Wii Ware: TV Show King

Ya han pasado unos días desde que el servicio Wii Ware está disponible en nuestro Canal Tienda. Supongo que lo normal en un usuario de Nintendo es estar dado de alta en el Club Nintendo, pero si no lo has hecho aún, este es el momento.

Dándote de alta, puedes registrar los productos Nintendo (juegos y consolas, básicamente), obteniendo puntos estrella que te sirven para obtener pegatinas de Mario, politonos de Mario y bastoncillos para los oídos de Mario. Eso, y puntos Wii, con los que podemos conseguir juegos de la Consola Virtual o, mejor aún, del Wii Ware.

Con 2500 puntos ahorradillos de juegos, la propia Wii, mi DS y la de mis padres me decidí por TV Show King. ¡Buu, casual, mentecato, estás destruyendo los videojuegos! Nada más lejos de la realidad, este título se convierte en un ejemplo de lo que debería ser un juego de este tipo, en todos los aspectos.

Desde luego, hay que pensar bien si te interesa. Es obvio que es un juego social. Ideal para las visitas, especialmente las que no están muy relacionadas con este mundillo y hay un ambiente tranquilo. Concretando: si vienen amigos, Mario Kart, si vienen tus padres o tus suegros, TV Show King te hará pasar un buen rato, y a ellos también.

Tiene dos modos de juego, uno en grupo compitiendo individualmente, y otro en solitario, sometiéndonos a una batería de preguntas. Las hay fáciles, las hay difíciles, y las hay de esas que nos da vergüenza no saber Embarassed. El modo principal (en grupo, hasta 4 jugadores) planteará un reto entre los participantes, ya que la IA suele ser rematadamente estúpida y lenta.

Deberemos marcar la respuesta, obteniendo más puntos (si es correcta) si contestamos antes que los demás. Algunas veces deberemos girar la ruleta, otras deberemos "rascar" las respuestas de las celdas, otras "descubrirlas" a modo de linterna con el Wiimote. Mando bien implementado dentro del tipo de juego que es (al menos han pensado un par de cosillas…).

Al ser un escenario y usando los Miis, gráficamente es sencillo pero correcto, con un aspecto típico Wii Sports (mucho mejor que el abominable Wii Play). Tiene 4.000 preguntas, de las que un 80% aproximadamente son de carácter general, y el resto localizadas en nuestro propio país. Además, recuerda las preguntas que nos han salido, para evitar repeticiones cansinas. Está totalmente traducido y doblado al castellano.

El precio es de 10€ (1.000 puntos Wii), si lo pagamos, ya que, como comenté antes, si tenemos puntos acumulados nos puede salir gratis (como es mi caso).

La conclusión que saco es que este juego se caga en los Triiviials, los ¿Quiere ser Millonario? y otros por el estilo. Traducción y doblaje, localización de preguntas, y un precio muy asequible. ¿Cómo es posible que se vendan estos juegos a 50€ o incluso 60€? Los deja con el culo al aire. Sinceramente, espero más juegos así en Wii Ware (bueno, y también del tipo Lost Winds…). De ser así, creo que dejaríamos de ver muchos de estos juegos sencillos a precio abusivo en las estanterías, en relativamente poco tiempo.

Oblivion Vs. Morrowind

La evolución de Morrowind a Oblivion es clara. El tema ha dado bastante que hablar, y daré mi punto de vista.

Morrowind a mí me fascinó. Nunca había jugado a nada tan grande, ni con ese nivel de detalle y opciones. Esa magia Oblivion no la tuvo para mí, la sorpresa se pierde. Supongo que si juegas directamente a Oblivion la sensación debe ser parecida.

TESIII:M tenía cosas mejores que Obivion, y cosas peores. Para mí lo bueno era, sobretodo, la estructura de la historia. Como es sabido, te sueltan en la isla con una carta que debes entregar. El destinatario te educa en varias artes, lo que es estupendo para empezar a jugar y hacerte con la zona. El argumento se desarrolla de forma lenta: se intuye que algo pasa, y vas investigando, pero como es un misterio no hay una sensación de última necesidad.

