Desaparecidos en combate.

Que alguien los busque porque no los encuentro, y encima nadie sabe nada de ellos.

Me refiero a ciertos juegos desaparecidos en las consolas de sobremesa desde hace tiempo y que personalmente encuentro a faltar. ¿Cuáles son? Pues las series Star Wars Battlefront y Brothers In Arms. Puede que debido a que pertenecen a un género bastante saturado en la generación actual (shooters) sus respectivas compañías los hayan dejado de lado esperando un momento adecuado para darles salida o que, siendo pesimistas, les hayan dado el vuelo y no vuelvan a ver la luz. Pero esto último no acabo de creérmelo.

Al menos no en el caso de Star Wars Battlefront porque en el campo de las portátiles sí han aparecido varias entregas: Star Wars Battlefront II (PSP), Star Wars Renegade Squadron (PSP) y Star Wars Elite Squadron (PSP, Nintendo DS). Así que voluntad por parte de Lucas Arts en hacer juegos de esta serie hay, al menos en portatil, pero en sobremesa (PS3, Xbox 360, Wii y PC) nada de nada por ahora.

Sí, hubo ese hipotético Star Wars Battlefront III de la mano de Free Radical pero al venirse abajo esta desarrolladora (quien sabe si por el fiasco de Haze) todas esas maravillas que se pudieron ver en aquel video filtrado de gameplay se esfumaron para siempre. Y es después de jugar a los Star Wars Battlefront de PSP cuando han vuelto a mi las ganas de ver uno de estos juegos con todas las posibilidades y potencia de los sistemas de sobremesa. Es más, creo que ya hace falta un Star Wars Battlefront.

Pero bueno, veremos si algún día a Lucas Arts se le enciende la bombilla…

En cuanto a Brothers In Arms, de este sí que se puede decir que ha aparecido en la nueva generación con Brothers In Arms Hell’s Highway. Después de jugar y disfrutar con los dos primeros en PS2 el poder continuar con el periplo del Sargento Matt Bakker y sus compañeros, esta vez en plena operación Market Garden, fue genial. Además que el juego presentaba varias novedades, más realidad, y su sistema de juego era más sencillo y ágil. Todo un buen juego que como en anteriores entregas flojeaba en el modo online: bastante pobre (por no decir ínfimo).

El caso es que al final nos deja con la historia inconclusa, hay algo más, la guerra no ha acabado, todo lo que pasa al acabar indica que esta serie va a continuar pues hay cierto personaje que parece darlo a entender así cuando le dice a Matt Baker que ya ha pasado el infierno y a ver qué tal se sienta el frío.

Y así estamos, desde septiembre de 2008, esperando a ver en qué consistirá esto del frio (aunque en cierta manera ya me lo supongo), de cómo continuará la unidad del Sargento Baker, si sobrevivirá a la guerra, de si esa pistola con "Brothers In Arms" grabado en ella está maldita o son chorradas y supersiticiones como dice Matt… Nada, ya que parace que Gear Box está metida en otros menesteres y Ubi Soft se ha olvidado de la serie.

Sólo queda albergar cierta esperanza de que algún día ambos títulos vuelvan a la palestra en esta generación… o en la siguiente. Yo ya me conformaría.

España gana el Mundial, se acabó el bufón del mundo.

Después de la victoria de la selección española en el Mundial de Sudáfrica 2010 muchos son los que han recordado viejas decepciones y otros fracasos en competiciones de selecciones nacionales, en las que se partía con mucha fuerza y ánimo pero que al final por lo que fuera acaba como siempre: para casa.

Entonces siempre veía a otras selecciones seguir adelante, levantar los trofeos, ser protagonistas de la competición y eso daba envidia, sana o no, pero uno siempre decía: "por qué nunca nos pasa esto…" Pero a aparte de la derrota en la competición ya se había empezado a crear la tendencia de que España era "mucho ruido y pocas nueces", que siempre llegaban como los perdonavidas, como los que se habían de comer el mundo y la "cagaban" a las primeras de cambio o en los momentos decisivos. Y cuando ello sucedía inmediatamente ya salía un largo reguero de mofas, chistes, chascarrillos y demás gracietas contra la selección española de fútbol y de aquellos que confiaban en que se podía ganar algo.

Durante años los aficionados españoles hemos tenido que aguantar de todo, cientos de humillaciones, bromas, sarcasmos, tanto de fuera como de casa. En el fondo, pero, sabíamos que en cierta manera algunas "represalias" eran merecidas por un excesivo optimismo. Pero España se había convertido en el bufón del mundo. 

Fuera a la competición que fuera antes de iniciarla ya empezaban los "ataques" con los típicos de que no nos hicieramos ilusiones, que si siempre seremos una panda de perdedores, que si lo único que ganaremos será en videojuegos, que nunca haremos nada, que un ganar un Mundial lo lo veremos siempre sentados en un sofá viéndolo por la tele y será otro país quien alce la copa, que si no sabemos competir, que no somos nada, que España no existe en el fútbol mundial, etc, etc, etc…

Incluso en la Euro 2008 o en este pasado Mundial de Sudáfrica los ataques arreciaban sin sentido. Honduras menospreciándonos como un equipo "inferior", luego en Chile que "nos iban a ensartar y a sacar del Mundial", Portugal que no "soñáramos con ganar" que el Sr. Cristiano Ronaldo nos iba a retratar con su súper fútbol, Paraguay al menos puso un poco más de sentido común, Alemania vino con que nos torearía y que "no éramos tan buenos", y Holanda, bueno, "que como habíamos perdido un partido contra Suiza" ya no podíamos ganar la final. 

