Elvira

Hoy os voy a hablar de una de esas cosas que te marcan en la infancia. Imágenes que se te quedan grabadas, imborrables ya para el resto de tu vida. Cosas que te hacen descubrir otras cosas y que, te guste o no, pasan a formar parte de uno mismo, e incluso pueden llegar a influenciarte en algunos… temas.

Lástima que a veces esas cosas son cutreces de lo más hortera, como es el caso. Para ir bajando el nivel de profundidad del primer párrafo, paso a presentaros a… ¡¡¡ELVIRA!!!

Cassandra Peterson nació en Kansas en el ’51. Fue una de estas personas que, sin llegar jamás al estrellato, van dando vueltas por ahí con bastante suerte. Nada más graduarse, se fue a Las Vegas (¡wow! ¡futuro prometedor!), y apareció en el libro Gruiness como la showgirl más joven de toda la historia de Las Vegas (venga, otro ¡wow!).

Apareció en Diamantes para la eternidad (1971), salió (y digo salir como eufemismo) con Elvis y Fellini (apareció en Roma, de 1972), y fue portada de un disco de Tom Waits.

Pasó por varios espectáculos de topless, o haciendo números cómicos (en tetas) y en discos gays.

Pero en el ’81 murió el presentador de Fright Night, un programa televisivo de terror. Se intentó que Vampira (que ya fue presentadora de un programa así, y participó en varias películas del inefable Ed Wood) se hiciera cargo, pero desistieron. Para darle un toque vampírico más punk y algo drag, se creó el personaje de Elvira, que interpretaba nuestra pechugona amiga bajo toneladas de maquillaje. Cassandra supo darle un tono cómico más acorde a la época, con lo que acabó conquistando a numerosos seguidores, tanto por sus exuberantes encantos góticos como por su picardía. Elvira, Mistress of the Dark, fue un éxito televisivo en USA a lo largo de los ’80.

Inevitablemente, llegó la película.

 

Tenía el mismo nombre que el show, fue lanzada en el ’88. Como es de esperar, es la típica chorrada ochentera, que oscila entre lo cutre y lo hortera. Sin embargo, de crío me parecía divertida y la vi como cien veces. Una parte (inolvidable) en especial:

Comprenderéis qué diabólicos efectos tienen estas imágenes en un tierno cerebro de nueve años…

Elvira grabó hasta un piloto para una serie en 1992, pero nunca se emitió ya que los productores consideraron su humor inadecuado para el medio. Ahí ya fue bajando la popularidad (inevitable), y ha ido apareciendo en varios programas. Ha tenido su cómic  y una nueva peli en 2002, Elvira’s Hauted Hills.

También tuvo sus videojuegos, como no podía ser de otra forma. A parte de pinballs y chorradas, tuvo dos juegos de rol terrorífico, bastante complejos y que lucían bien en su época. Por supuesto, los jugué los dos, pero su tremenda dificultad (sobretodo a la hora de orientarse) me impidió terminarlos.

Elvira, Mistress of the Dark fue lanzado en 1988 por Horror Soft. Llevamos a un personaje por la mansión de Elvira, con las típicas puñetas roleras de batallas, magias, pócimas… Está en primera persona, pero a la antigua. Es decir, vemos una pantalla y podemos ir adelante, atrás, izquierda o derecha. Al escoger, vemos otra pantalla, y así todo el rato. Se hacía realmente laberíntico…

Es abandonware, corre en DOS, y podéis descargarlo desde aquí.

 

Elvira II, The Jaws of the Cerberus (Accolade, 1992), tenía un aspecto más cuidado, más espectacular, esta vez en unos estudios de cine. Seguía la misma dinámica (laberíntica y algo pesada), pero a la vez era más terrorífico que el anterior. Excelente, un must have de la época.

 

También abandonware, también desde aquí

 

Y hasta aquí la historia de Elvira. Si queréis, esta es su web, y os dejo con un antes/después.

 

 

 

¿Está Play Station 2 cargándose el mercado?

Ante todo, el título debe leerse de forma relativa. Tan solo aprovecho las brasas del incendio que ocasionó rapsodos en su blog y en el de Rikku hace algunas semanas.

Play Station 2 técnicamente fue la peor consola de la anterior generación. Aún así contó con juegos estupendos, aplastó a la competencia y se convirtió en "la maquinita" de referencia de forma absoluta, más aún que PS1 con N64. Las alternativas, de gran calidad y buenas propuestas, pasaron totalmente desapercibidas. Quizá hasta demasiado.

