Viva Los Zombies

Se ha hecho de rogar. Tres veces le negó su padre Keiji Inafune,  una en mi propia cara cuando le entrevisté en San Francisco, pero ciertas cosas caen por su propio peso. Sí, uno de los tres títulos que más me han impresionado en lo que llevamos de generación, va a tener secuela. Nadie, si no la compañía que más ha hecho por reivindicar el colectivo zombie en la historia de los videojuegos, podía concebir tal  homenaje. Ese aroma a –George A.- Romero, ese planteamiento en el que casi todo es  posible, esa conveniente dosis de caspa y humor macabro. Pocos juegos me han hecho disfrutar tanto pidiéndome tan poco a cambio. Exijo desde aquí la consideración de Obra Maestra para Dead Rising. Ahora mismo me voy a crear el grupo en el Facebook. Total, que ya era hora, va a haber segunda parte. Dejamos el centro comercial de Willamette y nos vamos hasta Fortune City, versión Capcom de Las Vegas; luces de neón, tragaperras, hoteles, casinos, ruletas con las que machacar cabezas y putrefactas strippers esperan al nuevo protagonista. Y digo nuevo porque que en las primeras pantallas no hay ni rastro de ese chullillo reportero gráfico que era Frank West. No se sabe si llegará este año o al que viene, pero a mí Capcom me ha hecho feliz. Viva Las Vegas amigouuu.

 

El dilema de Metacritic

El dilema de Metacritic

OPINION
Cómoun portal que nace con la simple función de aglutinar reviews a nivelinternacional y calcular su nota media, se convierte en una poderosaarma que las productoras intentan controlar para favorecer las ventasde sus títulos en los primeros días que salen al mercado.

 

Por: Nacho Ortiz

Las editoras de software han puesto sus ojos en una herramienta de referencia útil y gráfica como es Metacritic.El portal americano dirigido por Marc Doyle cumple desde el 2001 unapequeña y simple función: recopilar las notas de las reviews, críticas,reseñas y análisis de los medios más importantes y calcular lapuntuación media de cada videojuego -también película, libro o serie deTV- en un único valor numérico. Un Metascore. Es un meroobservador neutral que no toma parte, ni se pronuncia, ni se involucra.Su voz es la voz del sector en conjunto. Por este carácter, muchosusuarios, cada vez más, lo utilizan como referencia para sus compras,ya que no se limita únicamente a la opinión de un solo experto, si noque supone el sentir internacional de la prensa especializada.

En las últimas temporadas Metacritic ha cobrado una importanciaclave en la industria. Se ha demostrado que la media de los análisis delos medios online más importantes son decisivos para alentar o echarpara atrás a los indecisos, para evitar que se cancelen reservas, paragenerar compras compulsivas, incluso para marcar las pautas de futurostextos a los analistas mediocres. El 78% de los compradores confía ensu web de juegos de referencia y, además, se convierten enprescriptores. También como el arma favorita de los ProductManager para pedir más nota si su juego va a obtener una calificacióninferior a la media en alguna revista. Metacritic incluso es capaz de hacer subir o bajar las acciones de una empresa ysu influencia está reconocida en Wall Street. Y como todo aquello quecrea tendencia, es inevitable que se intente manipular en favor delinterés de terceros. Un actor tan importante puede causar un dañosevero traducido en pérdidas millonarias si se corre la voz de que unjuego es malo. O por contra, puede sumar ceros al lanzamiento de unproducto de media tabla, preparándole el escenario perfecto.

Ciertas productoras con pocos escrúpulos -afortunadamente muy pocas-controlan férreamente las fechas de los análisis en un proceso que sepuede considerar un nuevo tentáculo de su maquinaria de marketing. Losplazos son vitales. Los primeros reviews en publicarse son laavanzadilla que la compañía de turno ha seleccionado para causar unimpacto inicial lo más positivo posible. Habitualmente medios impresosy alguno online. Cuatro o cinco análisis con notas de 9 y 8 altosdurante las 48 horas anteriores a un lanzamiento de un productomediocre, son un caballo ganador. El usuario confía en lo que ve, quecinco revistas coinciden en la excelencia, y termina comprando, hypeado, sinesperar ninguna referencia más. Claro que lo que éste no sabe es que laeditora habrá embargado todas las notas inferiores, vamos, los textosmás críticos. Un damage control en toda regla. Después, conel juego en la calle, el resto de la prensa publica. Se aplica entoncesel factor de corrección y ese sobresaliente o notable alto, se acabaquedando en mucho menos. Pero ya es tarde, miles de usuarios ya hanejercido su opción de compra.