Entre medias el Sr. Maradona soltando paridas como que España no metería un gol ni que las portería fueran de lado a lado del campo, sí las mismas que le faltaron a su equipo contra Alemania en cuartos de final…

En tres años esa España, que se presentaba como una "eterna candidata al título" pero que por lo bajini todos se mofaban y tenían la certeza de que "estos la palman a la primera, ilusos", ha dejado de lado complejos y malas suertes para obtener dos títulos: una Eurocopa y un Mundial. Y no veas cómo ha JODIDO a todo al personal.

Sí, como ha fastidiado que el "bufón" ahora se haya resarcido y se posicione con las naciones "históricas". Se había perdido todo respeto y  ya ni se guardaban las formas aún a pesar de vencer en la Euro 2008. Porque sí, porque a pesar de conseguir títulos los hay que se resisten a perder al bufón de la corte, pues después de alzarse con la victoria final contra Alemania en 2008 los había que mantenían que una Euro no es nada, que eso ya lo gana cualquiera como Grecia, decían. Sí, e Inglaterra, por ejemplo, la gran Inglaterra no tiene ni una,  Italia una ganada en 1968, Portugal (sobrevalorada donde las haya) también está a cero,  y sí, llegó a la final en 2004 pero España ha llegado a tres finales en las Eurocopas y ha ganado dos (1964 y 2008).

Pero la gran excusa, la infalible, era el Campeonato del Mundo. "Sí, mucha Euro, mucha Euro pero ni un Mundial y España no tiene y nunca tendrá potencial para pasar de cuartos de final, porque siempre habéis sido y seréis una panda de perdedores, no como Brasil, Argentina, Alemania o Italia." O el típico "¿Qué hace un español tras ganar un Mundial? Apagar la Play". Tras perlas de esta calibre siempre se acompañaba cierta risita o mofa con el que uno se quedaba a gusto de chafar a esos españolitos creidos queno saben ver que lo de Austria-Suiza fue chiripa y flor de un día.

Pero como Dios es bueno finalmente se ha dado la ocasión de que la selección española de fútbol consiga un Mundial, el primero de África. Claro, ahora ya se ha conseguido lo que "era imposible", entonces los payasetes de turno, todo asustados, piensan "¿ahora a qué nos agarramos para seguir riéndonos de España? Joder, nos han chafado la guitarra…" Entonces se enciende la bombilla: "Ya está! Diremos que no han vencido ni a Brasil o  Argentina, y por tanto este Mundial no vale un pito". Pues mira, igual que Italia en Alemania’ 06 que tampoco se topó con argentinos o brasileños, no, se cargó, como España, a quienes les habían ganado en ese Mundial germano: Alemania y Francia.

Más excusas: "Le han regalado el Mundial a España", sí, sí… sobre todo eso…  "Las grandes selecciones no estaban a su mejor nivel" Qué curioso que siempre pasa cuando gana España, si no están bien es su problema y gilipollas seríamos de no aprovecharnos de su supuesta "debilidad". Y ya cuando no se pudo más "El gol de Iniesta era en fuera de juego!!" Ve al oculista que lo necesitas, o "España jugó sucio contra Holanda" menos mal, que si llegamos a jugar limpio no queda un español de pie sobre el campo…

En resumen, que a algunos no les cabe en la cabeza que la España bufona ahora se ponga a la altura de los campeones del mundo, que sobre el escudo de la camiseta habrá para los restos una estrellita dorada que dejará constancia de que España es Campeón del Mundo, uno de los ocho Campeones del Mundo, junto a Brasil, Argentina, Alemania, Italia, Uruguay, Inglaterra y Francia. Y a quien le pique que se aguante.

Seguramente, al primer fallo de la selección española volverán los payasetes para mofarse de nuevo de España con lo de "se ha acabado el espejismo: volvéis a ser mediocres como siempre", pero si esos tarados son felices así qué se le va a hacer. Lo que nadie nos quitará nunca son los éxitos conseguidos. No. Esto quedará para siempre en la historia del fútbol y de los Mundiales y cuando dentro de muchos años alguien se pregunte "¿quién ganó el Mundial de 2010?" Necesariamente la respuesta deberá ser: España.

 

20 años son muchos años…

Sí, 20 temporadas llevo ya en esto de los videojuegos. Se dice pronto, quizás algunos otros lleven más tiempo y no les suponga demasido  pero desde que hace unos días me di cuenta de ello a mi me parece una barbaridad.

