Another World, la antigualla bizarra

Quizá muchos no conozcan este juego, pero los que tuvieron la oportunidad de sentarse frente a él seguramente lo considerarán de culto. Y es que, pese a no llegar a convertirse en superventas, sí revolucionó el mundillo, y aportó cosas que aún hoy se usan.

Curiosamente, fue desarrollado por una persona, Eric Chahi. Se encargó del diseño, programación, gráficos y efectos de sonido. Le ayudó en esto Juan-François Freitas, que también compuso la música.

 

El desarrollo del juego comenzó en 1989, y duró casi 2 años, publicándose en 1991 en Amiga 500. Posteriormente se porteó a la mayoría de sistemas. Lo característico del juego era que Chahi pretendía crear una experiencia cinematográfica. En aquella época lo tenía difícil, así que se cumplió la norma de que con un buen diseño no hace falta una gran potencia. Usando gráficos vectoriales en lugar de los sprites de la época, los personajes tenían un contorno muy detallado, y los movimientos y transiciones resultaban de lo más realista. De esta forma, fue el primer juego en 2D en usar polígonos en todos sus gráficos, consiguiendo ese aspecto bizarro que aún hoy sorprende.

Como ya se hizo en Prince of Persia, usó grabaciones de su hermano corriendo y saltando para que las animaciones fueran fluidas y realistas, y también grabó multitud de sonidos para usarlos como efectos durante el juego, usando la especial potencia del Amiga en este campo.

Fue también un juego que introdujo gran cantidad de cinemáticas. En esa época, o no se ponía nada, o se ponía una foto, y cuando había animaciones era en momentos entre fases, nunca durante el transcurso de la partida. Para darle más énfasis al aspecto cinematográfico, usó como medio de comunicación la expresión corporal y facial, sin incluir subtítulos.

Si veis el vídeo, comprobaréis que es el juego completo. 23 minutos. Eso era algo típico en esa época. Lo que hacía durar el juego (y Another World no se escapaba de esto) era la dificultad endiablada. Tenías que ser extremadamente rápido y preciso, ya que los sucesos del juego tenían un ritmo que te obligaba a sabértelo de memoria y no retrasar tus acciones ni un solo segundo. A cambio, tenías vidas infinitas y accedías a los niveles que habías superado anteriormente mediante un código.

Una joyita más muy recomendada. Para los nostálgicos y aventureros (aunque el vídeo de arriba os puede servir de guia), podéis descargarlo en versión de alta resolución para XP aquí:

http://www.anotherworld.fr/anotherworld_es/telechargement.htm