Ahí Oblivion falla. El argumento tiene un ritmo tan rápido que, cuando dejas de lado la misión principal para pasear, hacer secundarias, meterte en un gremio (inevitable en un juego así), resulta ridículo volver al argumento principal. Por ejemplo: los malos van a matar a nosequién, y es inevitable que vayas corriendo porque si no se acaba el mundo. Vale. Tu coges y vas, pero por el camino te "despistas". Una cosa lleva a otra y dejas pasar una semana (en el juego). Y cuando llegas, ahí está el tio esperando a ser rescatado.

La variedad de ambientes en Morrowind era brutal y clara, lo que le hacía parecer mayor en tamaño. Volcanes, desiertos, bosques, llanuras, pantanos, la zona de los elfos… Las ciudades eran estupendas y muy diferenciadas, igual que las ruinas. Había pueblos de muy distinto tipo (la ciudad en los árboles… aix…), y los nuevos castillos del Imperio. En Oblivion hay bosque y más bosque, y una llanura que parece una zona de bosque que no le han puesto árboles. Las ciudades son parecidas. Nada de fantasía esta vez, y se nota. Vale, ciudad tipo Alemania medieval. Otra tipo Francia medieval. Otra tipo Inglaterra medieval… Sleep Y las ruinas, lo mismo.

 

Gráficamente Morrowind era estupendo en su día, igual que Oblivion. Las caras eran "sucias" en el primero (cosa que se "arreglaba" de forma increíble con unos mods), y farolas en el segundo.

Luego las diferencias jugables. Esto igual va a gustos, pero me gustaba más la dificultad de Morrowind. El ir explorando, meterte en un sitio y encontrar un enemigo que te fundía de un golpe era estupendo. Bueno, de primeras te cagabas en todo, pero ibas subiendo de nivel con la espinita clavada, diciéndote "espera a que suba un par más y te enteras…". La dificultad que se adapta a tu nivel hace el juego más plano.

El caballo en Oblivion es genial, pero el viaje rápido es una mala idea. Y también que la IA se empeñe en matarte al caballo cuando te los cruzas por el bosque… Tampoco me gustaron los campos de fuerza que te impiden pasar. En un juego "libre" como este da mala impresión. Eso se solucionaba en el anterior de forma excelente con la idea de la isla.

 

En Morrowind me encantaba el llevar varias prendas de ropa encima, cosa absurdamente imposible en Oblivion. Me encantaba llevar una túnica tapando la armadura.

Sin embargo el diario y el menú eran pésimos. No tenía nada por categorías, guardándote las cosas demasiado a saco en el inventario. Al final, que podías llevar mucho peso, era un infierno encontrar según que cosas. Eso en Oblivion se solventa de manera ejemplar. Un inventario y menú completo, ordenado y claro.

Globalmente, para mí gana Morrowind, pero no de calle. Hay cosas que me gustaría que volvieran, sobretodo la parida de la ropa, quitar el viaje rápido, enemigos con nivel fijo, devolverle una trama más tranquila y nada de fronteras invisibles. Mejor diseño sería estupendo.

Supongo que intentaban atraer a jugadores que no son muy habituales del rol, y lo consiguieron con éxito. Ahora, tachar eso de casualizar el juego es una memez. 

Mis tres Divas

Me gusta picotear. No tengo un estilo en concreto. No soy especialmente friki de nada. Me gusta leer de todo, comer de todo, todo tipo de cine, y la música no es una excepción. A veces bromeo diciendo que no tengo criterio, y quizá sea cierto. Disfruto igual de El Club de la Lucha como de Supersalidos, y no me avergüenzo.

Aún así, tengo ciertas debilidades. El dominio con la guitarra me admira, y las voces femeninas son mi talón de Aquiles. Os presento a las tres voces que consiguen que, esté donde esté, me abstraiga totalmente al oirlas.