Es mucho tiempo al dale que te pego al mando, quebraderos de cabeza por superar esa pantalla imposible, vencer al enemigo o jefe puñetero que no te deja avanzar, años de esperar la salida de títulos que anhelas y llevas tiempo esperando, de vivir mil y una experiencias videojueguiles (buenas o malas)…

Todo empezó en el lejano 1990, con un MSX que pupulaba por mi casa y con el que jugaba a ciertos títulos que aún hoy recuerdo como Desolator, Asteroids, Bugaboo y otros de Mind Games España como Merlin, La Máquina del Tiempo y Splash. Juegos simples, sencillos, muy alejados de las complicaciones y filigranas de hoy en día pero que en su momento reportaban diversión durante toda una tarde hata que mis padres me daban por concluida la sesión de vicio. 

Lo bueno de entonces es que esos juegos venían en cintas de cassette y antes debías esperar a que cargasen y ejecutar un comando para arrancarlos. Vamos, el paleolítico para algunos de los tiernos infantes que hoy en día les hacen los ojos chiribitas con sus consolas HD. 

Desde ese primer contacto las he visto de todos los colores incluso durante un tiempo tuve un alejamiento hasta que me regalaron una Game Boy. De todos modos cuando viví "de verdad" esto fue cuando la era de los 8 bits y sobretodo de la maravillosa, y que tristemente ya no volverá,  época de los 16 bits. En esta última entré con Super Nintendo, la mejor consola que tenido en la vida, ya podía caerse, aguantar sesiones de horas y horas que aguantaba como una campeona y encima, de postre, la de juegazos que tenía. Los piques a Super Maio Kart, Super Soccer o Street Fighter II Turbo fueron legendarios por  mis andurriales.

A lo largo de todos estos años han pasado por mis manos multitud de juegos de los más variados géneros aunque con el tiempo mis gustos fueran formándose en base a algunos como básicos (tal es el caso del RPG). También fui testigo de la época buena de los salones recreativos de cuando había varios en una misma ciudad y todos nos reuníamos para echar los 5 duretes en la máquina; el paso de las 2D a casi todo 3D; el semifracaso de Nintendo 64 con su apuesta por el cartucho cuando otros sistemas triunfaban con el CD (léase PlayStation); el adevimiento de PS2 como el mesías llegado del cielo y la consolidación de la marca Sony PlayStation y su "generación PlayStation", muchos de los cuales creen que están ahora en la tercera generación; la triste desaparición de Dreamcast y la conversión de SEGA como una third party que programaria para todos. Muchos cambios.

Los juegos también han cambiado mucho, al igual que los jugadores. Los que ahora se quejan de juegos cortos pues no se si saben que los de "antes" tampoco es que fueran demasiado largos. Yo recuerdo pasarme Super Star Wars  en unas horas, hubo un verano que me lo pasaba casi cada día y después de acabarlo partidita a Kick Off. Lo que pasaba es que eran más difíciles o no te daban tantas facilidades. Antaño el conseguir una mísera vida en según qué juegos era motivo de algarabía y fiesta, los "continues" estaban tasados (bueno, también los había de continues infinitos), y los passwords para continuar la partida estaban a la orden del día aunque no te dejaran en el mismo punto de cuando lo dejaste, sinó quizá un poco atrás o bastante atrás.

Lo del nivel gráfico siempre ha estado ahí pero no recuerdo nunca tanto bombo ni tanta importancia a este aspecto como ahora que con sólo ver unas imágenes buenas el juego es la repera y si son malas es un truño de proporciones épicas. Valga como ejemplo la perplejidad y mofa que sufrió Nier (PS3/ Xbox 360), un juego quizás justito en gráficos pero que en otros aspectos mantiene un nivel más que digno. Esto es igual al que hace años nadie necesitaba incentivos tipo Trofeos o Logros para pasarse un juego, acabarlo sin perder vidas o desentrañar todos sus secretos, sencillamente era una cuestión de orgullo personal o de que no tenías más recursos para comprar otro juego y había que exprimir y saborear los que tenías hasta que pudieras o te dejaran tener otro juego nuevo. Ahora si no lleva los dichosos objetivos sería un escándalo, incluso durante un tiempo proliferó un tipo de jugador que despreciaba los juegos sin Logros o Trofeos, por mucha calidad que tuvieran…

Incluso las disputas son diferentes. Antes se pegaban por los megas, ahora… por cualquier chorrada tal como "ese pétalo de la flor que está medio tapada por los arbustos del fondo del escenario no tiene muy buenas texturas que digamos… Pfff… Menuda chapuza de juego: FAIL".

Sí, en 20 años que llevo de jugador han cambiado cosas, otras se han manetido y algunas se han creado. He vivido ya varias generaciones con sus pros y contras, disfrutando de los juegos que me gustaran en cada periodo, y viendo como algunas series y géneros evolucionaban o desaparecían para siempre. Tanto tiempo da para mucho y para bastante experiencia acumulada. Sin lugar a dudas han sido dos décadas de diversión y de buenos ratos, sólo o en compañía, y de algún que otro mal rato esporádico de los que ya ni me acuerdo. Mr. Green

 

Adiós PS3, adiós…

Hoy, por primera vez en mi vida una consola se me ha roto.

