James Bond 007: Quantum of solace

La nueva película de 007 llega acompañada de un videojuego que tiene la ambiciosa intención de recoger el testigo del impresionante Golden Eye de Nintendo 64.
Las adaptaciones de películas han sido tradicionalmente desastrosos ejemplos de la pésima idea que es trasladar el universo del cine al de los videojuegos. No obstante la licencia de 007 ha contado con memorables videojuegos del calado de Golden Eye de Rare o del reciente Everything or Nothing de Electronic Arts.
Es por ello, y por la presencia de un estudio de demostrada solvencia en el género como es Treyarch –Spiderman 3, Call of Duty: World At War, etc-, por lo que somos realmente optimistas sobre lo que puede ofrecer Quantum of Solace, la nueva incursión del agente secreto.
Quantum of Solace es el título de uno de los relatos cortos de Ian Fleming sobre el agente James Bond que se publicó en el libro de recopilación Sólo para tus Ojos. El intraducible nombre –ya estamos aterrorizados ante el trabajo de localización al español que hagan los distribuidores con el nombre de la cinta en nuestro país – será también el que se emplee para videojuego y película, un título que según sus productores es intrigante y sugerente a partes iguales, y que refleja perfectamente lo que le ocurrirá a Bond en su próxima aventura.
El argumento de película y videojuego se basa en un guión de Paul Haggis –director de Crash- sobre la novela homónima, y versa sobre la historia de venganza de 007 tras la traición de Vesper Lynd en el anterior filme. Durante su búsqueda de la verdad Bond recorrerá Austria, Italia, Haití y diversos lugares de Sudamérica, y conocerá a Camille, la nueva chica Bond.

El título de Treyarch abarca en realidad mucho más que la nueva película, y es que también tocará algunas de las escenas más relevantes de Casino Royale, la anterior cinta de 007 que no llegó acompañada de videojuego alguno. Así comenzaremos la aventura de Quantum of Solace con el espectacular inicio de Casino Royale, viviendo la aparatosa persecución del edificio en obras con la que se abría la anterior película. Otros niveles que deberemos superar serán el del propio Casino enfrentándonos a un buen puñado de matones y, asimismo, un homenaje al final de la película con un capítulo completo dedicado al cierre de ésta en la ruinosa casa veneciana.

Por otra parte Quantum of Solace será el primer videojuego al que presta su imagen Daniel Craig, aunque todavía no sabemos si será él mismo quien aporte su voz o si será doblada por el desconocido David Houston, que ya aparece acreditado en numerosos informes. Y el hecho de que se le vea durante el juego se debe a que el título es un first person shooter clásico, sin embargo habrá repetidos cambios de perspectiva en determinados momentos para ver en tercera persona al agente secreto.
Espiar, luchar y disparar. Esas tres premisas van a ser las principales de Quantum of Solace, pues serán fundamentalmente las tres vertientes entre las que se dividirá la experiencia jugable del título.

Treyarch se está tomando serias licencias con las situaciones de las películas para ampliarlas y modificarlas de modo que puedan adaptarse de forma óptima a un videojuego. Así, por ejemplo, el comienzo del título incluye la mencionada persecución en el edificio en obras de Casino Royale, que en esta ocasión se dilatará enormemente para transformar los poco menos de cinco minutos de película en un nivel completo del juego.

En otro orden de cosas, y como ya hemos comentado, la perspectiva irá a caballo entre la primera y la tercera persona. Básicamente la mayor parte del videojuego se desarrolla desde una vista subjetiva, pero en momentos concretos como peleas las peleas cuerpo a cuerpo o el empleo de coberturas, ésta se modificará ágilmente para dejarnos ver a Bond.

Los combates y el empleo del sigilo parecen estar resolviéndose correctamente desde Treyarch, apostando en todo momento por la sencillez de las fórmulas y por un ritmo rápido en las acciones; brindándonos, asimismo, siempre la posibilidad de enfrentarnos a los enemigos de forma silenciosa o de forma aparatosa. Todo tiene cabida en el universo Bond. También se ha confirmado que no habrá ninguna escena a bordo de vehículos, pues pasaremos la totalidad de Quantum of Solace a pie.
Adam Gascoigne, uno de los máximos responsables de Treyarch, ha confesado que el contar con Daniel Craig para prestar su voz y su aspecto físico al videojuego de James Bond que preparan no fue cosa fácil. Suponemos que el estudio norteamericano tendría claro que contar con una estrella de su talla sería difícil, aunque también imaginamos que no pensarían que lo fuera por lo exigente del actor a la hora de aparecer en un videojuego de calidad.

