The Dark Knight

 

Uno de los conceptos que intente desarrollar en la anterior critica de Batman Begins, era el que toda la película en si era un origen, el inicio. Ahora llega su segunda parte, The Dark Knight, el desarrollo. Y hay que tratarla, no como una segunda parte de la primera película, sino como el siguiente capitulo directo de un mismo libro. Batman Begins era el capitulo primero, ahora, tenemos el capitulo segundo.

Los Batspoilers aquí son ligerillos. Mas por el significado que por lo que ocurre. Y aunque en mi opinión, el leer esto no te estropeara la película, tengo que avisar.

 

Se abre el telón, y tras un atraco según lo ideado por el Joker, con solo dos frases ya consigue transmitir su salvajismo y su impredecible capacidad de hacerte sentir en peligro. Son solo necesarias dos escenas de este nuevo Joker para olvidarnos de las comparaciones. El espíritu del Joker de Burton, y este Joker "Nolaniano" no son muy parecidos. Basta con coger cualquier escena de Jack Nicholson y compararla con el "truco de magia del lápiz".

Es con este personaje, cuando por fin mucha gente entenderá eso que suelen decir los directores, productores, actores y guionistas sobre sus secuelas. "Es una película mas oscura" dicen ellos. Aquí tienen un ejemplo perfecto de como hacer una película mas oscura y con muchas escenas rodadas a plena luz.

Aquí el Joker viene a desestabilizar el orden preestablecido. A alterar la nueva dinámica establecida en Gotham, en la que Batman es una fuente de inspiración, tanto para bien como para "mal". Una inspiración para Gotham, una nueva Gotham, diferente a la vista en Batman Begins, donde se veía representada en la propia ciudad. Ahora, Gotham es representada por sus ciudadanos. Como si fuera mas un estudio sociológico que una película de superhéroes, los ciudadanos de Gotham representan la fragilidad de las masas, que tan pronto ensalzan a una figura como la hunden y piden su cabeza.

 

 

Donde Batman es temido y respetado. Donde hace cumplir la ley a un alto coste. Porque es Bruce como Batman el que esta cansado. Donde empieza ha agotarse de ser el héroe que Gotham necesita, y que sabe que no puede permitirse un descanso. La evolución que tiene en la película es menor que en la anterior, donde Bale se sigue vaciando por completo y cambiando su tonalidad de voz cuando se pone el traje de Batman (imprescindible en VOS para apreciarlo).

 

 

Y donde un nuevo "héroe" esta forjándose. Harvey Dent, el caballero blanco de Gotham, es el fiscal del distrito que lucha contra el crimen organizado. Una persona que da a Batman la legitimidad de sus actos, ya que considera que esta al margen de la ley. Porque hace un servicio publico segun dice Harvey. Y que él mismo considera que esta a la espera de que surja una figura entre los ciudadanos para coger su testigo.

Todo lo que Harvey dice, hace y busca, es lo que quiere Bruce. Son las esperanzas de Bruce como Batman. Es su oportunidad de entregarle a Gotham un héroe. Y es su deseo como persona, lo que hace que desee que Harvey Dent tenga éxito. Un tipo idealista, con un alto sentido de la justicia, que se forja su propio destino.

 

 

Y lo intentara con el apoyo de su novia, Rachel, una Katie Holmes mas fea (es evidente, aquí Maggie sale perdiendo) pero mejor actriz que no aporta mucho mas. Pero que cumple sobradamente con su papel. Aunque a mi me haría mucha mas gracia salvar a un carlino que a esta chica con su perpetua cara de asco.

Y por supuesto con la ayuda del honorable y respetable Jim Gordon. Antaño el único policía honrado y con principios de la comisaría de Gotham. Y que ha conseguido mantenerse en su puesto con sus principios intactos a base de sacrificios personales. Ve muy poco a su familia, y tiene muy poca gente de confianza en la comisaría.

 

 

El suyo es el papel mas desagradecido y silencioso de la película. Pero no por ello el menos importante. En su papel como el hombre de la calle, no solo es el que aporta algo mas de sentido común, sino que es el mas realista. No os dejéis engañar por su supuesta poca presencia. Gary Oldman, hace un trabajo que no se llevara los elogios porque es consciente que los focos son para Aaron, Christian y Heath.

La película se sustenta sobre las cuatro patas que son el Joker, Harvey, Bruce/Batman y Gordon. Cada acción suya, trae consigo una reacción. Y cada personaje, hace su propia introducción en la película, siendo una reaccion de los hechos pasados que se dan por hecho que conocemos.

Hay que tener en cuenta, que lo que seria en otras películas un caso de una mera introducción, aquí es algo mas. Las introducciones de estos personajes forman parte de un engranaje perfecto. No son escenas sin mas. Esas acciones y sus consecuencias se verán reflejadas mas adelante. Esa es una de las ideas primordiales. Siempre hay una razón por lo que pasa lo que pasa.

 

 

Y es que aquí y ahora, lo que hay es un reparto coral como pocos puedo recordar. Siendo los personajes mas difíciles, por poco tiempo que tienen, y por todo lo que representan y tienen que representar, los de Michael Caine y Morgan Freeman. Personajes con difícil papeleta.