Tenía que ser mi PS3, de tantas que tuve tenía que ser ella… Con lo que me costó… Pero en fin, siendo un modelo de 60 Gb había muchas papeletas de que algo pasara. Y pasó: luz amarilla. D.E.P.

Es curioso, pero aún conservo todas mis consolas algunas muy antiguas como Super Nintendo o Game boy, otras como PSone, PS2, Nintendo 64 o Game Cube aguantan como campeonas tras muchos años, AÑOS, y va PS3 y me dura tan poco… Día 19 de noviembre de 2009 se me acababa la garantía. El caso es que algo así te pase jode, revienta un montón, te pone de mala leche porque me cago en la puta en su día te gastas cerca de 500 Euros para una chatarra de tal calibre.

Aparte mi fastidio viene de que como no hice copia de seguridad de mis partidas todas ellas se han perdido para siempre (a volver a empezar tocan), la retro de las de 60 GB también la pierdo, al menos me consuela saber que mi PS2 aguanta. Será un circo el tener que instalar y desintalar mi PS2 pero bueno, menos es nada.  

Ahora sólo me queda asumir la "pérdida" e ir en busca de una sustituta, una PS3 Slim. Espero que esta me dure lo suyo o pego fuego a Sony.

Mi tiempo con Nintendo 64: reparando una injusticia.

Hace ya mucho, sí, cerca de 12 años, cuando un buen día 31 de diciembre de 1998 me fui en bus a adquirir una Nintendo 64. Hasta esa Navidad había "resistido" con mi Super Nintendo pero ya no pude aguantarme más, quería esa consola, quería esos Mario 64 y Lylat Wars (con su Rumble Pack), ya era hora de dar el salto.

Así lo hice y esa misma noche la estrené, bueno, me acompañaron por entonces mi hermano y mi prima que también tenían ganas de echarle el guante a a la consola. Flipamos, no podíamos creer lo que veíamos en pantalla. Mundos libres, casi infinitos, efectos deslumbrantes, gráficos tremendos y una jugabilidad a prueba de bombas. Por entonces Nintendo 64 me pareció la sustituta perfecta para la mítica SNES.

Sin embargo, tras unos años cierto fenómeno conocido como PlayStation penetró en mi vida. Sobretodo fue al ver como en la consola de Sony empezaban a desfilar cosas como Final Fantasy VIII, Metal Gear Solid o Gran Turismo 2. De pronto empecé a mirar mi Nintendo 64 como esperando que "respondiera" de alguna manera, a que me tranquilizase de que de una manera u otra tendría a mi alcance juegos parecidos. Pero no, no fue así y acabé hartándome. Decidí "ceder" a la presión PlayStation, comprarme una PSone y esos juegos que siempre hubiese querido en N64 pero que sólo estaban en la consola de Sony.

Y ahí empezó lo que tras varios años he considerado una cierta "injusticia", porque desde que me convertí en usuario de PSone renegué por completo de Nintendo 64. Vertí mierda e improperios y dejé darle su mérito. PlayStation me parecía el súmmum, la panacea, el no va más, pero cuando te ciegas no ves las cosas claras. No supe ver la de diversión, anécdotas y grandes juegos que me había dado Nintendo 64.

Sí, a raíz de que leí un post sobre un remake de Perfect Dark me dió por recordar mis momentos a los mandos de la consola de Nintendo. Y joe… Me entró la nostalgia. Recordé los piques a ISS’98, las partidazas a Super Smash Bros, los frenesís en Perfect Dark y Golden Eye, la tensión de las carreras de Super Mario Kart 64, los cabreos con los saltos de Castlevania 64 y la sensación de triunfo supremo al superar esa puñetera parte que se te resistía durante días, la grandiosidad, genialidad y divinidad de los Zelda Ocarina Of Time y Majora’s Mask, lo trepidante de Rogue Squadron y Lylat Wars, aparte de la diversión y pique que creaba Mario 64 para conseguir las 120 Estrellas.

Lo grande de muchos de estos juegos es que permitían 4 jugadores simultáneos, lo cual también trae recuerdos de cientos de anécdotas de los piques, cabreos, festejos, carcajadas y flipadas vividas con los amigotes que venían a jugar y que aún hoy día muchas de ellas son motivo de cometario y unas risas. El típico "¿te acuerdas de cuando en Perfect Dark sembramos es escenario de minas y cuando petaron eso pareció el coloso en llamas?",  "Menudo golazo te metí en ISS’98 desde casi el centro del campo llevando a Uzbekistan, jejejeje…", o "Glorioso cuando en Smash Bros llevando a Yoshi te cogi y te cagué en forma de huevo tirándote fuera del escenario. xD".

Cosas así, que no recuerdas con otras consolas posteriores me hacen pensar que en su día fui injusto con Nintendo 64. Me dio juegazos, buenos momentos en solitario y con mis amigos, y mucha diversión. Una consola así nunca podía ser "mala" como pude decir a veces. No, Nintendo 64 fue grande, quizás algo mal aprovechada…

A veces me pregunto: ¿qué hace la gente con sus juegos?