3. Björk

Vale, sí, está loca. Vale, sí, canta de una forma extraña. De acueeeerdo, sus discos son a cuál más raro. Pero si alguien escucha Vespertine (2001) y no se conmueve es que no tiene entrañas (toma! aquí me he pasado… es igual Razz). Dentro de los innumerables experimentos musicales, Vespertine es un disco que hay que escuchar tranquilo, relajado, con atención. Cierra los ojos y déjate llevar…

Sun in my Mouth es una canción fantástica, por delicada y por rara. No tiene estructura, no tiene estrofa, ni puente, ni estribillo… pero algo me mueve.

2. PJ Harvey

Me encanta esta mujer. También experimenta a cada disco, pasando de rock duro (casi de garaje), al blues, al pop, a los sonidos electrónicos, al folk, otra vez rock… Pero tiene una personalidad apabullante, sobretodo en el escenario. Sólo hay que verla en el vídeo. Ella sola se basta y se sobra. Estilo único y letras sin desperdicio. Fuerza y seguridad a raudales.

Rid of Me es la canción que da nombre a su primer disco, de 1993. Toda una declaración de intenciones.

 

1. Beth Gibbons

Otra que tal. ¿Alguien puede cantar mejor que esta mujer fumando un cigarrillo? No lo creo. La verdad es que Portishead (gracias, gracias, gracias por el tercer disco…) es mucho más que ella, pero sin ella tampoco sería lo mismo. Ni de lejos. Su voy parece débil, su aspecto, de lo más frágil. No os dejéis engañar.

Roads es, junto a la ultrarrepetida Glory Box, el "himno" de la banda. De su primer álbum Dummy, de 1994. Hala, a disfrutar…

 

Agradecimientos

No puedo más que sorprenderme al ver el contador de visitas y de comentarios en el blog. Al comenzar no tenía ni idea de cuanta gente lo visitaría, pero no esperaba estas cifras.

Sin embargo, lo que me es más importante son los comentarios. El poder compartir opinión con tanta gente es algo excepcional, sobretodo en este mundillo. La verdad es que, de mi círculo, siempre he sido el más "viciao", y poder intercambiar puntos de vista con otros igual o más "viciaos" que yo es realmente divertido y enriquecedor.

Sí, está resultando enriquecedor. Exponer ideas o preferencias y ver que las compartes con bastante gente que deja su granito de arena, o el que expone cosas que nunca se te habían pasado por la cabeza desde ese punto de vista, o el que directamente te lleva la contraria…

Gracias por las lecturas, los ánimos y los comentarios. 

Encuesta sobre casuals

Últimamente estoy más confuso y rabioso de lo habitual con este tema. A raíz de un aporte que hice con varias críticas y volver a pasear por los foros (se me han vuelto a quitar las ganas, es que parezco tonto… Evil or Very Mad) y leer el nuevo artículo de la semana, me han surgido varias preguntas.

¿Qué es exactamente un "juego casual", tal como se clasifican ahora en la revista? Hay juegos infantiles que son clasificados como casual. ¿Realmente un juego INFANTIL es casual? ¿El juego casual se fundamenta en jugabilidad directa, sencilla y poca profundidad argumental? Sería Gears of War en versión PC casual al cumplir esas premisas, supongo… Y cualquier arcade, ya puestos.
 
¿Por qué se tacha a Wii Ware de casual, si acaba de nacer con títulos tanto tradicionales como ocasionales? ¿Por qué no es casual, por ese motivo, el Live! Arcade? (según el artículo publicado esta semana en Meristation). 
 
¿Es necesario diferenciarlos del resto? Personalmente, no creo que eso pueda traer nada bueno. 
 
Me encantaría saber qué opináis sobre todo esto. Sé que la encuesta es un poco caótica, espero que salga bien y se entienda.

Titus the Fox, el infierno hecho plataformas

Titus the Fox, to Marrakech and Back fue uno de los títulos que más pesadillas me provocó de jovencillo. No es que fuera un survival de la época, no. Es una especie de arcade plataformero, pero de los más difíciles que he probado.