Michael Caine sigue exquisito. Su Alfred es digno de elogio, tanto por las formas como la manera que tiene de aprovechar sus minutos. Morgan Freeman, con menos presencia aun, pasa por distintas fases con su personaje. Haciéndolo igual de bien, poniendo esa mirada de juguetón que solo él sabe hacer, y cambiando de registro según las circunstancias.

 

 

Este es el reparto principal de la película. Película en la que destacan dos actores sobre el resto de los mortales. Aaron Eckhart es el primero. Y lo que hace este señor es para quitarse el sombrero. Se mantiene en segunda línea al principio de la película. Después va asomando la cabecita lentamente. Para acabar explotando al final de la película y superando por unas pocas décimas al propio Joker tras un "in crescendo" espectacular.

Es curioso que la verdadera explosión de Aaron Eckhart, sea tras la monumental escena del Joker en el hospital. Donde da una clase magistral de actuación sin pasarse del histrionismo. Donde pasa de la amenaza a la inocencia incluso.

Un Joker que es impagable en su versión original. Su mera presencia es escalofriante y amenazante. No es un gran genio. Es un poco sicótico eso si. Pero no esta loco. Es un alterador que no hace nada por que tenga ningún plan. Todo funciona bajo su lógica. Una lógica, que es muy valida y cierta. Pero que no responde a una motivación con unos fines en concretos. Es un anarquista que hace las cosas por impulso. Puede planear como desarrollar esos impulsos, pero en realidad no es mas que un juego.

 

 

Pero lo que es, como él se define es como un agente del caos, o como un perro que persigue a los coches. Esta en contra del orden establecido. Y ese es el Joker que tenemos aquí. Sin pasado. Sin ningún origen de él ni de sus cicatrices. Porque diga la versión que diga, es completamente distinta de la anterior.

Y con estos personajes sobre el tablero empieza el juego. Un juego en el que hay quien enciende la mecha. Hay quien es la mecha. Quien explosiona. Y quien sufre la explosión. Bajo un ritmo demencial que no te permite ni un descanso, y que ese mismo ritmo, es su "mayor defecto". Los niveles de tensión que tiene la película solo los recuerdo en los últimos dos años con la escena del baño turco de "Eastern Promises". El nivel técnico de la acción esta en otra liga, que ya quisiera para si "la jungla 4.0" y demás sucedáneos. Y todo con una banda sonora que cumple perfectamente con su cometido, aunque haya algún que otro momento que chirrié mas por montaje que por la música en si.

 


Momento IMPRESIONANTE

Esto forma parte de lo que es The Dark Knight. La mejor película del año junto a Wall-E. La mejor de superhéroes de la historia. De las mejores de este nuevo siglo. Una película que no es perfecta. Cuya única opción de mejorar y de que su trascendental guión llegue mas es lanzando esa versión del director que dicen que puede salir con 30 minutos mas de metraje (y que son necesarios para mejorar mas aun la obra).

Otra vez, quienes busquen una película de acción encontraran un buen consuelo. Si leyeron o les comentaron que parte de la gracia de la primera película estaba en el personaje de Bruce Wayne, bueno, también aquí encontraran un buen consuelo. Pero se seguirán perdiendo tres cuartas partes de película.

 

Hubo una vez alguien del que no me quiero acordar que dijo: "un gran poder requiere una gran responsabilidad". Seguramente se refería a lo que pasa en esta película. Lastima que se equivocara de compañía. Porque ha sido en esta saga donde he visto mas esta premisa.

Y no solo eso. Y no es que trate sobre la eterna lucha del bien contra el mal. Va mas allá. La ética, el poder de la verdad, el de poder vulnerar la intimidad, el poder de actuar como es debido… que es justo…

Cuestiones éticas que en esta película son tratadas de diferentes formas. Y el cual, el poder de la verdad es el mas poderoso de todos en mi opinión por lo que aquí representa. Dos veces se pasan a la verdad por la piedra. Dos veces se hace eso por un "bien" común. Se miente deliberadamente. Y saben que mienten.

¿Somos nosotros unos justos jueces de esas decisiones? ¿Que es lo correcto? ¿Estamos en nuestro derecho de juzgar esas mentiras?

 

 

El primero sucede, como sabréis, tras el gran clímax que se inicia en una impresionante persecución y acaba en un "desayuno" frustrado. Y con los gestos y la sutileza del magnifico Michael Caine, no solo lo aprobamos, sino que le damos gracias.

El segundo es en el clímax emocional. En el clímax final, que tal y como sucedía con la primera película, sirve para darle todo el significado al titulo de la película. Y es ahí donde su desarrollo llega a su fin. Ya que es ahí donde Gordon nos dice el verdadero mensaje y significado del titulo de la película.

"Es el héroe que Gotham merece, pero no el que necesita…

Y así, con una vuelta de tuerca que nadie se esperaba. Y que finaliza con el nuevo papel que Batman se ve relegado a escoger. Por el "bien" de Gotham, Batman será participe de la otra gran mentira…

…Donde él no es un héroe. Es un guardián silencioso, un protector observador…

Es el caballero oscuro."