Sí, es una pregunta que suelo hacerme a menudo cuando voy de compras de segunda mano. Uno es consciente de que el estado del juego que va a comprar no será igual que si lo compra nuevo y precintado, algo de uso tendrá. Sin embargo, una cosa es que el juego esté usado y otra muy distinta es que parezca que su antiguo o antiguos dueños lo han usado de freesbe, posavasos o lijadora.

El asunto es que más veces de las deseadas el juego se encuentra rayadísimo, como si una manada de rinocerontes le hubieran pasado por encima. Y a cuento de esto me asalta la duda: ¿cómo los tratarán? Yo tengo juegos de hace años y están impolutos, bueno, algo de desgaste si tienen (es normal) pero como dije hay juegos que parece que pertenecieron a un erizo y se rascó la espalda con el disco.

¿Tanto cuesta tratarlo bien? Muchas veces he dejado de comprar un juego de segunda mano porque sencillamente el disco estaba hecho trizas. La última ha sido con Lost Odyssey de Xbox 360. Intenté comprarlo baratito de segunda mano, el caso es que lo encontré pero cuando vino el momento de revisar el estado de los discos… Shocked Un desastre, y encima querían cobrarme 40 Euros por ello… ¡NANAI! 

Hay días que me da por pensar que debo ser el único "pardillo" que trata a sus juegos como niños de teta, que maneja los cartuchos, CD, DVD, Blu-ray y demás soportes con sumo cuidado para que no sufran desperfecto alguno. Ello me recuerda lo "cabreado" que estoy con Microsoft y su política de caja única para juegos con varios discos… ¿Qué les costaba hacer cajas aposta? No, tooooooodos amontonados y con un sistema de enganche propicio para que ocurran desgracias. Cuando saco el juego de su caja parezco el cirujano que está a punto de abordar la parte complicada de la operación, ahí, con cuidadito, con pulso firme, despacito y sin brusquedades. Igual para meter de nuevo el juego en su sitio. 

Pero, como dije, parece que hay gente que sus juegos los tiene por ahí esparcidos y cuando los va a vender los rescata de hasta debajo de las piedras. Porque a veces no son los discos solos, no, sinó que es el disco, caja, carátula y manual de instrucciones que tienen un estado lamentable. Luego miro uno de los míos y, coño, parece que los desprecinté hace dos días y es capaz de ser un juego de hace tres o cuatro años.

Supongo que sí, que mi caso debe ser excepcional o exagerado con el trato de mis juegos.

Qué difícil se está poniendo el panorama de las tiendas de videojuegos.

Digo lo de difícil porque en estos últimos meses ya llevo unas cuantas "vaqueradas" con las tiendas especializadas de videojuegos y las que no lo son tanto.

El caso es que poco a poco el acudir a estos establecimientos se me está covirtiendo en un "ir a ver qué hay" y no en un "ir a buscar un título en concreto". De todas formas esto empezó hace unos años cuando no había manera de encontrar un simple Shin Megami Tensei Digital Devil Saga…

Las tiendas de hoy en día, o al menos las que suelo frecuentar, sólo se me centran en los principales juegos que salen a la venta y como el que busques sea un poco "raro" lo llevas mal. Puedes tener la suerte inmensa de que por esos azares del destino lo encuentres medio escondido, en lugar poco visible, que no destaca de cara al público, pero muchas más ocasiones de las deseadas lo único que se obtiene es una respuesta negativa o un simple: "no lo sé".

Quizás sea cosa de las tiendas de Palma de Mallorca, quizás sea que no busco en sitios adecuados, pero manda huevos que de cuatro estableciemientos donde pregunté por el juego Mana Khemia de PS2 no tengan ni repajolera idea. Sí, dirán que es de una consola "desfasada", que ahora se lleva lo nuevo (PS3, Xbox 360 y Wii), que como es un título desconocido nadie quiere arriesgarse a traerlo y no vender ni uno, o unos pocos.

Sí, pueden valer todas estas excusas, pero cuando en los mismos sitos preguntas por algo más "actual" como Valkyrie Profile Covenant Of The Plume para Nintendo DS todo lo expuesto antes no me sirve para que el tipo que me atiende no sepa de qué le hablo. En este supuesto la consola es de la actual generación, la conoce hasta el tato, Valkyrie Profile tiene cierto renombre ya en Europa y encima es un juego que salió a la venta hace pocos días, la semana pasada como quien dice. Esto es ya de juzgado de guardia.

Eso sí, Killzone 2, Resident Evil 5, Bioshock, Street Fighter IV, Animal Crossing, Pokemones variados y demás bien a la vista y en cantidades industriales…

Pero no sólo ha sido recientemente con Mana Khemia y Valkyrie Profile Covenant Of The Plume, no, como dije la cosa empezó con Digital Devil Saga, continuó con la segunda parte (Digital Devil Saga 2), luego con Xenosaga II, Talkman, Valkyrie Profile Lenneth, Atelier Iris Eternal Mana, Disgaea, Grim Grimoire, Odin Sphere, Persona 3 y su versión FES (ya con Persona 4 ni me atreví a preguntar), Ar Tonelico, SNK Arcade Classics Vol. 1,  Suikoden Tierkreis, y los dos últimos mencionados que ya han supuesto para mi la gota que colmó el vaso.

