Recordando: Deus Ex Invisible Wars

 

Ser una secuela nunca es fácil, en especial si lo eres de una obra maestra como el primer Deus Ex. Si no llegas a cumplir las expectativas que se tienen sobre ti, estas condenado.

Mundo Todavía mas Oscuro

La historia se sitúa 20 años después de “el colapso”, un desastre provocado por los eventos del primer Deus Ex y que ha destruido prácticamente todas las bases económicas y políticas del mundo. En este caos surgen 2 organizaciones que toman el lugar de las típicas superpotencias: La World Trade Organization (WTO de aquí en adelante), que promete prosperidad y estabilidad económica a las ciudades que se le unan, y la orden, un grupo religioso que quiere unir a la humanidad a través de la espiritualidad. Ambas organizaciones se extienden rápidamente a través del globo gracias al facto de que las antiguas fronteras ya no existen, y aunque no están en conflicto abierto, las tensiones entre ellas son constantes.

Este es el mundo donde vive el/la protagonista Alex D (podemos elegir su genero) un/una estudiante en la división de Chicago de la academia Tarsus, un instituto que se encarga de entrenar agentes de seguridad de alto nivel, y que a dotado al heroe/heroína de nanomodificaciones como las que en su día tubo JC Denton. Pero Chicago es completamente destruida por un ataque terrorista, y Alex es evacuad@ junto con otros estudiantes a la sección de Seattle de Tarsus. Pero no será tranquilidad lo que le espera, porque ahí descubrirá cosas que le harán tomar la decisión de seguir su vida como agente libre, lo que lo/la pondrá en medio de una guerra secreta que involucra mas bandos que la WTO y la orden, y en donde deberá elegir de que lado esta.

Las Desventuras de Alex

Deus Ex Invisible Wars, mas coloquialmente conocido entre los aficionados como Deus Ex 2, es un de esos juegos que dividen la opinión de los jugadores. Para unos es una porquería, para otros un buen juego con un nombre demasiado pesado encima.

Deus Ex 2 mantiene la misma mecánica de cumplimiento de misiones de la primera parte. Por suerte, la increíble libertad de elección sobre el como realizarlas  esta aquí presente. Tal como en el anterior juego, las situaciones que se nos presentan tiene mas de una manera de ser resueltas, y cabe al jugador descubrir cuales son las posibles soluciones y elegir cual prefiere: ¿Enfrentamos directamente a los guardias que vigilan una entrada?, ¿tratamos de ponernos en un sitio alto y los eliminamos con un rifle de francotirador? o ¿buscamos una entrada alternativa que nos ahorre el conflicto?. La decisión es tuya.

Hay un detalle que no ha quedado bien hecho. Por veces recibiremos misiones de grupos opuestos y el juego nos dice que elegir una u otra puede afectar la posición que tiene una facción hacia nosotros. La verdad eso  pasa  en muy pocas situaciones, y podemos ser verdaderos mercenarios jugando a 2 bandas sin que eso afecte las relaciones que tenemos con un determinado grupo. Recuerdo una altura en que tenia que infiltrarme en un hangar de la WTO para rescatar a una piloto. Mate ha un montón de soldados de esta organización y destroce un montón de su equipamiento. Estaba esperando que me masacraran a tiros al volver al edificio principal de la WTO, pero no, no solo no peleaban conmigo como me seguían saludando cordialmente y las misiones de la organización siguieron llegando constantemente.

El Omar, un grupo de cyborgs mercenarios que comparten una conciencia comun.

Seran los que reaccione mas a nuestras acciones

En lo que toca a personalización del personaje, ahora no solo se nos da la oportunidad de elegir la raza de Alex como además su genero. Pero si las opciones físicas han aumentado, los programadores hicieron una de las mayores metidas de pata de este juego al eliminar por completo el sistema de puntos de habilidad. No solo acabaron con la capacidad que teníamos de moldar al personaje a nuestros gustos, como nos quitaron un incentivo para hacer cosas como completar misiones secundarias o explorar a fondo el escenario. Acciones que en el primer Deus Ex nos premiaban con puntos de experiencia.