Play Station 2 logró que los más viciaos tuvieran que ahorrar mucho o escoger cuidadosamente los títulos, ya que la cantidad de juegos excelentes era para echarse a temblar. Por otro lado, una buena pandilla de malditos ocasionales descubrió que bailotear delante de la tele era divertido, que el karaoke no era tan humillante en el salón con los amigos que en un local (ahí siempre hay algún talentoso que se empeña en dejarnos en ridículo… Depressed), y que los papás estaban encantados en sentarse delante de la consola para jugar a los concursos (aunque aquí uno no gana un pastón, hay que conformarse con la honrilla).

Maravillosos años. Pero el tiempo pasa, la consola envejece, y aparecen las sucesoras. Aún así, PS2 resiste. Que siga vendiendo juegos es normal, pero ¿por qué vende consolas?

 

Pues no lo se. Sinceramente, creo que es más por los frikis del karaoke. Muchos han tenido sus sesiones en casa de amigos, y ahora ven la consola barata y los juegos baratísimos. También habrá algún viciao que tuvo Xbox o Game Cube, y ahora le da la alternativa a PS2. Por 300€ tienes la consola y 8 o 10 juegos AAA… Sin embargo, este grupo creo que es algo marginal.

Lo que no comprendo es qué miedo tiene Sony de retirar su consola estrella de una vez. Le ha aportado inmensos beneficios y un prestigio que le costará muchos desastres para perderlo, sí, y por si fuera poca cosa, aún se vende y salen juegos.

 

Pero tiene en el mercado otra consola, en la que ha invertido grandes esfuerzos y dinero. Sin embargo, parece que es la propia Sony la que no se acaba de creer que con PS3 pueda conquistar el mercado. Visto como está Wii quizá ya sea demasiado tarde, pero el lugar que ocupa ahora es más que sorprendente.

Sinceramente, creo que deberían ser valientes, cancelar la producción de PS2 y dedicar esos recursos a PS3 (por no hablar de PSP). Quizá ahorraría unos costes que le permitiría algún empujoncito a la mayor, ya sea en publicidad, juegos exclusivos, producciones propias o simplemente abaratar la máquina.

 

Me da que hay bastante gente que, mientras vayan saliendo juegos para su PS2, no comprarán una PS3. Cuando retiren PS2 del mercado, será cuestión de pocos meses que dejen de aparecer juegos en ella. Y esa gente se verá obligada a dar el salto. ¿Acaso teme Sony perder esa base y que se pasen a 360 o Wii? Pues algunos sí, pero no creo que la mayoría. Y si con la jubilación consiguen poner la PS3 a 250€, menos.

La PSP estoy seguro de que saldría beneficiada. El principal problema de esta consola es que no tiene personalidad. GTA, MGS, FF, GT, Burnout, God of War, Buzz! y un largo ecétera de títulos que se identifican con PS2. Tímidamente han asomado propuestas interesantes como Exit, LocoRocco o Patapon, pero son los menos. Eliminando PS2, dejarán de haber ports y adaptaciones. Seguro que PSP empezará a ver títulos más portátiles y adecuados.

 

Por otro lado (¿creíais que no hablaría de Wii en todo el artículo? ¡ingenuos! Very Happy) los que jugamos con maracas también nos veríamos beneficiados. Cierto que las third están ya puestas en el tema Wii de forma seria, y que algunos multis se anuncian ya para PS3, 360 y Wii. Aún así, muchos salen para PS2. Las desarrolladoras suelen darle 360 y PS3 a un estudio y PS2 y Wii a otro, de ahí que los multis sean bastante malos. Han habido excepciones, sí (PES 2008, por ejemplo), pero pocas, y normalmente el desarrollo de Wii ha ido a parte de todos los demás.

¿Cómo lo veis? ¿Creéis que llegó la hora de jubilar PS2? ¿Cómo pensáis que afectaría al mercado? 

Phantom Hourglass, ¿el juego perfecto de DS?

Este verano casi no he tocado la Wii. Mucho cine, muchas pelis en DVD, leer esto y aquello, salir por ahí… A penas cuando ha venido gente a casa hemos hechado unos kames, o reventado algunas cabezas putrefactas, o llevando a España a lo más alto del online mariokartero (¡eh!, y con volante…).

Pero tenía un juego pendiente de terminar, el Phantom Hourglass. Bueno, de terminar es un decir, porque estaba a mitad de la segunda zona (de cuatro).

Este juego es una obra maestra de cabo a rabo. Cumple todo aquello en lo que flaquea su hermano mayor, Twilight Princess. Empezando por el aspecto gráfico, que es fantástico. En un 3D muy detallado y colorido, adopta una perspectiva cercana a los viejos Zeldas, que facilita la orientación (sobretodo en la pequeña pantalla de la portátil) y encaja a la perfección con el nuevo control.

 

¡Y qué control! No pulsaremos un solo botón en toda la partida. Con el stylus correremos, saltaremos, haremos volteretas, golpearemos (en barrido, estocada o ataque circular), lanzaremos objetos, dispararemos las flechas, cavaremos, trazaremos trayectorias para el boomerang, recorreremos libremente los mares… Infinidad de acciones que realizaremos de forma tremendamente lógica, intuitiva, rápida y precisa. Una maravilla de control que solo tiene un defecto: cuando cojamos un juego que se controla con el pad, nos parecerá incómodo, engorroso, lento y torpe.

Pero ni los gráficos se quedan en gráficos, ni el control se queda en control. La variedad de enemigos es grande, y deberemos eliminarlos de distintas formas. Atacarlos en un momento concreto, como los eléctricos, aturdirlos con el boomerang, esquivar sus ataques y darles en la espalda, quitarles la protección con la zarpa, o con el mazo, o usar bombas… Gran variedad de acciones, y con prácticamente todos los objetos.

Las mazmorras serán de diseños marcados y distintos y, pese a girar en torno a un objeto o elemento, contínuamente estaremos cambiando de herramienta para resolver los distintos puzzles. Lo que significa que no nos olvidaremos de ninguno en toda la aventura, y que cada vez las mazmorras serán más complejas, tanto en su laberíntico diseño como en la sincronización de acciones que tendremos que llevas a cabo. Sobretodo hacia el final.

 

Por otro lado, se nos obligará a tomar notas (será una tontería, pero me gusta), ya sea un camino a seguir (de ir por otra ruta podemos caer en trampas), el orden a activar unas palancas, dónde están los cofres ocultos, símbolos que deberemos dibujar para abrir una puerta… Hacia el final del juego, si paseáis por vuestros mapas, no os sorprendáis si están totalmente garabateados.

La dificultad (¡ay!, la dificultad…) es aquí bastante ajustada. No es que vayamos a sufrir mucho, pero sí moriremos varias veces. Los enemigos finales son más duros que en Twilight Princess, pese a seguir esquemas parecidos (secuencias de acciones para dejar al descubierto su punto débil). En el Templo del Rey del Mar (INMENSO), deberemos ser rápidos, precisos y muy cuidadosos, ya que de perder el tiempo del Reloj Espectral perderemos nuestra vida progresivamente. Por no decir que un golpe de un guardia puede costarte un corazón y algún minuto del reloj… Con lo que en esa zona gana un punto estratégico muy fuerte.

Los extras son aquí más graciosos. Las cosas son bastante caras y, pese a encontrar dinero por cualquier parte, no nos sobrará si queremos invertirlo en nuevas piezas de barco o tesoros. Y las piezas de barco no solo sirven para que se vea más bonito o gracioso: podemos ganar potencia de ataque, o más vida, o más velocidad… Con lo que en cierta forma nos obliga a esforzarnos. Todo esto se complementa con la pala, que sirve tanto para descubrir caminos, tesoros, o rupias y vida. El minijuego de Cazatesoros es divertido, y la recompensa suele valer la pena si sabes dónde buscar.

 

Se completa el juego en una duración ajustada: no le sobra ni un minuto, pero tampoco es que sea corto precisamente. No hay nada alargado de forma injustificada. No es tan lineal, pese a seguir un esquema parecido: debemos encontrar cosas de tres en tres, pero no de forma secuencial. En algún momento debemos interrumpir la búsqueda de tal cosa para empezar la de tal otra y desbloquear parte del mapa, y cosas así. La estructura es parecida, pero se ha hecho de forma que no sabes a ciencia cierta cuál será el siguiente paso cuando termines lo que estás haciendo. La música y efectos están a buen nivel, con algunas melodías que no nos quitaremos de la cabeza en días.

