Batman Returns para PC, el cerebro tras la mascara…

La historia cuenta que cuando diversas compañías de videojuegos se enteraron que la película revelación del 1989, Batman, tendría secuela cinematográfica dirigida nuevamente por Tim Burton, todas se lanzaron en una lucha de ofertas ha Warner Bros para conseguir la licencia para realizar el videojuego oficial de la película “Batman Vuelve”. No era para menos, Batman fue un éxito de taquilla y que hizo estallar una bat-moda que invadió todo tipo de marketing, chapas, vasos, camisetas, juguetes y, lógicamente, los videojuegos que tan buenos resultados dieron a la compañía Sunsoft. Si la secuela tenía el mismo éxito que la película original o mayor era una oportunidad de oro para cualquier compañía.

Después de muchas ofertas, Sega America se quedo con las licencias para sus propias maquinas, Atari con la licencia para la poco exitosa portátil Lynx y Konami con las licencias para Super Nintendo, NES y… ¿PC?
Pues si, Konami consiguió la licencia para realizar la versión de Batman Returns para PC, aunque la compañía hacia ya muchos años que había abandonado este sistema a favor de las consolas y las maquinas arcade, con lo que estaban claramente desentrenados y no sabia exactamente que hacer. Al principio Konami pensaba versionar el fantástico beat’em up que disfruto Super Nintendo, pero los jugadores de PC estaban más interesados en los juegos de estrategia, aventuras graficas y RPG occidentales, como apuntaban las listas de éxitos de la época, y la compañía japonesa desecho la idea. Al no saber cómo abordar el tema, Konami dejo el desarrollo del juego en manos de una desarrolladora occidental poco conocida, Spirit of Discovery, que a su vez pasaría parte del trabajo a otra, Park Place productions.

El juego nos propone un argumento similar al de la película. El siniestro Pingüino, y su aliado, el déspota ejecutivo Max Shreck, han conseguido el beneplácito de los ciudadanos de Gotham y son considerados un héroe y un ciudadano modelo de la ciudad. Desde esas ventajosas posiciones manejan a espaldas del público a la banda del Circo del Triangulo Rojo, unos matones vestidos de personajes circenses, en especial de payasos, que han empezado una ola de crímenes por toda Gotham. El objetivo final de dichos actos des dañar lo máximo posible la reputación del actual alcalde de la ciudad, para que así el Pingüino pueda convertirse en el nuevo alcalde y esta quede en sus manos y las de Shreck.
Nosotros, lógicamente, encarnamos a Batman con el objetivo es evitar que el Pingüino llegue a convertirse en alcalde y desenmascararle tanto a el como a Max Shreck consiguiendo las evidencias que demuestren sus crímenes para por fin poder entregarlos a la justicia, todo ello mientras nos enfrentamos a los matones del Triangulo Rojo y a la sexy Catwoman, que van haciendo de las suyas por las calles de la ciudad.  

¿He dicho “…consiguiendo las evidencias…”? Pues, si.
Lo que ha hecho que dedique un análisis a este juego, por que realmente no es un buen juego desgraciadamente, y lo que le diferencia de los múltiples juegos que el caballero de la noche ha protagonizado (Se dice que supera incluso al numero de juegos que haya podido tener Super Mario incluyendo spins-off) es que no es un juego de acción como estamos acostumbrados, si no un juego que se puede catalogar en el genero de la aventura grafica.
En este juego de Batman la cosa no es tan sencilla como ir avanzando repartiendo toñas a diestro y siniestro hasta que lleguemos al malo de turno y le partamos la cara también. Como dije, Pingüino y Max Shreck  se han ganado la admiración de la ciudad de Gotham y ante la justicia son importantes y respetables ciudadanos. En esa situación los dos villanos son inalcanzables para Batman, y podrán continuar con sus crímenes impunemente durante los 8 días que tenemos de plazo límite para encontrar evidencias contra ellos.

Por lo tanto, antes de ir a por ellos, Batman ha de investigar, conseguir pruebas, buscar indicios, interrogar a los miembros de la banda del Triangulo Rojo y saber adelantarnos a los movimientos de los villanos.
Esto último es una de las cosas a tener muy en cuenta, por que en los sucesos de los 8 días que tenemos por delante el Pingüino no parara quieto, intentara de diversas formas que el caos en Gotham sea aun mayor o que la destitución del alcalde llegue antes del octavo día, con lo que podemos perder la partida si no somos capaces de evitar que eso ocurra. Usando las pistas conseguidas hemos de saber donde y cuando el Pingüino intentara algo ya sea para aparecer y detenerlo antes que cometa un crimen, descubrir donde se esconden el y sus lacayos o donde estará cierto objeto de vital importancia que deberemos recuperar.

