasado el juego, que se encuentra con un paróncon la palabra “SPOILER” en grande como para (y especialmente) aquel que no selo ha pasado y debe saltarse un párrafo con cuidado de no leer ninguna palabrareveladora y con la sensación de que ha recibido una visión menor del análisisque la persona que sí ha completado el juego. Sé que esto es muy polémico peroes una elección personal. Así que ahí va la frase más importante de estaentrada: no leáis misanálisis a no ser que hayáis jugado al juego o no tengáis intención de hacerlo.De locontrario se os estropearía terriblemente la experiencia jugable. Perotranquilos, porque esto rara vez supondrá un problema, como explicaré ahora. 

 

 

¿Que pondrásspoilers sin avisar? Me están dando unas ganas de saltar de la silla y darte unmeco..

 

 

 

¿QUÉ JUEGOS ANALIZARÉ?

 

Mi primera consola fue la NES, no sé muy bien a qué edad,a los 7-8 años, más o menos, y fue legada por mi primo, por lo que cuando yoempecé en este mundo estábamos ya a mediados-finales de la quinta generación.Es por ello que soy relativamente joven en este mundillo de los videojuegos ymuy inexperto comparado con  la granmayoría de la gente de Meri, tanto los foreros de allí como los blogueros deaquí. Por lo tanto recalco que deberéis tener paciencia conmigo y no esperargran cosa. Quiero empezar aescribir análisis para probar a ver si me gusta, desde luego tengo bastantesganas. Pero ni mucho menos me lo voy a tomar tan en serio como para pretenderhacer unos señores análisis. Ante todo, hacerlos por diversión. Aunque claro,si pueden estar bien, mejor.

 

Bien, como iba diciendo, mi primera consola fue la NES, pero no esperéisque analice juego alguno de ella porque mis padres, viendo lo que me divertíacon la Play 1 y al no jugar a la Nintendo, se les ocurrió la magistral jugadade tirármela. Sin preguntar. Seguramente los juegos irían detrás, pues no hayrastro alguno de ellos en la casa. Ay..¿quién controla al controlador? Es unalástima porque en esa consola residen mis primeros recuerdos como videojugador.A ver si algún día puedo recuperarla de alguna forma. 

 

 

¿Falta mucho?Es que me encuentro un poco..zomb..digo, grogu..digo..parad..digo..cansado.

¡Aguanta, que ya queda poco!

 

 

Soy poseedor de PSone, PS2, PS3 y una Nintendo DS a la que apenas doy uso yque debería aprovechar más con el catálogo que tiene, pero la economía noayuda. Como veis, soy seguidor de la casa Playstation, pero no por ello unfanboy Sonyer de mier*******da. Soy una persona que disfruta sanamente de losvideojuegos y respeto a otras marcas. Varios juegos de la XBOX 360 y Wii meparecen interesantes, pero como todos aquellos que no pudieron elegir en sumomento tener dos de ellas (o las tres), me decidí por una consola en concreto(PS3) acorde a mis gustos personales.

 

Así pues, analizaré juegos de las Plays (también alguno de DS), tanto exclusivoscomo multiplataforma, amén quizás de alguno alguniiillo de PC. Y aunque esténllenos de spoilers no os debéis preocupar, porque la mayoría de juegos aanalizar no serán actuales, es decir, hará tiempo que hayan salido. Por lotanto, no tenéis nada que temer, pues incluso los más “actuales” que analiceserán juegos de sobra conocidos y que habrán salido hace mucho tiempo, por loque ya os los habréis pasado. No obstante, dada la ocasión podría hacer unaversión alternativa de algún análisis sin spoilers si se me pide. La haréencantado. 

 

 

 Ya no puedomás. ¡Ya no puedo más!

¡Espera, hombre, no lo hagas! ¡Que estamos a punto de acabar!

 

 

En cuanto a los géneros,no los tocaré todos, seguramente. Por ejemplo el género survival horror ocualquiera de estos que me obliguen a dormir con todas las luces de la casa ydel barrio encendidas quedan descartados. Sí, soy muy cagueta para estas cosas XD.

 

 

Esto da mucho, mucho miedo

 

 

Poco más que deciros ya.Sólo me queda despedirme y daros las gracias por vuestra incondicional atencióna la más muerma de las más muermazas entradas explicativas. Si has llegadohasta aquí es que eres un verdadero superviviente. Un cordialísimo saludo.

 

 

Ya ves..tanto rollo para decir que vas a analizar videojuegos.

 

 

 

 

Nota: las imágenes de Rajoy yZapatero no se han escogido para criticar a tal o cual partido ni tienen unmotivo político detrás, simplemente se han elegido porque al autor leparecieron graciosas, nada más.

 

 

 

  

 

Una clase muy aburrida..

Mientras preparo un par de entradas que me están llevando bastante trabajo (también es que soy vago, todo hay que decirlo LMAO) me gustaría compartir un poema que acabo de recuperar hoy. Lo he encontrado entre los escombros de mi habitación. Ay..adorado y desordenado cuarto.

El poemilla trata sobre la primera clase que tuve de una asignatura llamada Seguridad Química e Higiene Industrial. El nombre de la asignatura no daba esperanzas de ser un chollo, pero es que esa clase de presentación, entre el calor de mediados de septiembre, la hora (por la tarde justo después de comer = hora de la siesta), la voz del profe que te adormecía y que se trataba de una charla de dos horas y media sin hacer absolutamente nada convirtieron ese momento en tiempo muerto desaprovechado. O casi, pues durante la clase hice estos versos versados. Y eso que la habitación disponía de proyector con una pantalla muy maja y ordenadores con los que podríamos haber hecho algo más divertido.

Es muy corto, tan sólo una excusa para escribir algo (está siendo más larga la introducción que el poema en sí LMAO). Una entradilla en comparación con el mastodonte que me gustaría publicar dentro de pocos días. Espero que lo disfrutéis.

 

 

Gran sopor

y alta temperatura

en Seguridad

provocan tontura.

 

 

Sueño, calor

y gran aburrimiento

forman un cóctel

de pérdida de tiempo.

 

 

Amplia clase

y muchos ordenadores,

pero ninguna proyección 

que calme los sopores.

 

 

Ni escucho ni leo.

No existe resistencia

ante los brazos de Morfeo. 

 

 

Somnífero enemigo,

luchamos una batalla

con los ojos perdidos. 

 

 

Y te asombras de la fuerza

que llegan a tener

los párpados por la tarde

a eso de las tres.

 

 

Se cierran, se abren,

se vuelven a cerrar.

Entre la presencia te debates

y entre echar a volar.

 

 

Y va pasando el tiempo,

te tienes que aguantar.

Dos minutos y medio

parecen una eternidad.

 

 

Miras alrededor,

vuelves a observar

que en la pantalla del ordenador

"D-Sub/Comp. No hay señal".