Se apaga el Ciberp@is

Con mucha pena escribo esta entrada. Ciberp@is, el suplemento de tecnología y videojuegos de El País, lanzará este jueves 30 de octubre su último número. Tuve la suerte de colaborar semanalmente desde el número cero en 1997 hasta la postre del pasado 2009. Allí he conocido a excelentes amigos y a dos grandes mentores: Tomàs Delclòs y Javier Martín, que han hecho de rector y catedrático respectivamente en mi enseñanza no reglada como periodista.

Uno de los primeros números de Ciberpaís

Mi primer texto fue sobre Grand Theft Auto cuando la saga aún no había dado el salto a las 3D ni gozaba de tanta suntuosidad. De la mano de Ciberp@is se abrieron muchas puertas en los inicios de Meristation y, paradójicamente, luego ocurrió todo lo contrario.

Desde la primera redacción en el zulo húmedo de la Zona Franca junto a la rotativa del periódico, hasta el “pisito” de Consell de Cent sobre la redacción de El País Barcelona, Ciberpaís profesionalizó el periodismo tecnológico, siendo pionero en papel en acercar al lector los nombres de las grandes figuras del sector. Algunas voces se quejaban del exceso de lenguaje técnico o la especialización de los textos, aspecto este que se cuidaba mucho para no atosigar al lector ocasional, pero que a menudo era difícil de evitar cuando tenías que contar los problemas de antialiassing que un first person shooter tenía por la caída del framerrate. Nunca usé un anglicismo, por lo que imaginad la extensión del texto para decir lo mismo en castellano de a pie.

Más de una década han hecho mella en una publicación que tenía que cerrarse varios días antes de la salida a la calle, con el consiguiente desfase de algún material que no resistía la demora en un mundo gobernado por la inmediatez de Internet. Tener que repetir año tras año la cobertura de las mismas ferias de tecnología, la misma temporada Navideña, la misma presentación de Apple, etc… han acabado pasando factura, por más que el resto de números estaban repletos de interesantes y completísimos reportajes.

El exceso de trabajo y el cansancio de hacer año tras año lo mismo me llevó a desvincularme en 2009 de Ciberp@is, en el que seguí colaborando tras la demanda que Prisa interpuso a Meristation en 2007, cosa que dice mucho de la gente que ahí trabajaba y defiende a sus colaboradores.

Desde aquí agradecer a Jaume Arajol, Laia Reventós, Antonio Espejo, Anna Pantaleoni, Javier Martín y Tomàs Delclòs por la intensa experiencia que hemos compartido juntos en Ciberp@is. Me consta que todos ellos seguirán enredados con temas de tecnología e Internet en las páginas diarias de El País, así que etapa nueva y ¡mucha suerte!