Además, debemos ser inteligentes y tener algo de sentido común a la hora de elegir nuestros movimientos si no queremos perder pistas importantes.
Por ejemplo, tiempo pasa de forma real durante el juego (Aunque podemos avanzarlo hora a hora si es necesario) y, debido a las necesidades de Bruce Wayne, solo puede ser Batman de 6 de la tarde hasta 6 de la madrugada. Por ello es importante que cuando queramos interrogar a un comerciante lo intentemos hacer durante las primeras horas del día, ya que a partir de las 8 de la noche los comercios cierran y no encontraremos a nadie cuando vayamos. Así mismo, si deseamos introducirnos en la guarida del pingüino será más prudente hacerlo a una hora posterior a las 12 de la noche, momento donde habrá menos posibilidades de encontrar enemigos.
Otro punto interesante es que debemos tener en cuenta las consecuencias de nuestras acciones en un futuro, ya que lo que hagamos marcara parte de los futuros actos de nuestros enemigos. Si por ejemplo abrimos un compartimiento secreto y sustraemos un documento que ha sido escondido allí para usarlo como evidencia, en los días siguientes nuestros enemigos ya no esconderán nada allí al ver que no ha sido un sitio seguro, y perderemos una vital fuente de información.

Al inicio de la partida contaremos con nuestra central de la lucha contra el crimen, la Bat-cueva. En ella tendremos la opción de acceder al Bat-ordenador, a la cámara acorazada, al garaje o a la mansión Wayne, esta ultima solo en nombre por que únicamente sirve para dar por terminado el día actual y pasar al siguiente, desgraciadamente.

El Bat-ordenador será sin duda nuestra mayor herramienta en nuestra lucha. Su principal función es almacenar, examinar y analizar las pistas y evidencias que encontremos durante el juego, y es importante llevarlas todas al ordenador y pasarlas por esas tres funciones tan pronto como caen en nuestras manos para sacar nuevos datos, evidencias, localizaciones donde ir o más pistas sobre nuestro siguiente paso en nuestra investigación.
También tendremos acceso a una base de datos sobre personas y personajes de Gotham que nos dará aun más pistas o las direcciones donde viven, un televisor para ver las ultimas noticias, de revisión obligatoria para saber lo que esta pasando en Gotham, y un televisor con video con el que podemos visionar algunas de las evidencias filmadas que consigamos o transmitirlas al pueblo de Gotham.

La cámara acorazada es la zona de nuestro arsenal personal, compuesto por tres bat-trajes y un ordenador para configurar el Bat-cinturón.
Los trajes, durante las luchas que tendremos con el Pingüino, Catwoman y sus lacayos, se desgastaran poco a poco, ofensivamente a medida que golpeemos, y defensivamente a medida que nos golpeen. En caso que se desgaste el traje ofensivamente los golpes de Batman serán menos efectivos llegando incluso a ser inútiles, y en el caso de desgastarse defensivamente, Batman quedara gravemente herido y no podrá continuar, con lo que perderemos la partida, así que es recomendable estar atentos a dichos valores y cambiarlos cuando el desgaste sea excesivo, pero cuidando no malgastarlos ya que solo tenemos tres y no se regeneran.
En el ordenador para configurar el Bat-cinturón nos permite escoger entre varios bat-gadgets que se han podido ver en las películas. Diferentes tipos de Bat-ganchos y Bat-cuerdas para acceder a distintas localizaciones de los escenarios, una bat-ganzua, un bat-scanner y varios tipos de batarangs y bombas de humo. El Bat-cinturón puede llevar hasta 8 objetos, aunque siendo sincero, menos por los bat-ganchos, escáner y ganzúas, que son necesarios para acabar la aventura, el resto de armas son más bien el gusto personal de cada uno.

Finalmente el garaje nos llevara a donde esta el batmòvil, o la batlancha llegados a cierto punto del juego. Con ellos podremos dirigirnos o movernos entre a las localizaciones que descubramos con nuestras investigaciones. En el caso del batmòvil también tendremos un pequeño televisor para no tener de volver a la bat-cueva para ver las noticias y el botón para expulsarnos del vehículo, aunque solo sirve para perder el juego al quedarnos sin medio de transporte.