Al final no me ha quedado más remedio que tirar de tiendas online, al menos ahí se puede encontrar todo lo que uno busque sin miedo a que el dependiente o dependienta te mire con cara de "¿tú que pides?". Lo dicho, poco a poco la empresa de encontrar ciertos juegos se vuelve una odisea imposible en las tiendas y establecimientos de videojuegos de Palma de Mallorca. El Corte Inglés ni lo menciono porque su sección de videojuegos da arcadas: casualizada totalmente, estanterías desordenadas, sólo tienen lo de más renombre, lo más comercial y lo que los padres suelen comprar a sus hijos e hijas en cumpleaños, navidades y fiestas de guardar. Ahí sólo hay que ir únicamente en los casos anteriores, es decir, que busques lo más comercial o la última entrega del "Imagina Ser…". 

En fin, tristemente este es el panorama que me encuentro y como las cosas van como van tendré que seguir comprando por internet cuando se trate de "bizarradas" para la mayoría jugona del país, como el citado Mana Khemia.

¿PS3 se desinfla?

Esta es la pregunta que me hago tras conocer la noticia de que el próximo Dragon Quest X va a ser para Wii.

No es que ello no me guste, al contrario, pienso que es una gran noticia saber que va a haber un nuevo Dragon Quest y para la consola de Nintendo, que con su Wiimote algo nuevo aportará a la saga (¿quizás atacar con la espada, arco y demás armas? ¿Mover objetos, buscar pistas, exploración en general?). A lo que quiero referirme es que una saga como la de Square Enix, antes sólo de Enix, vaya a la consola nintendera tras dos generaciones de vivir a costa de consolas Sony da que pensar.

Sí, da que reflexionar en que PS3 no va tan bien como algunos esperaban. Desde hace bastante tiempo no he visto noticia que sea favorable a la consola de Sony. PS3 suele estar siempre en los peores fregados, en las noticias de retrasos, de cancelaciones, de pérdidas… Algo falla, ¿no? Al menos esa es la impresión que tengo. De que PS3 va a remolque de Xbox 360 y Wii. 

En cuestion de JRPGs el panorama es desalentador. Hoy en día salvo Disgaea 3 y Valkyria Chronicles la cosa no va a más. Sí, se espera a Final Fantasy XIII, Final Fantasy Versus XIII, The Last Remnant, White Knight Chronicles, Eternal Sonata… ¿y? ¿Quién más? Nadie más. Encima, Eternal Sonata aparte, tardarán bastante en aparecer. Pero lo que más sensación de "derrota" me proporciona es que la mayoría de ellos son multi (vale, hasta la fecha FF Versus XIII sólo es para PS3, pero tiempo al tiempo a que lo consiga Xbox 360). 

Muchos afirmarán que qué problema hay en que sean multiplataforma, pues el problema de que por ahora PS3 no tiene ese JRPG exclusivo que "obligaba" a muchos usuarios a decantarse por Sony. Microsoft los tiene, y bastantes: Lost Odyssey, Blue Dragon, Star Ocean 4, Infinite Undiscovery, o Tales Of Vesperia. Añadámosle ahora los multiplataforma, Final Fantasy XIII y Eternal Sonata, con lo que nos queda un paisaje de lo más alegre en Xbox 360.

En Wii la cosa también está más bien seca por ahora, pero contar con un título exclusivo como Dragon Quest X es una gran ayuda para el futuro de este soporte. Muchos, entre los que me incluyo, se comprarán una Wii para jugar a tal juego.

¿Pero qué tiene PS3? Nada, si acaso lo mismo que el resto, pero algo de entidad y exclusivo nada. Y ahí puede estar el fallo. Los éxitos de PSX y PS2, dejándo de lado chorradas y argumentos fanboyistas de piratería, se cimentaron en su catálogo exclusivo, en que tenían todos aquellos títulos importantes para la mayoría (no todos) de los usuarios. Sin exclusivas, importantes, de entidad, de aquéllas que hagan daño de verdad a la competencia, no se va a ningún lado.

Y PS3 está entrando en una mala dinámica, en la que casi todo aquéllo que antes tenía para sí lo acaba compartiendo: Final Fantasy, Tekken, Devil May Cry, Ace Combat… O perdiendo (por el momento): Suikoden, Valkyrie Profile, Dragon Quest, Star Ocean, Monster Hunter…

Sí, alguno hablará de las "exclusivas" first-party de Sony como Resistance, MotorStorm, LittleBigPlanet, Killzone 2, God Of War 3, Gran Turismo 5, etc… Pero, sinceramente, tal y como está el mercado mundial con esto no se va a ninguna parte. Basar la estratégia en shooters (Resistance y Killzone) es perder el tiempo en un terreno donde la competencia es feroz hoy día. Hacerlo en MotorStorm… Rolling Eyes God Of War 3, bueno, sí, puede tener tirón, pero en todo caso sería temporal y no a todo el mundo le va su estilo (por ejemplo, a mi no). Gran Turismo 5 y Little Big Planet son los que veo como algo con posibilidades, pero tampoco mucho. Juegos de coches también los hay y quizás los usuarios de otras consolas ya les baste con los que salen para su sistema, juegos como el de Media Molecule son tan "especiales" que ha demostrado no tener término medio: o lo amas o lo odias (a mi me encanta).