 

Se publicó en 1991 por Titus Interactive, una empresa francesa de la que nunca más supe. La programación corrió a cargo de Eric Zmiro y el diseño de Francisco Fournier y de Stephan Beaufils. La versión original se supone que se basaba en una canción de Vincent Lagaf y el juego se llamaba Lagaf: Les Aventures de Moktar Vol. 1: La Zoubida. Al ser este tipo totalmente desconocido fuera de Francia, le cambiaron el nombre por el de la propia compañía. Salió para Amiga 500, DOS, Amstrad CPC, y posteriormente Game Boy y Game Boy Color.

Fue de esos juegos que compraba por correo, la mayoría de veces a escondidillas. Nada más arrancarlo me maravillé. El nivel gráfico era muy alto, con mucho detalle, gran variedad de enemigos, escenarios inmensos. Constaba de 15 niveles a recorrer para rescatar a tu novia, la zorra Suzy. Como bien dice el título, debías ir hasta el desierto y luego volverte. Pero qué difícil era…

 

Avanzabas por los inmensos y laberínticos escenarios intentando buscar la salida, saltando de aquí a allá, evitando trampas y todo tipo de peligros. Los enemigos eran de todo tipo: perros que despertaban cuando te acercabas, borrachos, obreros, abejas, bebés, ladrones, matones, fakires, esqueletos… De tanto en tanto te encontrabas con un enemigo final. La forma de acabar con ellos era lanzándoles algo. Lo que pillaras por ahí. Cajas, pelotas, botellas… Un punto muy atractivo es que, aprovechando la velocidad de tu personaje, podías correr tras un enemigo y agarrarlo por la espalda. Así, podías lanzarlo contra otro y matabas dos pájaros de un tiro.

La dificultad era tan alta que era uno de los juegos, en su época y género, más largos. Estuve meses para terminarlo, me duró un verano entero. En aquella época al terminar un nivel te daban un código, y así accedías directamente. Lo malo es que un amigo no te podía chivar sus códigos, porque los generaba la máquina. Demasiado pequeño para saber de algoritmos (ahora ya soy mayor y tampoco es que sean lo mío Razz), y ni hablar de internet. Así que a sudar y pasarlo como es debido. Para que os hagáis una idea, os dejo unos mapas: nivel3nivel6nivel8nivel11.

Si a alguien le apetece torturarse para instalarlo (va sobre DOS), y desesperarse para intentar superarlo, decir que el juego es abandonware. Lo podéis encontrar en la mayoría de este tipo de webs, pero ya os pongo un enlace: descarga Titus the Fox

Mi meme, me memo mamo mi mema

Aquí estoy con mi meme gracias a MaQy

Para los retados que tengan dudas sobre qué hacer, el meme es una cadena en la que, al ser retados, deberemos cumplir una serie de condiciones, so pena de tortura anal (según Shaiyia):

– Enlazar a quien nos nominó.

– Poner 6 cosas que no nos importen, 6 que nos encanten y 6 olores favoritos.

– Retar a 6 más, y avisarlos en sus blogs.

Mis 6 cosas que no me importan:

– No me importa no llevar razón.

– Tampoco hacer chistes tan malos que la gente cree que no los ha entendido (no es posible un chiste tan malo, debe tener un doble sentido raro… Neutral)

– No me importa no salir tanto como antes.

– No me importa haber dejado de ir al cine (7,5€ la entrada, por favor!)

– No me importa llegar tarde al trabajo… Embarassed

– No me importa comer platos que no me gustan.

Mis 6 cosas que me encantan:

– El sexo. He leído muchos memes, y aún no entiendo que no aparezca en ninguno (de los leídos).

– El chocolate.

– Pasar el domingo en el sofá con mi mujer, viendo pelis, hablando de todo y de nada, jugando, y ehemmm….

– El cine. Ahora en casa!

– Leer en la cama y en el tren.