 

Un punto aparte merecen las escenas de lucha. Mientras investigamos, en especial por las calles y la guarida del pingüino, o cuando nos presentemos en el momento que se comete un crimen, cabe la posibilidad de que aparezca uno de los miembros de la banda del Triangulo Rojo, o los propios Pingüino y Catwoman, y Batman se pondrá en guardia y empezara a pelear contra el enemigo.
La pelea es toda automática, Batman y su rival se enzarzaran a realizar golpes y esquivaran los ataques del otro, presumiblemente basándose en unas estadísticas que no vemos. Nuestra única oportunidad de control de las acciones de Batman es elegir entre tres estilos de combate entre “sencillo”, “normal” y “fiero” durante la lucha o usar un objeto del Bat-cinturón. En el caso de los estilos de combate,  cuanto más sencillo sea menos se desgastara el traje que llevemos ofensivamente pero seremos más propensos a ser golpeados y golpearemos menos, y cuanto más fiero más golpes ejecutaremos y menos seremos golpeados, pero desgastaremos el traje mucho más. Mientras, la efectividad de los Bat-gadgets que usemos estará directamente relacionada con el tipo de rival al que nos enfrentemos, siendo, por ejemplo, los Bat-bolos inefectivos con los payasos acróbatas por que los saltaran con gran facilidad, pero derrotaran casi instantáneamente a los hombres forzudos. Esto se ha de tener en cuenta cuando nos enfrentemos a un grupo de enemigos, por que el Bat-gadget que gastemos no lo recuperaremos hasta que terminemos con el grupo de enemigos, y en el caso de las bombas, hasta que volvamos a la bat-cueva. Además, debemos ser concientes que no es lo mismo derrotar a un enemigo incapacitándolo que dejándolo K.O., ya que vamos dejando inconscientes a nuestros enemigos a base de batarangazos en la cabeza después no podremos interrogarlos.

Aunque todo esto pinta genial al principio del juego, a medida que avancemos y nos sumerjamos en su apartado técnico, nos daremos cuenta que no es oro todo lo que reluce…

Gráficos:

Al inicio del juego nos encontramos con un entorno grafico que intenta ser tan fiel a la película como un PC del 1992 puede permitirse.
Los escenarios ilustrados, clásicos de las aventuras graficas de la época, intentan estar al nivel de los escenarios de la película con un resultado bastante decente, aunque a veces le cuesta esconder su origen como dibujos. Mientras, la visualización de ciertos videos o los primeros planos a los personajes durante los interrogatorios se realiza con imágenes de gran tamaño sacadas directamente de la película y seguidamente animadas. La verdad es que ha veces contrastan un poco ambas puestas en escena, pero tras un rato terminan ofreciendo un efecto bastante sólido que no es desagradable.
Pero sin duda lo mejor es la fluidez y recreación de las animaciones de los personajes. A la hora de moverse por los escenarios, trastear con el bat-ordenador o conducir un bat-vehículo Batman hará gala de unas animaciones decentemente detalladas y bien trabajadas. Pero se nota sobretodo en los momentos de lucha, donde tanto el caballero de la noche como sus enemigos hacen gala de unas animaciones muy bien ejecutadas, en especial las de Catwoman y el Pingüino en reacción a que Batman use sus bat-gadgets, dando cierto interés o dramatización a los enfrentamientos. Especial mención merece la escena final entre Batman, Catwoman y Shreck, una muy buena reconstrucción de los sucesos de la película.

 

Pero por desgracia, varias de estas virtudes se pierden a la mitad del juego, donde las grandes imágenes sacadas de la película y animadas dan paso a pequeñas imágenes dibujadas, con un estilo muy comic, pero de muy baja calidad, y las secuencias de conversación entre personajes son sustituidas por una tosca narración de lo que sucede. Esto se ve claramente por ejemplo a la hora de subir a los vehículos. Cuando debemos conducir el batmòvil vemos a Batman correr al coche y saltar dentro de la cabina, pero cuando toca conducir la Bat-lancha, todo será representado en pequeñas viñetas narradas que carecen de la vitalidad y detalle que mostraban las imágenes animadas.
Si el contraste entre calidades fuera menor no seria algo reseñable, pero el cambio es tan brusco que me da por pensar que a Spirit of Discovery se le tiro el tiempo encima y apañaron con lo que pudieron con las escenas que les quedaban por hacer. El resultado no es malo en el fondo, pero no es el óptimo claramente.

