Silent Hill re-visitada

Atención, esta entrada contiene imágenes perturbadoras que pueden herir la sensibilidad del lector (menores abstenerse).

Después de este cebo Cool, explicaré primero porqué me he decidido a hacer esta entrada. Yo, como supongo que muchos fans del videojuego, fui a ver la película al cine con una amiga, pero a la salida del cine no pude evitar sentirme defraudada. Lo que menos me gustó fué, aparte de la simplificación extrema que hacen de la religión de Silent Hill convirtiéndola en una simple caza de brujas, que el personaje de Dahlia, personificación de la maldad en estado puro, pasara de infanticida a una pobre loca engañada por Clarabela. Era como cuando Steven Spielberg convirtió al malvado John Hammond en un viejo adorable (WTF?!), un sin-sentido. Fue precisamente mi amiga, que en su vida ha jugado a un Silent, la que me hizo darme cuenta de mi error: "Pues a mi, como película de terror, me ha gustado", y eso que ella y yo sabemos de bodrios (de hecho, tenemos un pacto tácito por el que si una película que una de nosotras escoge es mala de narices, la otra puede compensar escogiendo la siguiente película: p.e. yo la "obligué" a ver Resident Evil: Extintion, y ella a mí Alien vs Predator 2).

Así, pues decidí darle una segunda oportunidad a la película, y el otro día compré la película en DVD (venía en un pack con The Ring 2, a muy buen precio). Fue entonces cuando percibí todo aquello que hace de la película una gran adaptación. Por un lado, tenemos la ambientación de los exteriores, con esa niebla tan cerrada que no te deja ver más allá de 4 pasos, y que tras ver el "como se hizó", descubrí que habían tenido que rodar dentro de  un enorme estudio cerrado, porque claro, por las propiedades básicas de la termodínamica, la niebla tiene tendencia a disiparse…

carretera cortada
Como en el videojuego, la sensación de quedar atrapados y no poder regresar se refleja perfectamente, en este caso con Cybill

Con lo que la grandiosidad de estas imágenes aún impresiona más. El personaje de Rose (según Cristophe Gans, era más creíble un personaje femenino para mostrar la desesperación de perder un hijo), debe, como en el videojuego, adentrarse en escenarios, que como en el juego, son grotescos  y sangrientos, y que además están francamente muy bien ambientados, especialmente la escuela de primaria Midwich, con escenas casi calcadas:

WC en SH1
Una pequeña sorpresa para Harry en el Silent Hill, en los lavabos de la escuela

sorpresa para Rose
Como se puede apreciar ambas imágenes son casi calcadas lo que demuestra el nivel de detalle de la adaptación

Además, Rose, como si del jugador se tratase, debe buscar las pistas que le conducirán hasta la solución final, en los lugares más insospechados:

esa mano...
Como en el caso del pobre James, a veces hay que recoger pistas de sitios en los que nunca nos atreveríamos a meter la mano

La ambientación es uno de los puntos fuertes de la película. La mejor innovación que ofrece, respecto a los videojuegos, es la transición del "mundo real" al "mundo de Alessa", que por primera vez podemos ver de una forma realmente asombrosa y en movimiento. Tanto gustó este efecto, que los chicos de The Collective, responsables de la quinta entrega, lo han adaptado para el videojuego. Aquí teneis ambas imágenes, para que podais comprobar el parecido:

transformación en la pelicula
Las paredes se transforman ante la mirada atónita de Rose

transformación en Silen Hill V
Alex experimenta la misma sensación en el Silent Hill V

Alguna de las críticas que ha recibido la película es por ejemplo la aparición de Piramid Head, cuando éste es en realidad una alucinación de la mente enferma de James Sunderland (SH2), pero hay que reconocer que el personaje se ha convertido en un auténtico icono representativo de la saga, así que su presencia era más que necesaria, al igual que la de las enfermeras, sobretodo por su carácter de ángel vengador.

P Head
No deberías haber provocado a Piramid Head…

enfermeras
Las enfermeras, esos seres sin rostro ni ojos que reaccionan a la luz

En resumen, después de analizar todo lo expuesto, debo cambiar mi opinión sobre la película, que sin llegar a ser una obra maestra, debe estar en el lugar que le pertoca. Cristophe Gans demuestra en todo momento que es un gran seguidor de la saga y eso se disfruta viendo la película. A los que la critican, sólo puedo decirles ¿qué pasaría si la hubiese hecho Uwe Boll? Shocked, gracias a dios, no es el caso, y para mí, esta película ya tiene un lugar bien reservado en mi pequeña filmoteca.

Saludos!