 

Para mi Sony lo ha planteado muy mal con PS3. Ha ido a promocionar más el dichoso Blu-Ray que en dedicarse a su consola, a PS3. Ellos creían que la fama de sus éxitos anteriores ya bastaba para lograr sus objetivos, y se encontraron con que la competencia esta vez salió como un toro bravo a empitonar al torero chulito que esperaba con el capote en medio de la plaza, todo confiado en que iba a torear al morlaco y que conseguiría otra exitosa faena. Pero no, el morlaco (o morlacos), le endiñaró una buena cornada y le hizo volar por los aires preguntándose aún qué ha pasado.

 

A cada día que pasa veo el futuro de PS3 más negro que su carcasa…

Y con la Champions League todo arreglado…

Hace tiempo yo era uno de los que pensaba que Konami lo bordaba con su Pro Evolution Soccer, que EA Sports se emperraba en dar una bazofia cada año a los futboleros, era de los que cada año por octubre se compraba el Pro de la temporada y se metía en el editor a cambiar todo lo que fuera necesario para dejarlo tal cual es en la realidad.

Durante mi época de fan de PES sólo compré un FIFA, el del 2004, por aquello de probarlo y ver si era verdad lo que decían de que la saga futbolera de EA Sports había cambiado tanto desde la versión del 2003. Lo compré, lo probé, y ¡PAF! una castaña, un truño de juego de los que no se desean ni al peor de tus enemigos. En ese momento me reafirmé aún más en que como Pro Evolution Soccer nada.

Sin embargo, llegó un día un tal PES 5 que me empezó a poner la mosca tras la oreja viendo que sólo era una evolución de PES 4 con los datos actualizados. Ya el súmmum vino con PES 6 que acabó por darme la sensación de que Konami parecía pasar de todo, el que quitaran la Bundesliga (dejando sólo al Bayer Munich) y pusieran esos equipos "en blanco" como puestos ahí para que los edites me provocó cierto malestar. Empecé a ver a PES como algo estancado, que no avanzaba, que me sustituía unas licencias por otras en lugar de conservarlas para unirlas a las nuevas. Y del PES 6 para Xbox 360 mejor no hablar… Menuda granujada gentileza de Konami.

Ya con PES 2008 esto fue el despiporre. Ni next-gen ni nada: otra vez una simple evolución de lo mismo de siempre, un sistema de juego cada vez más arcade, en opciones todo igual, fallos gordos en el online… Con sólo decir que la versión PES 2008 de PS2 era mucho mejor que la de consolas de nueva generación está dicho todo, encima con modos que no estaban en las versiones PS3 y Xbox 360. El único PES 2008 que para mi se salvó fue el de Wii con su novedoso control.

Mientras tanto, FIFA había caído en un segundo plano. Mucho tuvo que hacer EA Sports para quitarse de encima la fama que su juego se había ganado, mcuho tuvo que cambiar para que se volvieran a fijar en él. Con FIFA 08 empezaron a conseguirlo, más que nada por el tropiezo de PES 2008, pero pienso que algunos usuarios comprobaron lo mismo que yo: Konami seguía igual que siempre y no avanzaba para nada, dando lo mismo cada año. FIFA, al menos, intentaba a hacer las cosas bien, currarse un buen juego de fútbol, convertirlo en un buen simulador.

Así pues, llegamos a la situación actual con un hecho trascendente: FIFA se queda en exclusiva con la licencia de la Liga Española. Los rumores empezaron y poco a poco, ante la falta de tal crucial licencia, muchos empezaron a renegar de PES, salvo los fan acérrimos, por supuesto.

Entonces los fans de PES aducieron que las licencias poco importan, que lo importante es la jugabilidad y eso el PES lo tiene. Y es verdad. Sí, PES dispone de una genial jugabilidad cuando uno salta al terreno de juego a disputar un partido, pero también es verdad que FIFA ha mejorado con creces en ese aspecto. Quizás no sea tan rápido en la fluidez como PES pero ya no es un sistema robótico y acartonado como en FIFA 2004, por ejemplo.    

Los fans de PES, erre que erre, seguían diciendo que las licencias no eran para nada necesarias pero bien que se alegraron cuando Konami, supongo que en un acción desesperada para evitar futuras críticas, se lanzó a la caza de licencias individuales de los clubes españoles que pudiera conseguir. 

Finalmente, para rematar, hace unos días que se anunció que PES 2009 tendría la licencia de la Champions League. Un gran avance, al fin, para PES, ya era hora de que se incluyeran competiciones reales bien ambientadas y con todos sus pormenores, lo que también implicó, de postre, que se consiguieran las licencias de todos los equipos que participan en esta competición. 