Sonido:

La música esta fielmente basada en la banda sonora de la película con variaciones de la misma, más algunos temas sacados de la manga como el de la Bat-cueva, para dar un enfoque diferente a la situación, en este caso de investigación. Desgraciadamente son muy pocas melodías con lo que la música se convierte en algo repetitivo rápidamente, llegando al punto que a la mitad del juego solo escuchamos el tema principal de la película todo el rato para adornar cualquier situación, aunque no venga al caso.

Los sonidos son terriblemente malos para un juego del 1992, consistiendo en efectos con un sonido muy artificiales y “amortiguados” que, aunque apoyan el sonido de los pasos o el motor del Batmòvil, no resultan nada creíbles, sobretodo en las luchas, donde los golpes suenan de forma irrisoria, como si pusieran en un Street Fighter los efectos de sonido de Super Mario Bros.

Como punto negativo curioso, el juego no nos permite escuchar el sonido o la música al mismo tiempo, si no que, desde el bat-ordenador, debemos escoger el uno careciendo del otro, sin importar la configuración de tarjeta que tengamos. Lógicamente, si he de recomendar que opción escuchar, me quedo con la música.

Jugabilidad:

Al acceder por primera vez a la bat-cueva nos daremos cuenta de que nuestro control sobre Batman no es del todo óptimo para una aventura grafica.
Aunque la panorámica en tercera persona desde donde vemos la acción es clásica de estas aventuras, no podemos mover a Batman de su sitio al cliquear un punto del suelo, ni tampoco decidir que acción llevara a cabo el caballero de la noche para interactuar con el escenario. Cuando Batman pueda interactuar con algo, el cursor cambiara de color cuando pasemos por encima, y al cliquear el personaje se acercara y actuara de la forma que ha sido estipulada por los desarrolladores.
Con los objetos pasa algo similar. No podemos usar los objetos que encontremos en los escenarios o tener un inventario con ellos, su única utilidad es la de ir a parar al Bat-ordenador como pistas o evidencias. El único inventario que tendremos es el del Bat-cinturón, y tampoco seremos libres de usar los bat-gadgets según nuestro criterio. Si un Bat-gadget puede usarse en ese momento, su botón se vera iluminado, y al pulsarlo, Batman actuara solito sin darnos ningún margen de elección de que hacer. Esta falta de libertad llega a ser un molesta cuando, por ejemplo, tenemos las bat-ganzúas en el bat-cinturón y una puerta cerrada a la que claramente tiene acceso Batman, pero el juego no nos dejara usar las Bat-ganzúas hasta que considere que “esta justificado” que podemos abrir la puerta, y ha veces no esta claro que condiciones debemos cumplir para que a Batman le de por abrir dicha puerta o haga otras acciones.
Este control tan exageradamente simplificado convierte el método de actuación general en un ir buscando los “puntos calientes” del escenario y cliquearlos “a ver que pasa”, o a estar mirando los objetos del bat-cinturón a ver cual funciona o cual no, lo que termina por convertir algunos momentos del juego en un completo despropósito en que impera más el azar y el tocar el punto del escenario adecuado en el momento adecuado que nuestra capacidad de resolución.

El sistema de lucha, aun sus limites, esta muy bien pensado y da interés a los combates, pero tiene unos pequeños fallos, como que podemos llevar tanta cantidad de un mismo tipo de Bat-gadgets que queramos, como si queremos llevar solo batarangs sonicos, que anulan al enemigo con sonido sin noquearlo y casi siempre funcionan, lo que le quita gracia al asunto. Además, a veces la IA que maneja a Batman y su rival se queda clavada en una acción de “tanteo” entre los luchadores, con los que les ves hacer un ridículo baile adelante y atrás que a veces, por mucho que cambies el estilo de lucha o uses un objeto, solo acaba cuando el enemigo decide huir o tu le das al botón del bat-vehículo para que Batman huya.

Desarrollo:

El juego tiene un ritmo bastante bueno y sencillo, siempre exponiéndonos una noticia, un dato proporcionado por las pistas o un nuevo curso de acción para continuar el juego y aquellos que hayan visto la película tienen cierta ventaja ya que el juego sigue el guión bastante fielmente, así que saben que están buscando exactamente.

