Recomendación cinéfila: Horizonte Final

La próxima llegada a nuestras consolas del último título de terror de EA, Dead Space, me ha devuelto a la memoria esta más que interesante película, con la que comparte parte de la trama, y que demuestra que para provocar terror en el espacio no es necesario recurrir a alienígenas temibles, sino que éste puede proceder de uno mismo.

Horizonte Final (Event Horizon), 1997

Breve sinopsis

En su viaje inaugural, la nave Event Horizon, una nave única en su especie, capaz de viajar por el espacio creando agujeros de gusano, desaparece misteriosamente sin dar ningún tipo de señal. Siete años más tarde, y sin previo aviso, la nave vuelve a aparecer, emitiendo una señal de socorro. El profesor Weir (Sam Neill), creador de la nave, y la tripulación de la nave de rescate Lewis y Clark son enviados a investigar qué fué lo que realmente le ocurrió al Event Horizon y a su tripulación durante todo ese tiempo, pero la nave no ha vuelto sóla: "algo" se ha apoderado de ella, y poco a poco lo hará de todos sus ocupantes.

La inmensidad del espacio y de la nave son un buen caldo de cultivo para cualquier temor

Entre los restos de lo que queda de la tripulación, horriblemente mutilados, encuentran la última grabación en un idioma desconocido, que deberán descifrar, y también lidiar con las visiones y traumas personales que la nave les evocará intentando controlarlos, para averiguar, al fin, la principal pregunta: ¿donde ha estado todo este tiempo el Event Horizon? ¿qué es lo que la posee?

Personajes

Dr. William Weir (Sam Neill)

Él fué el creador del ingenio que hace que el Event Horizon pueda viajar a cualquier punto del espacio, curvándolo para crear un mini-agujero negro. Técnicamente esta operación debía ser segura, pero algo falló en el viaje inaugural y la nave se perdió sin dejar huellas. Con el regreso de la nave, cree que ahora puede averiguar qué fué lo que realmente falló en su primer viaje y arreglarlo. Es el primero en sentir una conexión especial con la nave, a la que protege como obra suya, y que poco a poco le hará caer bajo su control.

Weir será uno de los primeros en sentir la influencia de la nave

Weir está traumatizado con el suicidio de su esposa, y es lo que aprovecha la nave en sus visiones.

Capitán Miller (Lawrence Fishburne)

Es el capitán de la nave de rescate Lewis y Clark. Desde un principio desconfía y sospecha qué algo extraño y terrible pasó en el Event Horizon, y por eso quiere salir cuanto antes de allí. Los sucesos posteriores, que obligarán a retrasar la partida y el hecho de ir descubriendo qué fué lo que realmente pasó y qué es lo que está acabando con sus compañeros del Lewis, lo convertirá en el verdadero héroe de la película, llegado el momento.

Miller será el único de los afectados capaz de mantener la cabeza fría

Por supuesto, como casi todos los tripulantes del Lewis y Clark, Miller tiene su propio trauma personal, pero a diferencia del resto, sabrá combatirlo.

Dra. Peters (Kathleen Quinlan)

Es la oficial médico de la misión. Su presencia en el Event Horizon no era necesaria hasta que se produce un accidente y debe acudir. Es la más sensible de la tripulación, y el "ente" que posee la nave lo sabe, por eso es de las primeras en sucumbir ante las visiones y alucinaciones que la nave les provoca.

Peters mira al vacio casi de forma profética

Su trauma personal es su pequeño hijo paralítico al que ha dejado en la Tierra y al que echa de menos. Además deberá enfrentarse a la nada agradable labor de investigar los cuerpos mutilados de la tripulación original.

Teniente Starck (Joely Richardson)

La teniente Starck es la segunda de a bordo del Lewis y Clark y se pasa la mayor parte del tiempo en él, por lo que raramente se pasea por el Event Horizon ni cae víctima de su influjo. Es una mujer inteligente y fuerte del tipo Ripley (aunque al final no acaban de desarrollar demasiado el personaje), y el único punto de apoyo para el Capitán Miller cuando el Event Horizon tome la decisión de regresar al terrible lugar de donde vino, con todos dentro.

En ningún momento, como D.J., se llega a ver influenciada por la nave, en parte por no tener ningún trauma personal aparente.

Justin (Jack Noseworthy)

Es el benjamin del grupo y uno de los miembros del equipo responsables de la exploración de la nave. Por desgracia para él, es el primero en sufrir el ataque del Event Horizon que le provoca una descompresión brutal y un coma.

Justin junto al motor del Event Horizon que hace posible los viajes a través de los agujeros negros

D.J. (Jason Isaacs)

D.J. es el oficial técnico del Lewis y Clark, y el encargado de reparar el Event Horizon y de descifrar el extraño video dejado por la anterior tripulación. Es una persona fuerte y responsable que, como Starck, no es susceptible a las alucinaciones que provoca la Event Horizon.

Reflexión personal

Estamos ante una película bastante atípica. Dirigida por el afamado creador de bodrios (y sosias de Uwe Boll) Paul W.S. Anderson, ésta es una película más que correcta y bastante profunda, teniendo en cuenta los antecedentes de este muchacho. El terror es basicamente psicológico, a pesar de las altas dosis de gore que aparecen en la película, excesivas a veces pero necesarias, y en ningún momento la nave mata directamente a alguno de los protagonistas (nada de puertas decapitadoras) sino que son sus propios miedos los que acaban con ellos.

Los fantasmas del pasado vendrán a perseguirnos en este purgatorio en vida que es la nave

Para mí, y siempre desde el punto de vista de terror psicológico, este Horizonte Final es lo que debería haber sido Esfera y no fué. Además está el transfondo metafísico que transpira por toda la película, lo que hace  sospechar que realmente la película sea de Anderson, donde el viaje final de la nave, de donde viene y a donde quiere regresar, es el mismo infierno, tal como lo retrató Miguel Ángel en la Capilla Sixtina o el mismisimo Dante. Pero no hace falta que la nave regrese a ese infierno ya que está impregnada de su esencia: su recién adquirida consciencia, su habilidad, los cadáveres de la anterior tripulación (recuerdo constante de ese destino que les espera si permanecen allí).

Los mutilados restos de la anterior tripulación, conservados por el frio del espacio

En resúmen, una película de terror y ciencia ficción más que recomendable que no dejará a nadie impasible, sobretodo porque no utiliza las típicas artimañas del género, como alienigenas y otros elementos, y que consigue provocar en el espectador ese efecto turbador que otras películas similares y más actuales, también con trasfondo metafísico, como Sunshine no consiguen transmitir.

Datos curiosos

  • El nombre de la película (y de la nave) en inglés se traduciría literalmente como Horizonte de Sucesos, que es la zona de un agujero negro en la que la luz ya no puede escapar en una especie de punto de no retorno.

 
Representación de un agujero negro y su horizonte de sucesos

  • El nombre de la otra nave, la Lewis y Clark, hace referencia a los exploradores americanos del siglo XVIII que descubrieron el paso hacia el Oeste.

Espero que os haya gustado mi recomendación, aunque las preferencias siempre suelen ser cosas muy personales.

Trailer en inglés de la película (la película ya es antigua y hay poco material en la Red)

Saludos!