Battlefield: Bad Company

La serie Battlefield es actualmente una de las franquicias más exitosas de EA. No en vano los juegos de esta saga han sido, y son, los juegos multijugador online más jugados de los últimos tiempos. Y eso se debe a que DICE, la desarrolladora, sabe qué quieren los fans de los enfrentamientos online, y se lo dan. Pero después de tantos juegos a sus espaldas, y tantas expansiones diferentes, este era el mejor el momento para una renovación. Y el nombre de ese cambio es Bad Company.

 

Diversión multijugador, pero también en solitario
Muchas son las novedades de este juego que saldrá a finales de junio. La que más sorprende es que esta vez tendremos un auténtico modo Campaña para un jugador. Mientras que en anteriores Battlefield este modo era solamente anecdótico debido a que se potenciaba al máximo el juego multijugador online, en esta ocasión Bad Company se centrará a fondo en el juego offline, con una auténtica historia que bien parece sacada del guionista de la película Tres Reyes.

En el modo para un jugador nos meteremos en la piel de Marlow, un soldado renegado que junto a tres compañeros decide desertar por considerar del todo inútil dejarse la piel, y la vida, por un país y unos valores que no comparte. Lo único que motiva a este escuadrón de cuatro hombres es el dinero, así que lo dejarán todo con el objetivo de hacerse ricos aprovechando los conflictos de la guerra misma.

 

Por otro lado tendremos el imprescindible modo multijugador online, y como viene siendo habitual en la saga será tan excitante o más que el modo para un jugador. En total podrán participar hasta 24 jugadores en una misma partida, 12 por cada bando. Multitud de modos diferentes de juego, varios tipos de personajes (pero menos que en otros Battlefield), y un buen puñado de mapas ambientados en ciudades árabes y selvas.

Destruye todo lo que puedas
Otro de los puntos más innovadores será el nuevo motor gráfico Frostbite del que hará gala Bad Company. No sólo por la calidad intrínseca de sus gráficos de nueva generación, con modelos de personajes perfectamente creados, una precisa iluminación o un detallismo muy acusado en cada nivel, sino también porque DICE asegura que el 90% de todos los escenarios serán destructibles. Desde cajas, bidones y vegetación, hasta puertas, paredes o edificios enteros. Y después de probar una primera versión beta parece ser que DICE cumple lo prometido.

 

Que todo el escenario sea proclive a ser destruido bajo el poder de nuestras armas implicará un cambio de estrategia continuo a lo largo de las partidas. Un ejemplo claro es que no podremos ocultarnos de un tanque enemigo indefinidamente. De nada sirve esconderse detrás de una pared porque la destruirán literalmente a cañonazos, y con ella a nosotros. Protegerse dentro de edificios o detrás de muros será una solución temporal, útil para ocultarse de las balas enemigas, pero no de explosiones o misiles.

 

Estos cambios en el escenario modificarán toda la partida en tiempo real, y tendremos que readaptarnos constantemente al curso de la batalla. Por ejemplo, en un determinado momento puedes pasar tranquilamente por delante de un edificio que te oculta del enemigo, para luego hacer el mismo recorrido un minuto más tarde y descubrir que alguien ha creado una brecha en la pared y que ahora hay un francotirador apostado apuntándote directamente. Las posibilidades son virtualmente infinitas.

Se está haciendo mucho hincapié en este aspecto y DICE está creando niveles acordes a esta nueva orientación en la jugabilidad para no quedarnos atrapados. ¿Qué ocurre si destruimos un puente para cruzar el río? No pasará nada, la idea es que siempre haya alternativas para avanzar en dirección enemiga. Podremos cruzarlo a nado, en lancha o por el aire, o buscar un segundo puente…

Armas y vehículos es lo que queremos
El espíritu Battlefield se conserva por completo. Esto quiere decir que por un lado tendremos una buena cantidad de armas, algunas ligeras como ametralladoras, pistolas, cuchillos, subfusiles, y otras más potentes, y divertidas, tales como lanzacohetes, morteros, granadas y explosivos. Como comentábamos cada arma repercutirá de un modo u otro en el escenario, destruyendo más o menos atendiendo a su potencia. Por último podremos manejar también cualquier vehículo que el escenario disponga, desde humvees y tanques hasta lanchas y helicópteros.

Combinando todos estos factores queda claro que Battlefield ha regresado con más fuerza que nunca. Esta incursión exclusiva en consolas de nueva generación parece haberle sentado de maravilla a la saga, pero aún es pronto para dar opiniones en firme. Hasta el 24 de junio no podremos disfrutarlo.

Anilisis hecho por gameprotv:

 Otros videos del juego:

 

Gameplay del juego: