Entrada basura de la semana

A los que entráis deseosos de beber de mi inagotable fuente de sabiduría, a los que recargáis compulsivamente la página para tener el honor de ser los primeros en leer mis mierdas (subiendo de manera enfermiza mi contador de visitas), a los que no podéis pegar ojo por la ansiedad generada tras varios días sin actualizar, a todos vosotros (que sé que sois horda): ¡¡¡Vais listos!!!

Estoy contento, ha sido un buen día, tengo ganas de colgar algo… pero la emoción me nubla mis (tres) neuronas.

Y el principal motivo es, nada más y nada menos que… ¡¡HE APROBADO EL CARNÉ DE CONDUCIR!! Pues vaya una mierda, podréis decir. Pues sí. Pero es que han sido diez años y tres meses, pasando por cinco autoescuelas, de muchos esfuerzos y duro trabajo. La tarea de convertir a un idiota en una persona apta para llevar un arma cargada de gasolina no es una broma. Hoy, por fin, he conseguido engañar a uno, y hacerle creer que no seré un peligro público. Conductores del área de Barcelona y El Maresme: ¡andaos con ojo!

 

Además de eso, han surgido novedades sobre Disaster: Day of Crisis. Como Meri tarda (¡qué raro!), pues ya os lo pongo yo, como va siendo costumbre (¡uahahahaha!). Todo lo explicado debe tomarse un poco entre comillas, ya que sin el juego en las manos es como hablar de oidas.

Al parecer se descartan los tiros sobre raíles. Llevando al personaje, cuando apuntemos a la pantalla la vista cambiará a primera persona para freír a esos malditos terroristas. Se han mostrado distintos tipos de acciones de rescate y variantes del control. Quizá una de las más espectaculares sea la conducción, y los momentos de QTE, con un apartado visual bastante atractivo. La página oficial dónde podéis ver de todo (imágenes y vídeos) es ésta. Lo malo es que está en japonés… En IGN tenéis la traducción, con explicaciones varias sobre el control y el argumento.

También estoy leyendo cosas nuevas. Después de bastante tiempo leyendo autores viejunos (algunos llevan milenios muertos, pobretes), me regalaron un libro de publicación reciente y que, encima, me está gustando. Se trata de "Los hombres que no amaban a las mujeres" de Stieg Larsson. Es un ladrillaco (los libros con más de 350 o 400 páginas me suelen dar una pereza… Sleep) de misterio, bastante negro, por cierto, con entramados políticoeconómicos varios.

 

Escrito de forma ágil, rozando el bestsellerismo, me tiene muy enganchado. Lo peor es el tamaño, que me impide llevarlo en el tren, con lo que en la mesilla de dormir se queda…

En general he pasado un buen puente, con amigos y otras cosas que no voy a detallar (¡mi vida sexual no os interesa! Razz), lo que me hace estar de un humor mucho mejor de lo normal (que suele ser bastante bueno, todo sea dicho). Así que espero que me perdonéis este amalgama estúpido.

Mañana, si tengo tiempo, una entrada más decente Wink.