 

En resumen, si posees una DS y no lo has jugado, deberías estar en la cárcel. O, al menos, mereces una depilación integral con cera (cuando digo integral, es integral, ¡¡hasta las pestañas!!).

Lo que a mí me parecen algunos de los títulos venideros para Wii

Se acabó el verano. Un año más, sin pisar la playa viviendo al lado, pero con el tiempo que ha hecho últimamente en Barcelona, tengo excusa.

Este tiempo he estado algo ausente, alejado del ordenador. Algún comentario he dejado, hice la entradilla de Batman (no me pude resistir), pero por lo general no me he conectado demasiado. Aún así he estado bastante al día, leyendo por la Wii o por el móvil (¿¿psycotic con nuevo móvil?? Very Happy).

Con la vuelta al trabajo vuelvo a postear, y quiero hacerlo con un repaso de algunos del montón de juegos que se han anunciado en Wii.

de Blob

Estoy tonto con este juego. No entiendo cómo va, y eso me gusta. Llevas a una especie de moco que colorea, en una especie de puzzle plataformero funky. Y digo lo de funky porque parece que interactuaremos con la música de una forma que no comprendo. Si sale bien y a la gente le gusta (pocos juegos o ninguno compro la 1a semana, ni la 2a, ni la 3a…), cae. Soy un friki de los puzzles, qué queréis que os diga. Me llama más que Boom Blox, que estoy esperando a verlo de 2a mano.

 

The Conduit

 

Soy un pesado con este juego, lo se. Pero me gustan los tiros, y hay poca cosa de calidad en Wii… Probablemente (si puedo darme el capricho) este sí caerá el primer día Very Happy.

 

The House of the Dead: Overkill

Psé. No me mata mucho. Quizá lo pille de 2a mano, como el RE:UC, si se lleva buenas opiniones. 

 

Madworld

Está causando sensación, y lo tengo en el punto de mira, pero de forma muy prudente. El aspecto visual es espectacular, pero puede resultar cansino. O lo trabajan mucho creando situaciones nuevas y que el juego no deje de moverse de un lado a otro, o puede ser repetitivo a más no poder. No nos engañemos, a las 2h de juego estaremos ya acostumbrados al humor gore y a su diseño, y entonces es cuando nos debe sorprender las veces que hagan falta. El miedo que tengo es que no lo consiga y acabe aburriendo, o que, por el contrario, sea demasiado corto. A ver.

 

Call of Duty 5: World at War

Este pinta bien. Volvemos a mi predilección por los tiros, y que parece que está trabajado. El online debería ser de los buenos, viendo el que tenía el MoH:H2. A ver qué tal también.

Pongo este trailer porque me gusta. Muchos han criticado que en los anuncios de Wii salga gente divirtiéndose con el Wii Sports o cosas así. A mí no me parece mal, son juegos divertidos y en ocasiones te ríes lo tuyo. Pero troncharte de risa abrasando gente con un lanzallamas es nuevo en la publicidad. Muy acertado, sí…

 

Overlord: Dark Legend

Este juego era de los que envidiaba en 360 (ahora también en PS3). Pues se acabó la envidia. Me resultaba extraño, sin embargo, el tipo de control con el concepto de juego. Resulta que a los desarrolladores también. Contará este juego de Wii (no es un port ni una versión de la secuela, si no un nuevo juego, una precuela) con más control sobre las infernales criaturas, y puzzles más complejos y abundantes. Al parecer, es la idea inicial que tenía la compañía, pero tuvo que "casualizar" el juego para que pudiera correr en 360 y PS3… LMAO Espero que sepáis perdonarme el chiste Wink.

También es bueno leer a los chicos de IGN, que lo han tenido en las manos. Según comentan, y pese a estar en desarrollo (saldrá en Junio de 2009) luce espectacular, el mejor apartado visual de mano de una third, dicen. Destacan la gran cantidad de personajes que mueve, con muchos diablillos y tal. Salvo descalabro mayúsculo, me haré con él.

 

Dead Rising: Chop ‘till you drop.

