Blanco perfecto

La historia de un soldado, su vida en el ejercito…

 

Blanco Perfecto

Cap. 1- Enfoque

El organismo humano, a pesar de su similitud con otros mamíferos superiores, posee el nivel de complejidad más alto y especializado de la escala evolutiva, pues cada órgano, tejido, aparato y sistema, está en compleja interrelación que lo mantiene en equilibrio, además el cráneo humano está conformado por la articulación de 8 huesos , que forman una cavidad abierta y ovoide de espesor variable, con una capacidad aproximada de 1.450 ml. Y ahora, os planteo la siguiente cuestión, sabéis lo que hace un proyectil de 8.59mm a 870 m/s que impacta lateralmente el mismo atravesando el parietal? Me imagino que no, pero da igual, total no lo voy a descubrir y es que creo que voy a fallar este tiro. Sé que no les gustará a mis jefes, ni a mis compañeros, ni a todos los que confían que haga blanco, a todos los que presagian que mi dedo ejecutor firme sentencia, una sentencia innocua e inútil.

La guerra.

Hay que tener unas buenas razones para empezar una, y en caso de que no los haya, se crean. Cada soldado necesita su motivo, y yo, no tenía muy claro cual era el mío, creo sinceramente que va siendo hora de que tenga una motivación.

Conflictos armados; puede empezar por todo lo que se os pase por la cabeza: Rivalidades, territorios, armas de destrucción masiva (este está de moda en los últimos años), recursos naturales, y sobretodo, dinero… Es curioso que la gran mayoría de las veces la realidad no concuerda con la noticia pública, y es que, no es muy rentable que todo el país sepa que has arrasado con un pueblo indefenso en busca de petróleo, en cambio si dicho nido de pobreza y muerte supone una amenaza contra la población escandalizada de las grandes urbes, pasará a ser blanco de toda aniquilación capitalista.

Cap. 2- Presentación

Tsao Ming, líder revolucionario del grupo separatista ‘The Independence’ nombre en inglés para un toque mas comercial… por lo menos saben como venderse.

Mark Ikari, mestizo Japonés-Anglosajón, miembro del Air Troop, escuadrón especializado en técnicas de inserción en paracaídas en modo HALO/HAHO, así como asalto desde helicópteros.

Preparados para sabotajes y ataques dentro de territorio enemigo, preferentemente objetivos y estructuras clave.

Aquí hemos empleado un Mi-8, pilotado por un piloto del RAF 7th Squadron Special Forces flight.

Soy un punto de apoyo a un escuadrón del regimiento 22ºSAS y mi función como francotirador es abatir a objetivos a grandes distancias (no os lo esperabais, a que no?)

Armado con el fusil UKP23, con una bala de 8.59mm, más pesado que el 7.62mm del L96 y, por ende, con menos probabilidades de ser desviado y a una distancia aproximada de 980 metros de mi objetivo, tengo que tener en cuenta la humedad variable del viento, la dirección del mismo y si no me equivoco el efecto coriolis. Emm… me gustaría poder deciros que no sé como he llegado hasta aquí, pero bueno, si que lo sé, simplemente quiero recordar que ha pasado para que me encuentre en esta situación.

?

?

Cap.3- Creación

Mi infancia, me crié a base de viajes constantes, rotando cada fin de semana entre mi madre y mi padre, que están se parados por cuestiones de ‘entendimiento’, mi madre no entendía la afición de mi padre de montarse sus fiestas nocturnas con putas de lujo. Los viajes en avión fue una de las causas de mi afición por el mundo aéreo, y las películas que veía en el transcurso fue el otro detonante de mi amor por el mundo de la guerra, podremos culpar de todo esto a Chuck Norris, pero no serviría de nada, es más, lo mejor es no cabrear a Chuck.

Al llegar a la adolescencia comencé a asentarme un poco mas en una zona residencial de la periferia de Londres. Empecé el instituto y pronto tuve problemas de adaptación, mis traumas infantiles mezclados con mis aptitudes para el Kickboxing ocasionaron incidentes con compañeros conflictivos. Eran conflictivos, pero estaban sin entrenar.

¿Sabéis que se puede matar a una persona de un solo golpe? La técnica consiste en dar un puñetazo en la zona que se une la nariz con el labio, haciendo así que el tabique nasal se encaje en el cerebro.

En mi desordenada madurez, logré encaminar mi rumbo gracias a ella, Sammy, causa y a la vez solución de todos mis problemas. El principal fallo en nuestra relación fue la falta de confianza, yo no confiaba en ella cada vez que salía por ahí, me cabreaba por tonterías o por historias que me montaba en la cabeza.

A pesar de ello poco a poco lo fui superando, y la verdad es que nunca me había fallado, fue distinto a cualquier relación que hubiese tenido antes (o por lo menos eso me hizo entender).

En verdad podría decir que todo salió mucho mejor de lo que cabría esperar. Paralelamente a esto, mostraba grandes aptitudes para el combate, defensa personal, etc. Pero dejando un poco de lado estas cualidades, nos podremos centrar en una, que es la que mas destaca y llama la atención del Gral. Sherman, veterano de guerra e instrumento para la instrucción de futuros reclutas. Mi puntería, arma de doble filo, letal pero impredecible, letal porqué me proporcionaba deshacerme de todo aquel infeliz que se interpusiese en mi camino, impredecible porque mis ojos desvirtuaban mi realidad, creía ver lo que no pasaba, engañando y llevándome a equívoco, errores que me hicieron costar algo mas que una regaña.

