Ya tengo mi Pentomino

El pasado enero tuve la oportunidad de participar en las jornadas POW organizadas por la Universidad Autónoma de Barcelona, concretamente en una mesa redonda en la que tratamos junto a compañeros de la industria de los videojuegos el futuro de la misma. Estuvo bastante bien pero lo más enriquecedor fue coincidir con el mítico creador de videojuegos Alexei Pajitnov, inventor del Tetris. El programador de origen ruso afincado en Estados Unidos, nos contó cómo creó Tetris, en un entorno de franca escasez a todos los niveles, y cómo el popular juego apenas le proporcionó ingresos, pues quedó durante muchos años como propiedad del instituto de investigación para el que trabajaba.

Alexei Pajitnov, inventor de Tetris y Pep Sánchez
Alexei Pajitnov, inventor de Tetris y Pep Sánchez

En un momento de la conferencia, Pajitnov se metió la mano en el bolsillo y de él extajo una pequeña cajita de madera. En su interior había un montón de piezas que claramente recordaban a Tetris. Y es que Pajitnov se inspiró en este clásico solitario de la gélida Unión Soviética para crear su popular videojuego. Desde entonces me quedé con las ganas de comprar uno de estos. Casualmente lo he encontrado en una pequeña tienda de juguetes clásicos llamado La Carpa, en Girona. ¡Ahora el problema es resolverlo! Dijo Pajitnov que te puedes tirar semanas. Y es que muchos de los videojuegos están inspirados en juegos clásicos o de mesa, aunque a veces no quieran reconocer este origen tan humilde.


Un Pentomino parecido al que he adquirido recientemente.

No os perdáis la conferencia del Sr. Pajitnov que la UAB ofrece íntegra en su web. Podéis verla aquí.