Si Overlord ha sido una sorpresa, este Dead Rising es LA SORPRESA. Al anunciar la adaptación, pensé que Nintendo había ocultado en la Wii un par de procesadores y algún que otro centenar de Mb de memoria, y que Capcom lo había descubierto. Dead Rising, a priori, parecía el peor título de nueva generación que llevar a Wii. La jugabilidad va directamente ligada con la cantidad de putrefactos en pantalla, pero uno piensa que si lo hacen será porque podrán hacer algo bueno.

Soñé por unos días en ver 100 o 120 zombies en Wii, en los lugares que 360 mostraba 300, 400 o así. Nada más lejos de la realidad. En fotos se muestran 30 o 40, y en vídeos (más mosqueante aún), apenas unos pocos, que oscilan entre la decena y la quincena.

Esto es a todas luces insuficiente. Da risa ver al protagonista (un tanque físicamente, que le iba bien a la masa de 360, que parecía que estaban de rebajas) en un centro comercial en domingo. Ridículo ver usar un banco o el parasol para empujar a… 3 zombies. Estoy seguro que puedes pasarte la mayoría de zonas mostradas sin matar ni golpear ni una sola vez, con correr un poco de acá para allá.

A no ser que guarden como oro en paño fases con una masificación sorprendente (que lo dudo…), no lo compraré. Quizá lo alquile, o si lo veo a 15€ o 20€ de 2a mano.

Es sorprendente que Capcom se haya decidido por este título para llevarlo a Wii. ¿Por qué no Street Fighter IV? ¿Por qué no RE5? Sí, RE5. Con su notable bajón gráfico podría correr en Wii igual, no he visto ningún vídeo ingame con más de 15 o 20 personajes en pantalla, y visto RE4… ¿Por qué no?

Para mí, un error de bulto.

El apabullante caballero oscuro

Desde luego, ha sido una larga espera. Desde que se anunció esta película y se mostraron las primeras imágenes del Joker, mis esfuerzos han sido sobrehumanos para no ver nada más, no leer nada, y ponerme los auriculares en el trabajo cuando hablaban de ella en la radio. Y creo que ese esfuerzo ha merecido la pena. Por eso, aunque muchos de vosotros sepáis más de la película que cuando fui a verla, intentaré decir lo mínimo, aunque quizá leáis algo que no os gustaría haber leído. En vuestras manos queda.

Nolan ha demostrado que se le da bien retratar la parte oscura de las personas. La angustia, la desesperación, el remordimiento, el arrepentimiento. Así, en Batman Begins, pudo enseñarnos cómo se crea un personaje como Batman, entre el héroe y el demente. Pero en El Caballero Oscuro la cosa va más lejos.

En pocas películas de superhéroes seremos espectadores de tanta angustia. Quizá en ninguna. Nolan definitivamente entierra cualquier arquetipo en cuanto a personajes disfrazados en el cine. Acertadamente, sigue haciendo lo que le da la gana en cuanto a origen de personajes e historias personales. Mantiene la esencia, que es lo importante, pero no se deja arrastrar por las flaquezas del tebeo, y lleva a todos estos personajes a un terreno distinto. El terreno del cine.

Pasaremos las dos horas y media largas agarrados a la butaca, siguiendo un macabro argumento con más de una desagradable sorpresa, viendo como los "buenos" van cayendo en un pozo poco a poco, de cada vez más difícil salida. Lo que pasa por la cabeza de los buenos va mucho más allá de "acabar con el malo porque es malo", o el manido "un gran poder conlleva una gran responsabilidad".

En resumen, y antes de que empiece a destripar la película de verdad, nos encontramos probablemente con una de las mejores películas del año. El ritmo es tremendo, las escenas de acción quitan el hipo, todo es mucho más espectacular. Pero lo que nos deja realmente impresionados es al terreno oscuro, mucho más dramático, que nos lleva Nolan con la conocida plantilla de personajes. Con unas interpretaciones tremendas y un Ledger que deja a Nicholson como un payaso bienintencionado. El monstruo aquí es atroz, sin concesiones, y totalmente fascinante. Y Aaron Eckhart… impresionante.

 

La pena es la muerte del actor, ya que (y este último párrafo quizá no quieras realmente leerlo), aunque la película se cierra al final, deja demasiadas cosas abiertas para una tercera que finalice el periplo del enmascarado definitivamente. Decir que insinúa es poco cuando se da a entender que en la tercera volvería aparecer el payaso, así que veremos como se resuelve esto, si pasando de todo y cambiando cosas o bien cogiendo a otro actor (que lo tendrá complicado). Veremos.

