España gana el Mundial, se acabó el bufón del mundo.

Después de la victoria de la selección española en el Mundial de Sudáfrica 2010 muchos son los que han recordado viejas decepciones y otros fracasos en competiciones de selecciones nacionales, en las que se partía con mucha fuerza y ánimo pero que al final por lo que fuera acaba como siempre: para casa.

Entonces siempre veía a otras selecciones seguir adelante, levantar los trofeos, ser protagonistas de la competición y eso daba envidia, sana o no, pero uno siempre decía: "por qué nunca nos pasa esto…" Pero a aparte de la derrota en la competición ya se había empezado a crear la tendencia de que España era "mucho ruido y pocas nueces", que siempre llegaban como los perdonavidas, como los que se habían de comer el mundo y la "cagaban" a las primeras de cambio o en los momentos decisivos. Y cuando ello sucedía inmediatamente ya salía un largo reguero de mofas, chistes, chascarrillos y demás gracietas contra la selección española de fútbol y de aquellos que confiaban en que se podía ganar algo.

Durante años los aficionados españoles hemos tenido que aguantar de todo, cientos de humillaciones, bromas, sarcasmos, tanto de fuera como de casa. En el fondo, pero, sabíamos que en cierta manera algunas "represalias" eran merecidas por un excesivo optimismo. Pero España se había convertido en el bufón del mundo. 

Fuera a la competición que fuera antes de iniciarla ya empezaban los "ataques" con los típicos de que no nos hicieramos ilusiones, que si siempre seremos una panda de perdedores, que si lo único que ganaremos será en videojuegos, que nunca haremos nada, que un ganar un Mundial lo lo veremos siempre sentados en un sofá viéndolo por la tele y será otro país quien alce la copa, que si no sabemos competir, que no somos nada, que España no existe en el fútbol mundial, etc, etc, etc…

Incluso en la Euro 2008 o en este pasado Mundial de Sudáfrica los ataques arreciaban sin sentido. Honduras menospreciándonos como un equipo "inferior", luego en Chile que "nos iban a ensartar y a sacar del Mundial", Portugal que no "soñáramos con ganar" que el Sr. Cristiano Ronaldo nos iba a retratar con su súper fútbol, Paraguay al menos puso un poco más de sentido común, Alemania vino con que nos torearía y que "no éramos tan buenos", y Holanda, bueno, "que como habíamos perdido un partido contra Suiza" ya no podíamos ganar la final. 

Entre medias el Sr. Maradona soltando paridas como que España no metería un gol ni que las portería fueran de lado a lado del campo, sí las mismas que le faltaron a su equipo contra Alemania en cuartos de final…

En tres años esa España, que se presentaba como una "eterna candidata al título" pero que por lo bajini todos se mofaban y tenían la certeza de que "estos la palman a la primera, ilusos", ha dejado de lado complejos y malas suertes para obtener dos títulos: una Eurocopa y un Mundial. Y no veas cómo ha JODIDO a todo al personal.

Sí, como ha fastidiado que el "bufón" ahora se haya resarcido y se posicione con las naciones "históricas". Se había perdido todo respeto y  ya ni se guardaban las formas aún a pesar de vencer en la Euro 2008. Porque sí, porque a pesar de conseguir títulos los hay que se resisten a perder al bufón de la corte, pues después de alzarse con la victoria final contra Alemania en 2008 los había que mantenían que una Euro no es nada, que eso ya lo gana cualquiera como Grecia, decían. Sí, e Inglaterra, por ejemplo, la gran Inglaterra no tiene ni una,  Italia una ganada en 1968, Portugal (sobrevalorada donde las haya) también está a cero,  y sí, llegó a la final en 2004 pero España ha llegado a tres finales en las Eurocopas y ha ganado dos (1964 y 2008).

Pero la gran excusa, la infalible, era el Campeonato del Mundo. "Sí, mucha Euro, mucha Euro pero ni un Mundial y España no tiene y nunca tendrá potencial para pasar de cuartos de final, porque siempre habéis sido y seréis una panda de perdedores, no como Brasil, Argentina, Alemania o Italia." O el típico "¿Qué hace un español tras ganar un Mundial? Apagar la Play". Tras perlas de esta calibre siempre se acompañaba cierta risita o mofa con el que uno se quedaba a gusto de chafar a esos españolitos creidos queno saben ver que lo de Austria-Suiza fue chiripa y flor de un día.

Pero como Dios es bueno finalmente se ha dado la ocasión de que la selección española de fútbol consiga un Mundial, el primero de África. Claro, ahora ya se ha conseguido lo que "era imposible", entonces los payasetes de turno, todo asustados, piensan "¿ahora a qué nos agarramos para seguir riéndonos de España? Joder, nos han chafado la guitarra…" Entonces se enciende la bombilla: "Ya está! Diremos que no han vencido ni a Brasil o  Argentina, y por tanto este Mundial no vale un pito". Pues mira, igual que Italia en Alemania’ 06 que tampoco se topó con argentinos o brasileños, no, se cargó, como España, a quienes les habían ganado en ese Mundial germano: Alemania y Francia.

Más excusas: "Le han regalado el Mundial a España", sí, sí… sobre todo eso…  "Las grandes selecciones no estaban a su mejor nivel" Qué curioso que siempre pasa cuando gana España, si no están bien es su problema y gilipollas seríamos de no aprovecharnos de su supuesta "debilidad". Y ya cuando no se pudo más "El gol de Iniesta era en fuera de juego!!" Ve al oculista que lo necesitas, o "España jugó sucio contra Holanda" menos mal, que si llegamos a jugar limpio no queda un español de pie sobre el campo…

En resumen, que a algunos no les cabe en la cabeza que la España bufona ahora se ponga a la altura de los campeones del mundo, que sobre el escudo de la camiseta habrá para los restos una estrellita dorada que dejará constancia de que España es Campeón del Mundo, uno de los ocho Campeones del Mundo, junto a Brasil, Argentina, Alemania, Italia, Uruguay, Inglaterra y Francia. Y a quien le pique que se aguante.

Seguramente, al primer fallo de la selección española volverán los payasetes para mofarse de nuevo de España con lo de "se ha acabado el espejismo: volvéis a ser mediocres como siempre", pero si esos tarados son felices así qué se le va a hacer. Lo que nadie nos quitará nunca son los éxitos conseguidos. No. Esto quedará para siempre en la historia del fútbol y de los Mundiales y cuando dentro de muchos años alguien se pregunte "¿quién ganó el Mundial de 2010?" Necesariamente la respuesta deberá ser: España.