Nunca me planteé la confianza que tenía con John, aunque al parecer el creía que había una gran amistad, lejos de rencores y mentiras, parece que el creía que podía hacer lo que le viniese en gana, lejos de remordimientos y suplicas, mas a mi no me parece suficiente súplica que llorando pidiera clemencia por mi parte, clemencia que no recibió (por supuesto).

Este conflicto que en principio parecía cosa de dos adquirió una tónica de guerra a tres bandas, donde se unió Sammy, indecisa sobre la posición de cada uno de nosotros en su corazón. Antes de que se le ocurriese decidirse yo ya había desaparecido, dejando que ellos viviesen juntos para la eternidad, y es que no tenía nada que ver con esa historia, para mi se había volatilizado, no mas que un despojo cualquiera, un desecho orgánico.

Cap. 4- Viaje a la desesperación.

¿Qué es eso? Desde aquí puedo observar el modelaje, un fundido de color tal cuadro impresionista, con brocha gorda se perfila el mundo.

Un viaje al infierno, un viaje necesita comida, y la comida en los vuelos es una mierda pero si estamos en un vuelo militar mejor ni hablar.

Ocre, me despierto y descubro que todo ha cambiado, monocromático, la total desaparición de las pinceladas, pasando a un estampado sin vida, y allí nos desplegamos, concentrados en medio de la nada miles de soldados nos preparábamos.

Nos acompañaba el Gral. Sherman, que se convertiría en nuestro guía y magnificador de desesperación, explota nuestros sueños.

Patrullamos el desierto vacío, lanzamos granadas de mano, a ninguna parte. Recorremos campos de minas imaginarios, disparamos, a la nada. Y miramos al norte, donde esperamos que ellos aparezcan, es nuestro trabajo, esperar.

Maneras de superar el aburrimiento en el desierto:

-Revisar fotos de familiares, cascársela, discutir largo y tendido sobre todas las mujeres con las que nos acostamos, cascársela, debatir sobre cuestiones filosóficas y religiosas, cascársela.

Un ejercicio de concentración, una prueba a superar, un reto, me encantan los retos, tanto que por poner un ejemplo os cuento ahora que me acuerdo que, de pequeño me apostaron que no conseguiría saltar desde el balcón del piso de un amigo, rodar por el parabrisas del mismo, y en un sprint entrar en la tienda de Joe, coger un periódico, salir corriendo y volver al piso en 1:30 min. Obviamente lo conseguí.

Bueno… la verdad de esto solo hace 2 meses… pero veis lo competitivo que soy, no?

Retomando mi estancia aquí puedo decir que la verdad, no se estaba tan mal, vale, esta bien, no es el mejor sitio para inflarse a polvorones pero, coño, puedes llegar a disfrutar, aunque solo un poco, hasta que te despiertas mas o menos.

35,000 soldados desplegados (bajo comando del CENTCOM), soy una pequeña parte de la destrucción, ángel de subsuelo con alas de muerte, venganza apoteósica sazonada irónicamente con mis mas estrechas perversiones.

En verdad deseo matar, en verdad deseo arrancarle los ojos a todo aquel que caiga bajo mi yugo demoníaco, querría destruir todo aquello que anhelo, querría inundar de petróleo todos aquellos paraísos que nunca visitaría, quiero beber sangre.

Cuanta gente se necesita para acabar con un Exconvicto que, con mas o menos suerte acabó dando un golpe de estado en un país desestructurado, que curiosamente acabo reunificando, sacándolo de la pobreza gracias a sus inversiones y explotación de minas en las que la gente para la que trabajo venían a saquear?

En verdad, cual es la razón por la que he de acabar con el? Acaso es por ser un antiguo criminal, o quizás porque un don nadie escapado del tugurio mas asqueroso que se podría imaginar le ha lamido la oreja a un par de capullos capitalistas?

Pero en realidad todo esto no me ha de importar, solo he de cumplir las ordenes establecidas, solo soy un objeto de guerra, sin opinión ni derecho a elegir, un cabezabote.

Luego no les extrañe que una parte de nosotros acaben desorientados y con la cabeza llena de líos, complicaciones y paranoias varias.

Algo que había que nos relajase en el infierno era el puro desgaste físico y moral al que estábamos sometidos, era como una droga, pero mas como una droga eran las propias drogas… nos rendíamos a las sustancias que podíamos sustraer del campamento médico; morfina , diamorfina, ciclocina, codeína , metadona… Los estantes rebosaban esa mierda y nosotros erradicábamos cualquier rastro de su existencia, y así, la desconcertante imagen de ver a un grupo de soldados por el medio del desierto puestos hasta las cejas de éter hace ver la disciplina y la amplitud de tácticas de las que hacemos gala.

Que paso cuando descubrieron nuestro hurto? Pues… patrullar las plantas de petróleo, que recorrían inmensos terrenos mas allá de donde alcanza la vista y la verdad moverse entre todo aquel bosque de metal era como una metáfora hacia la globalización, un guiño a la invasión de todos los medios terrestres.

…Continuará…