Resident Evil 0, by KidIkarus

 

por KidIkarus 

Esta entrega de la saga nos sitúa en los hechos previos a los sucesos en la mansión de RE.

Nada más empezar veremos cómo unas extrañas criaturas atacan a la gente de un vagón de tren por voluntad de alguien misterioso. Pronto entran en escena los integrantes del equipo Bravo de Stars, capitaneados por el mítico Enrico.

 

Pronto se separan tras ver un extraño accidente en el que se transportaba a un asesino llamado Billy Coen.


Rebecca Chambers y Enrico Marini

Tomamos el papel de Rebecca Chambers, la integrante más joven del equipo que pese a demostrar algo de carácter y empuje, su dulzura va por delante.


Rebecca y Billy Coen

Rebecca llega a un tren que está parado y decide entrar a ver qué ocurre. Y es aquí donde empieza la supervivencia. Tras su primer encontronazo con zombies, se encuentra con Billy, que no la considera una amenaza y la deja seguir viviendo. Después deciden cooperar y aquí se ve la principal aportación de este juego dentro de los RE: el uso alternativo de dos personajes.


La colaboración entre los personajes es una parte esencial del juego

La historia se desarrolla de forma bastante eficaz como es habitual en la serie. Los videos son bastante impresionantes y muchos de ellos se quedarán grabados en la retina. A medida que avanza el juego, se nos desvelará mucha información que nos ayudará a entender mejor los sucesos de entregas posteriores.

Gráfícos

El resumen sería personajes modelados en 3D sobre fondos renderizados con partes móviles. El resultado es espectacular y ha permitido que el juego envejezca muy bien. Los efectos de iluminación están muy cuidados y a veces sorprende su calidad.


Los efectos de iluminación están muy cuidados en esta entrega

Algunos enemigos son impresionantes y dan algo de miedo.

 

La ambientación es la clásica de la saga. Sitios arrasados por los zombies, parajes tétricos y monstruosas instalaciones de aspecto imponente.

Sonido

Pues como en todo RE, es un apartado muy currado. Hay algunas melodías ya conocidas y otras nuevas que ayudan a que el juego transmita más cosas.

Los efectos de sonido son realmente contundentes y ayudan a mejorar la experiencia jugable.

Jugabilidad

Tiene el sistema clásico de la saga, igual que en el RE remake. Para algunos es un control arcaico y para otros es el control ideal para esta saga.

Las cámaras son estáticas.

La principal variación está en que ahora puedes utilizar a dos personajes de forma alternativa.

Con un botón cambias instantáneamente de personaje. Con otro, si estás en la misma habitación, puedes dar órdenes del tipo párate o sígueme.


Cuando se requiera mayor contundencia es preferible usar a Billy

Billy es más resistente que Rebecca, por lo que es preferible utilizarle para enfrentamientos. Aunque si tienes a los dos personajes en la misma estancia, el que no controles también disparará.

Dicho esto, se generarán situaciones muy variadas aprovechando las características de cada personaje.

Otro detalle importante es el de los objetos. Puedes dejar cualquier cosa en el suelo y luego recogerla con el otro personaje. También es posible hacer intercambios cuando estén cerca.

La dificultad es bastante alta y a los no habituados a la saga se les puede hacér bastante cuesta arriba al principio.


La dificultad es bastante más alta que en otras entregas de la saga

Extras

Dependiendo del tiempo que se tarde en completar el juego, se pueden conseguir diversos objetos.

También está el modo Leech Hunter, que es una especie de aventura en una mansión repleta de criaturas en la que hay que encontrar unos objetos llamados leeches. Llevaremos a Bill y a Rebecca. Según el número que encontremos, desbloquearemos un objeto.

Conclusión

Un RE en toda regla que apunta muy alto en todos sus apartados. Es fiel a la saga, pues toma todos los conceptos del original y los implementa de forma magistral. Además, tiene elementos nuevos como el poder alternar entre dos personajes que le hacen ser un juego único.

ATENCIÓN: LOS VIDEOS CONTIENEN SPOILERS

 


Muchas Gracias, Kid, por tu colaboración al blog con este gran artículo.

Saludos!