Pero a veces esta sencillez se vuelva monótona y los momentos en las que debemos hacer algo de especial son escasos, así que nos encontramos la mayoría de las veces registrando todas las localizaciones que hemos descubierto una y otra vez recogiendo las nuevas pruebas que aparecen, que debido a la sencillez de la interfaz del juego, no se convierten en algo difícil de localizar.
Esto puede llegar a despistarnos y que bajemos la guardia cuando toca seguir un curso de acción especial durante la investigación, ya que en un desarrollo tan monótono se pierden ciertas “sutilezas” como llevarnos los documentos directamente de las mesas o no pasar todas las pruebas por todos los filtros existentes, con lo que perderemos pistas y el juego no nos informara de ninguna forma de estos fallos.
Y lo peor que te puede pasar, sin duda, es perder una pista por pequeña que sea. Y es que si pasa el día o la situación en que esa pista aparece, no volverá aparecer durante todo el juego, y puede sentenciar la partida entera. Sin ir más lejos, si el primer día no consigues cierta pista, ya da por perdida la partida, ya que es una pista nada obvia y que la puedes dejar pasar por la emoción, cuando es la base de media investigación.

La historia, como ya he comentado, sigue fielmente la trama del juego, pero debido a que las pistas son lo que nos conduce a través de la trama, cuando olvidas algunas pueden dar situaciones muy raras. Por ejemplo, en una partida no llegue a conocer ni a Selina Kyle ni a Catwoman en ningún momento, pero como la historia no esta adaptada para que reaccione a estas situaciones, Bruce Wayne se encuentra con Selina en el baile, y al final del juego Catwoman aparece y mantiene una discusión con Batman exacta a la de la película, como si hubieran hablado 300 veces antes. Esto hace ver que el juego no ha sido muy depurado en este aspecto.

 

Conclusión:

Valorándolo en seco como videojuego y aventura grafica en si, Batman Returns para PC no puede competir contra los pesos pesados, ni siquiera lo medios, del genero. No llega a ser nefasto pero tampoco suficiente. Su jugabilidad esta por debajo de los mínimos que ofrecían otros juegos de su momento, su calidad sonora nos hace decidir desactivar los altavoces y la presentación grafica, inicialmente muy buena, va perdiendo enteros cuanto más avanzamos a través del juego, llegando a ponerse hasta por debajo de las escenas entre niveles del Batman Returns de Snes, y todo ello sirve para darle la espalda rápidamente.

Pero su valor reside por lo curioso que es el planteamiento del juego y en que esta basado para ofrecernos este planteamiento, o mejor dicho, por que es una rareza en su especie. Me parece interesante la idea de dejar de lado al típico Batman “golpeo a todo lo que tengo por delante por que soy un superhéroe” a ser el cerebro que funciona tras la mascara intentando resolver una crisis en Gotham con algo más que los golpes, todo ello con una ambientación bastante cercana a la película y unas ideas bastante buenas para el desarrollo del juego. Tal vez yo hubiera intentado explotar más dichas ideas, darle un control más libre y gratificante al jugador o implementar otras posibilidades, como la de poder continuar la aventura durante el día como Bruce Wayne buscando pistas y dialogando con los personajes, profundizar mucho más en el personaje de Selina Kyle y Catwoman, aunque en 1992 no creo que muchos diseñadores llegaran a tales sutilezas.
Si tal vez un equipo de desarrollo más profesional y conocido se hubiera ocupado del juego o en vez de Konami hubiera sido Lucas o Sierra las productoras del juego, hoy tal vez estaríamos ante un gran juego digno de ser recordado, pero desgraciadamente la falta de medios o de interés termino venciendo a esta buena propuesta.

Los aventureros más clásicos seguramente la encontraran una aventura deficiente y que no les puede llegar a satisfacer, y los que esperen un juego Batman como “la mayoría” claramente ya pueden mirar a otro lado.
Pero los amantes de las rarezas jugables (como un servidor) o los fanáticos del defensor enmascarado de Gotham City y de sus películas se entretendrán con el juego y hasta puede llegar a gustarles aun sus altibajos técnicos y de su desarrollo.

Consejos:

– Mira, remira y vuelve a mirar hasta que estés seguro que no hay nada más que puedas hacer en el día que estas. Hasta el dato más pequeño, como visualizar la ficha de un personaje en el momento idoneo puede abrirte un monton de puertes en tu investigación.

– Una buena estrategia en los combates contra grupos de enemigos y andas corto de armas es usar un bat-bolo contra los payasos u hombres forzudos e interrogarlos. Cuando salgas del interrogatorio volverás a tener en el cinturón todas las armas no desechables.

– En vez de coger los documentos escritos que encuentres, aplica el bat-escáner  sobre ellos para copiarlos y así no tener de robarlos.