– La música. A todas horas, incluso trabajando.

Y mis 6 olores:

– El de mi mujer, en la base del cuello…. hmmm…

– El chocolate caliente (¿dije que me encanta el chocolate?).

– El café expresso.

– El olor a playa en la ropa, al destender por la mañana.

– El olor de mi gatito. Si la boca le apesta y se lava solo, ¿cómo huele tan bien?

– El de la pastelería de debajo de casa por las mañanas. ¡Qué cruasanes!

 

Los nominados son:

– lussin

– yagamisan

– KnightFox

– lordale

– innen

– Luis_NO_XBOX 

Curiosidad por Deadly Creatures de Wii

Este juego me llama la atención, pero por desgracia no encontramos demasiada información en Meristation. Lo lanzará THQ (sí, los que hace poco se quejaban de que Nintendo les hace la competencia) en Septiembre de este año, probablemente. Al parecer está terminado, le falta corregir bugs y cosas de este tipo.

 

Nos propone controlar una tarántula y un escorpión, con un argumento fascinante. Esto ya lo pongo en duda… No sé qué tipo de diálogo podrá tener una cucaracha con una mosca, y qué motivos mueven los impulsos asesinos de un escorpión. Mientras el juego sea divertido, tampoco me interesa.

Promete también una gran calidad gráfica en Wii o, al menos, intentarlo. Eso está bien. La verdad es que tampoco pinta mal. Al parecer (por lo que he leído y visto por ahí, obviamente no lo he probado) tiene buena iluminación y efectos, sombras dinámicas, efectos, texturas de alta resolución (bueno, supongo que esto es un poco entrecomillado) ya que todo tiene que verse enorme (ponen ejemplos de periódicos tirados por el suelo que podemos leer al pararnos al lado).

El sonido parece que va a ser un aspecto fundamental, tanto para crear ambiente con efectos y música, como para detectar criaturas de todo tipo que quizá no estén en nuestro campo visual.

 

La jugabilidad, otra vez parece ser el fuerte. Las propiedades de la tarántula y el escorpión son muy distintas. Este último va por el suelo, es más lento, más pesado y más fuerte. Los ataques son más directos, y con el desarrollo de los niveles aprenderemos nuevas técnicas y combos, que remataremos con combinaciones de botones y el sensor de movimiento.

La tarántula, en cambio, se basa en el sigilo. Con ella podremos subir por las paredes, su desplazamiento es más rápido, pero sus ataques son letales si los realizamos por sorpresa. De esta forma, las fases del escoripión (más marrullero) serán bastante lineales y con mucha acción; las de la tarántula de desarrollo más abierto.

Vendrá en 480p y 16:9. 

En resumen, parece muy atractivo. El planteamiento de bichos asesinos es lo suficientemente bizarro como para llamarme la atención. Y al parecer se está trabajando bien en todos los aspectos, los gráficos, sonido, jugabilidad. Esfuerzos así merecen al menos un poco de interés. Después, con el juego a la venta, veremos si merece la pena, pero en mi opinión, iniciativas de este tipo son el camino a seguir.

Intento de crítica constructiva a Meristation

Meristation es el mayor portal de videojuegos de España, y probablemente de habla hispana. Desde luego, hay otros magazines online sobre el tema, pero seguramente por infraestructura no llegan al nivel de actualizaciones que encontramos en esta página.

Para todo videojugador que le guste estar al día, lo lógico es empezar por aquí: está en mi idioma, actualizado prácticamente al minuto, gran variedad de contenidos. Luego, si buscamos algo concreto que no está tan detallado, o encontrar un análisis de un juego ya publicado en USA y que tardará meses en llegar, nos podemos dirigir a otros sitios.

Con los años uno ve crecer la web, aumentar contenidos y ofrecer servicios estupendos, como los propios blogs o el Meripodcast. Sin embargo, me da la sensación de que, contra más crece el magazine, más se va de las manos. Comentaré los aspectos que me resultan más espinosos.

