Jackie Brown, esa gran película despreciada de la filmografía tarantinesca

Buenas tardes.

Como es obvio, en esta comunidad bloguera que ya ha cumplido variosmeses, abundan las referencias sobre grandes películas del cinecomercial, por ende ahí se tiene que encontrar ese gran director yguionista llamado Quentin Tarantino. (Tarantinooooooooooooooo)

 

(Tenía que ponerlo xD)

Bueno, éstas referiencias en su mayoría y casi entereza son del laspelículas que le abrieron un pasillo a lo más alto del cine aldirector, ‘Reservoir Dogs’ (1992) y ‘Pulp Fiction’ (1994). Dos grandespelículas con grandes guiones, trepidante acción y buenos papeles.

Grandes películas que siguen el mismo esquema. Problemas en unaorganización de mafiosos, traicioes, acción, diálogos rápidos ylogrados que son el principal fundamento de la película, ese desordencronológico tan peculiar que va más allá de los flashbacks, y todo elloacompañado de una genial banda sonora La única diferencia palpable esel presupuesto con el que se hicieron cada una de ellas. Reservoir Dogses una joya del cine independiente.

Lo dicho, después del éxito de Pulp Fiction Tarantino ya habíaganado suficientes adeptos a su estilo peculiar como para convertirseen una leyenda viva del cine moderno. Parecía que la fórmula de su cinefuncionaba, y nuevos títulos bajo su sello se avecinaban. Para quécambiar algo cuando funciona?

Pues cambió, y no funcionó (relativamente claro). Jackie Brown pasó a ser la película despreciada por los fans de Tarantino.

"Dónde está la violencia?" – lloriqueaban todos los seguidores ´"yoquiero ver orejas rebanadas y corazones empalados por jeringas de 15cm!".

Por supuesto que hay violencia, al fin y al cabo es otra películasobre mafiosos, aunque en este caso no hay organizaciones, es un sólotraficante de armas. La mayoría de la acción sucede fuera del ángulo dela cámara, lo cual no gustó a mucha gente.

Si a eso le sumamos que el desorden cronológico (que no quite que latrama esté estructurada de una forma interesante) y el ritmo trepidantese pierden, sólo puede conllevar a que sea una películaantitarantinesca y que jamás debería haber existido.

Pero la película sigue teniendo la mejor de las características desu filmografía, y es que el guión es una maravilla, los diálogosformados por actores rescatados de su exilio cinematográfico como PamGrier y Robert Forster con otros con más éxito como De Niro, MichaelKeaton o el ya habitual Samuel L. Jackson (papelón).

Pero más importante, donde el filme innova respecto a los anterioresy a mi juicio acierta es que esta vez explora más a fondo en lospensamientos y las preocupaciones de los protagonistas, y elabora unacuriosa y bonita historia de amor entre tanta vulgaridad ("algo así enun file de Quentin? No way!" – diría alguno).

Pues sí, eso y el papel de Samuel L. Jackson es lo más especial paramí en este largometraje, y no es poco. Echadle un vistazo a esta granpelícula, compañeros.

Un saludo y gracias por leer, agur!