Tres películas que no se entienden para ver en vacaciones

¡Me voy de vacaciones! Lo cierto es que este año es el primero en que realmente puedo decir eso de "Necesito unas vacaciones". Tres semanas de perrear Smile y compromisos familiares Neutral. Como no es que vayamos muy boyantes, nos quedaremos en la playa (vivimos a 50 metros de la arena, aunque en dos años a penas la hemos pisado Very Happy) y a ver pelis. ¡Y qué mejor época que el verano para ver películas raras! ¿Hay algo mejor que, sudando como un cerdo y con el sopor de después de comer, ver una película que no se entiende? ¡Pues ahí van tres!

Battle Royale

Bueno. Supongo que en el libro en que se basa se explicarán muchas cosas que la película ni siquiera se preocupa en insinuar. Porque el argumento del film podría resumirse en: Como los jóvenes han perdido el respeto a los mayores, a modo de escarmiento una clase escogida por sorteo será enviada a una isla desierta para que se maten los unos a los otros. ¿¿¿PERO QUÉ COJONES???

Partiendo de ahí, veremos estupefactos un festival de sangre y violencia retratado de una forma ridícula y absurda. Las pésimas interpretaciones (desconozco si eso es intencionado) le dan un toque de humor de lo más desconcertante y extravagante. Por ejemplo, en una pelea, un chico le clava un hacha en la cabeza a otro, para inmediatamente preguntarle: "¿Te duele mucho?", "No", le contesta el otro, "tranquilo. Siento haberte atacado y tal". Y, de repente, cae muerto. Porque todo el mundo muere de golpe aquí (la muerte de Kitano es… LMAO).

Total, la peli termina y no sabes si es de risa, si es en serio, si es una crítica de la violencia y tal, o si es directamente apología de la violencia. No hay una lectura clara, y eso me encanta.

 

Adaptation

El tándem que forman Spike Jonze (director) con su peculiar estilo visual y Charlie Kaufman (guionista) con sus locas ideas, es realmente único. Para mí, Charlie Kaufman es el genio del cine de nuestro tiempo, empeñado en cargarse todas las convenciones narrativas. 

Adaptation (El ladrón de orquídeas) nos presenta a Charlie Kaufman (sí, sí…), un guionista que, durante el rodaje de la primera película que ha escrito (Cómo ser John Malkovich), le ofrecen la adaptación de un libro. El tema ambiguo de éste y su falta de estructura le pondrán en un compromiso, a la vez que conocemos la historia de la escritora del mismo.

Si la veis, tampoco os parecerá una película especialmente compleja, aunque sí algo rara. Pero recomiendo un segundo visionado. Ahí se da cuenta uno de que quizá la película que vio anteriormente no necesariamente es la misma que ve ahora. Muchas veces uno ve una peli y, al terminar, no ha entendido gran cosa y necesita volverla a ver. Pero, ¿cuántas veces ve uno una peli, cree que la entiende, y cuando vuelve a verla se da cuenta de que no (al menos no del todo)?

 

Donnie Darko

La joya de la corona. No es tipo David Lynch, dónde las cosas pasan pero no necesariamente tienen que tener un sentido (aunque sí un significado). Aquí, las cosas tienen sentido, pero nadie te lo explica. Te dan algunas pistas, algunas ideas, pero no será raro verla dos o tres veces (y es una gozada hacerlo) para hilar todos los cabos sueltos y formularte una teoría sobre la tranquila locura que has visto las últimas dos horas.

Porque la peli es tranquila, casi sedante. Llamativa visualmente, con ritmo raro y lento, música hipnótica y excepcional. Nos cuenta la historia de Donnie Darko, un perturbado adolescente en tratamiento. Vive tranquilo en la típica urbanización Americana (que la peli insiste en tirar por los suelos, con un humor surrealista, cruel y algo negro, mucho más duro que American Beauty y no tan explícito). Pero, una noche, es despertado por un conejo espacial, que lo lleva a un campo de golf para decirle que el mundo se acaba. Cuando regresa a su casa, el motor de un avión ha caído sobre su cama, aunque no hay rastro del avión siniestrado. BRUTAL.


Estaré algo ausente estas semanas. No creo que cuelgue nada, o muy poca cosa, pero ya iré echando un ojo a lo que se va cociendo por aquí. ¡Que paséis un buen agosto!