Kid Icarus (1987): Una joya atemporal

Mucho se está hablando estos días del regreso de Pit a las consolascon su nuevo juego Kid Icarus: Uprising para la nueva portátil de Nintendo; perolo que yo voy a intentar transmitiros hoy es por qué se espera desde hace tantotiempo la vuelta de este personaje alado. Hoy os invito a retroceder 24 añospara que comprobéis por vosotros mismos la genialidad del Kid Icarus original,un cartucho sobresaliente para la 8 bits de Nintendo:

Kid Icarus es un título de plataformas muy exigente, con un diseño deniveles muy variado, en el que se mezclan fases de desplazamiento horizontalcon otras de desplazamiento vertical. Nuestro personaje, Pit, a diferencia dela inmensa mayoría de los héroes de juegos de plataformas, va evolucionando amedida que avanzamos, obteniendo mejoras: por ejemplo en la barra de vida o enla potencia de las flechas. Con estas premisas nos enfrentamos a uno de lostítulos más grandes de la NES, y mi juego favorito de la consola (con perdón deMario 1 y 3).

Nos encontramos ante un juego muy equilibrado a la vez que exigente; desdelos primeros pasos percibimos que los saltos tienen que estar medidos, y quelos enemigos no son idiotas (algunos xD) y que van a intentar ponerte las cosasdifíciles. Tras las primeras fases llegas a un nivel que no tiene nada que vercon los anteriores y es que…Sorpresa! este juego de plataformas tienemazmorras! Cada cierto número de fases nos enfrentamos a una mazmorralaberíntica, en la que debemos de encontrar la salida y derrotar a un enemigofinal para poder continuar nuestra aventura; en algunas ocasiones toda unaodisea.

Técnicamente es un juego resultón, con unos personajes con un diseño muyoriginal y dotados de gran carisma, por eso no es de extrañar que veamos encapturas del nuevo juego de 3DS enemigos rescatados del juego original. Tambiéncuenta con unos escenarios de lo más diversos, en los que pasamos de unaambientación muy oscura en el inframundo, a unos tonos muy vivos en lasuperficie y, a una compensada y reconfortante paleta de color hacia eldesenlace del juego. Los efectos sonoros encajan a la perfección y las melodíasson muy pegadizas sin que lleguen a cansar; recordareis la mayoría de los temasdespués de 10 años, os lo garantizo.

La jugabilidad es muy buena, los controles son muy precisos, el personaje se desplaza por la pantalla, salta y dispara con gran agilidad. El juego cuenta con un sistema de passwords para que siempre puedas retomar la partida en donde la habías dejado, conservando tambiénla evolución de Pit.

La duración de este título es bastante alta y depende mucho detu destreza con el mando de la NES; de hecho, a mi me llevó unos cuantos años terminarlo xD y es que, cuando tenía 6 o 7 años no tenía paciencia para completar las mazmorras. Además, es un título muy rejugable, ya que conseguir el mejor final te puede llevar bastante tiempo. 

Concluyendo: el diseño de niveles y el desarrollo de la aventura es lo que engrandece a un título que pondrá a prueba más de unavez tu habilidad y tu temperamento. Kid Icarus coge lomejor de muchos juegos y lo mezcla de forma sublime, por eso es uno de los grandes, y por eso se merece volver a lo grande. Muchos somos los que contamos los días para hacernos con su estreno tridimensional, ojaláesté a la altura y conserve la esencia del original.

PD: Me encantaría que todos los que me habéis leído le deis una oportunidad a este juego y me comentéis vuestras impresiones. Saludo y gracias a todos por leer!