Primero, la línea editorial. No existe. Nadie desea que todos los redactores digan lo mismo y opinen igual, eso restaría una credibilidad muy importante en una revista de este tamaño. Pero la línea editorial es otra cosa. Es lo que piensa la revista de un tema, no los que la componen. Especialmente sensible es esto en el tema Hardcore Vs. Casual. Una semana aparece un artículo pidiendo calma, respeto y conciliación. A la siguiente, otro artículo echa leña al fuego.

Al ver los ánimos calentados, se decide cambiar y endurecer las normas del foro. Me parece estupendo, ya que ser poseedor de tal consola, o que te guste tal género últimamente es motivo de ataques e insultos. Bien. A las pocas semanas, se publica un artículo que, de ser publicado en un foro, sería motivo de expulsión.

A todo esto hay que añadir el novedoso sello de "Juego Casual" en los análisis. Estupendo. Sí señor. ¿Qué será lo siguiente? ¿www.meristationhardcore.com y www.meristationcasual.com?

Primero, deberíais pensar que los habituales de este tipo de revistas somos los considerados hardcore. Todos. Un jugador ocasional entrará en Meristation una vez cada seis meses, siendo optimista. Teniendo esto en cuenta, los juegos deben ser valorados como se merecen. Como juegos. Si es hardcore o casual no debería entrar en la valoración, y menos de una forma tan llamativa. No hay juegos casuals, hay jugadores casual. Hay gente que juega de forma absolutamente ocasional, que pasan una generación con 6 o 7 juegos. Pero si son de tiros o deportivos son hard. Viva.

Luego está las valoraciones de juegos. En eso nada que decir, cada uno tiene su opinión, y las que dais suelen ser correctas y justificadas. Hay analistas de los que me fío, y otros que no, y para eso están los reanálisis. Estupendo. Pero, por ejemplo, un juego de Wii gráficamente correcto para la máquina, es acribillado por el aspecto gráfico. Qué raro, me digo. Miro el perfil del analista y resulta que viene de analizar un shooter de 360, o uno de coches de PS3. Si pasas de 360 o PS3 a Wii, es obvio que el aspecto gráfico te va a escocer en los ojos.

¿Por qué no hacer equipos de gente por máquinas? Me parece bien que los grandes análisis se los lleven normalmente los que tienen más experiencia y tal, pero… Sinceramente creo que los juegos de 360 los deberían analizar los mismos, y sólo 360. PS3 igual. Wii igual. Poner a gente que le guste esa máquina, que disfrute con ella y que comparta su filosofía, daría una visión más cercana a los usuarios de la misma, y no el punto de vista opuesto o paralelo. A mí los Final Fantasy, Metal Gear Solid, Gran Turismo y ecéteras me parecen un rollazo, y la filosofía de PS3 no la comparto. ¿Qué hace alguien como yo valorando esos juegos, u otros parecidos de esa máquina? Pues lo mismo en las demás.

Por último, los Cara a Cara estos entre versiones de 360 y PS3. Se vuelven a fomentar las riñas. Dedicarle 5 o 6 páginas a eso es absurdo. En pasadas generaciones, se hacía el análisis del juego y punto. Dentro del análisis, si era multiplataforma, había un apartado dónde decía que las texturas en tal máquina eran peores, o el frame rate mejor, o que la línea de horizonte… Todo en un par de párrafos, se decía y ya está.

En PC, se debería volver a poner las especificaciones de los equipos donde se ha jugado el juego, y si son dos ordenadores (como antes), mejor, indicando a qué nivel rinde en cada uno. 

Y ya está, hasta aquí mis críticas. Espero que con el tiempo estas cosas vayan cambiando porque, por lo menos en mi caso, apenas ando por los foros. El ambiente es insoportable con según qué temas. Respecto a los análisis, poco a poco me fío menos, y es más fácil dejarse aconsejar por usuarios de esa máquina. La opinión de éstos suele ser más fiel a la realidad (o eso me parece en un 90% de los casos).