Berri Txarrak

Hola de nuevo.

Bueno, voy a hablar sobre el grupo de música que por casualidad da nombre a este blog. Una banda de rock que, rompiendo las barreras del idioma, se está afianzando en una posición privilegiada no sólo en lo ancho y largo de España, incluso más allá (poco a poco por supuesto).

Porque es un grupo que canta en euskera, son de Lekunberri, Navarra. Y qué hace especial a este trío (ex-cuarteto) navarro?

Viéndolo fríamente, que hacen una música que en este siglo se lleva bastante, llegando a sonar en alguno de sus álbumes como un grupo de hardcore americano. Segundo punto, es un grupo que le chifla a las féminas. Les alucina, inexplicablemente para mí. Será la característica voz melodiosa de Gorka Urbizu? Serán las variadas y poéticas letras? Será el aspecto de los integrantes del grupo? En cualquier caso, como dice un compañero de clase, les tiene con el… en fin, mejor no lo digo que en un blog queda grotesco.

Personalmente, lo que a mí me hace acérrimo seguidor de este grupo es:

1.- La variedad de estilo. Para cada álbum que sacan han cambiado ligeramente de estilo. Poco a poco van evolucionando, cambian poco para el siguiente disco, y cuando cualquiera escucha el primer disco y luego el último nota la diferencia. Para mí esto es fundamental para que un grupo no resulte repetitivo cuando sueles escuchar todo lo que tiene. Y para ellos también, como dijo Gorka "No queríamos hacer Libre II, si no avanzas, retrocedes", y eso le da un soplo de aire fresco importante. Quizás en la voz es donde no han cambiado nada, Gorka tiene ese estilo peculiar y melódico de cantar, y parece nadie se lo va a quitar.

2.- BUAH. Poner canciones como ‘Oihu’, ‘Ez dut nahi’, ‘Ardifiziala’, ‘Hil nintzen eguna’, ‘Pintadek’… y que mis niveles de adrenalina asciendadn a límites insospechados. Pero no sólo las canciones veloces, caulquiera tiene "algo". Mucho ritmo, algun riff decente, y ante todo son muy melódicas. Geniales.

Y bueno, voy a explicar brevemente qué os podéis encontrar en cada uno de sus álbumes, empezando por:

 

-Berri Txarrak (1997)

Empezaron con un disco energético, hasta algo jebi. Aunque la voz tiene su línea de siempre, las guitarras se basan en riffs pegadizos, y es el disco menos melódico, y el más directo. El que tras escucharlo una vez, querrás ponerlo de nuevo, y lo harás. Un buen disco para comenzar e ir madurando.

 

-Ikasten (1999)

El siempre difícil segundo disco, sobretodo cuando quieres evolucionar. Bajaron un poco la velocidad del metrónomo, aquí la batería diría adiós al doble bombo definitivamente (aunque para qué más bombo pudiendo usar más caja?). Lo dicho, irán paulatinamente trabajando más con acordes en la guitarra, aunque no dejará de haber algún que otro riff rítmico por aquí. Comentar que para este álbum fue grabada la archiconocida y archiversioneada "Ikusi arte", archiadmirada por todo amante del pop-rock xD Tiene muchos detractores entre los fans del grupo.

 

-Eskuak/Ukabilak (2001)

Con este disco el grupo alcanzaría el sonido que le quería dar a sus discos, por fin con una producción destacable. Pero no menos importante sería que alcanzarían también una madurez musical. Este disco es simplemente, increíble. Da igual que sea el primer disco que tuve de ellos, es de lo puto mejor que he escuchado, está entre mis discos favoritos. Berri Txarrak empieza a sonar a gloria. Escuchadlo, sin más.

 

-Libre © (2003)

El grupo sigue evolucionando, y no contento con el trabajo anterior meten más sonido y más guitarras. No me suelen gustar nada las etiquetas, pero como dicen, éste es su disco con más "hardcore melódico", y lo veo razonable. Por lo general tiene velocidad, más que el anterior (aunque el Eskuak/Ukabilak tiene la canción más rápida del grupo), melódicamente muy cuidado con las guitarras y demás parafernalia, y colaboración estrella de Tim de ‘Rise Against’ en ‘Denak ez du balio’, una de las canciones que se han convertido en himno del grupo, y una de las piezas que hacen que el álbum se estructure como otro fundamental de Berri. Cojonudo.

 

Jaio.Musika.Hil (2005)

Tras la gira de ‘Libre’ malos momentos acontecían en la banda. Por no poder compaginar su actuación en el grupo con su vida laboral, Aitor Oreja, guitarrista del grupo, abandonaba la banda. Aún así decidieron seguir como trío. Nadie sabía si funcionaría o no, había que esperar la reacción del público. Funcionó? La respuesta es: Sí y no. El peor álbum para muchos (fans old school del grupo), el mejor para otros tantos (los que descubrieran el grupo con ese disco y algun otro). Para mí, es uno más. No me cabe duda de que está por debajo de los dos anteriores, pero sigue teniendo algo… La diferencia notoria, la ausencia de esa guitarra que deja algo vacías las canciones, sobretodo comparado con el anterior. El batería tampoco se comió demasiado la cabeza para este disco, es extraño porque me parece bastante decente. Bajan velocidad, ganan melodía. Aún así se merece sus escuchas.

 

 

Lo cierto es que en directo siguen sonando como un disparo, de lo mejor que se puede escuchar encima del escenario. Y son tres tíos.

Se van a pegar unos bolos por ahí abajo, si tenéis oportunidad de ir a verlos, hacedlo 😉