“Tuvimos que enseñarle a Daniel Craig el juego de Quantum of Solace tres veces antes de que firmara”, confesaba Gascoigne. “Tuvimos que convencerle pues no deseaba verse involucrado en un mal producto”.

¿Cómo fue el encuentro? El miembro de Treyarch lo explica. “Estábamos a mitad de camino de la producción cuando tuvimos que enseñárselo y dejarle que jugara a varios niveles (…). Era una situación tensa, pero al final conseguimos hacer del juego algo mucho mejor”.

Para Gascoigne la sensación que quedó fue la de que Craig era un jugador ávido. “Cuando fuimos a los estudios Pinewood –donde se estaba rodando la película- tuvimos que esperar media hora para poder reunirnos con él porque estaba jugando a Guitar Hero”, comentaba Adam Gascoigne. “Daniel Craig es un jugador habitual aunque se empeñe en negarlo”.

Desde Activision se ha confirmado la fecha deL 14 de noviembre para la puesta a la venta del esperado videojuego en PlayStation 3, Xbox 360, Pc, Wii, PlayStation 2 y DS.

La revolución de un género.

Ya en la generación pasada Singstar dominaba con un monopolio aplastante en lo que ha juegos musicales se refiere( no es que tuviese mucha competencia vamos).

Pero es que en esta generación ha habido un ¡Boom! de proporciones biblicas, ya que aunque Singstar ha seguido sacando juegos de donde podía, aparecío un juego que revolucionó, ese juego fue el Guitar Hero, se basaba tecnicamente en tocar la «Guitarra´´ (ya que de guitarra solo tiene la forma y poco mas, aunque ahora ya se asemeja más), apartirde ahí fue saliendo una continuación detras de otra, cada vez tenía mas adeptos, hasta que salió el III.

Poco despues de salir se anuncio el Rock Band, que era parecido aunque con unas diferencias, trae una guitarra, un bajo, una batería y un micrófono, aunque su desmesurado precio en Europa, hizo que no cuajase bien la cosa.

Mas tarde se anuncio GH: World tour, que viene siendo lo mismo que rock band, pero con una batería mas «realista´´, también se anuncio Rock Band 2 (unos meses despues de que saliese el 1º en Europa).

La susodicha bateria de gh world tour

También cabe destacar que en el pasado E3, se anuncio un plagio descarado de Singstar, pero para la máquina de microsoft, llamado «Lips´´. Bien, despues de esto, mi pregunta es.

 ¿Que os parce este tipo de «avalancha de juegos musicales´´ de los ultimos años?

A mi la verdad no es que me disguste, pero no creo que necesitemos tantos juegos de este tipo, vale que haya mas donde elegir, pero sacarlos todos en tan poco espacio de tiempo, no me parece una buena idea.

Hay demasiada saturación con tanto juego de la 2ª Guerra Mundial?

En los tiempos en los que estamos, las desarrolladoras tienen como juegos predilectos para la nueva generación los «shooot´em up´´, y es que es necesario exigir un poco mas de variedad entre tantas propuestas iguales, y es que se puede poner ejemplo como los: Call Of duty 1, 2, 3 y el próximo que saldrá. El recien salido «Brothers in Arms… junto con sus precuelas, los «Medal Of Honor´´, o alguno con una propuesta diferente como el «Blazing Angels´´, por ahora pueden coexistir. No quiero decir que sean malos juego ni aburridos, pero pronto llegará el momento en el que algunos estarán aburridos de jugar siempre al mismo juego, pero con distintos gráficos…

 

Aunque tenemos suerte de que algunos innovadores como los futuristas: «Half life´´, «Gears of war´´…. o los ambientados en una epocá actual como el prometedor «Far Cry 2´´.