Esta manipulación de Metacritic por terceros, una práctica tansubterránea como habitual, ya ha sido admitida abiertamente por algunosde esos que intentan controlarlo. Recientemente salía a la luz cómo Eidos vetó las reviews de Tomb Raider Underworld inferiores a 8.5hasta el día de su lanzamiento. También es mala suerte que hayaexplotado esto en la cara de Lara, en un juego que por su calidad se lomerece bien poco, aunque Eidos ya tiene antecedentes merecidos con Kane& Lynch. A veces la avaricia rompe el saco, y esto es un claroejemplo: calificar con menos de 8 a un título como Underworld escomplicado de justificar, pero varios medios norteamericanos lo hanterminado haciendo. ¿Represalia por intento de manipulación? ¿Tan pocafe tenía Eidos en el título de Crystal Dynamics para aplicar semejantee injustificada presión? ¿Quería asegurar? No se puede controlar lalibertad de prensa. A Eidos la han pillado, sí, pero no es ni muchísimomenos la única. Ni siquiera es de las habituales. Muchas veces larealidad supera a la teoría de la conspiración.

Es una verdadera lástima que en una crítica influyan aspectos quevan más allá de la estricta e íntima relación videojuego – analista.Pero en el mundo de Internet, la información es poder, y depende haciaqué lado fluya, supone más o menos dinero. Metacritic es totalmenteindependiente por definición, pero el tiempo y el número de reviewsdisponibles para un producto, junto al criterio de un usuarioconsciente de su realidad para filtrar, deben ser suficientes paradistinguir un Metacritic contaminado, de uno totalmente aséptico.

Al filo de la innovación

En estas últimas semanas he invertido mucho tiempo en reflexionar sobre esa dicotomía innovación-continuísmo. Gears of War 2 es un título colosal, el mejor exclusivo de esta campaña para Xbox 360. Y aunque Enrique García acabe plantándome granadas por la espalda, no cabe duda de su valor, diversión y longevidad. Representa lo que por definición es una secuela continuísta: más y mejor, pero lo mismo que habíamos visto antes al fin y al cabo. Tiempo atrás a esto se le llamaba expansión y salían muchas para PC. Ahora son diferentes capítulos de una trilogía. Son muy fáciles de puntuar, nadie desentona: sobresaliente seguro. Mirror’s Edge en cambio, abandera una tendencia diferente: la osadía de hacer algo rompedor. Un plataformas subjetivo, inmersivo, impactante, con un gran control. Algo corto y poco rejugable. Pero una experiencia como nunca antes había probado. Creo que la industria necesita que las primeras no asfixien a las segundas. Podemos disfrutar infinitamente con nuestra trilogía favorita, devorando todo lo que nos den, pero al mismo tiempo no debemos dar la espalda a aquello que hace que la industria no se estanque en lo conservador. Todos decimos que queremos cosas diferentes, que estamos cansados de que se reutilicen fórmulas, de que nos den todos los años lo mismo…. pero cuando se lanza un título de estas características, no sabemos reconocerlo. O peor, le plantamos un 7 y nos quedamos tan agusto.

Star Wars: The Force Unleashed, primer contacto con la versión review

 

 

Lo comentaba con mis compañeros Ramón y de Pascual hace unos días. El Poder de La Fuerza ha sido uno de los juegos que más hype han tenido en la redacción en los últimos meses y esta semana he tenido ocasión de probar ya la versión review en Xbox 360. De momento os contaremos el principio del título: el prólogo, una auténtica erección para cualquier seguidor de Star Wars que simpatice con los Sith gracias a un OVERPOWERED Darth Vader que diezma oleadas Wookies -los amigos de Chewbacca- moviendo un solo dedo por el frondoso planeta Kashyyyk mientras busca a un Jedi renegado que los espías del Imperio han detectado allí.

Siguiendo con el símil sexual, la verdad es que la voz de Vader en el doblaje español es un auténtico gatillazo por su bajo nivel cuando se evoca la del señor Constantino Romero -para mí mejor que el original James Earl Jones-. Lo mejor de este nivel; poder usar La Fuerza con Vader y devastar cualquier cosa a nuestro paso, con una física excelente, aunque ya hemos visto cosas que pintan regular, como la IA de los enemigos, algunos modelados y que escombros y cuerpos de los enemigos desaparezcan del escenario segundos después. De momento pinta bien, especialmente por la coherencia que tiene como historia supervisada por George Lucas que es, aunque nos queda una sensación agridulce, ya que se podía haber hecho más explotando la tecnología de la nueva generación y la libertad del usuario en el diseño de niveles.

Una vez completado el nivel ya se acaba la gracia de manejar a Darth Vader y se controla al aprendiz secreto del Señor Sith, el prota real de la historia, en su tarea de asesinar a todo Jedi superviviente del Episodio III por encargo de su maestro. Por cierto, que este mes en MeriStation sorteamos una PlayStation 3 de 80 Gb con El Poder de la Fuerza, así que si quieres probar suerte, participa en el sorteo.