Mucho criticar a la saga FIFA de que sólo se basa en liciencias, de que PES no las necesita y cuando las recibe bien que se celebran. En conclusión: las licencias tanto en equipos como en competiciones gustan. Y en el caso de PES incluso permiten a Konami recobrar de algunos usuarios el crédito perdido con otras entregas. No será mi caso, desde luego.

SNK Arcade Classics Vol. 1 (PS2) – Recordando a NEO GEO.

Al fin, tras mucho triscar por esos mundos de Dios, encontré esta dichosa recopilación de la que parece nadie, o casi nadie, ha querido hacer mención. Salvo algunos casos en que se ha comentado la versión de PSP, poca propaganda se le ha hecho a lo que pienso que es una de las mejores recopilaciones retro que hoy en día uno puede disfrutar en PS2 (algún día en Wii), siempre y cuando, eso sí, a uno le gusten los arcades de SNK.

Empecemos por lo que esta recopilación contiene:

– Art Of Fighting

– Baseball Stars 2

– Burning Fight

– Fatal Fury

– King Of The Monsters

– Last Resort

– Magician Lord

– Metal Slug

– Neo Turf Masters

– Samurai Shodown

– Sengoku

– Shock Troopers

– Super Sidekicks 3

– The King Of Fighters’ 94

– Top Hunter

– World Heroes (éste está bloqueado al principio, sale consiguiendo 10 medallas)

Esta es una recopilación que contiene bastantes juegos míticos de SNK, la mayoría primeras entregas de sagas que con el tiempo se harían más conocidas consagrándose como títulos de culto. La emulación en sí es bastante buena y la acción discurre perfectamente. Es como volver a tener en casa aquéllas coin-op que tanto disfruté de joven, eso sí, sin tener que pagar 5 duros por partida Very Happy De todas formas parece que en PS2 ya se gastan menos los cuartos en cuanto a cajas, porque la que viene con este juego es un poco "cutre" sobretodo a la hora de ir a sacar el DVD. Al menos el libro de instrucciones está un poco trabajado, tampoco se pasa, pero podrían haberlo dejado con dos o tres hojas y tira p’alante.

 

Aquí el interior y el
El manual, el disco, y el nefasto enganche del DVD

 

Nada más ponerme a jugar lo primero que hice ir a echarme una partida a Super Sidekicks 3. ¡Glorioso! Fue como si me transportara en el tiempo 15 años atrás. Sin embargo, mientras le daba al vicio me di cuenta que la pantalla de juego tenía una franja negra basante gorda en la parte de abajo que da una impresión de "pantalla recortada". Tras acabar miré a ver las opciones de imagen y venía una para cambiar de PAL a NTSC. La verdad es que pasar a NTSC mejora la experiencia visual agrandando la imagen (la estira un poco), quitando los bordes negros, pero con un defectillo que es que al estirarse la pantalla de juego se come un poco de la parte de abajo. No es grave, pero en según qué juegos esa parte que ne se ve  oculta algunos indicadores (como de vida o armas). Si hubiera opción a centrar la pantalla estaría todo arreglado, pero, o no hay tal  posibilidad o no la he encontrado aún.

Algo que me ha gustado mucho de esta recopilación es que incluye una serie de Goals (una especie de logros en forma de medallas) que al conseguirlos recompensan al jugador con imágenes, videos, bandas sonoras de los títulos incluidos además de listas de movimientos de los personajes de los juegos de lucha que hay. Cada juego tiene unos Goals propios, aunque suelen repetirse bastantes como el de tener que acabar cada uno en nivel Easy (fácil), Normal (normal), Hard (difícil), e Insane (Locura). Esto, en parte, ayuda a hacer más ameno el jugar y rejugar a los diferentes títulos pero he comprobado que se pueden hacer bastantes de estos logros jugando en fácil (lo cual simplifica bastante las cosas). Además, suele haber continuaciones infinitas en los niveles fácil y normal, incluso en algunos juegos en nivel Hard e Insane, en cambio en otros, como Metal Slug en niveles difíciles no se dispone de continuación alguna sólo un número de vidas determinado.

El idioma de los menús del DVD y de los juegos es el inglés, de todas formas me lo esperaba. Por otra parte, y como siempre, quejarme de la poca aptitud de la crucreta del Dual Shock para hacer los movimiento de los juegos de lucha. Siempre se podría jugar con los sticks si fueran un poco más precisos…

En cuanto a sonido, es tal cual uno puede recordarlo de cuando jugó. Se respetan las melodías originales y los efectos de sonido de cada uno. 

Así pues, creo que este SNK Arcade Classics Vol. 1 es una recopilación que a poco que te gusten los juegos de SNK y el retrogame ha de dejarte completamente satisfecho. Además, con los Goals (medallas) y la rejugabilidad que tienen ciertos juegos incluidos hay vicio para meses. Quizás las únicas quejas puedan venir de que falten otros títulos más emblemáticos o de que hubiera recogido otras entregas posteriores, pero bueno, seguro que SNK Playmore lo deja para futuros volúmenes. Como ya indica el título del juego, sólo es el primer volumen así que…