En cuanto al sistema de nanoimplantes, este ha sido uno de los puntos que han mejorado con respecto al anterior. Ahora los envases de nanomaquinas nos permitirán ponernos cualquier implante a nuestra elección, aunque con la restricción de que cada parte del cuerpo admite solo un tipo de implante a la vez. Pero aun así el nuevo sistema es mucho mas flexible y nos permite crear una combinación de poderes mas a nuestro gusto. Importante mencionar que ahora hay dos tipos de envases de nanoimplantes, normales (azules) e ilegales (rojos), los cuales nos otorgan distintos tipos de habilidades. Tengo que hablar de una de las mejores habilidades de los implantes ilegales: Dominación de robot. Con ella “infectaremos” a los robots con los que nos crucemos ( así como cámaras y armas automáticas) y después de un tiempo pasaremos a controlarlos y jugar a partir de su perspectiva, lo que en muchos caso es bastante divertido y útil.

Preparate a ser dominado nene

El sistema de inventario a sido modificado. En lugar de la rejilla en donde el tamaño de los items debía ser tomado en consideración. Aquí tenemos un conjunto de recuadros limitados en donde podemos poner cualquier objeto independientemente de su tamaño. ¿Mejor o peor?, cada quien elija, a mi en lo particular me da igual. Deus ex 2 introduce un original sistema de munición universal. La cantidad de munición que tenemos esta determinada por una barra a semejanza de nuestra salud y la carga de los implantes. Cargamos esta barra cogiendo cartuchos de munición y la gastamos al disparar cualquier arma. Distintas armas consumen cantidades distintas de la barra: un tiro de pistola apenas la vaciara pero uno de escopeta se comerá un buen bocado. Este sistema puede ser un arma de dos filos: Si tenemos munición, prácticamente todas nuestras armas están cargadas, pero si se vacía entonces toca usar el cuerpo a cuerpo o correr. Un lado negativo de la munición universal es que no nos permite usar distintos tipos de munición en las armas como en el primer titulo, aunque las modificaciones para las armas todavía están presentes.

La interacción con el escenario sigue siendo uno de los interés en este juego, siendo posible operar o mover muchos elementos del entorno. Pero tengo que quejarme de algunas cosas que han sido empeoradas en este aspecto: Primero la cuidada interfase de las computadoras del primer Deus Ex ha sido remplazada por un menú bastante simplón que no nos ofrece la misma cantidad de opciones de interacción. Segundo y los extractos de libros son mas cortos, y en lugar de ofrecernos nuevos a medida que avanzamos en el juego, estos empiezan a repetirse mas que los diálogos de un npc de rpgs japoneses. La ambientación de los escenarios sigue siendo fantástica, llevándonos a un universo cyberpunk bastante creíble. Y por fin nos han dado un escenario diurno, lo que ayuda a romper con la monotonía de la noche eterna que veremos en el resto del juego. Una  cosa que me ha dejado furioso es ver que las malditas pantallas de carga en medio de los escenarios todavía están aquí GRRRRRRR.

Uno de los puntos en los Deus Ex 2 no ha perdido brillo es en el argumento. Sigue estando lleno de conspiraciones, giros sorpresivos y detalles geniales. Algo que ha quedado muy logrado es el facto de que te termines haciendo juicios morales ha la hora de decidir tomar posición por uno de los bandos, y es que cada uno puede presentar puntos buenos y malos y te tomara a ti la responsabilidad de darle la razón a uno de ellos.

 

 

Gráficamente le da un montón de vueltas a su predecesor, especialmente en lo que toca a modelos de personajes, los cuales han quedado bastante realistas. La banda sonora sigue siendo digna de oír.

 

Creo que en resumes se podría decir que el gran problema de Deus Ex 2 es que fue simplificado de mas con respecto al anterior. Esto hasta incluye la dificultad, la cual es mas baja  ( Me tomo alrededor de 2 meses acabar Deus Ex, y alrededor de 2 semanas Invisible Wars. Aunque tengo que confesar que contaba con mas tiempo libre cuando jugué el segundo, pero me parece que aun así la diferencia es demasiada). Esto pudo ayudar a muchos jugadores que tuviesen problemas con la complejidad del primer Deus Ex, pero termino por destrozar parte del espíritu del mismo.

Así que en conclusión ¿ Es Deus Ex Invisible Wars peor que Deus Ex?. Pues si, en definitiva. Pero OJO, este es uno de esos casos en donde ser peor no implica ser malo sino simplemente “no tan bueno”. Deus Ex 2 sigue siendo un buen juego por propio derecho cuyo único crimen es no estar a la altura de su ilustre predecesor