Fable II

 

Fable 2 comienza, como su predecesor, con la infancia de nuestro héroe, sólo que en esta ocasión también podemos escoger el sexo de la criatura. De hecho la primera media hora del juego versará acerca de nuestros primeros años en la ciudad de Browister, junto con nuestra hermana, una pequeña soñadora sin más ambición que la de ser una princesa.

Como buen juego de rol que es, habrá largos viajes, y el contar con compañía será, sin lugar a dudas, una grata adición. Durante estos periplos se establecerán profundos lazos con nuestros compañeros, y los larguísimos diálogos serán una constante entre los combates que salpicarán los viajes.

Fable 2, por impactante que parezca, sólo cuenta con tres botones de ataque. El azul (X) es el golpeo cuerpo a cuerpo, el amarillo(Y) está relacionado con los ataques a distancia y el rojo(B) cubre todo lo relacionado con la magia. Sin embargo según vayamos desbloqueando niveles de experiencia iremos liberando también nuevas posibilidades; así, por ejemplo, dejando apretado un determinado botón accederemos a ataques más poderosos, y haciéndolo parpadear en la cadencia adecuada lograremos apabullantes combos entre otras combinaciones.

Precisamente la experiencia se obtendrá, como es lógico, matando a los enemigos y cumpliendo con las misiones. Sin embargo obtendremos importantes réditos en este aspecto si, por ejemplo, realizamos combos espectaculares o combinaciones logradas en lugar de golpeos rutinarios, premiándose el estilo, por así decirlo.

Pero sin duda alguna, lo que verdaderamente ha revolucionado a los seguidores de la licencia de Molyneux es el anunciado modo multijugador, que permitirá a dos jugadores recorrer este complejo mundo virtual cumpliendo misiones y recopilando objetos. A través de Xbox Live o en red local (dos mandos, una Xbox 360), dos jugadores participarán en una partida simultánea cooperativa donde el segundo usuario se integrará al mundo del primero, controlándose la cámara de forma automática.

Visualmente, Fable II es una obra independiente, con sello propio y marca de la casa, donde se observa abiertamente la buena mano del equipo de Molyneux. Su estética colorista tiende la mano a los entornos naturales y a las villas rústicas, donde la vegetación adorna paisajes clamorosos que son cruzados por maravillosas construcciones y ríos de cristalina agua. Cabe destacar la labor artística del equipo no sólo en el apartado estrictamente gráfico del juego, sino también en la concepción artística de los diseños de personajes y escenarios y, por supuesto, los temas musicales, que acompañan sobremanera a la acción.

Hasta octubre de 2008 tendremos que esperar para disfrutar de este videojuego en Xbox 360. Microsoft y Lionhead Studios continúan sin ofrecer una fecha exacta para el proyecto de Molyneux, que nos ha convencido con creces durante este E3 y aspira, sin duda, a desbancar a su antecesor gracias a la evolución que supone.  Un coloso se acerca sigilosamente al sistema de entretenimiento de los de Redmond.